Nicolás Copérnico: Padre de la astronomía moderna

NICOLÁS COPÉRNICO: PADRE LA ASTRONOMÍA MODERNA

-Yoel Kesep 19/02/2021

 

Descarga PDF: http://www.mediafire.com/file/ugpfzxwp9vk84oy/Copernico.pdf/file

 

1- INTRODUCCIÓN
2- GRIEGOS Y DIOS
3- GRIEGOS Y GEOCENTRISMO
4- COPÉRNICO
5- COPÉRNICO Y HELIOCENTRISMO
6- TEÍSTA Y CRISTIANO
7- CONCLUSIÓN

 

«A través de una observación constante y un contacto significativo con el orden divino de la estructura del mundo, arreglado por la sabiduría de Dios ¿Quién no se sentiría guiado a admirar al Constructor que creó todo?»
— Copérnico [1]

1- INTRODUCCIÓN

Nicolás Copérnico nació un día como hoy, 19 de febrero de 1473, en Prusia.

Copérnico fue un amante de la ciencia que estudia los cuerpos celestes, a dicha rama de la ciencia Copérnico la llamó: «La más bella y más digna de ser conocida» [2]

Copérnico notó problemas en el milenario sistema astronómico aristotélico-ptolemaico el cual estaba basado en el geocentrismo, por esa razón, Copérnico basado en los datos de observaciones astronómicas antiguas, y en nuevos datos obtenidos en su época, construyó una teoría astronómica-matemática heliocéntrica.

El sistema propuesto por Copérnico se ajusta con precisión a la realidad, revolucionó la rama de la astronomía, por esa razón Nicolás Copérnico es considerado:

«El padre de la astronomía moderna» [3]

2- GRIEGOS Y DIOS

Los filósofos griegos estudiaron la naturaleza y el universo, ellos escribieron sobre astronomía, física, biología etc., esos hombres sabios de la antigüedad desde el orden del universo y propósitos intrínsecos en la naturaleza (causas finales) dedujeron la existencia de un Ser Inteligente que había ordenado el universo.

El gran filósofo Tales de Mileto fue el primero de los griegos en predecir teóricamente un eclipse solar de forma precisa. [4] Tales dijo que de todas las cosas la más antigua:

«Es Dios, porque es eterno. Lo más hermoso es el mundo, porque es obra de Dios» [5]

El filósofo Platón fundador de la Academia [6] enseñó que las personas pueden descubrir la existencia de Dios al estudiar:

«El orden y movimiento de las estrellas, y de todas las cosas bajo el dominio de la Mente que ordenó el universo» [7]

El filósofo Aristóteles fundador del Liceo [8] escribió varios argumentos en favor de la existencia de Dios, Aristóteles en su libro Metafísica se refirió a Dios como:

«El primer motor, un Ser vivo, inteligente, eterno, y el bien supremo que es la fuente del orden del cosmos» [9]

Crisipo uno de los mayores filósofos estoicos en su argumento en favor de la existencia de Dios escribió:

«Si hay algo que los humanos no pueden producir entonces el ser que lo produce es mayor que los humanos. Pero los humanos no pueden producir las cosas que están en el universo: los cuerpos celestes etc. Por lo tanto el ser que los produjo es superior a los hombres, pero ¿quién está allí que es superior a la humanidad excepto Dios? Por lo tanto, Dios existe» [10]

3- GRIEGOS Y GEOCENTRISMO

Los sabios griegos dedujeron la existencia de un Dios que organizó el universo, pero ellos creían que la tierra había sido ubicada en el centro de todo, y eso debido a la percepción que tenemos de las cosas debido a la apariencia.

Es aparente que la tierra esta fija e inmóvil debido a que no sentimos que esta se mueve y orbita, cuando observamos al cielo es aparente que todos los astros se mueven alrededor de la tierra etc.

Aristóteles basado en la apariencia, enseñó que la tierra está en el centro del universo, fija e inmóvil, y que los demás planetas estaban adheridos a esferas las cuales los hacían orbitar. [11]

Los griegos aceptaron el geocentrismo como el modelo real de nuestro universo, y esa creencia parecía tan obvia que fue aceptada uniformemente por los romanos, por ejemplo, el gran filósofo romano Cicerón escribió que el Sol orbitaba la tierra anualmente, Cicerón escribió:

«El sol, terminando su trayectoria por medio de los dos puntos extremos de una órbita, completa sus recorridos anualmente» [12]

Plinio el Viejo escribió:

«Sólo la tierra permanece inmóvil, mientras que todas las cosas giran a su alrededor» [13]

La consolidación absoluta del sistema geocéntrico llegó con la obra escrita por el célebre astrónomo y matemático Ptolomeo. Ptolomeo vivió en el imperio romano en el siglo II. [14]

Ptolomeo continuó la tradición del sistema geocéntrico aristotélico y escribió un libro que fue conocido como el «Almagesto», como escribió el físico Stephen Hawking:

«Aristóteles creía que la Tierra era estacionaria y que el Sol, la Luna, los planetas y las estrellas se movían en órbitas circulares alrededor de la tierra… Esta idea fue ampliada por Ptolomeo en el siglo II D.C.» [15]

El libro Almagesto fue un texto de autoridad para los astrónomos durante siglos, por lo tanto, se perpetuó la idea de que la tierra estaba inmóvil y que todos los planetas incluyendo el Sol orbitaban alrededor de ella.

Entre los antiguos hubo una persona que se opuso al geocentrismo, fue alguien llamado Aristarco de Samos (310 a. C. – 230 a. C.) Aristarco fue la primera persona conocida que propuso el modelo heliocéntrico del Sistema Solar, colocando el Sol, y no la Tierra, en el centro del universo.

Pero los griegos y romanos consideraban ridículas las hipótesis de Aristarco ya que no entendían como la tierra podía moverse sin mandar disparados a sus habitantes y provocar un caos, el célebre astrónomo Ptolomeo dijo que si la tierra se movía entonces:

«Los animales y otros pesos quedarían colgando en el aire, y la Tierra caería muy rápidamente de los cielos… El mero hecho de concebir tales cosas las hace parecer ridículas» [16]

Era inconcebible en la época antigua que la tierra tuviera movimiento, por esa razón, esa idea se extinguió y nadie la tomó en serio, como menciona un artículo:

«Aristarco, se tomó en serio la idea pero fue ridiculizado por defender una teoría tan obviamente irracional» [17]

4- COPÉRNICO

Copérnico nació al este de Polonia, donde su padre era un influyente hombre de negocios.

Copérnico estudió primero en la Universidad de Cracovia, donde se interesó por la astronomía, y luego pasó a la Universidad de Bolonia para estudiar griego, matemáticas y más astronomía.

Copérnico luego fue a Italia donde completó su doctorado en derecho y estudió medicina en la Universidad de Padua.

Copérnico fue un hombre muy respetado, como escribió el científico D.R. Faulkner:

«Copérnico fue un erudito muy consumado. Realizó estudios de derecho canónico, medicina, matemáticas y astronomía… Incluso estudió economía, siendo al parecer el primero en deducir la teoría cuantitativa del dinero y uno de los primeros descubridores de la ley de Gresham (a veces se la llama ley de Gresham-Copérnico). Además de practicar la medicina, Copérnico fue muy solicitado en el servicio gubernamental y como diplomático» [18]

5- COPÉRNICO Y HELIOCENTRISMO

Copérnico después de sus exhaustivas investigaciones astronómicas se percató que el sistema geocéntrico era inadecuado, y que un modelo heliocéntrico estaba más de acuerdo con las observaciones.

Copérnico señaló que los antiguos entendieron que existe un Dios, pero que no pudieron entender cómo funciona la obra de Dios, ellos perpetuaron una confusión en las teorías astronómicas ya que no entendieron cómo funcionaba el universo creado por el Divino Artesano, Copérnico escribió:

«Durante mucho tiempo, pues, reflexioné sobre esta confusión en las tradiciones astronómicas relativas a la derivación de los movimientos de las esferas del universo. Empecé a molestarme porque los movimientos de la máquina del mundo, creada para nosotros por el mejor y más sistemático Artesano de todos, no fueran comprendidos con mayor certeza por los filósofos» [19]

Copérnico se dedicó a leer en las obras antiguas para investigar si alguien se había enseñado sobre la tierra y su movimiento, Copérnico escribió:

«Por esta razón emprendí la tarea de releer las obras de todos los filósofos que pude obtener para saber si alguien había propuesto alguna vez otros movimientos de las esferas del universo que los expuestos por los maestros de astronomía en las escuelas. Y de hecho, primero encontré en Cicerón que Hicetas suponía que la tierra se movía. Más tarde descubrí también en Plutarco que algunos otros eran de esta opinión»

Copérnico tomó los datos de miles de años de observaciones astronómicas anteriores, los combinó con los suyos y recalculó minuciosamente todas las posiciones planetarias, así desarrolló una hipótesis que encajaba con los hechos.

Copérnico dibujó un diagrama con el cual representó el modelo heliocéntrico, dicho diagrama aún sigue siendo el modelo de nuestro sistema solar.

Copérnico escribió un libro titulado «Sobre las revoluciones de los cuerpos celestes» en el cual respaldó sus hipótesis con teoremas y complejas matemáticas, como señala un artículo de la BBC:

«Pero casi todas las páginas del extraordinario trabajo no están llenas de palabras, sino de números. Cálculos, teoremas y dibujos geométricos sustentan el diagrama» [20]

Copérnico escribió que la tierra tiene dos movimientos (rotación y traslación) por esa razón la tierra gira y las cosas no salen disparadas, la tierra preserva estabilidad y por eso no sentimos que la tierra orbita alrededor del sol. Así científicamente explicó algo que no entendieron los filósofos griegos y romanos, y que representaba quizás la mayor objeción a la idea del movimiento de la tierra.

La hipótesis de Copérnico era muy sólida, la expuso geométricamente en detalle con observaciones astronómicas seleccionadas para derivar los parámetros de su modelo y escribió numerosas tablas astronómicas que permitían calcular las posiciones pasadas y futuras de las estrellas y planetas.

Fue así como Copérnico trasladó el heliocentrismo de una especulación filosófica, a una ciencia astronómica geométrica predictiva.

6- TEÍSTA Y CRISTIANO

Copérnico fue un teísta, él creía en la existencia de un Ser Sabio que había creado el universo, Copérnico constantemente llamaba a Dios el «Artesano».

¿Por qué orbitan los planetas? Copérnico escribió que el Artesano había diseñado un universo donde existía una inclinación en los cuerpos materiales para que se movieran dentro del espacio, Copérnico llamó a eso «gravedad»

Copérnico escribió que Dios había diseñado un universo donde se produce gravedad, y por la gravedad orbitan los planetas, Copérnico escribió:

«Yo mismo considero que la gravedad es una cierta inclinación natural con la que el Artesano de todas las cosas hizo que las partes se reúnan en una unidad y plenitud al reunirse en la forma de un globo. Es fácil creer que el Sol, la Luna y otras luminarias entre las estrellas errantes tienen también esta tendencia, de modo que, por su acción, conservan la forma redondeada en la que se revelan, pero sin embargo dan vueltas a sus órbitas de diversas maneras. Si entonces la Tierra realiza también otros movimientos, como por ejemplo el del centro, éstos deben ser necesariamente como los que se manifiestan de manera similar en muchos cuerpos externos en los que encontramos una órbita anual» [21]

Pero Copérnico no solo fue un teísta que creía que Dios creó el universo pero luego ya no interactuaba más con el, al contrario, para Copérnico, el Dios Creador había establecido una relación con sus criaturas y se había revelado por medio de la religión.

Copérnico fue un cristiano y sirvió en la iglesia, Mark Galli escribió que Copérnico fue instalado como:

«Un canónigo (un puesto permanente de personal en una catedral). Y como canónigo, fue confidente y secretario del obispo» [22]

Copérnico se tomaba muy enserio la religión, el francés Isaac Pereire señaló:

«El gran astrónomo Copérnico era sumamente religioso» [23]

Copérnico hizo una petición antes de morir, pidió que escribieran una oración en su tumba en Frauenburg, Polonia, la oración de Copérnico es la siguiente:

«Oh Señor, la gracia recibida por Pablo no te la puedo pedir,
La misericordia que mostraste a Pedro, no me atrevo a solicitar
Pero Señor, la gracia que Tú concediste al ladrón que moría en la cruz,
Esa Dios, es la gracia que pido de Ti.
No hay nadie que no pueda llegar a Ti en esta condición»
 [24]

7- CONCLUSIÓN

El gran astrónomo Copérnico admiraba mucho la sabiduría del Creador, Copérnico dijo que el universo fue:

«Construido para nosotros por el mejor y más ordenado Artesano de todos» [25]

Para Copérnico había una armonía entre la fe y la ciencia, Ernest Kowalczyk en un artículo de la revista «National Geographic» escribió:

«Copérnico, un hombre de ciencia y fe, vivió durante una época de grandes cambios en Europa. Un nuevo florecimiento del pensamiento humanista se estaba extendiendo por todo el continente, a medida que los académicos y artistas miraban hacia la era clásica y aplicaban su influencia en el arte, la arquitectura, la literatura, la política y la ciencia» [26]

Como científico, Copérnico realizó una gran labor al demostrar que las observaciones astronómicas en realidad revelan un modelo heliocéntrico del sistema solar, además de responder las objeciones que los geocentristas griegos y romanos habían hecho contra la idea de que la tierra orbita al sol, en realidad, no hay imposibilidad en ello, sino solo errores de comprensión debido a tomar la apariencia común y creer que esta refleja una tierra estacionaria.

Copérnico revolucionó la astronomía, por esa razón el gran y celebre astrónomo Tycho Brahe considerado «el más preciso observador de los cuerpos celestes» dijo sobre Copérnico:

«Nicolás Copérnico, el distinguido e incomparable maestro… Su modelo copernicano del universo es un artificio matemático que arroja predicciones astronómicas de gran exactitud… Porque él, si es que hay alguien, se destacó y tuvo la más perfecta comprensión de los requisitos geométricos y aritméticos para construir esta disciplina. Tampoco fue inferior a Ptolomeo en ningún aspecto; al contrario, le superó ampliamente en ciertos campos, especialmente en lo que se refiere al dispositivo de adecuación y armonía compendiosa en las hipótesis» [27]

El 19 de febrero de 2010 la «Unión Internacional de Química Pura y Aplicada» en honor a Copérnico, nombró al elemento 112 de la tabla periódica como: Copernicio. [28]

 

Yoel Kesep 19/02/2021

Notas:

[1] Copérnico citado en: Adam Mabry, Life and Doctrine: How the Truth and Grace of the Christian Story Change Everything, 2014 p. 17

[2] Copérnico citado en: Jan Adamczewski, Nicolaus Copernicus and His Epoch, 1974 p. 135

[3] Stephen Paul Mizwa, Nicholas Copernicus: 1543-1943, 1969 p. 25

[4] Jaime Balmes, Curso de filosofia elemental: Lógica- metafísica-ética-historia de la filosofía, 1849 p. 497

[5] René François Rohrbacher, Historia universal de la Iglesia Católica, Volumen 2, 1899 p. 622

[6] Giovanni Reale, Historia de la filosofía – Volumen1 – 2007 p. 253

[7] Platón, Laws 12.966e

[8] Tomás Calvo Martínez, Aristóteles y el aristotelismo, 1996 p. 49

[9] Aristóteles, Met. Λ 7, 1072b19-30

[10] Crisipo citado en: Cicerón, De Natura Deorum, iii. 10. Cf. Ii

[11] Leonardo Moledo, Así se creó la ciencia, 2008 p. 55

[12] Cicerón, The treatises of M.T. Cicero on the nature of the gods [tr. by T.Francklin] 1853 p. 31

[13] Plinio en: Pliny the Elder, Delphi Complete Works of Pliny the Elder, 2015 p. 4

[14] Heath, Sir Thomas (1921). A History of Greek Mathematics. Oxford: Clarendon Press. pp. vii

[15] Stephen Hawking, A Brief History of Time, Edition 2011 p. 2

[16] Ptolomeo citado en: Theodore W. Jeffries, Science in Civilization, 1971 p. 19

[17] https://www.bbc.com/mundo/noticias-53287133

[18] D.R. Faulkner, El sistema copernicano y la Biblia, 19 Febrero 2020

[19] Copernicus, «On the Revolutions of the Heavenly Bodies» (1543)

http://www.historyguide.org/intellect/copernicus.html

[20] https://www.bbc.com/mundo/noticias-53287133

[21] Copernicus, On the Revolutions of the Heavenly Bodies, Book I, Chapter IX

[22] Mark Galli, 131 Christians Everyone Should Know, 2010 p. 346

[23] Isaac Pereire, La cuestión religiosa, 1879 p. 120

[24] Trepatschko, «Scholars Speak of God» en Orthodox Life (1994) Vol. 44, Num. 6

[25] Copérnico citado en: Great Books of the Western World: Ptolemy, Copernicus, Kepler, 1952 p. 508

[26] Ernest Kowalczyk, «Las ideas revolucionarias de Copérnico reorganizaron los cielos « en National Geographic, 9 Abril 2019

[27] Tycho Brahe citado en: Colloquia Copernicana: Etudes sur l’audience de la theorie heliocentrique, 1972 p. 38

[28] El elemento químico 112, bautizado como copernicio, EuropaPress

https://www.europapress.es/ciencia/laboratorio/noticia-elemento-quimico-112-bautizado-copernicio-20100225133829.html

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *