¿Enseña la biblia geocentrismo?

¿ENSEÑA LA BIBLIA GEOCENTRISMO?

-Yoel Kesep 29/07/2020

 

Descarga PDF: http://www.mediafire.com/file/la4rdl32ikzozhq/BibliaGeocentrismo.pdf/file

 

1- INTRODUCCIÓN
2- ISRAEL Y EGIPTO
3- LA BIBLIA Y LA TIERRA
4- LA BIBLIA NO ENSEÑA GEOCENTRISMO
5- ¿FUE POSIBLE EL MILAGRO DE JOSUÉ?
6- CONCLUSIÓN

 

1- INTRODUCCIÓN

La palabra geocentrismo proviene del griego: Geo (tierra) y kentron (centro) [1] dicha palabra fue usada para referirse al modelo astronómico que enseñaba que la tierra estaba en el centro y los demás planetas orbitaban alrededor de ella.

A lo largo de la historia tanto ateos como algunos creyentes han pensado que la biblia enseña que Dios creó el universo según el modelo geocéntrico, como dijo C. Scott:

“Tradicionalmente, la Biblia se interpretaba como un modelo geocéntrico, la tierra en el centro del universo” [2]

Usualmente para afirmar que Dios creó el sistema solar con la tierra en el centro y lo demás danzando a su alrededor, se ha utilizado una lectura del libro de Josué ya que en dicho libro se menciona que Josué le pidió a Dios que detuviera el sol para tener un día más largo, eso debido a que el pueblo de Israel estaba en medio de batallas.

Debido a ese pasaje, muchos han afirmado que la biblia enseña que: “Dios creó la tierra en el centro con el sol girando a su alrededor”. Pero la biblia en realidad no enseña eso, en ese pasaje no se dice que “Dios creó el sol girando en torno a la tierra” lo que el pasaje realmente enseña es que “Josué pensaba que el sol giraba alrededor de la tierra”. Entre esas dos cosas hay una gran diferencia.

Como vemos, era la creencia de Josué que la tierra estaba en el centro, y el libro de Josué al ser un libro histórico [3] solo relata las creencias personales que Josué tenía en esa época.

Ese pasaje de Josué ha sido mal entendido, por esa razón algunos han creído que tal escritura respalda el geocentrismo. Para entender correctamente ese pasaje se debe tener en cuenta el contexto histórico y no solo basarse en una lectura superficial del pasaje como muchos han hecho.

2- ISRAEL Y EGIPTO

Los pueblos antiguos basados en la percepción que tenemos de nuestro planeta creían que la tierra estaba quieta, después de todo, nosotros los humanos sentimos que la tierra esta quieta e inmóvil y si alzamos la vista a los cielos pareciera que los cuerpos celestes se mueven alrededor de la tierra, por esa razón los pueblos antiguos creían que la tierra estaba quieta en el centro y que los planetas y estrellas giraban alrededor de ella.

Los antiguos usaban frases como “el sol sale” y “el sol se esconde” porque creían que el sol giraba alrededor de nuestro planeta, eso se conoce como “lenguaje de apariencia” [4] ya que aparentemente la tierra esta quieta y es el sol el que gira.

Los pueblos antiguos basados en la perspectiva del observador creían que la tierra estaba en el centro y el sol giraba, esa era la creencia común en los pueblos de Mesopotamia, de los Egipcios, de los Griegos, de los Romanos etc.

Los egipcios tenían creencias geocentristas, Alford en su obra de egiptología señala:

“El cosmos egipcio es geocéntrico; tiene la tierra en su centro… Los textos son enfáticos en el punto de que el sol — y los otros cuerpos celestes — dieron la vuelta a la tierra… Los egipcios, en común con otros pueblos antiguos, creían que el geocentrismo era implícito” [5]

La biblia informa que un grupo de personas (Jacob y su familia) fueron a Egipto, ellos comenzaron a vivir dentro de Egipto y produjeron gran descendencia, pero los Egipcios los oprimieron y los hicieron esclavos, luego Dios ayudó al pueblo de Israel a salir de Egipto para que fueran a crear su propia nación en la tierra de Canaán, cosa que Dios ya le había prometido a Abraham.

Cuando Israel salió de Egipto, su líder Moisés estaba anciano y posteriormente murió y su sucesor fue un joven llamado Josué, Josué fue un joven que se crío entre los egipcios por ende sus creencias acerca del mundo natural eran las creencias que aprendió en Egipto.

Como los Egipcios creían que el sol giraba alrededor de la tierra y Josué creía lo mismo, un día que Josué quería que la luz durara más tiempo porque estaban en batalla y no quería que llegara la noche y perder debido a la oscuridad, Josué basado en la creencia egipcia del geocentrismo le pidió a Dios que detuviera el sol.

De ese pasaje entendido correctamente podemos comprender que el texto lo que señala es la petición de Josué a Dios, petición que estaba basada en el lenguaje de apariencia según la perspectiva del observador y la creencia geocentrista popular de la época, el pasaje solo demuestra eso en lugar de dar una descripción de un modelo real astronómico, muchos eruditos judíos así lo han entendido correctamente, una revista judaica sobre estudios de escrituras sagradas señaló:

“En general, los pasajes geocéntricos en la Biblia simplemente reflejan un discurso común, no una sanción bíblica para un modelo cosmológico particular” [6]

3- LA BIBLIA Y LA TIERRA

Cuando la biblia hace descripciones sobre el planeta tierra presenta una visión contraria al geocentrismo, como vimos anteriormente, los pueblos antiguos como los egipcios creían que la tierra estaba en el centro, esa idea fue seguida por los griegos, por ejemplo, Aristóteles enseñaba que la tierra estaba quieta en el centro y todo lo demás giraba alrededor de ella, el físico Stephen Hawking escribió:

“Aristóteles creía que la tierra era estacionaria y que el sol, la luna, los planetas y las estrellas se movían en orbitas circulares alrededor de ella” [7]

Luego de Aristóteles, el célebre astrónomo y matemático griego llamado Claudio Ptolomeo continuó con el geocentrismo y desarrolló una forma más detallada de ese sistema, para Ptolomeo la tierra estaba estática:

“Este astrónomo consideraba a la Tierra inmóvil en el centro del Universo, girando todos los astros a su alrededor” [8]

Pero la biblia se opone a ese modelo geocentrista de una tierra inmóvil, todos sabemos que hay momentos de oscuridad en los cuales son visibles las estrellas, a eso se le llama “noche” pero hay un momento donde comienza el amanecer y a eso se le llamó “alba”. También sabemos que los alfareros para hacer alfarería construían aparatos que hacían girar el barro para así darle forma.

El libro de Job hablando sobre cómo se hace transición de noche a la mañana lo compara con el movimiento del barro en los sellos que son aparatos usados por alfareros para hacer girar el barro, el libro de Job dice:

“¿Alguna vez en tu vida has mandado a la mañana, y hecho conocer al alba su lugar, Ella cambia como barro bajo el sello; y como con vestidura se presenta” [9]

De ese pasaje podemos comprender que la visión que da la biblia de la tierra es que esta gira, y por los giros rotatorios que sufre es que se pasa de noche a mañana, como bien escribió Wilfredo Torres:

“El barro bajo el sello da vueltas en lo que el artesano le da forma, esta es una clara indicación de que Dios ha instruido a Job sobre la rotación de la tierra” [10]

Otros pasajes de los cuales podemos deducir que la tierra rota es de los contenidos en el evangelio de Lucas donde se registran las palabras de Jesús, Jesús le dijo a sus discípulos que un día Él volverá a llevarse a los suyos al cielo (Juan 14:3) el evangelio de Lucas informa que Jesús dijo que el día que Él vuelva, unos estarán en el campo y también moliendo (actividades que se hacen de día) y otros estarán en la cama durmiendo (actividades que se hacen de noche) Jesús dijo:

“Os digo que en aquella noche estarán dos en una cama; uno será tomado y el otro será dejado. Estarán dos mujeres moliendo en el mismo lugar; una será tomada y la otra será dejada. Dos estarán en el campo; uno será tomado y el otro será dejado” [11]

La única forma de que en la tierra simultáneamente unos estén despiertos y otros durmiendo, es que la tierra sea circular y esta gire alrededor del sol, de esa manera mientras una parte de la tierra es iluminada y es de día, en la otra habrá oscuridad y será de noche, de nuevo Wilfredo Torres señala:

“Lucas documenta en este pasaje lo que dice Jesús sobre el final del mundo, y habla de algunos en cama y otros trabajando. Es razonable deducir de este pasaje que este evento que describe Lucas sucede a nivel mundial, mientras es de día en un lugar y de noche en otro, a menos que estos estén durmiendo de día y moliendo y trabajando en el campo de noche. Este concepto científico no fue aceptado hasta el siglo 17” [12]

Como podemos ver, de los pasajes de Job y de lo dicho por Jesús se puede notar que la biblia enseña que la tierra gira y eso es opuesto al modelo geocentrista griego que enseñaba una tierra estática, quieta e inmóvil.

4- LA BIBLIA NO ENSEÑA GEOCENTRISMO

Aunque la biblia no enseña geocentrismo, algunas personas leen ciertos versículos de la biblia y basados en ellos afirman que la biblia si enseña que la tierra esta quieta, como vimos anteriormente, la biblia enseña que la tierra gira y por ende no está quieta, pero a pesar de ello, muchos quieren a la fuerza sostener que la biblia enseña lo contrario.

Un pasaje que es mal interpretado con el afán de afirmar que la biblia si enseña que la tierra es inmóvil, es el Salmo 93 que dice que Dios:

“Afirmó también el mundo, que no se moverá” [13]

Pero eso no significa que dicho Salmo enseñe que la tierra está completamente inmóvil y quieta como creían los griegos, sabemos que la tierra se mueve y orbita pero a pesar del movimiento continuo la tierra no se tambalea caóticamente sino que está firme, la tierra tiene movimiento de rotación y movimiento de traslación pero la tierra no está en un caos completo debido a esos movimientos.

Si la tierra girara caótica y desordenadamente no fuera posible la vida, pero vemos que la tierra a pesar de girar se mantiene firme (mantiene una estabilidad) a eso se refiere ese pasaje bíblico, el científico y apologista Sarfati sobre ese pasaje del Salmos escribió:

“Entonces, la tierra “no se puede mover” significa que no se apartará del patrón orbital y rotacional preciso que Dios ha establecido (‘firmemente establecido’) para ella” [14]

Varios pasajes bíblicos como este que acabamos de ver, son mal interpretados para sugerir que la biblia enseña que Dios hizo una tierra inmóvil, pero una vez que se evalúan y se hace una correcta exégesis, se llega a la conclusión que dichos pasajes no enseñan que la tierra esta quieta según el modelo geocentrista, simplemente se refieren al hecho indisputable que la tierra es estable.

En realidad no existen pasajes en toda la biblia que enseñen el geocentrismo, L.M. Davies fue un científico miembro de la “Royal Society of Edinburgh”[15] Davies se convirtió en cristiano y se dedicó a escribir libros de ciencia relacionada con el cristianismo, Davies escribió un libro titulado “La Biblia y la Ciencia Moderna” en el cual señaló:

“Uno de los reproches más constantes sobre la Biblia es que tiene una visión “geocéntrica” del universo… Personalmente, nunca he encontrado ningún pasaje en las Escrituras que establezca definitivamente — o incluso lo implique claramente — que la tierra está situada en el centro preciso del universo” [16]

5- ¿FUE POSIBLE EL MILAGRO DE JOSUÉ?

Josué quería que la luz solar se extendiera por un día más y la biblia dice que Dios hizo ese milagro, ¿pero cómo Dios hizo eso? En la actualidad sabemos que la tierra rota y se traslada al rededor del sol, así que para tener un día más largo no se debe de detener la tierra de golpe y dejarla quieta ya que eso provocaría un gran caos, tampoco hay que detener el sol.

Realmente solo basta reducir la velocidad de rotación de la tierra, al producirse una rotación un poco más lenta, de esa forma se mantendría la estabilidad y se evitara producir un caos (cosa que pasaría si la tierra se detuviera en su totalidad) el reconocido comentarista bíblico William MacDonald señala:

“Dios restringió la rotación de la tierra mientras el sol estaba sobre Josué, haciendo que la rotación durara cuarenta y ocho horas” [17]

Gleason Archer, erudito en textos antiguos escribió:

“El versículo 13 establece que el sol “no se apresuró a ponerse por un día entero” (NASB). Las palabras “no se apresuraron” indican un retraso del movimiento, de modo que la rotación de la tierra requirió cuarenta y ocho horas en lugar de las habituales veinticuatro” [18]

Donald K. Campbell señala:

“La mejor explicación parece ser la opinión de que, en respuesta a la oración de Josué, Dios hizo que la rotación de la tierra se desacelerara, por lo que hizo una rotación completa en 48 horas en lugar de en 24. Parece evidente que esta opinión es apoyada por ambos poemas en los versos 12b-13a y la prosa en el verso 13b” [19]

¿Pero es posible que se pueda realizar un milagro como ese? La respuesta es que si el teísmo es verdadero dicho milagro si sería posible, como dijo el filósofo Norman Geisler “Si Dios existe los milagros son posibles” [20] y eso debido a que si existe un Dios que tuvo el poder para crear el universo, entonces Dios también tiene el poder para actuar dentro del universo y hacer lo que le plazca.

Dichas actuaciones de Dios dentro de su propio universo es a lo que se le denomina “Milagros”. Los milagros son una consecuencia lógica de la existencia de Dios, como dijo el gran C.S. Lewis, una vez crees en Dios debes creer en los milagros, ambas cosas vienen en el mismo paquete.

La posibilidad lógica de la existencia de los milagros la podemos expresar por medio de un silogismo en modus ponens. En lógica proposicional modus ponens es una regla de inferencia [21] Se puede resumir como “P implica Q y si se afirma que P es verdadero, por lo tanto, Q debe ser verdadero” la notación es: P → Q, P ∴ Q [22]

Podemos usar un argumento en modus ponens de la siguiente manera:

P1- Si Dios existe los milagros son posibles.
P2- Dios existe.
∴ Los milagros son posibles.

Si se comprueba que las premisas son ciertas entonces la conclusión también, así que solo resta comprobar que Dios existe. Y nosotros podemos demostrar la existencia de un Creador del universo por medio de los efectos del universo.

Sabemos que desde los efectos pueden ser conocidas sus causas (ya que las causas producen los efectos) el filósofo Santo Tomás de Aquino el cual fue educado en las Universidades de Nápoles y Paris [23] correctamente señaló:

“Cuando un efecto nos es más manifiesto que su causa procedemos al conocimiento de la causa a través del efecto. Ahora bien, a partir de cualquier efecto se puede demostrar que existe su causa si efectivamente los efectos de esta causa son más conocidos para nosotros; porque, al depender los efectos de las causas, dado el efecto, es necesario que la causa preexista. De manera que la existencia de Dios, en cuanto no es evidente por sí misma para nosotros, es demostrable a través de los efectos conocidos por nosotros” [24]

En el universo podemos percibir efectos como ser: La contingencia, la causalidad, las causas finales. Al estudiar esos efectos por medio de la deducción podemos llegar a conocer la Primera Causa del universo la cual debe ser: Una causa necesaria, incausada e Inteligente[25] [26] [27]

Esa Causa al ser de existencia necesaria significa que lo contrario le es imposible (no puede dejar de existir) al ser incausada significa que existe y no fue creado por nadie más (es eterno) y si es Inteligente es una Causa Personal.

Partiendo desde los efectos que conocemos en el universo de forma a posteriori podemos desarrollar argumentos y a través de ellos deducir la existencia de la Primer Causa del universo la cual es Eterna e Inteligente, por dicha razón a la Primer Causa del universo todos la han llamado: Dios.

Así que si Dios existe y creó el universo, Él puede operar dentro del universo creado, por lo tanto, Él perfectamente pudo reducir la velocidad de la tierra y así se lograría tener un día más largo como el que pidió Josué.

6- CONCLUSIÓN

Como vimos, la biblia en ningún lugar enseña que Dios creó al sol para que gire alrededor de la tierra, la biblia enseña que eso era lo que pensaba Josué, y eso fue debido a las creencias culturales de su época, vimos que hay pasajes antiguos que reflejan una tierra que gira y que producto de eso mientras unos están despiertos otros duermen, el Dr. Henry M. Morris considerado “El Padre del Creacionismo Moderno” escribió:

“La Biblia, sin embargo, no enseña la teoría geocéntrica” [28]

Vimos que el milagro para tener un día más largo solo es cuestión de reducir la velocidad con la cual la tierra gira en torno al sol, y eso es posible para un Dios todopoderoso, como escribió el apologista Matt Slick:

“Indudablemente, Dios es capaz de realizar un milagro al hacer que el sol parezca detenerse en el cielo. Esto podría hacerse alterando la rotación de la Tierra” [29]

 

Yoel Kesep 29/07/2020

Notas:

[1] Peter Beaven, Building English Vocabulary with Etymology from Greek – Book IV, 2018 p. 138

[2] C. Scott, Evolución vs. Creacionismo: Una introducción, 2004 p. 51

[3] Recomiendo uno de los mejores recursos para entender el libro de Josué de forma histórica, con aportes de la arqueología, minucioso análisis textual etc. El libro es titulado “El Libro de Josué: Nuevo comentario internacional sobre el Antiguo Testamento” escrito por: Marten Woudstra.

[4] Samuel Minton, Los fundamentos de la tierra: Un registro antiguo interpretado a la luz de la ciencia moderna, 1857 p. 8

[5] Alan F. Alford, The Midnight Sun: The Death and Rebirth of God in Ancient Egypt, 2004 p. 7

[6] Judaísmo Conservador – Volúmenes 40-41, 1989 p. 40

[7] Hawking citado en: Angel Ruiz Zúñiga, Elementos de Cálculo Diferencial: Historia Y Ejercicios Resueltos, 1997 p. 59

[8] Rafael Sixto Casado, Elementos de Cosmografía: escritos en vista de los mejores autores y de los últimos adelantos de la ciencia, 1863 p. 27

[9] Job 38:12 y 14

[10] Wilfredo Torres, Evidencia Científica Pt 2, ApóLogos

[11] Lucas 17:34-36

[12] Wilfredo Torres, Ibíd.

[13] https://bibliaparalela.com/psalms/93-1.htm

[14] Jonathan Sarfati, El teórico de la ID se equivoca en la Biblia: Respuesta al Dr. Dembski, 7 de febrero de 2005

[15] Year Book of the Royal Society of Edinburgh, 1954 p. 16

[16] L.M. Davies, La Biblia y la Ciencia Moderna, 1900 p. 19

[17] William MacDonald, Comentario bíblico del creyente, Edición 2008 p. 258

[18] Gleason Archer, Enciclopedia de dificultades bíblicas, 1982 p. 161

[19] Donald K. Campbell, The Bible Knowledge Commentary, 1985 p. 351

[20] Norman Geisler y Frank Turek, No basta mi fe para ser ateo, 2019 p. 34

[21] Britannica Concise Encyclopedia, 2008 p. 1274

[22] Modus Ponens, Modus Tollens, ver online:

https://sites.cs.ucsb.edu/~pconrad/cs40/lessons/logic/modusPonensModusTollens.html

[23] Eudaldo Forment, Tomas de Aquino Esencial, 2008 p. 9-10

[24] Summa Theologica, I, q. 2. A. 2, c

[25] Vemos cosas que no existen pero comienzan a existir, cosas nacen y mueren, son construidas y destruidas etc., todo lo que comienza a existir se le llama contingente. El filósofo Tomas Aquino basado en el efecto de contingencia que vemos en el universo, escribió:

“Lo que no existe solo comienza a existir por algo que ya existe. Por lo tanto, si alguna vez no existió nada, habría sido imposible que algo hubiera podido existir; y así, incluso ahora, nada existiría, lo cual es absurdo. Por lo tanto, no todos los seres son simplemente posibles, pero debe existir algo cuya existencia sea necesaria. Pero cada cosa necesaria tiene su necesidad causada por otra… Ahora es imposible pasar al infinito en las cosas necesarias… Por lo tanto, no se puede dejar de postular la existencia de un Ser que tiene por sí mismo su propia necesidad y no lo recibe de otro, sino que más bien causa en otros su necesidad” (Tomás de Aquino, Summa Theologica, I.2-4)

Este argumento enseña que: Vemos en la naturaleza cosas que existen y dejan de existir, nacen y mueren, son producidas y son destruidas, pero todo lo que lleva la posibilidad de comenzar a existir en un momento no existió, a ello se le llama contingente. Si en la realidad todo fuera contingente significa que en el pasado no existía nada, pero si toda la realidad fuera contingente hoy no existiría nada, porque de la nada no puede comenzar a existir nada. Por lo tanto, existe un Ser necesario que siempre ha existido y ese Ser necesario es la causa por lo cual existe todo lo contingente, todo lo contingente necesita de ese Ser para llegar a existir pero ese Ser no necesita de otros para su existencia, ese Ser necesario es lo que llamamos: Dios

[26] Sobre el efecto de causalidad, Aquino dijo:

“No se conoce ningún caso (tampoco es posible) en el que se descubrió que una cosa sea la causa eficiente de sí misma; porque así sería antes de sí misma, lo cual es imposible. Ahora, en causas eficientes, no es posible ir hasta el infinito, porque en todas las causas eficientes que siguen en orden, la primera es la causa de la causa intermedia, y la intermedia es la causa de la causa última, ya sea que la causa intermedia sea varias o solo una… “Por lo tanto, es necesario admitir una primera causa eficiente a la que todos dan el nombre de Dios”. (Tomás de Aquino, Summa Theologica, I.2-4.)

Este argumento enseña que: Vemos en el universo causas eficientes (causas que producen un efectos) pero una causa no puede producirse a sí misma ya que eso implicaría que se creará ella misma antes de existir lo cual es imposible, así que cada causa necesita de una causa previa, pero si una causa es producto de otra y esa de otra y así hasta el infinito, no habría una primer causa y hoy no existiría ningún efecto ya que sin causa primera no hay causas intermedias y sin causas intermedias no hay efecto final. Debido a que no es posible una regresión infinita de causas ni causas que se produzcan así mismas, por lo tanto, debe existir una causa no causada que es la Primer Causa de todo lo demás, esa Primer Causa es lo que llamamos: Dios.

[27] Sobre las causas finales, son fenómenos orientados a propósitos y resultados, Aquino dijo:

“La quinta forma se toma de la gobernanza del mundo. En cuanto a obtener el mejor resultado… Ahora, lo que carece de inteligencia no puede avanzar hacia un fin a menos que sea dirigido por alguien dotado de conocimiento e inteligencia; como la flecha es dirigida por el arquero. Algún Ser Inteligente por quien todas las cosas naturales son dirigidos a su fin; y a este Ser lo llamamos Dios” (Tomás de Aquino, Summa Theologica, I.2-4.)

Este argumento enseña que: En el universo vemos como los cuerpos celestes y fenómenos naturales actúan orientados a perseguir fines y se comportan de manera regular, la naturaleza al ser inconsciente no puede planificar el actuar preciso de los fenómenos naturales, ese actuar tampoco puede ser producto del ciego azar ya que no se comportarían con resultados predecibles y de forma regular. Por lo tanto, existe una Inteligencia que imprimió finalidad en los fenómenos naturales para que estos actúen de forma ordenada y precisa alcanzando fines y propósitos, esa inteligencia es lo que llamamos: Dios.

[28] Dr. Henry M. Morris, The Biblical Basis for Modern Science: The Revised and Updated Classic, 2002 p. 147

[29] Matt Slick, ¿Realmente sucedió el largo día de Joshua donde el sol se detuvo? 15/5/2019

Comments are closed.