Francis Collins: Premio Templeton y evolución teísta

FRANCIS COLLINS: PREMIO TEMPLETON Y EVOLUCIÓN TEÍSTA

-Yoel Kesep 22/05/2020

 

Descarga PDF: https://www.mediafire.com/file/zfjob5t7karowde/FrancisCollins.pdf/file

1- INTRODUCCIÓN
2- EVOLUCIÓN
3- EVOLUCIÓN TEÍSTA
4- ARGUMENTOS DE COLLINS
5- CONCLUSIÓN

 

“Los evolucionistas teístas combinan la mala ciencia con la mala teología”
— Wolfgang Smith, físico y filósofo católico [1]

 

1- INTRODUCCIÓN

Francis Collins es un genetista americano, Collins lideró el histórico Proyecto del Genoma Humano, también fue el director de los Institutos Nacionales de Salud de EEUU. [2] Este 20 de Mayo del 2020 nos llegó la noticia de que Collins fue el ganador del Premio Templeton [3] el cual es otorgado a personas que han promovido el dialogo entre la ciencia y la fe.

El científico Collins era un irreligioso, pero él tuvo una conversión y terminó abandonando su viejo ateísmo, en el año 2006 Collins escribió un libro titulado “El lenguaje de Dios: Un científico presenta evidencia para creer” [4] donde expuso varias indicaciones científicas en favor de un Creador.

En primer lugar, científicamente se descubrió que el universo natural tuvo un inicio, pero un ateo no puede apelar a la idea de que fue “una causa natural” que creó “el universo natural”, dado que lo natural aún no existía, lo natural no pudo crear lo natural, afirmar que si sería cometer una absurda falacia circular. [5]

Por lo tanto, la Causa que creó el universo debe estar más allá de lo natural, debe ser una Causa Sobrenatural, Collins correctamente escribió:

“No puedo ver cómo la naturaleza pudo crearse a sí misma. Sólo una fuerza sobrenatural que está fuera del espacio y el tiempo podría haber hecho eso” [6]

Collins también habló sobre el tema del ajuste fino del universo y como este requiere un ajustador, Collins también brindó argumentos sobre como el ADN por sí mismo no explica ciertas cosas, Collins escribió:

“La secuencia de ADN por sí sola nunca explicará ciertos atributos humanos especiales, como el conocimiento de la Ley Moral y la búsqueda universal de Dios”

Collins discutió muchos datos científicos señalando como la mejor explicación de todo ello es la existencia de un Dios Creador.

Pero luego Collins llegó a un punto en el cual se alejó de la ciencia observacional y experimental y se zambulló en especulaciones, Collins habló sobre el tema de la evolución y pretendió mezclar esa especulación con la fe cristiana. Collins sostuvo que Dios creó todas las especies por medio de un proceso evolutivo.

En su libro Collins dejó demostrado que él es partidario de la llamada “evolución teísta”. Collins sobre su postura para la revista “Nature” dijo:

“La evolución es real, pero Dios la puso en marcha” [7]

Actualmente, los cristianos que tratan de aparentar que no hay discrepancia alguna entre cristianismo y evolución siempre citan al “Súper héroe Collins” como el científico cristiano que mantiene una “armonía” entre teología y evolución.

Wayne Rossiter es un biólogo americano que trabaja en el departamento de biología de la Universidad de Waynesburg. [8] Rossiter era un evolucionista ateo pero abandonó su ateísmo [9] y después de realizar un análisis crítico a la evolución también la terminó rechazando.

Rossiter se convirtió en un teísta y en un cristiano, Rossiter ha señalado como la evolución teísta no tiene sentido, primero, la evolución es falsa así que no es un medio por el cual Dios creó las especies, segundo, la teología cristiana en realidad es incompatible con la evolución, por esa razón Rossiter escribió un libro completo en contra del sin sentido de la evolución teísta. [10]

Rossiter en su libro señala como Collins es siempre utilizado por aquellos que tratan de aparentar que no hay contradicción alguna entre cristianismo y evolución, Rossiter escribió:

“Los evolucionistas teístas están empujando a Darwin en cada aspecto de nuestra discusión de fe. Además, lo presentan como si no hubiera conflicto entre las dos ideas (Darwin y Dios). Al estudiante cristiano que se sienta en un aula de la escuela secundaria o la Universidad se le dice que no se sienta incómodo con lo que Darwin tiene que decir. Nuestros educadores señalan nombres como Francis Collins y dicen: “Mira, estos científicos son cristianos, y sin embargo, aceptan a Darwin”. Entonces se le pide al teísta que se adhiera completamente a la evolución darwiniana” [11]

En cuanto al origen de los seres vivos, la evolución enseña una cosa, la teología de la creación enseña algo distinto, por ende, evolución y teología son mutuamente excluyentes, todas las propuestas ad-hoc que se han hecho para tratar de armonizar evolución y teología son explicaciones forzadas para tratar de conciliar lo irreconciliable, cualquier persona honesta intelectualmente no tendrá problema con reconocer esto.

Ahora, en cuanto la evolución biológica, tal tesis no es nada más que un antiguo mito griego que surgió por meras especulaciones y no por investigación científica, tanto las observaciones en el campo y en el laboratorio han demostrado que el cambio biológico que sufren las especies tiene límite y que no existe evolución de nuevas especies.

La evolución es falsa, por ende, no puede ser el medio por el cual Dios creó a los seres vivos, por lo tanto, la postura que promueve Collins (Evolución Teísta) es algo que no tiene sentido.

2- EVOLUCIÓN

La idea de que especies se transforman en otras totalmente distintas es algo que no percibimos en la naturaleza, al contrario, en la naturaleza vemos que las especies se reproducen según su especie y haciendo copias de sí mismas perpetúan su linaje, entre los primeros en fantasear que las especies podían producir especies distintas tenemos a los griegos, una obra de filosofía señala que el griego Anaximandro enseñaba que:

“El hombre evolucionó progresivamente de un pez el cual vivía en una concha” [12]

El libro de texto de Biología escrito por los biólogos Curtis y Schnek señala:

“La idea de que los organismos evolucionan a través del tiempo y de que un tipo de organismo da origen a otro es verdaderamente antigua… La escuela fundada por el filósofo griego Anaximandro ya tenía una concepción del mundo biológico en la que el origen y la transformación de las especies eran el resultado de procesos naturales” [13]

Muchos griegos enseñaron la idea de que especies podían formar otras especies nuevas y distintas, pero esa idea no deriva de información empírica obtenida de la naturaleza a través de nuestros sentidos sensoriales, ergo, esas ideas sobre el transformismo biológico no son científicas, la idea de que especies se transforman en otras solamente es una idea a priori sin correspondencia con la realidad.

El Dr. David Menton es un biólogo celular de la Universidad de Brown y es profesor emérito de la Washington University School, Menton correctamente señaló:

“La evolución… no comenzó con científicos que trabajaban en el campo o en el laboratorio. Los filósofos griegos antiguos fueron quizás los primeros en formular claramente un concepto materialista evolutivo de los orígenes. Debe enfatizarse que estos filósofos griegos no eran científicos ni experimentadores; más bien especularon sobre el origen del universo” [14]

Uno de los primeros en tratar de “vestir” de ciencia las fantasías evolucionistas griegas fue un francés conocido como Lamarck, Lamarck escribió un libro titulado “Filosofía zoológica” donde continuó enseñando la fantasía de la evolución de las especies. [15]

Lamarck fue de los primeros en enseñar que los monos al caminar en dos patas y al tener sus dos patas delanteras libres, desarrollaron así el bipedalismo y sus dos patas delanteras se convirtieron en brazos, convirtiendo así en humanos evolucionados. [16]

La evolución de Lamarck era una masa que mezclaba fantasías con imaginación, semejantes enseñanzas no eran más que especulaciones anticientíficas. El científico Cuvier considerado “El padre de la paleontología” [17] criticó científicamente los errores de Lamarck y los refutó desde la biología, la fisiología y morfología. Los científicos rechazaron la evolución lamarckiana y la mandaron al fondo del cesto de la basura donde permaneció olvidada por mucho tiempo.

Fue hasta 50 años después que un naturalista aficionado [18] llamado Charles Darwin revivió las ideas evolutivas, y desde entonces, el pensamiento evolutivo ha permanecido en nuestra sociedad.

Cuando Darwin era un joven su padre lo mandó a estudiar medicina a la Universidad de Edimburgo, ahí Darwin conoció a un zoólogo llamado Robert Grant el cual le contó a Darwin sobre la evolución que años atrás había sido enseñada por el francés Lamarck.

Pero Darwin le temía a la sangre y a las cirugías, por eso razón dejó trunca su carrera de medicina y abandonó la Universidad. Luego su padre lo mandó a la Universidad de Cambridge a estudiar teología. [19]

Darwin fue una persona con una carrera inconclusa de medicina y un título de teología, posteriormente Darwin se dedicó a estudiar la naturaleza de manera aficionada, Darwin no fue un científico profesional y no tuvo una educación formal en biología.

Darwin solo fue un naturalista amateur y aficionado que sintió admiración por las antiguas ideas evolutivas de Lamarck que aprendió por medio del zoólogo Robert Grant. [20] Fue así como Darwin se dedicó a escribir varios libros donde promovía sus ideas sobre la evolución biológica.

Darwin construyó su tesis evolutiva bajo el materialismo filosófico, el materialismo enseña que solo existe la materia y las fuerzas físicas que actúan en ella, el materialismo rechaza todo lo sobrenatural, Darwin mantuvo su tesis evolutiva bajo un estricto materialismo y negó toda influencia milagrosa, el mismo Darwin sostenía que si su tesis necesitara de la mano divina la despreciaría como basura, Darwin en una carta Ad Lítteram escribió:

“No daría absolutamente nada por la teoría de selección natural si requiere adiciones milagrosas en cualquier etapa del descenso… Si estuviera convencido de que necesitaba tales adiciones la teoría de la selección natural, la rechazaría como basura” [21]

A la doctrina que enseña que Dios creó individualmente a las especies se le llamó “creaciones separadas” y Darwin enseñó la evolución con su intención de destrozar la fe en la creación, el mismo Darwin en su libro “El Descenso Del Hombre” escribió lo siguiente:

“Al menos, como espero, he hecho un buen servicio al ayudar a derribar el dogma de la creación separada” [22]

La tesis evolucionista de Darwin era materialista y contrariamente opuesta al Génesis bíblico que enseña la doctrina de las creaciones separadas, Thomas Huxley fue un biólogo amigo de Darwin y el principal científico en difundir sus ideas y por ello fue apodado “El bulldog de Darwin”[23] Huxley sabía que la evolución enseñada por Darwin es opuesta al cristianismo, Huxley dijo:

“La doctrina de la evolución es directamente antagónica a la de la creación. La evolución, si es aceptada consistentemente, hace imposible creer en la Biblia” [24]

3- EVOLUCIÓN TEÍSTA

La evolución enseñada por Darwin, al ser materialista y contraria a lo que enseña las escrituras, les cayó como anillo al dedo a los ateos y a los despreciadores del cristianismo, por esa razón los darwinistas ateos alegaban que la evolución era cierta, la presentaban como un hecho incuestionable, los materialistas filosóficos tomaron la evolución para usarla contra la religión, ellos decían que las especies eran el producto evolutivo de un proceso sin guía puramente material y que no existía ningún Creador de los seres vivos.

La evolución materialista era usada para atacar la fe, y por eso, un católico sacerdote jesuita llamado Pierre Chardin hizo intentos en combinar el cristianismo y la evolución para así hacer cesar los ataques del evolucionismo ateo. Antonio Cruz es un biólogo español de la Universidad de Barcelona [25] Antonio Cruz sobre este punto mencionó:

“El evolucionismo propuesto por Darwin ha sido utilizado durante todo el siglo XX por los partidarios del materialismo puro para corroer la creencia en un Dios Creador. Muchos pensadores cristianos, como Pierre Teilhard de Chardin y otros, procuraron hacer frente a tal ataque conciliando la teoría transformista con la fe, abundando en la posibilidad de que la creación hubiera ocurrido mediante un proceso de evolución darwinista dirigido por Dios. Se elaboró así una moderna cosmogonía evolucionista-teísta que suavizaba el relato bíblico, reduciéndolo a una especie de parábola constituida por verdades simbólicas que no debían interpretarse en sentido literal. De esta manera se pretendía que la Biblia no entrara en conflicto con los enunciados transformistas de la ciencia que, en aquella época, se consideraban verdaderos” [26]

Como muchos teólogos católicos eran expertos en lo relativo a las escrituras, pero desconocían por completo las ciencias fácticas, ellos pensaban que la evolución era verdadera como tanto alegaban sin cesar los fanáticos darwinistas, por eso sin más remedio no les quedo otra cosa que resignarse y aceptar que la evolución ocurrió, pero que Dios estaba como fantasma detrás de ella, encendiendo la mecha que dio inicio a la evolución y luego desapareciendo y no estando más activo en la historia natural. Luego aparecieron algunos Papas que le dieron el visto bueno a la evolución y la respaldaron, desde entonces, el catolicismo aceptó la evolución teísta y luego le siguieron varias denominaciones entre los protestantes.

Los evolucionistas teístas toman el libro de Génesis y lo representan como mito o alegoría para luego re-interpretarlo y a la fuerza tratar de encajar las especulaciones evolutivas con los relatos del Génesis, para ello hacen exageradas maromas hermenéuticas y basados en horrendas eiségesis re-interpretan el Génesis para calzarlo a la fuerza y como sea con la evolución, eso es evidencia clara que biblia y evolución en principio si son incompatibles y se requiere triquiñuelas interpretativas para hacer de la biblia y evolución algo “compatible”.

4- ARGUMENTOS DE COLLINS

El hermano Francis Collins, gracias a Dios, abandonó el ateísmo, Collins aceptó la existencia de una primer causa metafísica necesaria de la cual depende el universo contingente (un Dios) y aceptó que ese Dios se reveló a los humanos a través de la religión cristiana, pero Collins se adhirió al evolucionismo teísta y promueve que el Dios cristiano creó todas las especies por medio de la evolución.

Collins ciertamente eligió la evolución teísta para no causar controversia entre los dogmáticos evolucionistas que aman cargar en sus espaldas con el paradigma darwinista, en los estados unidos los darwinistas hacen mucha oposición contra los creacionistas ya sean de la tierra joven (Jeanson) o de la tierra antigua (Ross) reciben un poquito de aceptación los evolucionistas teístas, Collins ciertamente no quiso involucrarse en escándalos y vio más fácil defender una evolución teísta.

Collins para tratar de justificar su postura, en su libro del 2006 titulado “El lenguaje de Dios” afirmó que la evolución tiene “evidencias abrumadoras”. Fue así como Collins trató de validar la evolución para luego de mostrarla como un “hecho” comenzar a mezclarla con el cristianismo.

Pero la defensa que Collins hizo de la evolución es la misma vieja y aburrida defensa que desde hace décadas atrás han hecho los darwinistas, por ejemplo, Francis Collins usó la idea de órganos vestigiales en favor de la evolución.

Darwin no era fisiólogo, por tal razón, Darwin no era un especialista en el estudio y comprensión de los órganos de los seres vivos, Darwin creía que los humanos tenían órganos inútiles que no tenían función, y alegaba que ese tipo de órganos eran prueba de la evolución, según Darwin, habían órganos que eran funcionales en especies primitivas, pero cuando se produjo la evolución, esos órganos ya no eran más necesarios así que quedaron como restos evolutivos, órganos inútiles que ya no tienen función.

Los evolucionistas tenían una lista de más de 100 órganos que supuestamente eran inútiles y sin función alguna, pero la investigación científica demostró que esos órganos si tenían función y eran útiles, la Enciclopedia Británica informó:

“Actualmente se sabe que muchos de los llamados órganos vestigiales cumplen funciones importantes” [27]

Collins también usó como prueba de la evolución el llamado “ADN basura”

Hace décadas los científicos habían notado que la mayor parte del ADN no codifica proteínas, así que los darwinistas aseveraron que toda esa parte del ADN no codificante era inservible, los darwinistas dijeron que fue por los procesos evolutivos que la mayor parte del ADN había quedado inservible, según ellos, a medida que la vida evolucionó, errores se iban acumulando y la información genética inútil e ilegible se acumuló y permaneció fija, y hoy podemos ver toda esa basura genética en el ADN inservible que no codifica proteínas, por esa razón fue que al ADN no codificante lo bautizaron como “ADN basura”.

Pero 6 años después de que Collins escribiera su libro, la idea del ADN basura recibió un gran golpe, en el año 2012 el proyecto de la Enciclopedia del ADN llamado “ENCODE” que estaba formado por 400 científicos en 32 laboratorios publicó los hallazgos de sus investigaciones en las cuales descubrieron que 80% de todo el ADN contiene elementos vinculados a funciones bioquímicas (tiene actividad bioquímica específica) así que las partes del ADN consideradas basura porque se creía eran inútiles, en realidad si tienen función, y otros estudios hechos después del año 2012 han descubierto grandes cantidades de funciones específicas para lo que se creía que solo era basura.

Collins también cometió el mismo error que el naturalista aficionado Darwin en su afán de probar la evolución, Darwin por evolución lo que enseñaba es que las especies podían transformase en otras especies diferentes, por ejemplo, Darwin escribió sobre peces que se podían convertir en aves verdaderas. [28]

Pero eso no es real, en la naturaleza no suceden esa clase de cambios extremos, no hay evidencia que demuestre que un tipo de especie puede cambiar y originar otro tipo de especie diferente a ella, por eso Darwin de forma falaz usaba ejemplos de cambios pequeños dados en las especies para tratar de justificar sus fantasías sobre la macroevolución.

Los cambios existen pero de forma limitada dentro de las especies, por ejemplo, si tú eres un criador de palomas, puedes tomar una paloma silvestre y seleccionar sus mejores rasgos, tú podrías por selección llegar a producir una gran variedad de palomas de diferentes formas, tamaños y colores, pero las palomas seguirán siendo palomas. Cambios en las especies si existen y son reales, pero tienen límites y no son macroevolución.

En la naturaleza si ocurren cambios pero son cambios limitados dentro de las especies, usar esos cambios limitados que sufren los seres vivos para afirmar locuras de transformación y aparición de nuevos tipos de seres vivos totalmente diferentes (macroevolución) es algo falaz.

Darwin daba ejemplos de pequeños cambios limitados observados en las especies y luego extrapolaba eso para sostener que un tipo de ser vivo podía transformarse y evolucionar en otro tipo de ser vivo totalmente diferente (macroevolución) ese mismo error de extrapolación fue usado como “prueba” de la evolución por parte de Francis Collins, como dijo Klinghoffer:

“Collins supone, como lo hizo Darwin, que los científicos pueden extrapolar razonablemente de micro a macroevolución” [29]

Jonathan Wells es un biólogo celular y molecular de la Universidad de California [30] que escribió un artículo donde señaló todos los errores científicos que Francis Collins cometió en su libro “El lenguaje de Dios” para tratar de probar la evolución. [31]

Wells señaló que las supuestas “evidencias abrumadoras” presentadas por Collins en favor de la evolución en realidad no son evidencias de tal cosa, muchos datos usados por Collins han sido revertidos por la nueva evidencia científica, otros datos en realidad no prueban la macroevolución sino que solo demuestran cambios limitados dentro de las especies los cuales ni siquiera generan nuevos tipos de seres vivos etc.

Wayne Rossiter es un biólogo americano que era ateo y evolucionista, Rossiter abandonó el ateísmo y también abandonó la evolución, Rossiter escribió un libro completo en contra de la falaz evolución teísta, su libro contiene un capitulo en donde refutó científicamente los argumentos que Collins inútilmente utilizó para tratar de justificar la evolución.

En la introducción antes de analizar y refutar la falsa argumentación de Collins en favor de la evolución, Rossiter escribió:

“La premisa de la evolución — que la teoría de Darwin explica la naturaleza — es la apreciación del evolucionista teísta… Me detendré aquí brevemente para ilustrar otra posición espuria. En su libro “El lenguaje de Dios” Francis Collins presenta una “evidencia abrumadora” de la evolución darwiniana. Entre esas evidencias está el ADN basura, los pseudo-genes compartidos y varios casos de microevolución. Como ha escrito Jonathan Wells, muchas de las evidencias de Collins se han revertido por completo, han sido cuestionados o requieren suposiciones adicionales. Trato muchos de ellos en el capítulo 6 de este libro” [32]

5- CONCLUSIÓN

La infantil idea de que las especies pueden evolucionar y transformarse en especies diferentes fue una especulación errónea que nació en la antigua Grecia, fue una de las tantas ideas absurdas promovidas entre los griegos, al igual que la idea errónea de que la putrefacción daba a luz seres vivos como los insectos. [33]

Tiempo después, un francés continuó enseñando la falsa idea de la evolución, luego la retomó el inglés Charles Darwin, y posteriormente los ateos se arremangaron de ese mito para así oponerse a la religión.

Varios cristianos han tratado de fusionar la fe con la evolución, pero no hay motivo para hacer tal horrenda combinación, las escrituras son la revelación dada por Dios, y la evolución no es más que un antiguo mito griego. No hay razón para tratar de unir la verdad con la mentira.

Los creyentes que han pretendido mezclar la evolución con la teología cristiana han terminado fracasando, y Francis Collins no fue la excepción, por ejemplo, Francis Collins en su intento de probar la evolución usó datos descartados, argumentos antiguos ya refutados por la ciencia moderna, tal es el caso de afirmar que el apéndice es un órgano vestigial inútil cuando en realidad las investigaciones fisiológicas han demostrado que el apéndice si tiene función.

Joseph Kezele es un médico y profesor de biología que en una su reseña crítica contra el libro de Francis Collins dijo:

“Desafortunadamente, el libro está lleno de fallas en la interpretación de los hechos observados, debido a la presuposición evolucionista que tiene Collins. Pero lo más decepcionante para mí como médico son las repeticiones de engaños evolutivos refutados con respecto a la anatomía humana. La investigación ha confirmado que el diseño de la retina es ideal, la columna vertebral está bien diseñado para una óptima flexibilidad y la carga de peso, y que el apéndice tiene funciones muy importantes como parte del sistema inmune” [34]

L. Weinberger en su revisión del libro de Collins concluyó:

“Sin embargo, debemos concluir con tristeza que la mayoría de los argumentos de Collins van por el camino equivocado. En lugar de crear una armonía entre la fe y la ciencia, la evolución teísta subsume la autoridad de las Escrituras… Dejando una estela de confusión filosófica” [35]

En resumen: La evolución es falsa, no es más que una arcaica y retrograda idea griega que infructuosamente a tratado de ser vestida de ciencia desde los tiempos de Lamarck, ese caduco mito griego no es un hecho y por esa razón muchos genetistas, biólogos y paleontólogos rechazan la evolución (Sanford, Purdom, Damadian, Bechly etc.) así que no hay necesidad de sostener una evolución teísta ni de usar la imagen de Francis Collins para apoyarla.

 

Yoel Kesep 22/05/2020

Notas:

[1] Wolfgang Smith, The Wisdom of Ancient Cosmology: Contemporary Science in Light of Tradition, 2003 p. 200

[2] Ieuan Hughes, Doctors to the Genome: From Conception to Maturity, 1998 p. 17

[3] NIH Chief Francis Collins Awarded 2020 Templeton Prize, NPR News, 20 May 2020

[4] Francis Collins, The Language of God: A Scientist Presents Evidence for Belief

https://www.amazon.es/Language-God-Scientist-Presents-Evidence/dp/1416542744

[5] Muchos ateos son esclavos del «cientificismo» lo cual es la idea de que «solo el conocimiento científico es la única forma legítima de conocimiento». Pero el cientificismo se refuta a si mismo ya que la afirmación «El conocimiento científico es la única forma legítima de conocimiento» no puede verificarse por métodos científicos.

Como señala el filósofo y biofísico Kirk Durston, el cientificismo no es ciencia sino una postura filosófica, y una mala postura filosófica ya que se refuta a sí misma.

Lo ateos cientificistas siempre tratan de explicar el origen del universo natural a través de una causa natural, pero eso es falaz, dado que lo natural aun no existía, una causa natural no pudo crear el universo natural, afirmar que si es caer en una falacia circular. El filósofo y biofísico Kirk Durston correctamente señaló:

«La ciencia revela que la naturaleza (compuesta de espacio, tiempo, materia y energía) tuvo un comienzo. El cientificismo requiere una explicación natural del origen de la naturaleza, una imposibilidad lógica. Uno no puede proporcionar una explicación natural para el origen de la naturaleza sin asumir la existencia de la naturaleza en esa explicación «natural»: una falacia circular. Para evitar la falacia circular, la lógica dicta que la causa de la naturaleza debe estar más allá de la naturaleza»

— Kirk Durston, The Corrupting Influence of Scientism, August 7, 2015

[6] Francis Collins, The Language of God, 2006 p. 67

[7] Francis Collins in: «Building bridges». Nature. 442 (7099): 110. 2006

[8] http://waynesburg.academia.edu/WayneRossiter

[9] James Bishop, How Science & Morality Led Biologist, and Former Atheist, Wayne Rossiter to Christianity, January 28, 2017

[10] Wayne Rossiter, Shadow of Oz: Theistic Evolution And The Absent God

https://www.amazon.es/Shadow-Oz-Wayne-D-Rossiter/dp/1498220746

[11] Wayne Rossiter, Shadow of Oz: Theistic Evolution And The Absent God, 2015 p. 6

[12] Los grandes pensadores, La filosofía presocrática: Sócrates y los sofistas, 1925 p. 24

[13] H. Curtis, A. Schnek, Biología 7a. Edición, 2008 p. 332

[14] Dr. David Menton, The Origin of Evolutionism: It Didn’t Begin with Darwin, St. Louis MetroVoice 5, no. 5 (May 1995)

[15] Alberto Gomis Blanco, La biología en el siglo XIX, 1992 p. 31

[16] Lamarck enseñaba que los monos se habían transformado en humanos, 50 años antes que Darwin Lamarck escribió:

«Ciertamente, si alguna raza de monos pierde por necesidad de circunstancias, o alguna otra causa, el hábito de trepar a los árboles y agarrar ramas con los patas… Y si los individuos de esa raza, durante generaciones, se vieron obligados a usar sus patas solo para caminar y dejaron de usar sus manos como pies, sin duda, estos simios se transformarían en seres de dos manos y sus pies ya no servirían para nada más que caminar»

— Lamarck, Philosophie zoologique (1809) citado por el evolucionista Donald R. Prothero en: When Humans Nearly Vanished: The Catastrophic Explosion of the Toba Volcano, 2018 p. 96

[17] Miguel Ángel González, El método experimental y la ciencia de lo vivo, 2002 p. 26

[18] Darwin no fue científico profesional con preparación formal en biología, Darwin en su juventud estaba estudiando medicina en la Universidad de Edimburgo pero abandonó la carrera, luego su padre lo mandó a la Universidad de Cambridge a estudiar teología. Darwin toda su vida fue un naturalista aficionado, y de hecho, los científicos profesionales de la época (como Pierre de la Academia Francesa de Ciencias y Agassiz de la Universidad de Harvard) señalaron y refutaron los errores de Darwin, como señala Vance Ferrell:

«Darwin no era un científico profesional sino un aficionado, y uno que realizo un trabajo de peor calidad que el de la mayoría de su tiempo»

— Vance Ferrell, The Evolution Handbook, Edition 1996 p. 113

[19] Stanley A. Rice, Encyclopedia of Evolution, 2009 p. 109

[20] Ana Barahona, Filosofía e historia de la biología, 2004 p. 170

[21] Leer online: https://www.darwinproject.ac.uk/letter/DCP-LETT-2503.xml

[22] Darwin, The Descent of man, 1871 p. 147

[23] Aldo Mieli, Panorama general de historia de la ciencia, 1946 p 85

[24] Thomas Huxley citado en; Ronald L. Numbers, Creation-evolution debates, 1995 p. 52

[25] Ver biografía: https://www.clie.es/autor/antonio-cruz-suarez-v2

[26] Antonio Cruz, Darwin no mató a Dios, 2013 p. 91

[27] Encyclopedia Britannica, Vol. 8, 1946 p. 926

[28] Existen peces que con sus aletas se impulsan fuera del agua y luego vuelven a zambullirse, a esos peces se les conoce como peces voladores, Darwin incluso escribió sobre la idea de concebir que ese tipo de peces pudieran convertirse en aves verdaderas, Darwin escribió:

«Es concebible que los peces voladores, que ahora se deslizan por el aire, ligeramente subiendo y bajando con la ayuda de sus aletas revoloteando, podrían haber sido modificados en animales perfectamente alados»

— Darwin, On the Origin of Species by Means of Natural Selection, 1860 p. 163

[29] David Klinghoffer, Francis Collins: una biografía, Discovery, 1 Mayo 2009

[30] John Angus Campbell, Darwinism, Design, and Public Education, 2003 p. 634

[31] Jonathan Wells Ph.D., Darwin of the Gaps: Review of The Language of God: A Scientist Presents Evidence for Belief by Francis Collins, March 26, 2008

[32] Wayne Rossiter, Ibíd. p. 47

[33] Johannes Müller, Tratado de fisiología – Volúmenes 1-2 – 1846 p. 22

[34] Joseph Kezele, Reseña del libro: El lenguaje de Dios por Francis Collins, 30 de octubre de 2006

[35] L. Weinberger, Armonía y discordia: Una revisión de El lenguaje de Dios de Francis S. Collins, Journal of Creation 21 (1): 33–37, abril de 2007

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *