Evidencias de la Existencia de Jesús

EVIDENCIAS DE LA EXISTENCIA DE JESÚS

 

-Yoel Kesep 15/07/2020

 

Descarga PDF: https://mega.nz/file/jRJAzSiI#caSTzYhk_kaK7Y_09l3RDjYnTn_IC4-htFd3K3CbH-Y

 

1- INTRODUCCIÓN
2- SOBRE LAS EVIDENCIAS ACERCA DE JESÚS
3- CONCLUSIÓN

 

1- INTRODUCCIÓN

Muchos ateos actúan de forma contraria a como ellos mismos se describen, según los ateos, ellos son personas «intelectuales» pero en realidad ellos actúan de forma irracional cuando llegan al punto de negar la existencia histórica de Jesús, actúan de forma irracional ya que promueven el negacionismo y la ahistoricidad [1] y eso es algo absurdo a lo cual no llegaría una persona de mente educada.

Ese tipo de ateos dicen que los primeros cristianos inventaron la figura de Jesús, así que Jesús no sería una persona real que fundó el cristianismo, Jesús solo sería un mito creado por las personas que iniciaron el movimiento cristiano, los ateos que promueven eso se basan en una teoría antigua conocida como «El cristo mito» desarrollada por antiguos europeos que fueron conocidos como los «Mitistas». Pero dicha teoría apenas nació para ver la muerte rápidamente, dicha tesis era tan absurda que los historiadores y académicos la refutaron por completo, como dijo el erudito Robert E. Van Voorst:

«La tesis de la no-historicidad siempre ha sido controvertida y ha fallado constantemente en convencer a los académicos… Los eruditos bíblicos y los historiadores clásicos ahora lo consideran efectivamente refutado» [2]

Hoy ninguna persona seria promueve esa tesis mitista, solo algunos ateos hacen el ridículo al usar una teoría refutadisima hasta la saciedad en sus intentos ilusorios de derribar el cristianismo, el apologista Chris Du Pond correctamente señaló:

«Hay veces que da vergüenza responder a algunos de los argumentos de los amigos ateos por lo malo que son… Alguien que niega la existencia de Jesús de Nazaret se conoce en círculos populares e incluso académicos como «mitista». Cabe mencionar que los académicos e historiadores serios rara vez se dedican a refutar a los mitistas porque esta creencia de que Jesús no existió es absolutamente ridícula» [3]

Muchos ateos pseudo-intelectuales se pasan escribiendo en blogs publicación tras publicación negando la existencia de Jesús, el ciberespacio está inundado de sus artículos falaces, esos tipos son el hazme reír, como dijo Tom Breen:

«Una escuela de pensamiento popular entre los chiflados de Internet sostiene que Jesús no existió realmente» [4]

Los historiadores no niegan la existencia de Jesús, quienes lo hacen son escritores ateos que ni siquiera son autoridad en la rama de historia, ese tipo de escritores alimentados por sus sesgos y prejuicios anti-cristianos han llegado al punto de verse en la penosa necesidad de desenterrar la teoría muerta del cristo mito y sacar su cadáver para a través de argumentos zombis atacar al cristianismo, esos escritores ateos ni siquiera son historiadores, como escribió el erudito de la Universidad de Manchester F.F. Bruce:

«Algunos escritores pueden jugar con la fantasía de un «mito de Cristo», pero no lo hacen por razones históricas. La historicidad de Cristo es tan axiomática para un historiador imparcial como la historicidad de Julio César. No son los historiadores quienes propagan las teorías del «mito de Cristo» [5]

Jesús fue un judío del primer siglo fundador del cristianismo, el movimiento más impactante que alguna vez haya visto nacer la historia, y existen dos clases de evidencias para la existencia de Jesús como ser «La interna y la externa» por medio de las cuales podemos saber de su existencia histórica.

 

2- SOBRE LAS EVIDENCIAS ACERCA DE JESÚS

A.- Evidencia interna:

Muchos maestros de la antigüedad no escribían sino que sus discípulos eran los que ponían por escrito sus enseñanzas, por ejemplo, el gran filósofo Sócrates no escribió nada pero fueron sus discípulos Platón y Jenofonte que escribieron sobre él. [6] El filósofo Epicteto no escribió nada sino que fue su discípulo Arrio quien puso por escrito sus enseñanzas [7] de la misma forma, Jesús no escribió pero sus discípulos pusieron por escrito sus enseñanzas, sus escritos son conocidos como los evangelios.

Hoy sabemos que los evangelios son documentos históricos, gracias a la arqueología se han descubierto inscripciones, monedas etc., de políticos mencionados en los evangelios, también tenemos literatura romana y judía que hacen referencia a personas y lugares descritos en los evangelios, también han habido muchas excavaciones en las llamadas tierras santas, gracias a todo ello se ha logrado comprobar la existencia de lugares y personas mencionadas en los evangelios como ser: Herodes, Pilato, Gamaliel, el río Jordán, el monte Getsemaní, diversas sinagogas etc. El erudito R. T. France señaló:

«Al nivel de su carácter literario e histórico tenemos buenas razones para tratar a los evangelios como fuentes serias. De hecho, muchos historiadores antiguos se considerarían afortunados por tener cuatro relatos confiables como los Evangelios» [8]

¿En qué época fueron redactados los evangelios? Hay dos formas de determinar eso, la primera es que tenemos a escritores romanos que desde los años 95 D.C hasta el año 140 D.C citaron el contenido de los evangelios en sus escritos, esos son las citaciones más tempranas de los evangelios, eso demuestra que los evangelios para el año 100 D.C ya habían sido escritos. [9]

La segunda forma de determinar su composición es a través de la evidencia interna, el templo de Jerusalén era el lugar más sagrado para los judíos y dicho templo fue destruido en el año 70 D.C. Los evangelios no dicen nada acerca de la destrucción del templo lo cual era lo más sagrado para todo judío, la ausencia de ese acontecimiento en los evangelios es evidencia de que fueron escritos antes de la destrucción del templo. [10]

Basados en una investigación exhaustiva de esos dos puntos, se puede determinar la datación de los evangelios, el erudito A.T. Robinson experto en gramática griega y estudios de los manuscritos del Nuevo Testamento de la Universidad de Cambridge, después de un estudio detallado concluyó que Mateo fue escrito entre los años 40 y 60, Marcos alrededor de 45 a 60, Lucas entre 57 y 60, y Juan entre 40 y 65. [11] Todos los evangelios según la datación fueron escritos antes del año 70 en la época de los testigos oculares de Jesús, los evangelios son fuentes históricas tempranas y en ellas están contenidas la información sobre Jesús. [12]

B.- Evidencia externa:

Referencias a Jesús el fundador del cristianismo, se encuentran en fuentes romanas, en esta ocasión solo hablare sobre Tácito.

El historiador y senador romano Tácito se refirió a Cristo en su trabajo «Anales» como historiador preeminente de Roma, Tácito era generalmente conocido por revisar sus fuentes y no tenía la costumbre de informar chismes [13] Tácito era miembro del «Quindecimviri sacris faciundis» un consejo de sacerdotes cuyo deber era supervisar los cultos religiosos extranjeros en Roma, como señala Van Voorst, Tácito adquirió conocimiento histórico de los orígenes cristianos a través de su trabajo con ese grupo [14] Tácito escribió sobre Jesús y su ejecución lo siguiente:

«Nerón se hizo cargo de la culpa e infligió las más exquisitas torturas a una clase odiada por sus abominaciones, llamada cristianos por la población. Cristo de quien se originó el nombre, sufrió la pena extrema durante el reinado de Tiberio a manos de uno de nuestros procuradores, Poncio Pilato, y una superstición muy traviesa, así verificada por el momento, estalló de nuevo no sólo en Judea, la primera fuente del mal, sino incluso en Roma» [15]

Aparte de fuentes griegas tenemos las fuentes judías, los evangelios mencionan que Jesús era odiado por los líderes religiosos judíos y que ellos acusaban a Jesús de hacer milagros con poder demoníaco, también mencionan que ellos acusaron a Jesús, y por culpa de sus acusaciones, Jesús fue ejecutado cerca de la época de pascua, la cual es una importante celebración judía.

Entre las fuentes judías de los primeros siglos se encuentran esos datos históricos contados con hostilidad por parte de los líderes religiosos judíos que eran enemigos de Jesús, el pasaje dice:

«El día antes de la Pascua se colgó a Jesús. Un heraldo se presentó ante él durante cuarenta días proclamando: practicó la brujería y atrajo a Israel para que se extravíe. Que cualquiera que sepa algo a su favor se presente y suplique por él. Pero nada se encontró a su favor, y lo colgaron el día anterior a la Pascua» [16]

F.F. Bruce un erudito en estudios religiosos de la Universidad de Manchester, sobre la referencia a Jesús por parte de los judíos escribió:

«Según los rabinos antiguos cuyas opiniones están registradas en estos escritos, Jesús de Nazaret fue un transgresor en Israel, quien practicó la magia, despreció las palabras de los sabios, guió a la gente al extravío y dijo que no había venido a destruir la ley sino a añadirla. Fue colgado en la víspera de la Pascua a causa de enseñar herejías y engañar a la gente. Sus discípulos, cinco de los cuales son mencionados, sanaron a los enfermos en su nombre» [17]

Los judíos ortodoxos son los que no aceptan el cristianismo, ellos no siguen las enseñanzas de Jesús ya que solo aceptan la Torá, pero ellos saben que Jesús fue un judío histórico, discrepan con sus enseñanzas pero saben que fue un judío real de la misma forma que lo fueron judíos como Rabí Hillel o el Rabí Akiva, uno de los más celebres rabinos ortodoxos conocido como Maimónides escribió:

«El primero que adoptó este plan fue Jesús el Nazareno, que sus huesos se muelan hasta convertirse en polvo. Jesús impulsó a las personas a creer que era un profeta enviado por Dios para aclarar las perplejidades en la Torá, y que él era el Mesías que fue predicho por todos y cada uno de los videntes. Interpretó la Torá y sus preceptos de tal manera que condujeron a su total anulación, a la abolición de todos sus mandamientos y a la violación de sus prohibiciones. Los sabios, de bendita memoria, habiendo tomado conciencia de sus planes antes de que su reputación se extendiera entre nuestra gente, impuso un castigo adecuado para él» [18]

 

3- CONCLUSIÓN

Acerca del individuo que fue el fundador del cristianismo, tenemos como fuentes históricas a los evangelios, las fuentes romanas y judías, el primer tipo de fuente mencionada se conoce como evidencia interna, el segundo tipo, como evidencia externa. Así que los ateos que se pasan afirmando que Jesús no existió solo hacen el ridículo, como bien lo dijo el historiador Paul L. Maier de la universidad de Heidelberg:

«De hecho, hay más evidencia de que Jesús de Nazaret ciertamente vivió que las figuras más famosas del antiguo pasado. Esta evidencia es de dos tipos: interna y externa, o si se quiere, sagrada y secular. En ambos casos, la evidencia total es tan abrumadora, tan absoluta que solo intelectos superficiales se atreverían a negar la existencia de Jesús. Y sin embargo, esta patética negación sigue siendo repetida como un loro por los «ateos del pueblo», los blogueros en Internet o por organizaciones como la «Fundación para la Libertad de Religión» [19]

Así que podemos concluir fuera de toda duda que existió un judío del primer siglo llamado Jesús el cual fue el fundador del cristianismo, el historiador Herbert George del Imperial College London [20] dijo:

«Soy un historiador, y no un creyente, pero debo de confesar que como historiador, ese modesto predicador de Nazaret es irrevocablemente el único centro de la Historia. Jesucristo es fácilmente la figura más prominente en la historia de la Humanidad» [21]

 

Yoel Kesep 15/07/2020

 

Notas:

[1] Promover la ahistoricidad de Jesús es ridículo ya que no hay bases para tal cosa, como dijo Dickson:

«Su inexistencia no se considera ni siquiera como una posibilidad en la erudición histórica. Despedirlo del registro antiguo equivaldría a un abandono total del método histórico»

– John Dickson, Jesus: A Short Life: The Historical Evidence, Oxford, 2008 pp. 22-23

[2] Robert E. Van Voorst, Jesús fuera del Nuevo Testamento: una introducción a la evidencia antigua, 2000 p. 16

[3] Chris Du Pond ¿El Cristianismo se Inventó en el año 303? 2017

[4] Tom Breen, The Messiah Formerly Known as Jesus: Dispatches from the Intersection of Christianity and Pop Culture, Baylor University Press, 2008, p. 138

[5] F.F. Bruce, Los documentos del Nuevo Testamento: ¿son confiables? (6ª ed.) 2003 p. 123

[6] Carlos Goñi Zubieta, Historia de la filosofía I: Filosofía antigua, 2002 p. 99

[7] Carlos Rojas Osorio, La filosofía: sus transformaciones en el tiempo, 2006 p. 121

[8] R. T. France, «The Gospels as Historical Sources for Jesus, the Founder of Christianity,» Truth 1 (1985): 86

[9] Gary R. Habermas, The Historical Jesus: Ancient Evidence for the Life of Christ, 1996 p. 111

[10] César Vidal, El Legado Del Cristianismo En La Cultura Occidental, 2005 p. 281

[11] Ver: A.T. Robinson, Redating the New Testament, Londres, 1976

[12] The Encyclopedia Americana, Volume 16 p. 38

[13] Paul R. Eddy, Gregory A. Boyd, The Jesus Legend: A Case for the Historical Reliability of the Synoptic Jesus Tradition, 2007 p. 181

[14] Van Voorst, Manual para el estudio del Jesús histórico, Leiden, 2011 p. 2159

[15] Tácito: Anales XV, ver online:

https://www.thelatinlibrary.com/tacitus/tac.ann15.shtml

[16] Talmud Babilónico, b. Sanedrín 43a, para información más detallada sobre el Talmud y las referencias a Jesús ver: Jesus Outside the New Testament: An Introduction to the Ancient Evidence, 2000 pp. 75-122

[17] F.F. Bruce, The New Testament Documents—Are They Reliable? (Grand Rapids, MI: Eerdmans) fourth edition, 1953 p. 102

[18] Maimónides, Carta a Yemen, III

También ver: Maimonides, The Epistle to Yemen, trans. Abraham Halkin (Philadelphia: Jewish Publication Society of America) 1985 pp. 98-99

[19] Paul L. Maier, «Did Jesus Really Exist?» citado en: William A. Dembski, Michael R. Licona, Evidence for God: 50 Arguments for Faith from the Bible, History, Philosophy and Science, 2010 p. 143

[20] The Wellsian: selected essays on Herbert George, 2003 p. 17

[21] Herbert George citado en: World Religions and Cults, Volume 2, 2016 chapter 8

Comments are closed.