Ateos y el argumento de la primera causa

ATEOS Y EL ARGUMENTO DE LA PRIMERA CAUSA

-Yoel Kesep 11/09/2020

Descarga PDF: http://www.mediafire.com/file/rtbbpugppr0xvo8/Ateos+y+el+argumento+de+la+primera+causa.pdf/file

 

1- INTRODUCCIÓN
2- DESDE HUME A RUSSELL: UN HOMBRE DE PAJA
3- EL VERDADERO ARGUMENTO DE LA PRIMERA CAUSA
4- CONCLUSIÓN

 

1- INTRODUCCIÓN

Los filósofos teístas [1] para demostrar de forma lógica la existencia de un Dios Creador han empleado el argumento de la Primera Causa [2] desde allá por el año 500 D.C. el filósofo Juan Filópono comenzó a utilizar este tipo de argumento en favor de la existencia de un Creador. [3] El argumento dice que si el Universo comenzó a existir debe tener una Causa, dicha Causa que generó el Universo es la Primera Causa de todo lo demás.

Pero los filósofos ateos han mal interpretaron este argumento diciendo que si todo lo que existe tiene una causa, Dios debería de tener también una causa. El filósofo Juan José Sebreli hizo esta objeción al argumento de la Primera Causa, él escribió:

«Aun si aceptamos la necesidad de una primera causa, existe una dificultad lógica en atribuir esa causa a Dios porque inmediatamente surge la pregunta ¿que causó a Dios? la respuesta teológica seria que Dios no necesita causa… Pero esta proposición contradice el argumento cosmológico fundamentado en la hipótesis de que todo requiere una causa» [4]

El ateo David Brooks de similar manera escribió:

«Al predicar una primera causa, sin embargo, el teísta remueve el misterio una etapa más atrás… Si todo debe tener una causa, entonces la primera causa debe ser causada y, por lo tanto, ¿quién hizo a Dios? Decir que esta primera causa siempre existió es negar el supuesto básico de esta teoría» [5]

Esa mal comprensión acerca de la premisa del argumento de la Primera Causa fue típica en los representantes del movimiento del «Nuevo Ateísmo» ellos rechazaban el argumento de la Primera Causa señalando que si Dios creó todo lo que existe, surgía el problema de quien creó a Dios, luego se deshacían del argumento descartándolo automáticamente, eso se puede leer en los libros de Hawking [6] Dawkins [7] y Hitchens. [8]

Esa incorrecta objeción al argumento de la Primera Causa nace, por lo menos, en la pluma del filósofo escéptico David Hume, y desde entonces, hasta el día de hoy, los ateos aún hacen esa pésima objeción al argumento e ingenuamente piensan que lo han «invalidado».

2- DESDE HUME A RUSSELL: UN HOMBRE DE PAJA

El filósofo escéptico David Hume fue alguien que objetó el argumento de la Primera Causa, Hume decía que si el universo por existir necesita una causa y esa causa es Dios, entonces Dios por existir también necesitaría de una causa.

Luego un filósofo ingles llamado Stuart Mill siguió repitiendo lo mismo, que si todo lo que existe tiene una causa entonces Dios por existir también debe tener una causa, tiempo después el filósofo agnóstico Bertrand Russell aprendió esa objeción de Mill, Russell escribió:

«La falacia del argumento de la Primera Causa, si todo tiene que tener alguna causa, entonces Dios debe tener una causa» [9]

Después de que Russell rechazó el argumento siguieron muchos ateos y anti-cristianos promoviendo esa objeción al argumento de la Primera Causa citando a Russell.

El gran problema en todo esto es que la versión del argumento de la Primera Causa presentada y objetada por esos ateos y agnósticos es una falacia de hombre de paja [10] una mal interpretación del verdadero argumento teísta, los filósofos teístas y cristianos nunca dijeron que «Todo lo que existe necesita de una causa» más bien basado en el principio de causalidad se decía que «Todo lo que comienza a existir necesita de una causa».

Hay algo interesante que debemos de notar en todo esto, de todos los ateos y agnósticos que atacaron el argumento de la Primera Causa, ninguno de ellos nunca citó a ningún autor teísta sino que solo presentaron una versión tergiversada del argumento, como bien señaló Clarke:

«Y es en sí mismo un hecho altamente sospechoso que nadie entre los muchos de esta tradición de Hume-Russell nunca citaron a ningún filósofo teísta específico que haya utilizado ese argumento» [11]

Ningún teísta ni apologista ha dicho que «Todo debe de tener una causa» por ende, esa no es la premisa original que forma parte del argumento de la Primera Causa, esa es una premisa tergiversada por parte de los críticos del argumento para posteriormente invalidarlo, el filósofo Edward Feser de la Universidad de California, él cual es un ex-ateo [12] señaló:

«Sobre el argumento «Todo tiene una causa» ningún defensor importante de la idea de una Primera Causa defendió este argumento… Y desafortunadamente, el hombre de paja de Hume-Russell ha distorsionado tan profundamente la comprensión general del argumento cosmológico» [13]

3- EL VERDADERO ARGUMENTO DE LA PRIMERA CAUSA

El argumento de la Primera Causa no dice que «Todo lo que existe tiene una causa» todos sabemos que todo efecto necesita de una causa ya que es la causa que origina los efectos, eso se conoce como «El principio de causalidad». Si algo no existe y comienza a existir, el inicio de su existencia es un efecto, y como efecto, le debe anteceder una causa que haya causado el inicio de su existencia.

Si el universo comenzó a existir fue un efecto, y al ser un efecto, debe ser el producto de una causa, así basados en el principio de causalidad los filósofos teístas sostuvieron que: «Todo lo que tiene un inicio necesita una causa, si el universo tuvo un inicio necesitó de una causa».

En lógica los silogismos son utilizados para presentar argumentos, un silogismo es un esquema deductivo de un argumento formal que consiste en una premisa mayor, una premisa menor y una conclusión [14] los teístas expresaron el argumento de la Primera Causa por medio de un silogismo que se ve de la siguiente manera:

P. Mayor:     Todo lo que tiene un inicio necesita una causa.
P. Menor:     El universo tuvo un inicio.
Conclusión: El universo necesita una causa.

La premisa mayor sabemos que es correcta debido a un principio filosófico conocido como «El principio metafísico». El principio metafísico enseña que el Ser solo puede provenir del Ser, el Ser no proviene del No-Ser, nada sale de la nada, si algo tiene inicio no inicia desde la nada, todo lo que inicia debe tener una causa. [15]

La premisa menor también sabemos que es correcta, como señaló el científico Jastrow el cual trabajo para la NASA, existen tres líneas de evidencia científica que demuestran que nuestro universo tuvo un inicio [16] el universo no ha existido por siempre y tuvo un inicio absoluto, el astrofísico Paul Davies basado en la evidencia dijo:

«El universo no puede haber existido para siempre. Sabemos que debe haber habido un comienzo absoluto hace un tiempo finito» [17]

Como podemos ver, el universo tuvo un inicio, por lo tanto, existe una causa que creó el universo, pero si esa causa necesitó de una causa que la creara y esa causa necesitó de otra, y esa otra causa necesitó de otra causa, y así sucesivamente, entraríamos a una cadena de causas en regresión infinita (Ad Infinitum)

Pero afirmar que el universo existe gracias a una cadena de causas en regresión infinita es ilógico ya que da lo mismo a decir que nunca hubo un inicio, eso debido a que en una cadena de causas en regresión infinita cada causa depende de una anterior, y la otra de otra, y eso se extiende hacia atrás una y otra vez, así que nunca hay una primer causa.

Pero sin una causa primera que le imparta existencia a las demás causas, nunca pueden llegar a existir las demás causas, así que todo se resume a esto: Sin una primer causa no pueden existir causas intermedias, y sin causas intermedias no habría un efecto final [18] así que por extensión el universo nunca hubiera comenzado a existir.

Pero el universo existe, y dado que no se debe a una cadena de causas en regresión infinita lo cual es imposible, por lo tanto, debe existir una primer causa que tiene existencia en sí misma y no depende de otras causas para existir, esa causa siempre ha existido sin necesitar de otras causas que le impartan existencia, esa causa es eterna, siempre ha existido y nunca dejara de existir, por lo tanto dicha causa es una causa necesaria (la inexistencia le es imposible) Esa causa incausada al ser existente puede llegar a impartirle existencia a lo que antes no existía (al universo, por ejemplo) y si retrocedemos hacia atrás no llegamos a una ilógica cadena de causas en regresión infinita.

Hasta aquí podemos comprender razonablemente que existe una Causa Eterna, pero aún podemos avanzar más y lograr inferir más características de esa Causa Eterna, la Causa debe ser inmaterial debido a que creó la materia, es atemporal ya que creó el tiempo, es poderosa ya que tuvo un inmenso poder para crear el colosal universo en el que vivimos, es personal ya que por voluntad decidió crear, esa Causa tiene los mismos atributos que tiene el Dios bíblico. El ex-ateo J. Warner [19] en un artículo escribió:

«La causa última del universo debe ser en sí mismo no causada y eterna para que podamos evitar la búsqueda ilógica e interminable de una causa anterior. Si la causa del universo tenía la capacidad de decidir traer el universo a la existencia, esta causa es personal…. Dios se describe como un no causado, aespacial, atemporal, causa inmaterial y personal con un poder increíble. El Dios de la Biblia cumple con los criterios descritos por la ciencia» [20]

Razonablemente podemos llegar a saber que existe una Primera Causa Eterna por la cual existe el universo, y esa Primera Causa es Dios, a menudo los ateos preguntan ¿Quién creó a Dios? Pero esa pregunta es una pregunta que ni siquiera tiene sentido. Preguntar ¿Quién creó al creador? es una pregunta ilógica y absurda, es como preguntar ¿Cómo muere lo inmortal? o preguntar ¿Cómo perece lo imperecedero?

El universo por haber tenido un inicio si necesitó ser creado, pero Dios por existir siempre y no tener inicio no necesita ser creado, así que preguntar ¿Quién creó a Dios? Es una pregunta sin sentido, como bien lo dijo el filósofo Norman Geisler:

«Si existe un Dios que no tiene principio, es absurdo preguntar: ¿Quién creó a Dios? Preguntar: ¿Quién creó lo no creado? o ¿Quién hizo lo no creado? es una confusión de categorías. Sería lo mismo que preguntar: ¿Quién es la esposa del soltero?» [21]

4- CONCLUSIÓN

Como vimos, los ateos han malinterpretado el argumento de la Primera Causa, la objeción presentada por ellos cuando dicen que «Si todo lo que existe tiene una causa entonces Dios también debe tener una causa» obedece a no conocer tan siquiera la verdadera premisa con la cual está formada el argumento de la Primera causa.

Esta «objeción» hecha por los ateos es inválida porque ni siquiera da en el blanco. El teólogo R.C. Sproul el cual fue un representante de la escuela de la apologética clásica [22] en su libro de apologética da un buen resumen sobre los ateos y agnósticos que han mal interpretado el argumento, Sproul escribió:

«Russell escribe que estaba profundamente impresionado con el argumento de la existencia de Dios a partir de la ley de la causalidad hasta que se topó con John Stuart Mill, un filósofo londinense perteneciente a la escuela de lo que ahora se llama «utilitarismo», en cierta ocasión [Mill] escribió un artículo titulado «Teísmo» en el que rechazaba la idea de la causalidad… Mill llego a escribir que: «Si todo tiene que tener una causa, entonces Dios tiene que tener una causa».

Cuando Bertrand Russell leyó ese ensayo a la edad de diecisiete años, lo describió como una epifanía: Llegó a la conclusión de que la ley de la causalidad no conduciría a la primera causa… En la mente de Russell defender la existencia de Dios sobre la base de la causalidad es cometer una enorme falacia.

Expresado sencillamente, ese fue uno de esos momentos enigmáticos donde la brillantez se encuentra con la torpeza. Aunque Mill era incuestionablemente un destacado filósofo, bien entrenado en lógica y un experto en el pensamiento analítico, cometió un error fundamental en su definición de la causalidad. Asumió que la ley de la causalidad es simplemente que: «Todo tiene que tener una causa». Si en realidad la ley pudiese definirse de esa manera, entonces la crítica de Mill estaría correcta. Pero ese no es el caso. La ley de la causalidad no requiere que todas las cosas tengan una causa, sino solo que todo efecto debe tener una causa. Un objeto eterno no necesita tener una causa, en eso Aristóteles estaba correcto. Si Mill hubiese estado en lo correcto, quizá Russell no se habría extraviado tan lejos. Lo que debemos procurar, entonces, es encontrar algo que no sea un efecto, algo que tenga el poder de existir en sí mismo, algo que haya existido por toda la eternidad (podría parecer obvio al cristiano que ese «algo» es Dios, a quien los cristianos ortodoxos han descrito históricamente como autoexistente, eterno e independiente de todas las cosas. Él no es causado simplemente porque no es un efecto)» [23]

Yoel Kesep 11/09/2020

Notas:

[1] Sobre el teísmo, ver: http://mb-soft.com/believe/tsxtm/theism.htm

[2] Para ver la definición de Primera Causa, acceder:

https://www.dictionary.com/browse/first-cause-argument

[3] Para más información sobre el pionero del argumento Cosmológico ver: Juan Filópono: El hombre olvidado

https://refutandoelateismo.blogspot.com/2020/06/juan-filopono-el-hombre-olvidado.html

[4] Juan José Sebreli, Dios en el laberinto: Crítica de las religiones, 2016, capitulo: Las pruebas de la existencia de Dios

[5] David Brooks, La necesidad del ateísmo (1933)

[6] «Es razonable preguntar quién o qué creó el universo, pero si la respuesta es Dios, la pregunta simplemente se ha desviado a la de quién creó a Dios»

— Stephen Hawking, The Grand Design, 2010 p. 172

[7] «La tentación es falsa, porque la hipótesis del diseñador plantea de inmediato el gran problema de quién diseñó al diseñador»

— Dawkins, The God Delusion, 2006 p. 188

[8] «El postulado de un diseñador o creador solo plantea la pregunta sin respuesta de quién diseñó al diseñador o creó al creador»

— Christopher Hitchens, God Is Not Great: How Religion Poisons Everything, 2007 p. 71

[9] Bertrand Russell, Antología, reimpresión 2000 p. 76

[10] https://falacias.escepticos.es/index.php/falacia-del-hombre-de-paja/

[11] Norris Clarke, The Creative Retrieval of Saint Thomas Aquinas: Essays in Thomistic, 2009 p. 55

[12] Para conocer más sobre la historia del filósofo Feser y su abandono del ateísmo, ver:

https://jamesbishopblog.com/2018/12/21/former-atheist-philosophy-professor-edward-feser-on-how-studying-philosophy-convinced-him-of-gods-existence/

[13] Dr. Edward Feser, Si todo requiere una causa, ¿qué causó a Dios? 2014

[14] Syllogism:

https://www.merriam-webster.com/dictionary/syllogism

[15] J. P. Moreland, Debating Christian Theism, 2013 p. 29

[16] «Ahora, tres líneas de evidencias (los movimientos de las galaxias, las leyes de la termodinámica, y la historia de vida de las estrellas) apuntan a una conclusión: todos indican que el Universo tiene un principio»

— Robert Jastrow, God and the Astronomers, 1978 p. 111

[17] Paul Davies “The Big Bang—And Before” March 2002.

[18] Para ver una argumentación contra la imposibilidad de un infinito de causas, se puede leer al filósofo Tomás de Aquino, en sus explicaciones de la tercer vía habla al respecto.

[19] Para más ver: Cold case detective: I’m a Christian because of ‘data’, not ‘because it works for me’ Online:

https://www.christianpost.com/news/cold-case-detective-im-a-christian-because-of-data-not-because-it-works-for-me.html

[20] J. Warner, Is God real? The case cosmology, December 31, 2018

[21] Norman Geisler en: ¿Quién creo a Dios? 2007 p. 25

[22] Para ver cuatro diferentes tipos de escuelas apologéticas acceder:

http://www.apologeticsindex.org/374-five-apologetics-methods

[23] R.C. Sproul, Como defender su fe: una introducción a la apologética, 2006 pp. 50-51

Comments are closed.