Ateos reciclando a Hume

ATEOS RECICLANDO A HUME

-Yoel Kesep 16/10/2010

 

Descarga PDF: http://www.mediafire.com/file/kd4xiamafzsbkqo/AteosMilagros.pdf/file

1- INTRODUCCIÓN
2- SOBRE LOS MILAGROS
3- DAVID HUME Y LOS MILAGROS
4- RESPUESTA A DAVID HUME
5- CONCLUSIÓN

 

1- INTRODUCCIÓN

Cómo podemos ver en la imagen, un ateo recurrió a la idea de que los milagros son violaciones de las leyes de naturaleza, y como las leyes naturales son inviolables, los milagros no pueden ocurrir, por lo tanto, Jesús no resucitó porque la resurrección implica la ocurrencia un milagro.

La idea de que los milagros no son posibles porque son violaciones de la naturaleza surge de la pluma del filósofo ateo David Hume. [1] Hume fue una persona que objetó los milagros y concluyó que estos eran imposibles.  [2]

Pero luego de que Hume escribiera contra los milagros muchos eruditos evaluaron y analizaron sus argumentos y los encontraron defectuosos, de hecho, Hume tuvo muchos críticos los cuales señalaron sus errores, se han escrito más 60 obras en las cuales filósofos, científicos y teólogos refutaron y desmembraron las endebles objeciones de Hume hacia los milagros. [3]

2- SOBRE LOS MILAGROS

Los cristianos creen en diversos milagros los cuales son importantes ya que forman las bases de su fe, así que si un ateo quiere debatir sobre este tema contra un creyente, debe empezar por conocer la definición de milagro manejada dentro del cristianismo.

La biblia señala que Dios es el Creador del universo y también señala que Dios interviene en su creación (ya sea sanando enfermos, resucitando muertos etc.) esas actuaciones de Dios dentro del mundo es lo que se define como “milagros”, el filósofo Norman Geisler explicando esas actuaciones divinas resume:

“Los milagros son maneras en las que Dios interviene en el mundo. Un milagro tiene una causa sobrenatural debido a que se realiza con poder divino” [4]

Según la biblia y el teísmo filosófico un milagro simplemente es una actuación de Dios dentro del universo.

3- DAVID HUME Y LOS MILAGROS

El filósofo David Hume definió milagro como una violación de las leyes naturales, y como las leyes de la naturaleza son inviolables, entonces concluyó que los milagros son imposibles, veamos esto detenidamente:

En el universo existe un orden en el cual las causas naturales producen fenómenos naturales, gracias a ese orden existen regularidades y por eso se dice que la naturaleza tiene uniformidades.

A las uniformidades de la naturaleza  se les llama “Leyes naturales”, como bien lo explicó el filósofo Zerefino González:

“Vemos, en efecto, que las substancias y causas naturales obran del mismo modo y producen los mismos fenómenos en circunstancias y condiciones idénticas o análogas. La sucesión constante de las estaciones, de los años, de los días y las noches; los movimientos ordenados y proporcionales de los astros; el modo con que las plantas y los animales nacen, se nutren, crecen y mueren y otros mil ejemplos que pudieran citarse, no permiten dudar que la producción de los efectos y fenómenos varios de la naturaleza se realiza con sujeción a leyes constantes y fijas…. Ley de la naturaleza es la determinación constante de las causas creadas a producir ciertos y determinados efectos en circunstancias y condiciones semejantes y determinadas. Así por ejemplo, decimos que el agua según las leyes de la naturaleza, busca y adquiere el equilibrio constantemente, si no lo estorba alguna fuerza extraña” [5]

El universo mantiene un orden debido a las uniformidades a las cuales se le llamó “Leyes naturales” las leyes de la naturaleza son constantes y no cambian, por ende, son inviolables.

Hume decía que los milagros eran imposibles ya que afirmó que una actuación de Dios dentro del universo violaría las uniformidades (leyes) y violar las leyes es imposible (son uniformes todo el tiempo) Hume escribió:

“Un milagro es una violación de las leyes de la naturaleza; y como una experiencia firme e inalterable ha establecido estas leyes, la prueba contra un milagro, por la naturaleza misma del hecho, es tan completa como pueda imaginarse cualquier argumento basado en la experiencia” [6]

Según la filosofía Humeana los milagros son imposibles físicamente porque requieren que lo que es inviolable per-se pueda ser violado, y esto sería un absurdo físico, Nathan Liddell resume la posición de hume:

“Hume definió un milagro como “una violación de las leyes de la naturaleza” y luego argumentó que, dado que las leyes de la naturaleza no pueden ser violadas, los milagros deben ser rechazados” [7]

4- RESPUESTA A DAVID HUME

El que Dios actúe dentro de un universo uniforme causando ciertas actividades no requiere que el viole las leyes naturales, que una causa inserte un nuevo efecto contra una ley natural no significa que dicha ley natural sea abolida y quede violada, veamos un ejemplo:

Si alguien tira una pelota hacia arriba, por la ley de gravedad la pelota deberá caer al suelo, pero si alguien tira una pelota hacia arriba y luego otra persona la toma en su trayecto, la pelota no caerá al suelo como si debería hacerlo debido a la ley de gravedad, la pelota que según la ley de la gravedad debería caer no cayó, y pregunto ¿se violó la ley de gravedad? De ninguna manera, simplemente hubo una causa (la persona) introduciendo un nuevo efecto contra la ley de la gravedad pero sin violarla (la gravedad aún está en función en el universo)

De la misma manera Dios puede actuar dentro de un universo gobernado por leyes naturales pero sin violar dichas leyes, ejemplo, si una persona tiene dañada su retina y foto-receptores tal persona estaría ciega, pero si Dios con su poder introdujera causas las cuales dieran lugar a nuevos efectos los cuales repararan la retina y foto-receptores, entonces el ciego quedaría curado (un milagro)

En un milagro como ese en el cual ocurriría la curación de un ciego, no se violarían las leyes de orbitas planetarias de Kepler, ni las leyes gravitatorias, ni las leyes de los gases etc., no se violaría ninguna uniformidad de la naturaleza.

Cualquier acto realizado por Dios dentro del universo ya sea sanando, resucitando un muerto etc., sería el producto de una causa externa al cosmos (su poder) pero dentro de los parámetros de las leyes naturales sin necesidad de violarlas.

El erudito y escritor C.S. Lewis fue un ex-ateo [8] que impartió clases en Oxford y Cambridge [9] Lewis fue un gran defensor de los milagros, Pearcey sobre Lewis y su defensa de los milagros escribió:

“Las leyes naturales solo nos dicen qué sucede si nada interfiere. Las personas que juegan un juego de billar están aplicando las leyes de la física, que decretan que cuando una bola de billar golpea a otra, la segunda bola comenzará a moverse. Pero las leyes no dicen qué sucederá si un niño travieso agarra la pelota. Las leyes siguen siendo ciertas, por supuesto, pero el niño ha interferido con la física. Los humanos interfieren con los procesos naturales todo el tiempo, sin embargo, no violamos ninguna ley de la naturaleza. Cortamos árboles para hacer casas, tejemos fibra vegetal en tela, fundimos metales para construir puentes, convertimos arena en chips de silicio para computadoras. A través de la tecnología, estamos constantemente logrando cosas que la naturaleza por sí sola no podría producir ¿Pero rompemos una sola ley de la naturaleza? No, “Todas las interferencias dejan la ley perfectamente cierta” señala Lewis. Y es lo mismo cuando Dios actúa en el mundo: no necesita violar ninguna ley científica. El cosmos está abierto a las acciones de humanos creativos y de un Dios creador” [10]

Charles Babbage fue un matemático, científico y filósofo [11] considerado el padre de la computación, Babbage fue un respetado erudito de Cambridge [12] Babbage era filósofo teísta promotor de la teología natural para mostrar racionalmente la existencia de Dios [13] Babbage fue uno de los principales críticos de Hume y escribió:

“Ahora, un milagro no es necesariamente una violación de ninguna ley de la naturaleza, y no implica absurdo físico. Como Brown observa bien, “Las leyes de la naturaleza seguramente no se violan cuando un nuevo antecedente es seguido por un nuevo consecuente; se violan solo cuando el antecedente, que es exactamente el mismo, es el resultado de un consecuente diferente”. De modo que un milagro no tiene nada en su naturaleza incompatible con nuestra creencia de la uniformidad de la naturaleza. Todo lo que vemos en un milagro es un efecto que es nuevo para nuestra observación y cuya causa está oculta. La causa puede estar más allá de la esfera de nuestra observación, y estaría más allá de la esfera familiar de la naturaleza; pero esto no convierte el evento en una violación de ninguna ley de la naturaleza” [14]

Cuando Dios opera un milagro dentro de la naturaleza fenoménica no viola las leyes físicas y ni siquiera necesita suspender las leyes, las leyes siguen su curso normal y Dios solo adhiere al mundo natural parte de su poder efectuando así nuevos efectos, Sir Gabriel Stokes fue un matemático y físico [15] erudito de Cambridge [16] y presidente de la Royal Society [17] el escribió una obra de Teología Natural para demostrar racionalmente la existencia de Dios [18] Stokes contra los escépticos dijo:

“Ni siquiera es necesario, para que se produzca algún resultado fuera del curso ordinario de la Naturaleza, que se suspendan las leyes… Puede ser que el evento que llamamos milagro fuera obrado no por una suspensión de las leyes en el funcionamiento ordinario, sino por la estupenda adición de algo que no está normalmente en funcionamiento” [19]

5- CONCLUSIÓN

Como podemos ver, el que Dios actué dentro del universo y realice milagros no requiere ni la suspensión de las leyes naturales y mucho menos la violación de dichas leyes como suponía Hume, esa objeción arcaica, anticuada y rancia hacia los milagros ya fue refutada por muchos filósofos y teólogos, incluso eruditos agnósticos han señalado que la crítica de Hume a los milagros fue errónea (Huxley, por ejemplo)

La objeción humeana a los milagros no es ningún problema para la teología cristiana, lo que pasa es que muchos ateos actuales viven desactualizados y atrapados en el pasado y por ello no se dan cuenta que este tema ya está superado, los ateos mal informados lo único que hacen es tomar el argumento de Hume el cual ya está muerto, y reciclar ese cadáver para usarlos en sus ineficaces discursos de ateología.

John Lennox es un profesor emérito de la Universidad de Oxford y filósofo de la ciencia [20] Lennoxsobre este tema concluyó:

“La cuestión básica se remonta esencialmente a David Hume… Hume, un filósofo escocés del siglo XVIII, argumentó que los milagros son violaciones de las leyes de la naturaleza, por lo que nunca podríamos creer en milagros… Hume se equivocó de varias formas, y cuando la gente hoy dice que la ciencia y los milagros chocan, bueno, no. Si hay un Dios que creó el universo y lo hace funcionar con ciertas leyes reconocibles, no está limitado por ellas. No es un prisionero de ellas. Él puede alimentar un evento nuevo y especial y nuestro conocimiento de las leyes nos ayudará a reconocerlo. Entonces necesitas ambas cosas. Necesita un universo que se rija por leyes para reconocer la mano de Dios cuando se involucra” [21]

 

Yoel Kesep 16/10/2020

Notas:

[1] Sir Isaiah Berlin de la Universidad de Oxford escribió:

“En 1776 Hume murió, como había vivido, un ateo”

— Sir Isaiah Berlin, La era de la ilustración: los filósofos del siglo XVIII, 1956 p. 163

[2] Michael Arvey, Miracles: opposing viewpoints, 1990 p. 11

[3] Ver la extensa lista de refutaciones a Hume:

https://classicapologetics.com/special/humefumes.html

[4] Norman L. Geisler, Enciclopedia De Apologética Cristiana, 2002 p. 451

[5] Zeferino Gonzalez, Filosofía Elemental: Tomo II, Capitulo: las leyes de la naturaleza, pp. 171-172

[6] David Hume, An Enquiry concerning Human Understanding, Section X: Of Miracles

https://davidhume.org/texts/e/10

[7] Nathan Liddell, Hume’s Argument Against Miracles: A Short Answer, 2 May 2019

[8] De Ateo a Cristiano – C.S. Lewis, ver video:

https://www.youtube.com/watch?v=gbgHIoJtgCs

[9] Una breve biografía de Lewis en “La sociedad CS Lewis de Nueva York” ver online:

http://www.nycslsociety.com/about_cs_lewis.html

[10] N. Pearcey, Stephen Hawking’s Final Salvo Against God, October 26, 2018

[11] James Essinger, Jacquard’s Web: How a hand-loom led to the birth of the information age, 2004 p. 1

[12] George Beekman, Introducción a la Computación, 1999 p. 2

[13] https://archive.org/details/ninthbridgewatai00babb/page/n8

[14] Charles Babbage, Pasajes de la vida de un filósofo (1864) Apéndice: Milagros

[15] Mario Guerra, Física: Elementos fundamentales, 1985 p. 350

[16] James Stewart, Calculus: Concepts and Contexts, 2009 p. 961

[17] Colin A. Russell, Chemistry, Controversy and Conspiracy in Victorian England, 2003 p. 463

[18] https://archive.org/details/naturaltheology02stokgoog

[19] Sir Stokes, Natural Theology, 1891 p. 23

[20] Ver biografía en: https://www.rzim.org/speakers/john-lennox

[21] Lennox: Why it’s no problem for a scientist to believe in miracle:

https://undeceptions.com/library/lennox-why-its-no-problem-for-a-scientist-to-believe-in-miracles

Comments are closed.