15 de Febrero: Galileo Galilei

15 DE FEBRERO: GALILEO GALILEI

-Yoel Kesep 15/02/2021

 

Descarga PDF: http://www.mediafire.com/file/1tgbsjh8v3h3frc/GalileoGalilei.pdf/file

1- INTRODUCCIÓN
2- GALILEO Y DIOS
3- GALILEO CONTRA LA TRADICIÓN
4- MITOS SOBRE GALILEO
5- CONCLUSIÓN

 

1- INTRODUCCIÓN

Cada 15 de febrero se conmemora la fecha de nacimiento del gran científico italiano Galileo Galilei.

Galileo nació el 15 de febrero de 1564, Galileo fue un gran polímata [1] se desempeñó como físico, astrónomo, filósofo, ingeniero, naturalista, crítico literario y poeta. [2]

Sus logros y aportes a la ciencia fueron muchos, él hizo una mejora del telescopio [3] realizó muchas observaciones astronómicas con las cuales ayudó a descubrir el correcto funcionamiento de nuestro sistema solar, formuló una serie de leyes de movimiento que sirvieron de base a la ciencia cinemática [4] y también ayudó a popularizar el sistema Copernicano.

Galileo es considerado como: “El padre de la física moderna” [5]

2- GALILEO Y DIOS

Galileo filosóficamente era un teísta, desde el estudio de la naturaleza llegó a inferir la existencia del Creador, Galileo descubrió un orden en la naturaleza el cual podía explicarse en ecuaciones matemáticas, por eso Galileo dijo:

“La filosofía está escrita en ese gran libro que siempre está ante nuestros ojos, me refiero al universo, pero no podemos entenderlo si primero no aprendemos el idioma y captamos los símbolos en los que está escrito. Este libro está escrito en lenguaje matemático, y los símbolos son triángulos, círculos y otras figuras geométricas, sin cuya ayuda es imposible comprender una sola palabra; y se andaría siempre como en un laberinto oscuro” [6]

El universo ordenado, estructurado de forma precisa para ser estable y permitir su correcto desarrollo, para Galileo, reflejaba la habilidad de una gran Mente Maestra experta en matemáticas, Galileo dijo:

“Las matemáticas son el alfabeto con el que Dios ha escrito el universo” [7]

Para Galileo, la creación de los seres vivos es adecuada, y eso refleja la elegancia y parsimonia con la cual Dios creó a las especies. Dios pudo haber hecho los seres vivos de otra forma, muchísimo más complejos y complicados, pero como dijo Galileo, Dios se complace en la simplicidad, Galileo escribió:

“Dios podría haber hecho pájaros con huesos de oro macizo, con venas llenas de plata fundida, con carne más pesada que el plomo y con pequeñas alas… Podría haber hecho que los peces fueran más pesados que el plomo, y por lo tanto doce veces más pesados que el agua, pero ha deseado hacer los primeros de hueso, carne y plumas que sean lo suficientemente livianos, y los segundos más pesados que el agua, para enseñarnos que Él se regocija en simplicidad y facilidad” [8]

Pero Galileo no solo fue un teísta, Galileo no creía que el Creador solo había construido el universo y luego se había alejado de su obra para no interactuar más con ella, Galileo enseñaba que el Creador había establecido una relación con sus criaturas y que se había revelado a nosotros por medio de la religión.

Por esa razón, Galileo fue un cristiano. [9] Tanto la ciencia como la religión eran muy importantes para Galileo, como escribió ‎Mark Galli:

“Galileo era un cristiano devoto que no vio un divorcio de religión y ciencia sino solo un matrimonio saludable: “Dios es conocido por la naturaleza en sus obras y por la doctrina en su palabra revelada” [10]

Como podemos ver, para Galileo ciencia y fe eran compatibles y no contradictorias, el mismo Galileo dijo:

“La Sagrada Escritura y la naturaleza, son ambas emanaciones de la palabra divina: la primera dictada por el Espíritu Santo, la segunda la ejecutora de los comandos de Dios”. Por lo tanto, “ninguna verdad descubierta en la Naturaleza podría contradecir la verdad profunda de la Sagrada Escritura” [11]

3- GALILEO CONTRA LA TRADICIÓN

Galileo armado con su potente telescopio realizó observaciones que le permitieron ver lo que los astrónomos anteriores a él no pudieron observar, esas observaciones mostraban que el sistema geocéntrico podía estar equivocado, y que las hipótesis propuestas por Copérnico podrían ser ciertas, por ese motivo Galileo optó por seguir las hipótesis de Copérnico, pero eso representaba luchar contra una tradición astronómica milenaria.

Aristóteles fue el mayor filósofo para los europeos, toda Europa lo admiraba, Aristóteles fue discípulo del gran Platón, Aristóteles fundó el Liceo y fue respetado por ser el fundador de la escuela filosófica de los peripatéticos, Aristóteles escribió sobre física, filosofía, biología, astronomía etc., en realidad, Aristóteles fue un hombre de conocimiento enciclopédico, él sabía todo lo que se podía saber en su época.

Aristóteles era un geocentrista, él situó a la tierra en el centro y puso a girar todo alrededor de nuestro planeta. [12] Las ideas geocéntricas de Aristóteles fueron aceptadas y el gran astrónomo Ptolomeo perfeccionó el geocentrismo aristotélico y escribió un libro conocido como “Almagesto”, ese libro fue el texto de autoridad para los astrónomos por siglos. [13]

Tiempo después, en la Edad Media la filosofía escolástica dominó todos los campos de conocimiento, es conocido que Aristóteles fue la gran autoridad para los escolásticos, por esa razón, los filósofos escolásticos hicieron una síntesis entre filosofía aristotélica y teología cristiana (por ejemplo, Tomás de Aquino) la filosofía escolástica era apoyada por la Iglesia Católica.

Los Aristotélicos tomaban la palabra de Aristóteles como infalible, no aceptaban críticas, eso molestaba mucho a Galileo, Galileo incluso dijo:

“Como si el gran libro del Universo hubiera sido escrito para ser leído por nadie más que Aristóteles” [14]

La Iglesia Católica promovía el escolasticismo y con ello iba integrada toda la filosofía aristotélica la cual incluía el geocentrismo, por esa razón el geocentrismo estaba muy enraizado en las universidades.

La doctrina cristiana en sí misma no tiene problemas con el heliocentrismo Copernicano, las escrituras se pueden interpretar de tal forma que el Sol este en el centro y la tierra y demás planetas orbiten alrededor.

Por esa razón el mismo Galileo escribió muchas interpretaciones teológicas que demostraban que el heliocentrismo era compatible con el cristianismo.

Galileo incluso escribió una carta a la Gran Duquesa donde defendía el heliocentrismo copernicano y la biblia, señalando que no había contradicción entre ambas cosas, pero hubo varios teólogos católicos que no pudieron diferenciar entre teología y aristotelismo y acusaron a Galileo de ir en contra de las doctrinas cristianas.

El nuevo trabajo astronómico de Galileo no estaba en contra de la teología cristiana, sino en contra del falso sistema astronómico aristotélico, pero algunos líderes de la Iglesia se opusieron a Galileo por no saber diferenciar las cosas, el filósofo Francis Schaeffer escribió:

“No fue que sus enseñanzas tuvieran realmente algo contrario a la Biblia. Las autoridades eclesiásticas pensaban que sí, pero eso era porque los elementos aristotélicos se habían convertido en parte de la ortodoxia de la Iglesia, y las nociones de Galileo estaban claramente en conflicto con ellas. De hecho, Galileo defendió la compatibilidad de Copérnico y la Biblia” [15]

4- MITOS SOBRE GALILEO

Este episodio de la historia, ha sido mal utilizado por los ateos y cristianófobos para atacar al cristianismo, ellos pintan el suceso como una brutal guerra a muerte entre ciencia y fe, pero nada podría estar más lejos de la verdad.

En realidad la discusión que se llevó a cabo en ese momento no fue entre ateos contra creyentes, fue una discusión que se dio enteramente entre creyentes, por un lado estaban los cristianos geocentristas y por el otro estaban los cristianos heliocentristas (de los cuales Galileo era el cabecilla) un artículo de la BBC señala:

“Este episodio se considera uno de los grandes choques entre ciencia y religión. Sin embargo, Ernan McMullin, profesor de historia y filosofía de la ciencia en la Universidad de Notre Dame, consideró que el asunto fue mal entendido y esto no fue un choque entre ciencia y religión. ¿La razón? Todos los involucrados en el caso eran cristianos. Galileo escribió muchos miles de palabras sobre teología e interpretación bíblica mientras buscaba dar sentido a las observaciones telescópicas que estaba haciendo” [16]

El mito de que la Iglesia torturó a Galileo es un mito que surgió en la Ilustración por parte de personas que odiaban al cristianismo, en la Ilustración existieron muchos filósofos que le tenían repugnancia a la Iglesia, ellos odiaban la religión desde lo profundo de sus entrañas, el filósofo francés Voltaire era un deísta que despreciaba a la Iglesia Católica, él escribió muchas críticas contra la biblia y la Iglesia, Voltaire fue uno de los que comenzó a promover mitos sobre Galileo, Voltaire escribió:

“El gran Galileo, a la edad de ochenta años, gimió en los calabozos de la Inquisición, porque había demostrado con pruebas irrefutables el movimiento de la tierra” [17]

Ese mito fue repetido constantemente, luego gente como Carl Sagan, siguieron promoviendo lo mismo, Sagan dijo:

“Galileo languideció en un calabozo católico amenazado de tortura por su visión herética de que la tierra se movía alrededor del sol” [18]

En realidad, Galileo no fue encerrado y torturado en calabozos, tampoco la inquisición lo ejecutó, para entender lo que pasó debemos ver este caso en su contexto histórico.

Galileo había realizado algunas observaciones que daban un cierto apoyo al heliocentrismo de Copérnico, pero Galileo no contaba con evidencia concluyente que refutaran sin lugar a dudas el geocentrismo aristotélico, incluso hubo astrónomos que habían enseñado teóricamente que las nuevas observaciones de Galileo aun encajaban con el sistema geocéntrico (la tierra aun podía ser el centro aunque los 4 satélites giraran alrededor de Júpiter, y sin importar las fases de Venus etc.)

Como señala un artículo:

“En realidad, Galileo nunca demostró que la tierra girase alrededor del sol. Las pruebas basadas en las mareas que adujo en el Diálogo sobre los dos máximos sistemas del mundo (1632) se demostraron a los pocos meses como matemáticamente incorrectas. Sus descubrimientos astronómicos (los montes lunares, los satélites de Júpiter, las fases en la aparición de Venus) respaldaban la teoría copernicana, pero no la probaban. Y no podía rebatir los obstáculos teóricos al modelo geocéntrico” [19]

Dado que Galileo no tenía las pruebas necesarias para enseñar que el heliocentrismo era un hecho, la Iglesia Católica le dijo a Galileo que no enseñara sus ideas como hecho sino como hipótesis aun no comprobadas, pero Galileo siguió enseñando sus puntos de vista como hechos y por eso fue puesto bajo la mira de la inquisición, Galileo fue a juicio en el año de 1616 en el cual se le dijo que no enseñara esas hipótesis como hechos, y luego de ello, Galileo continuó con su vida normal.

Pero Galileo desobedeció, él siguió enseñando sus ideas y lo hizo de una mala manera ya que incluso insultó y ridiculizó a los eruditos que defendían el viejo sistema, Galileo escribía tratando de ridiculizar a los astrónomos y filósofos que defendían el geocentrismo, Galileo a través de una carta le dijo a su amigo astrónomo Kepler:

“Mi querido Kepler, deseo que podamos reírnos de la notable estupidez de la manada común. ¿Qué tiene que decir sobre los principales filósofos de esta academia que están llenos de la terquedad?… Estos filósofos también cierran los ojos a la luz de la verdad” [20]

Esta mala forma de actuar lo único que ocasionaba era problemas para Galileo, él mismo Galileo se buscaba enemigos, como escribió Gabriel Lavery: “Galileo era un poco excéntrico al que le encantaba ridiculizar a sus oponentes. Deseaba imponer su teoría a todos los demás. Es obvio que tal actitud despertaría a sus enemigos” [21]

Koestler escribió: “Su método consistía en hacer un hazmerreír de su oponente… Fue un método excelente para anotar un momento de triunfo y convertirse en un enemigo de toda la vida”[22] Solle de manera similar señaló: “Galileo no temía los ataques personales y las burlas contra otros, pero esta era la forma más fácil de crear enemigos” [23]

Por si fuera poco, Galileo escribió algo que terminó molestando al Papa, Galileo escribió un libro titulado “Diálogos sobre los dos máximos sistemas del mundo”, en ese libro habían tres personas, uno fue llamado Simplicio el cual era un tonto y simplón que defendía el sistema geocéntrico, muchas jesuitas decían que Simplicio representaba al Papa, así que el Papa terminó creyendo que Galileo lo había representado como un tonto en ese libro, Manuel Campuzano escribió:

“Simplicio era el defensor del sistema ptolemaico en el Dialogo de Galileo… No obstante, parece ser que el Pontífice, influenciado por la insidiosa habilidad de la campaña jesuita contra Galileo, llegó a sospechar que el ingenuo, bobo e ignorante personaje de la obra, Simplicio, podía ser una caricatura de él mismo creada por Galileo con la finalidad de burlarse de él” [24]

El Papa tomó cartas en el asunto contra Galileo, pero no mandó a Galileo a calabozos ni tampoco lo torturó, en realidad, Galileo quedó en prisión domiciliaria, él permaneció tranquilamente en su casa, y como estaba avanzado de edad, Galileo tuvo una muerte pacífica por causas naturales. Todo ello incluso fue bueno para Galileo y sus últimos días, como escribió Joe Carter:

“La sentencia a Galileo fue renunciar a su teoría y vivir el resto de sus días en una agradable casa de campo cerca de Florencia. Obviamente, el exilio lo hizo bien porque fue allí, bajo el cuidado de su hija, donde continuó sus experimentos y publicó su mejor trabajo científico, Discursos sobre dos nuevas ciencias. Murió en silencio en 1642 a la avanzada edad de 77 años” [25]

Los ateos promueven muchos mitos alrededor de Galileo, Frank Sherwood Taylor fue un científico de Oxford, Tylor fue un gran historiador de la ciencia, Tylor era agnóstico, pero un día “La Asociación de la Prensa Racionalista” le pidió que hablara acerca de Galileo.

Frank Sherwood Taylor estudió todo lo relativo a Galileo y la Iglesia, y se percató de muchos mitos que los ateos han confeccionado sobre el físico italiano solo para atacar a la Iglesia, Taylor dijo:

“A medida que estudiaba los documentos y la historia en detalle, me di cuenta de que la leyenda aceptada corrientemente sobre Galileo estaba llena de distorsiones deliberadas introducidas por escritores anticatólicos” [26]

Taylor se dio cuenta que Galileo no fue torturado en calabozos, que ese episodio fue una discusión entre cristianos geocentristas y cristianos heliocentristas, y no una guerra de ateos científicos contra cristianos, tampoco Galileo fue ejecutado por la Inquisición.

Taylor incluso comenzó a estudiar el catolicismo motivado por Galileo, y al final renunció a su agnosticismo y se convirtió en católico. [27]

5- CONCLUSIÓN

Galileo fue un gran hombre de ciencia, pero también fue un gran hombre de fe, por desgracia, los ateos han manipulado la historia para buscar así favorecer su posición.

Pero un poco de historia es suficiente para borrar todas las tergiversaciones hechas por los ateos y poder ver una imagen más limpia de lo que en verdad sucedió en ese asunto.

Galileo amaba a Dios y amaba estudiar su universo creado, y luego de su muerte, Galileo pudo conocer personalmente a ese Gran Geómetra que había creado el universo en lenguaje matemático.

Galileo estudiaba las estrellas pero él jamás ignoró al Creador de las estrellas, como escribió el propio Galileo:

“Que disfrutes por muchos años de aquellas buenas bendiciones que te son enviadas a ti, no tanto de las estrellas, sino de Dios, el Creador y Gobernador de las estrellas” [28]

 

Yoel Kesep 15/02/2021

Notas:

[1] Polímata: Del lat. polymathes ‘que sabe mucho’, Persona con grandes conocimientos en diversas materias científicas o humanísticas.

[2] Publicaciones del Instituto de matemáticas, Universidad Nacional del Litoral, 1945 p. 171

[3] Nicole Sipe, Mapas de la Vía Láctea, 2020 p. 16

[4] Ciencias físicas: selección de textos científicos, 1975 p. 133

[5] Fernández Nóvoa, La luz de la ciencia, 2018 p. 36

[6] Galileo, II Saggiatore (1623)

[7] En italiano: La matematica è l’alfabeto nel quale Dio ha scritto l’universo

Galileo citado en: Ornella Robutti, Gare e giochi Matematici: Studenti all’opera, 2014 p. 72

[8] Galileo, Notas en una copia de “Los famosos y antiguos problemas del movimiento o el descanso de la tierra de Jean-Baptiste Morin, aún por resolver” (publicado en 1631), citado en: El crimen de Galileo (1976) por Giorgio De Santillana, p. 167

[9] Momparler Pechuán, Introducción a la filosofía, 2012 p. 45

[10] ‎Mark Galli, 131 Christians Everyone Should Know, 2010 p. 355

[11] Galileo en: Dava Sobel, La hija de Galileo: una memoria histórica de la ciencia, la fe y el amor, 1999 p. 64

[12] Johannes Hirschberger, Historia de la filosofía: Antigüedad, edad media, renacimiento, 1968 p. 194

[13] Adam Frank, El fin del principio: Una nueva historia del tiempo, 2012

[14] BBC Mundo, Qué revela la singular lista con la que Galileo salió de compras en Venecia en 1609 (y por qué revolucionó la ciencia), 15 septiembre 2019

[15] Francis Schaeffer, How Should We Then Live? 1976, p. 131

[16] BBC Mundo, La idea sobre dios y la religión de 5 grandes científicos de la historia, 20 abril 2019

[17] Mito: Galileo fue encarcelado y torturado por desafiar la posición de la Iglesia sobre la cosmología. Ver online:

http://hyperphysics.phy-astr.gsu.edu/Nave-html/Faithpathh/galileomyth.html

[18] Ibíd.

[19] Carmelo López-Arias, Era agnóstico, le invitaron por error a hablar del caso Galileo… y al estudiarlo se hizo católico, ReL 10 agosto 2019

[20] El latín original dice: “Volo, mi Keplere, ut rideamus insignem vulgi stultitiam. Quid dices de primariis huius Gimnasii philosophis, qui, aspidis pertinacia repleti, nunquam, licet me ultro dedita opera millies offerente, nc Planetas, ncop Crescent.svgnec perspicillum, videre voluerunt? Verum ut ille aures, sic isti oculos, contra veritatis lucem obturarunt”. Ver Online:

https://web.archive.org/web/20110718004557/http://moro.imss.fi.it/lettura/LetturaWEB.DLL?MODO=PAGINA&VOLPAG=10-423

[21] Gabriel Lavery, El caso de Galileo Gailei, 2008

[22] Koestler, The Sleepwalkers: A History of Man’s Changing Vision of the Universe, 1959 pp. 425, 452

[23] Solle, Neue Gesichtspunkte zum Galilei-Prozeß, (mit neuen Akten aus böhmischen Archiven) 1980 p. 9

[24] Manuel Campuzano, Galileo Galilei, 2007 p. 137

[25] Joe Carter, The Myth of Galileo: A Story With a (Mostly) Valuable Lesson for Today, 8 September 2011

[26] Carmelo López-Arias, Ibíd.

[27] Brodrick, James. Robert Bellarmine — Saint and Scholar, 1961 p. 367, footnote 1

[28] Enviado por Galileo desde Christ’s Hospital, a Cosme I de Médici, Gran Duque de Toscana, el 12 de marzo de 1610

Comments are closed.