Robert Boyle – Científico Creyente

ROBERT BOYLE – CIENTÍFICO CREYENTE

– Yoel Kesep 25/01/2022

 

Descarga PDF: https://www.mediafire.com/file/25ytk7cfw1duh9b/RobertBoyle.pdf/file

1- INTRODUCCIÓN
2- BIOGRAFÍA
3- CONTRA EL ATEÍSMO
4- CRISTIANISMO
5- CONFERENCIAS DE BOYLE
6- CONCLUSIÓN
7- APÉNDICE: FRASES

 

«Robert Boyle se ubica junto a Newton y Einstein como uno de los científicos más importantes del mundo»
— Michael Hunter, Profesor Emérito de Historia. [1]

 

1- INTRODUCCIÓN

Robert Boyle nació un día como hoy, 25 de enero de 1627, en Lismore Castle, Irlanda.

Robert Boyle fue uno de los científicos que ayudó a dejar atrás las erróneas teorías griegas y romanas las cuales entorpecían el verdadero conocimiento de la naturaleza.

Boyle fue uno de los primeros en argumentar que toda la ciencia debería desarrollarse como una aplicación de las matemáticas. [2] Fue uno de los primeros en aplicar el método científico inductivo expuesto por Francis Bacon.

Boyle se destacó como filósofo natural, físico e inventor. Boyle basado en observación y experimentación sentó las bases científicas de la química, su aporte fue establecer la química como una ciencia matemática basada en una teoría mecanicista de la materia. [3]

Así como Copérnico dejó de lado el modelo erróneo del geocentrismo para implantar el heliocentrismo, Boyle dejó de lado las falsas explicaciones de la alquimia para implantar la química experimental, William Reville un profesor de bioquímica informó:

«Su impacto en la química se ha comparado con el de Copérnico en la cosmología… Boyle, el experimentador por excelencia, debe ser reconocido por haber introducido correctamente el método experimental moderno en la ciencia y por alejar a la química de sus orígenes alquímicos» [4]

Boyle es considerado el primer químico moderno, Su obra «The Sceptical Chymist» (El químico escéptico) es considerada una obra fundamental en la historia de la química.

Boyle fue miembro fundador de la Royal Society. [5]

Boyle fue un seguidor de la teoría corpuscular de la materia y del método científico inductivo baconiano, Boyle se convirtió en el principal defensor de ambas, MacIntosh informa:

«Boyle, un campeón tanto de la doctrina corpusculariana como del método baconiano» [6]

Boyle es uno de los mayores experimentadores de toda la historia, «Sus libros», le comentó el científico Huygens a Leibniz inmediatamente después de la muerte de Boyle, «están llenos de experimentos» [7]

Boyle fue uno de los científicos que realizó más escritos, William Eaton informó:

«Robert Boyle fue una de las figuras más prolíficas de la revolución científica y el principal científico de su época» [8]

Boyle fue una persona que influenció a grandes pensadores, como menciona MacIntosh:

«Boyle fue una de las principales figuras intelectuales del siglo XVII y una importante influencia en Locke y Newton» [9]

2- BIOGRAFÍA

Boyle nació en una de las familias más ricas de Gran Bretaña, su padre era Richard Boyle, el conde de Cork, su madre se llamaba Catherine Fenton.

Siendo niño, Boyle a la edad de ocho años entró al colegio de Eton, una de las mejores instituciones educativas de la época.

Tiempo después, a los quince años, partió de viaje con un tutor francés llamado Marcombes, el tutor le dio una gran formación al joven Boyle, como menciona William Eaton:

«Marcombes era un renombrado maestro de Suiza… [Boyle bajo la guía de Marcombes] estudió una variedad de materias, que incluían francés, latín, italiano, geometría, historia romana, filosofía, tenis, esgrima y equitación» [10]

Boyle aprendió italiano y viajó a Florencia en 1641, ahí conoció las obras de Galileo Galilei.

Boyle quedó encantado por las ciencias galileanas, Boyle quiso conocer personalmente a Galileo, pero Galileo ya estaba muy anciano y murió de forma natural pocos días después de que Boyle había llegado a Florencia, eso imposibilitó que el joven Boyle conociera personalmente al gran Galileo. [11]

El joven Boyle lo llamó: «El gran observador estelar Galileo» [12]

Boyle conoció las obras de Mersenne llamado «El padre de la comunidad científica», Mersenne fue un cristiano que escribió grandes obras sobre filosofía y ciencias naturales. [13]

Bacon había enseñado la importancia de observación y experimentación, pero en esa época casi nadie seguía esa metodología ya que para intentar explicar la naturaleza aún se usaba el antiguo método de Aristóteles, se tomaba como generales la opinión de filósofos y desde ello se pretendía deducir las cosas. Boyle se alejó de esa inadecuada metodología y siguió a Bacon, como informa William Eaton:

«Al igual que Bacon, Boyle creía que la teoría debería ajustarse a la observación… Boyle intentó poner en práctica algo parecido a la ciencia que Bacon imaginó en obras como Novum Organum (1620) y New Atlantis (1627)» [14]

La BBC en un artículo sobre historia de la ciencia, informa:

«En ese momento, incluso la idea de un experimento era controvertida. El método establecido para «descubrir» algo era argumentarlo, utilizando las reglas lógicas establecidas que Aristóteles y otros habían elaborado 2.000 años antes. Boyle estaba más interesado en observar la naturaleza y sacar sus conclusiones de lo que realmente sucedió. Fue el primer científico destacado en realizar experimentos controlados y publicar su trabajo con detalles sobre procedimientos, aparatos y observaciones» [15]

Decidido a dedicar su vida a la experimentación, Boyle en el año 1644 estableció su residencia en Stalbridge, Inglaterra. Fue ahí donde Boyle creó un laboratorio donde realizó muchos experimentos, a partir de ese momento, Boyle pronto ocupó un lugar destacado en el grupo de investigadores conocidos como el «Colegio Invisible», ellos se dedicaban a los estudios de ciencias naturales y se reunían con frecuencia en Londres.

Boyle quería una poderosa bomba mecánica para hacer experimentos con los gases, pero ningún inventor pudo construirla.

Solo había un genio capaz de construir la maquina desea por Boyle, su nombre era Robert Hooke.

Hooke fue un físico, biólogo, astrónomo, filósofo e inventor, descubrió y nombró las células, fue apodado: «El Leonardo da Vinci inglés»

Hooke era un creyente en Dios, en su obra científica «Micrographia» usó argumentos de diseños para demostrar la existencia de Dios. Robert Doolan escribió:

«Boyle trabajó con el brillante físico Robert Hooke… Un cristiano que creía en la Biblia» [16]

Robert Hooke construyó una poderosa bomba de aire capaz de crear y mantener un vacío, gracias a esa máquina Boyle pudo realizar muchos experimentos.

Hooke se convirtió en asistente de Boyle, juntos realizaron grandes experimentos, la Enciclopedia Británica informa:

«En 1659 Boyle y Robert Hooke, el ingenioso inventor y subsecuente curador de experimentos para la Royal Society, completó la construcción de su famosa bomba de aire… Boyle y Hooke descubrieron varias características físicas del aire, incluido su papel en la combustión, la respiración y la transmisión del sonido… Sus descubrimientos resultantes con respecto a la presión del aire y el vacío aparecieron en la primera publicación científica de Boyle: «Nuevos experimentos físico-mecánicos, tocando la fuente del aire y sus efectos» [17]

Con esa bomba Boyle estudió científicamente el aire y descubrió la gran importancia del aire en diversos aspectos, como informa una Enciclopedia:

«Boyle realizó extensos estudios sobre la elasticidad del aire y su necesidad para diversos fenómenos físicos, como la combustión, la propagación del sonido y la supervivencia de los animales» [18]

David F. Coppedge es un científico que trabajó para la NASA, en su biografía sobre Boyle mencionó como Boyle con su trabajo contribuyó a la comprensión del fósforo, ácidos y bases, sales, precipitados y elementos químicos. [19]

Aristóteles basado en las ideas de un antiguo griego llamado Empédocles, enseñó que la materia estaba compuesta de cuatro elementos (tierra, aire, fuego y agua) esa enseñanza de Aristóteles fue aceptada universalmente, todos los filósofos y proto-científicos promovían esa idea aristotélica.

Boyle comprendió que la materia no estaba formada por esos cuatros elementos, en realidad, la materia está formada por partículas y todas las sustancias están formadas por átomos. Fue así como Boyle promovió una nueva teoría atómica, como menciona Robert Doolan:

«Mientras experimentaba [con su bomba mecánica] Boyle comenzó a promover su teoría atómica, que es la base de nuestra comprensión moderna de la materia» [20]

Boyle desplazó las teorías erróneas de Aristóteles, Doolan señala:

«Boyle publicó «The Skeptical Chymist», en este libro, anuló la concepción de Aristóteles de los cuatro elementos (la creencia de que todo estaba compuesto de tierra, aire, fuego y agua)» [21]

Doyle también informa:

«Robert Boyle es conocido como el padre de la química moderna. En su famoso libro, The Skeptical Chymist, el angloirlandés Boyle anuló la noción entonces popular de que todo se compone de cuatro elementos: fuego, agua, tierra y aire. Redefinió el «elemento» para darnos nuestra noción moderna de elemento, una sustancia que no se puede separar en componentes más simples mediante métodos químicos» [22]

Boyle sentó las bases de la química moderna, demostró la diferencia entre mezcla y compuesto, y definió el término moderno de «elemento», como informa un artículo:

«Este pionero del método científico fue el primero en aislar un gas y definir científicamente el término de elemento químico» [23]

El gran mérito de Boyle como investigador científico es que materializó los principios que Francis Bacon predicó en su obra «Novum Organum», explicar la realidad natural no basta solo con la observación, se deben llevar a cabo experimentos controlados.

Boyle fue un incansable experimentador, sus contribuciones fueron numerosas, David A. Bassett en su obra de Química mencionó:

«Boyle ideó experimentos para explorar las propiedades del aire. Examinó el comportamiento del sonido, el calor, la luz, la electricidad, el magnetismo, las reacciones químicas (como una llama) y los sistemas vivos (como pequeños animales o plantas) en el vacío. También consideró el comportamiento del aire mismo bajo extensión o compresión. El resultado de este estudio fue la relación ahora conocida como ley de Boyle, que establece que la presión y el volumen de un aire confinado (gas) están inversamente relacionados» [24]

Boyle no solo fue un físico, así como dominó más de 6 lenguajes, Boyle dominó muchas áreas del saber, una de ellas la medicina.

El cristiano John Locke es recordado por sus trabajos en epistemología y filosofía, pero John Locke se consideraba ante todo un médico.

Locke se convirtió en amigo de Boyle, ambos eran investigadores médicos y por esa razón pasaron juntos muchos años realizando trabajos y experimentos sobre medicina.

Boyle escribió las siguientes obras de medicina:

Memorias para la historia natural de la sangre humana (1684), De la reconciliación de medicamentos específicos con la filosofía corpuscular (1685), Algunos comprobantes de medicamentos (1688), Medicina Hidrostática (1690), Experimenta et Observationes Physicae (1691) y Experimentos médicos (1692).

William Eaton mencionó:

«El trabajo médico de Boyle fue tan respetado que Oxford le otorgó un Doctorado Honoris Causa en Medicina» [25]

Boyle realizó importantes contribuciones en diversos campos: el descubrimiento del papel del aire en la propagación del sonido, las investigaciones acerca de la fuerza expansiva en la congelación del agua, acerca de la densidad relativa, la refracción en cristales, electricidad, color, hidrostática. Inventó métodos experimentales para identificar químicos y medir la pureza. Como vemos, Boyle fue un polímata, Eaton menciona:

«Es importante señalar que Boyle fue un erudito con diversos intereses que van desde la cría de animales hasta la respiración subacuática, desde el estudio de idiomas antiguos hasta encontrar formas de extender la vida humana» [26]

La Enciclopedia Británica de igual forma menciona:

«Su trabajo científico cubría muchas áreas, incluida la hidrostática, la física, la medicina, las ciencias de la tierra, la historia natural» [27]

Boyle tenía un gran corazón, él se esforzó por el avance de la ciencia, pero el objetivo era que la ciencia avanzara para así poder ayudar a la humanidad, como escribió MacIntosh:

«Durante el transcurso de su vida buscó constantemente mejorar la suerte de la humanidad. Estaba interesado en la mejora de los métodos agrícolas, en la posibilidad de extraer agua dulce de la sal, en la mejora de los medicamentos y la práctica medicinal, en la posibilidad de conservar los alimentos mediante el envasado al vacío y en una serie de otros resultados útiles» [28]

En 1663, Boyle fue miembro fundador de: The Royal Society of London for Improving Natural Knowledge (La Real Sociedad de Londres para la Mejora del Conocimiento Natural)

3- CONTRA EL ATEÍSMO

El universo está formado por átomos, Epicuro enseñó que los átomos se movían al azar en el vacío y que sus colisiones creaban ensamblajes que formaban los planetas y la vida, los ateos se arremangaron de Epicuro y afirmaban que todo en el universo era producto del azar.

Boyle escribió:

«Epicuro supone que no sólo los cuerpos organizados, sino todas las demás cosas, son producidos por las diversas ocurrencias de los átomos al azar, moviéndose de un lado a otro» [29]

Boyle rechazó la postura atea ya que es insostenible, en primer lugar, el universo es estable gracias al orden, y los cuerpos organizados de los seres vivos también existen gracias a un increíble y complejo orden, Boyle escribió:

«Tan ordenada y bien inventada la Fábrica de este Mundo» [30]

«El Concierto Armonioso de un conjunto tan numeroso de Criaturas bien afinadas» [31]

Los átomos sin guía no pueden dar paso a todo el orden que vemos en el mundo, para obtener dicho orden se necesita de una secuencia precisa, de una correcta disposición de las partes, pero los átomos y cuerpos materiales no tienen entendimiento por lo cual no pueden por ellos mismos saber qué camino tomar, que objetivo perseguir, en qué posición precisa deben ir colocados etc., Boyle escribió:

«No puedo concebir cómo un cuerpo, desprovisto de entendimiento y sentido, pueda moderar y determinar sus propios movimientos» [32]

«Porque los Agentes inanimados no actúan por elección, sino por un impulso necesario, y no estando dotados de Comprensión y Voluntad, no pueden por sí mismos ser capaces de moderar o suspender sus acciones» [33]

Los movimientos al azar tampoco pudieron dar paso al orden que conforma la máquina del mundo, los átomos al moverse de forma aleatoria darían paso a movimientos caóticos y erráticos, un universo basado en el caos producido por átomos que se mueven al azar sería un universo desordenado, en un universo desordenado no se puede formar un planeta ordenado ni seres vivos altamente organizados, Boyle escribió:

«Que una máquina tan inmensa, tan hermosa, tan bien diseñada y, en una palabra, tan admirable como el mundo, no puede haber sido el efecto del mero azar, o del tumultuoso y fortuito concurso de los átomos» [34]

Boyle usó la experiencia empírica y la lógica analógica para explicar el orden del universo, por experiencia empírica sabemos que para que exista el orden debe haber un agente volitivo que produzca los arreglos, trabajando con conocimiento y previsión sabe cómo adecuar las cosas y así lograr establecer orden, por ejemplo:

Un relojero sabe en qué posición deben ir los tornillos, los resortes y los engranajes etc., así produciendo orden logra crear algo funcional: un reloj.

Así como un reloj formado por un conjunto de partes fue diseñado, así analógicamente el universo que es un conjunto de partes ordenadas también fue diseñado, Boyle usó como ejemplo el gran reloj de Estrasburgo y escribió:

«[El universo] es como el reloj de Estrasburgo, donde todas las cosas están tan hábilmente diseñadas, que una vez que la máquina se pone en movimiento, todas las cosas proceden de acuerdo con el primer diseño de los Artífices» [35]

Como podemos ver, las partes que conforman el universo al carecer de inteligencia no saben cómo ordenarse ellas mismas, los átomos al azar tampoco pudieron dar paso al orden del universo, por lo tanto: la idea atea que sostiene que el universo se ordenó por sí mismo es falsa.

Por otro lado, sabemos que todo orden es producto de un Organizador, si el universo esta ordenado, ergo; el universo fue ordenado por un Organizador Inteligente.

Boyle enseñó que por medio de la razón podemos comprender que existe un Autor del universo, ese Autor impuso leyes para de forma planificada guiar los átomos y la materia, el universo es ordenado porque los fenómenos naturales siguen un plan diseñado por el Creador del Universo, Boyle escribió:

«Él estableció esas leyes o reglas de movimientos locales entre las partes de la materia universal» [36]

Boyle contra los ateos que se basaban en Epicuro, escribió:

«Al abrazar la filosofía corpuscular o mecánica, estoy lejos de suponer, con los epicúreos, que, al encontrarse accidentalmente los átomos en un vacío infinito, fueran capaces por sí mismos de producir el mundo y todos sus fenómenos… Dios, en verdad, dio movimiento a la materia, pero que, al principio, guió los diversos movimientos de las partes de ella, de tal modo que los inventó en el mundo que él diseñó que debían componer; y estableció esas reglas de movimiento, y ese orden entre las cosas corporales, que llamamos las leyes de la naturaleza» [37]

Boyle también señaló:

«Dios es el Autor del universo y el libre Establecedor de las Leyes del movimiento, cuyo concurso general es necesario para la conservación y la eficacia de cada agente Físico» [38]

«El Universo fue una vez enmarcado por Dios, y las Leyes del Movimiento fueron establecidas y todas sostenidas por su incesante concurso y Providencia general; Los Fenómenos del Mundo así constituidos, son físicamente producidos por las afecciones mecánicas de las partes de la Materia, que operan unas sobre otras de acuerdo con las Leyes Mecánicas» [39]

Para enmarcar un universo funcional se requiere de gran sabiduría, se debe saber que tipos de leyes usar para controlar los elementos y partículas, que leyes son adecuadas para el comportamiento de los gases, que leyes biológicas usar para dar paso a seres vivos organizados, que leyes planetarias son adecuadas para los planetas etc.

El Creador del universo es un Ser muy Sabio, y entre más estudiamos y entendemos la naturaleza y percibimos las causas finales (teleología) más vemos reflejada la sabiduría del Creador, por eso Boyle escribió lo siguiente:

«El Sabio Autor de la naturaleza ha controlado de manera tan excelente el universo, que cuanto más clara y particularmente discernimos cuán congruentes son los medios para los fines que deben obtener, más claramente discernimos la admirable sabiduría del Autor omnisciente de todas las cosas» [40]

Boyle estudió las causas finales en la naturaleza y con esos datos elaboró argumentos de diseño para demostrar la existencia de un Diseñador, El historiador Michael Hunter mencionó:

«También reflexionó extensamente sobre la comprensión adecuada de las causas finales, y junto con esto proporcionó una de las exposiciones más sofisticadas del argumento del diseño en su período» [41]

Boyle presentó múltiples argumentos de diseño para demostrar la existencia de Dios, Para Boyle, una persona que es realmente racional aceptará estos argumentos, ya que todo conocedor de la naturaleza y las reglas lógicas, conocerá la validez de tales argumentos. MacIntosh escribió:

«Boyle también sostuvo que los argumentos de diseño estaban disponibles y eran los más propensos a persuadir a los oyentes racionales y de mentes abiertas» [42]

Nosotros los seres racionales podemos deducir y descubrir la existencia de un Creador, ver reflejada su gran sabiduría en las grandes obras de la naturaleza, por tal motivo debemos de adorar a nuestro Creador, por esa razón Boyle en 1684 escribió una obra titulada:

«Gran veneración a Dios»

4- CRISTIANISMO

Boyle a través del estudio de la naturaleza comprendió la existencia de Dios, pero Boyle no consideraba que Dios creó el universo para dejarlo abandonado, Boyle enseñó que Dios creó a sus criaturas para tener una relación personal con ellas.

El universo es una gran obra de arte, y ningún artista dejaría abandonada y abortada sus grandes obras, por tal razón, el Creador del universo no creó el universo para abandonarlo y dejarlo en el olvido, Boyle escribió:

«En segundo lugar, que este Autor tan Potente del Mundo, no ha abandonado una Obra Maestra tan digna de Él» [43]

El Creador del universo no dejó abandonado el universo, Él está interesado en su obra, por lo tanto, el Creador se debió revelar a sus criaturas, pero ¿Por medio de cual religión se reveló el Creador?

Boyle sostuvo que se debe de hacer una comparación de todas las religiones, seguir la evidencia y así determinar cuáles son falsas y cual es verdadera, Boyle escribió un libro titulado:

«Sobre la Diversidad de Religiones»

Boyle señaló que hay religiones falsas (las que enseñaban que el universo es eterno, falso según la ciencia), religiones que ordenan matar personas como lo hace el islam (el Dios verdadero no utilizaría esos medios brutales), Boyle después de mostrar como muchas religiones son falsas e incoherentes, señaló las evidencias que si tiene el cristianismo.

Fue así como Boyle sostuvo que por medio del estudio de la naturaleza podemos saber que existe un Creador, y al verificar que el cristianismo es verdadero, comprendemos que el Creador se reveló a la humanidad por medio de la religión cristiana.

Boyle también argumentó en favor de la posibilidad de la resurrección física de Jesús, Boyle escribió una obra titulada: «Algunas Consideraciones Físico-Teológicas sobre la Posibilidad de la Resurrección» (1675), utilizó un experimento químico conocido como la reducción al estado prístino para demostrar la posibilidad física de la resurrección del cuerpo.

Boyle fue un pionero en el estudio de las razas, fue un monogenista y enseñó que todos los seres humanos procedían de la misma fuente: Adán y Eva.

Boyle gastó grandes sumas de dinero en la misión evangelizadora, contribuyendo a sociedades misioneras y a la traducción de la Biblia. Como escribió Diane Severance:

«Robert Boyle usó su tesoro para promover la causa de Cristo. Fue un firme partidario de las misiones en Irlanda, Oriente y las jóvenes colonias de América» [44]

MacIntosh también mencionó:

«Convencido de que el cristianismo era la religión instituida por Dios, a Boyle le preocupaba que la Biblia fuera ampliamente promulgada y dedicó tiempo y energía a traducirla a una variedad de idiomas como el irlandés, el turco y varios idiomas nativos americanos» [45]

Boyle escribió muchas obras en favor del cristianismo, unas de ellas:

La excelencia de la teología (1674), Razón y Religión (1675)

Su obra magna fue publicada un año antes de morir, titulada: El Cristiano Virtuoso (1690)

En este libro Boyle habló sobre la armonía entre la ciencia y la fe, explicó que el estudio y el dominio de la naturaleza es un deber dado al hombre por Dios.

La influencia de ese libro fue retomada tiempo después por el célebre John Locke, Locke siguiendo los pasos de Boyle escribió una obra titulada: «La Razonabilidad del Cristianismo»

5- CONFERENCIAS DE BOYLE

El infame ateísmo niega la realidad de un Creador de todas las cosas, los judíos niegan que Jesús es el Cristo, los mahometanos son una secta tardía que niegan la verdad del cristianismo etc.

Boyle sabía que varios grupos se oponen al cristianismo, y sabía que los errores promovidos por esos grupos deben ser expuestos como falsos por medio de la luz de la verdad. Boyle fue un defensor de la fe, la Enciclopedia Británica informa:

«Boyle era un anglicano devoto y piadoso que defendía con entusiasmo su fe» [46]

Boyle antes de morir en su testamento escribió que se usara su dinero para que anualmente se realizaran conferencias en contra de los grupos que niegan el cristianismo.

Boyle escribió que las conferencias eran para:

«Probar la verdad de la religión cristiana contra las objeciones de ateos, paganos, judíos y mahometanos»

• La primera conferencia fue realizada por el erudito Richard Bentley de la Universidad de Cambridge en el año 1692, la conferencia fue titulada:

«La locura y la irracionalidad del ateísmo» [47]

• La segunda conferencia fue en el año 1693 titulada:

«Una demostración del Mesías, en la que se prueba la verdad de la religión cristiana, especialmente contra los judíos» (Richard Kidder)

• La tercera conferencia fue en 1694, fue una refutación al ateísmo por parte de Richard Bentley.

• La cuarta conferencia fue en 1695, titulada:

«La posibilidad, conveniencia y necesidad de la revelación divina» (John Williams)

• La quinta conferencia fue en 1696, titulada:

«La perfección de la revelación evangélica» (John Williams)

• La sexta conferencia fue en 1697, titulada:

«La certeza de la revelación cristiana y la necesidad de creerla» (Francis Gastrell)

• La séptima conferencia fue en 1698, titulada:

«Las objeciones ateas contra el ser de Dios y sus atributos justamente consideradas y completamente refutadas» (John Harris)

• La octava conferencia fue en 1699, titulada:

«La credibilidad de la revelación cristiana, a partir de su evidencia intrínseca» (Samuel Bradford)

• La novena conferencia fue en 1700, titulada:

«La suficiencia de una revelación permanente» (Offspring Blackall)

• La décima conferencia fue en 1701, titulada:

«Verdad y excelencia de la religión cristiana» (George Stanhope)

Para el resto de conferencias y más información sobre ellas, consultar en el link. [48]

6- CONCLUSIÓN

Boyle toda su vida tuvo una doble misión, el experto en la obra y vida de Robert Boyle, Lawrence Principe, escribió:

«Boyle hijo del hombre más rico de Gran Bretaña, dedicó su vida y fortuna al estudio y avance de la ciencia y el cristianismo» [49]

Hombre profundamente devoto, Boyle escribió extensamente sobre la fe cristiana, la Enciclopedia Británica señala:

«Su prolífica producción también incluyó ensayos cristianos devocionales y éticos y tratados teológicos sobre el lenguaje bíblico, los límites de la razón y el papel del filósofo natural como cristiano. Patrocinó muchas misiones religiosas, así como la traducción de las Escrituras a varios idiomas» [50]

Boyle fue el pionero de una de las ramas de la ciencia moderna, la Royal Society en un artículo informo:

«Boyle es considerado en gran parte como el primer químico moderno y, por lo tanto, uno de los fundadores de la química moderna y uno de los pioneros del método científico experimental moderno» [51]

Sobre la relevancia de Boyle en la historia de la ciencia, Matteo Dellanoce escribió:

«Robert Boyle puede considerarse el mayor químico y físico del siglo XVII. Tuvo el mérito de emancipar la química de la alquimia» [52]

Boyle atacó el ateísmo y empleó muchos argumentos basados en el diseño, incluso promovió activamente la causa en favor del diseño en la naturaleza, por tal razón, muchos consideran a Boyle el pionero del diseño inteligente. Ted Davis es un historiador de la ciencia que mencionó:

«Boyle hizo una franca defensa del argumento del diseño para la existencia de Dios. De hecho, considerando la profundidad de su compromiso con él, el apoyo financiero que brindó a otros para que lo promovieran después de su muerte, y la gran semejanza entre su actitud y argumentos y los de los modernos defensores del Diseño Inteligente, es totalmente apropiado ver a Boyle como el «Padre del diseño inteligente» [53]

Boyle tenía un gran corazón, Boyle fue hijo del hombre más rico de Inglaterra, heredó una gran fortuna, Boyle siempre usaba su dinero para ayudar a los necesitados, J.J. O’Connor y E.F. Robertson escribieron:

«Cabe señalar, sin embargo, que Boyle era un hombre muy generoso con su dinero, y muchos a su alrededor se beneficiaron de esta generosidad» [54]

El cráter lunar Boyle lleva este nombre en su honor. El asteroide «(11967) Boyle» también conmemora su nombre. [55]

La Sociedad Real de Química entrega un premio bianual en su honor, el Premio Robert Boyle para la Ciencia Analítica.

 7- APÉNDICE: FRASES

«Dios no habría hecho el universo tal y como es si no hubiera tenido la intención de que lo entendiéramos» [56]

«A partir del conocimiento de su obra, nosotros lo conoceremos a Él» [57]

«Un Dios que podía crear un universo mecánico, que podía crear materia en movimiento, obedeciendo ciertas leyes a partir de las cuales el universo tal como lo conocemos podría surgir de manera ordenada, era mucho más digno de admiración y adoración que un Dios que creó un universo sin ley científica» [58]

«El último servicio que espero… es inducir a los hombres a rendir su admiración, sus alabanzas y agradecimientos, directamente a Dios mismo, que es el verdadero y único Creador del sol, la luna, la tierra y esas otras criaturas, que los hombres llaman obras de la naturaleza» [59]

«Que la consideración de la Vastedad, Belleza y Movimientos Regulares de los Cuerpos celestiales; la excelente Estructura de Animales y Plantas; además de una multitud de otros fenómenos de la naturaleza, y la sumisión de la mayoría de ellos al hombre; puede inducirlo, como una criatura racional, a concluir que este vasto, hermoso, ordenado y (en una palabra) admirable Sistema de Cosas, que llamamos el Mundo, fue enmarcado por un autor supremamente poderoso, Sabio y Bueno, difícilmente puede ser negado por un considerador inteligente y sin prejuicios» [60]

«En las Escrituras Bíblicas, el ignorante puede aprender todo el conocimiento necesario, y el más sabio puede aprender a discernir su ignorancia» [61]

«La inmensidad, la belleza, el orden de los cuerpos celestes, la excelente estructura de animales y plantas y otros fenómenos de la naturaleza, justamente inducen a un observador inteligente, libre de prejuicios, a la conclusión de un Autor Poderoso, Supremo, Justo y Bueno» [62]

«Cuando con telescopios audaces estudié las estrellas viejas y recientemente descubiertas, y los planetas, cuando con excelentes microscopios discerní la inimitable sutileza de la curiosa mano de obra de la naturaleza, y cuando, en una palabra, con la ayuda de cuchillos anatómicos, y la luz de los hornos químicos, estudio el libro de la naturaleza, me encuentre muchas veces reducido a exclamar con el Salmista: ‘¡Cuán numerosas son tus obras, oh SEÑOR! ¡Hiciste todas ellas con sabiduría!» [63]

«La naturaleza es el conjunto de los cuerpos que componen el mundo, en su estado actual, considerado como un principio, en virtud del cual actúan, según las leyes del movimiento, prescritas por el Autor de las cosas» [64]

«La naturaleza no es otra cosa que Dios actuando según ciertas leyes que él mismo fijó» [65]

«La filosofía experimental conduce directamente al reconocimiento y a la adoración de un autor inteligentísimo, poderoso y benigno de las cosas, al que sólo pueden atribuirse tan excelentes producciones» [66]

«Pero como los dos grandes libros, el de la Naturaleza y el de la Escritura, tienen el mismo Autor; de modo que el estudio de este último no obstaculiza en absoluto el deleite de ningún hombre Inquisitivo en el estudio del primero» [67]

«No hay conflicto entre la recta razón y la revelación, ya que las verdades filosóficas tienen el mismo origen que las verdades reveladas… Ambas, las verdades filosóficas y reveladas proceden igualmente (aunque no tan directamente) del mismo Padre de la Luz: así como recibimos del Sol no sólo aquellos Rayos Inmediatos que llegan en línea recta hasta nosotros en un día claro, sino también aquella que en una noche de luna llena se refleja hacia la Tierra» [68]

«La misma existencia de Cristo en el mundo, su pasión, su muerte, su resurrección y ascensión, y todas esas maravillosas obras que él hizo durante su estancia en la tierra, son a fin de confirmar a la humanidad la creencia de que Él es Dios y hombre» [69]

«Al ser adicto a la filosofía experimental, un hombre está más bien asistido que indispuesto a ser un buen Cristiano» [70]

«La religión cristiana aporta a la humanidad diversos beneficios positivos, tales como un conocimiento más claro y extenso de Dios y de las cosas divinas; la remisión de los pecados; el favor de Dios; diversas gracias y virtudes adecuadas a las respectivas necesidades y condiciones de los hombres; y, sobre todo, una feliz inmortalidad en la vida futura» [71]

«Porque los que quieren encontrar la verdad, especialmente en materia de religión, deben ser diligentes en busca de ella, y pueden ser estrictos examinadores de la misma, pero no deben ser enemigos declarados de ella» [72]

«Grandes y generales fines en todo el mundo, como el ejercicio y la exhibición del inmenso poder del Creador» [73]

«Es conveniente observar y argumentar a partir de los usos manifiestos de las cosas, que el autor de la naturaleza preordenó para esos fines y usos» [74]

«La razón lleva a los hombres a reconocer la existencia de Dios, admirarlo y agradecerle» [75]

«Y como recomienda más la habilidad de un ingeniero para idear una máquina elaborada… Así pone más en evidencia la sabiduría de Dios en la estructura del universo, que él puede hacer que una máquina tan vasta realice todas esas muchas cosas que él diseñó que fueran operadas, por medio de la mera invención de la materia bruta manejada por ciertas leyes del movimiento» [76]

«Esa parte más divina del hombre, el alma, que es la única capaz de llevar la imagen gloriosa de su Autor, estando dotada de dos facultades principales, el entendimiento y la voluntad» [77]

«Cuando veo en un curioso reloj, cuán ordenadamente cada rueda y otras partes realizan sus propios movimientos, y con qué sorprendente unanimidad conspiran para mostrar la hora y cumplir con los otros designios del artífice, no imagino que ninguna de las ruedas, etc., o el motor en sí mismo esté dotado de razón, sino que alabo al obrero que lo construyó tan artificialmente.  Así, cuando contemplo las acciones de las diversas criaturas que componen el mundo, no concluyo que las piezas inanimadas, por lo menos, que lo componen, o el vasto motor en sí mismo, actúen con razón o designio, sino que admiro y alabo al sapientísimo Autor, que por su admirable artificio puede producir tan regularmente efectos, para los cuales se requiere un número tan grande de causas sucesivas y conspiradoras» [78]

«Considero que la experiencia universal de todas las épocas manifiesta que la contemplación del mundo ha prevalecido mucho más para convertir en creyentes a los que se han dedicado a ella, que a los negadores de una Deidad. Porque es muy evidente que los antiguos filósofos, en su mayoría, reconocieron a un Dios… La consideración de las obras de la naturaleza fue el motivo principal que les indujo a reconocer un Autor divino de las mismas» [79]

«Nunca debemos aventurarnos a alejarnos de Dios, con la presunción de que la muerte está lo suficientemente lejos de nosotros, sino que, en el apogeo de nuestras alegrías, debemos esforzarnos por recordar que los que se dan un festín hoy, pueden ser ellos mismos un festín para los gusanos mañana» [80]

«Antes que nada, encomiendo mi alma al Dios todopoderoso, mi Creador, con plena confianza en que todos mis pecados han sido perdonados por los méritos y la mediación de mi único Salvador Jesucristo» [81]

 

Yoel Kesep 25/01/2022

Notas:

[1] Michael Hunter, Boyle: Between God and Science, 2010

[2] J.J. O’Connor and E.F. Robertson, Robert Boyle, January 2000

[3] Robert Boyle 1627 – 1691, History St Andrews UK

https://web.archive.org/web/20080413025044/http://www-gap.dcs.st-and.ac.uk/~history/Mathematicians/Boyle.html

[4] William Reville, A genius who took the alchemy out of chemistry, Irish Times, Oct 8, 2009

[5] Robert Boyle 1627 – 1691, History St Andrews UK

https://web.archive.org/web/20080413025044/http://www-gap.dcs.st-and.ac.uk/~history/Mathematicians/Boyle.html

[6] MacIntosh, J. J. and Peter Anstey, «Robert Boyle», The Stanford Encyclopedia of Philosophy (Winter 2018 Edition), Edward N. Zalta (ed.), URL = <https://plato.stanford.edu/archives/win2018/entries/boyle/>

[7] Ibíd.

[8] William Eaton, Robert Boyle (1627—1691) in: Internet Encyclopedia of Philosophy

[9] MacIntosh, J. J. and Peter Anstey, «Robert Boyle», The Stanford Encyclopedia of Philosophy (Winter 2018 Edition), Edward N. Zalta (ed.), URL = <https://plato.stanford.edu/archives/win2018/entries/boyle/>

[10] William Eaton, Robert Boyle (1627—1691) in: Internet Encyclopedia of Philosophy

[11] Alexis Burling, Robert Boyle, 2017 p. 18

[12] Ibíd.

[13] Mersenne fue un filósofo, escritor sobre ciencias naturales, el combatió el ateísmo y defendió la fe cristiana, para más información ver la siguiente publicación:

Yoel Kesep, Marin Mersenne – Filósofo Cristiano, 8/09/2021

https://apologeticaparaateos.wordpress.com/2021/09/10/marin-mersenne-filosofo-cristiano/

[14] William Eaton, Robert Boyle (1627—1691) in: Internet Encyclopedia of Philosophy

[15] Robert Boyle (1627 – 1691) BBC History:

https://www.bbc.co.uk/history/historic_figures/boyle_robert.shtml

[16] Robert Doolan, The man who turned chemistry into a science Robert Boyle (1627-1691), Creation 12(1):22–23, December 1989

[17] Robert Boyle, Encyclopedia Britannica:

https://www.britannica.com/biography/Robert-Boyle

[18] Robert Boyle en: Enciclopedia de la Biografía Mundial

[19] David F. Coppedge, «Robert Boyle Biography», Creation Evolution Headlines

[20] Robert Doolan, The man who turned chemistry into a science Robert Boyle (1627-1691), Creation 12(1):22–23, December 1989

[21] Ibíd.

[22] Shaun Doyle, The name game: scientific ideas named after creationists, Creation 37(2):47–49, April 2015

[23] Robert Boyle: El químico que puso fin a la superstición de la alquimia, ABC, 15 Octubre 2018

[24] David A. Bassett, Química: fundamentos y aplicaciones

[25] William Eaton, Robert Boyle (1627—1691) in: Internet Encyclopedia of Philosophy

[26] Ibíd.

[27] Robert Boyle, Encyclopedia Britannica:

https://www.britannica.com/biography/Robert-Boyle

[28] MacIntosh, J. J. and Peter Anstey, «Robert Boyle», The Stanford Encyclopedia of Philosophy (Winter 2018 Edition), Edward N. Zalta (ed.), URL = <https://plato.stanford.edu/archives/win2018/entries/boyle/>

[29] Robert Boyle, The Works of the Honourable Robert Boyle: In Six Volumes: To which is Prefixed the Life of the Author, 1772 p. 474

[30] Robert Boyle citado en: ‎John James MacIntosh, Boyle on Atheism, 2005 p. 326

[31] Robert Boyle citado en: Nuncius – Volume 23 – 2008 p. 121

[32] Robert Boyle, Una investigación libre sobre la noción vulgar de naturaleza (1682) Sección 1.

[33] Robert Boyle, The Philosophical Works of the Honourable Robert Boyle Esq; Abridged, Methodized, and Disposed Under the General Heads of Physics, Statics, Pneumatics, Natural History, Chymistry, and Medicine. The Whole Illustrated with Notes, Containing the Improvements Made in the Several Parts of Natural and Experimental Knowledge Since His Time. In Three Volumes. By Peter Shaw, M.D., 1738 p. 690

[34] Robert Boyle en: “The Works of Robert Boyle” editado por Michael Hunter y Edward B. Davies (Londres: Pickering y Chatto, 2000) vol. 11

[35] The Works of Robert Boyle, vol. 10, p. 448

[36] Robert Boyle, A Free Enquiry into the Vulgarly Received Notion of Nature, Edition 1996 p. 39

[37] Robert Boyle, “The Excellence and Grounds of the Mechanical Philosophy”, in: The Philosophical Works of the Honourable Robert Boyle, 2nd ed., London, 1725, vol. 1, p. 187

[38] Peter R. Anstey, The Philosophy of Robert Boyle, 2002 p. 160

[39] Oxford Studies in Early Modern Philosophy, Volume 3 – 2006 p. 183

[40] Robert Boyle, A disquisition about the final causes of natural things, 1688 p. 232

[41] Michael Hunter citado en: David F. Coppedge, «Robert Boyle Biography», Creation Evolution Headlines

[42] MacIntosh, J. J. and Peter Anstey, «Robert Boyle», The Stanford Encyclopedia of Philosophy (Winter 2018 Edition), Edward N. Zalta (ed.), URL = <https://plato.stanford.edu/archives/win2018/entries/boyle/>

[43] The Works of Robert Boyle editado por Michael Hunter y Edward B. Davies (Londres: Pickering y Chatto, 2000) vol. 11

[44] Diane Severance, Ph.D. Robert Boyle: Father of Modern Chemistry, 28 Apr 2010

[45] MacIntosh, J. J. and Peter Anstey, «Robert Boyle», The Stanford Encyclopedia of Philosophy (Winter 2018 Edition), Edward N. Zalta (ed.), URL = <https://plato.stanford.edu/archives/win2018/entries/boyle/>

[46] Robert Boyle, Encyclopedia Britannica:

https://www.britannica.com/biography/Robert-Boyle

[47] Bentley era amigo de Newton y usó la física newtoniana para refutar el ateísmo y argumentar en favor de la existencia del Creador, para más información ver la siguiente publicación:

Yoel Kesep, Principios matemáticos de la filosofía natural: Newton y Dios, 05/07/2021

https://apologeticaparaateos.wordpress.com/2021/07/06/principios-matematicos-de-la-filosofia-natural-newton-y-dios/

[48] Boyle Lectures:

https://en.m.wikipedia.org/wiki/Boyle_Lectures

[49] Lawrence Principe, In retrospect: The Sceptical Chymist. Nature 469, 30–31 (2011)

[50] Robert Boyle, Encyclopedia Britannica:

https://www.britannica.com/biography/Robert-Boyle

[51] Robert Boyle – Science in the making, Royal Society:

https://makingscience.royalsociety.org/s/rs/people/fst00030182 Accedido el 11/10/2021

[52] Matteo Dellanoce, «Robert Boyle» en: Documentazione Interdisciplinare di Scienza e Fede

[53] Ted Davis, The Faith of a Great Scientist: Robert Boyle’s Religious Life, Attitudes, and Vocation, 8 August 2013

[54] J.J. O’Connor and E.F. Robertson, Robert Boyle, January 2000

[55] Web de jpl. «(11967) Boyle».

https://ssd.jpl.nasa.gov/tools/sbdb_lookup.html#/?sstr=11967

[56] John Hudson Tiner, Exploring the World of Chemistry: From Ancient Metals to High-Speed Computers, 2001 p. 15

[57] John Hudson Tiner, Exploring the World of Chemistry: From Ancient Metals to High-Speed Computers, 2001 p. 129

[58] Alan Hager, Encyclopedia of British Writers, 16th, 17th, and 18th Centuries, 2014 p. 43

[59] Robert Boyle, The Philosophical Works of the Honourable Robert Boyle Esq: Abridged, Methodized, and Disposed Under the General Heads of Physics, Statics, Pneumatics, Natural History, Chymistry, and Medicine, 1725 p. 149

[60] The Works of Robert Boyle, editado por Michael Hunter y Edward B. Davies (Londres: Pickering y Chatto, 2000) vol. 11

[61] Franjo Stvarnik, Portraits of the Great Bible-believing Scientists, 2018 p. 110

[62] Robert Boyle, «The experience of theology» (1664); citado por Seeger, 1985 pp. 183-184

[63] Robert Boyle, The Works of the Honourable Robert Boyle: In Six Volumes, 1772 p. 262

[64] Robert Boyle, Una investigación libre sobre la noción vulgar de naturaleza (1682) Sección. 2.

[65] Robert Boyle citado en: Peter Harrison, A God of Math & Order, Christian History Issue #76 in 2002

[66] Robert Boyle, The Christian Virtuoso (1691), Boyle, Works, 11: 293.

[67] Robert Boyle, La excelencia de la teología en comparación con la teología natural, Londres 1674, p. 121

[68] Robert Boyle en: El relojero ajetreado: Dios y el mundo natural en el pensamiento de Boyle, Antonio Clericuzio, Universidad de Cassino, Italia, disponible en Internet en:

https://www.gobcan.es/educacion/3/usrn/fundoro/archivos%20adjuntos/publicaciones/Libro%20Ciencia%20y%20Religion/03_AntonioClericuzio.pdf

[69] Robert Boyle citado en: Louis Trenchard, The life and works of the Honourable Robert Boyle, 1944 p. 171

[70] Robert Boyle citado en: Hernán Severgnini, Robert Boyle: Mecanicismo y experimento, 2007 p. 20

[71] MacIntosh, J. J. and Peter Anstey, «Robert Boyle», The Stanford Encyclopedia of Philosophy (Winter 2018 Edition), Edward N. Zalta (ed.), URL = <https://plato.stanford.edu/archives/win2018/entries/boyle/>

[72] Robert Boyle citado en: John James MacIntosh, Boyle on Atheism, 2005 p. 384

[73] Robert Boyle en: Jeffrey K. McDonough, Teleology: A History, 2020 p. 165

[74] Robert Boyle, The Works Of The Honourable Robert Boyle, 1772 p. 444

[75] Robert Boyle, The Works Of The Honourable Robert Boyle. In Six Volumes: To which is Prefixed The Life of the Author – Volume 5 – 1772 p. 402

[76] Robert Boyle citado en: Marie Boas, Robert Boyle and Seventeenth-century Chemistry, 1958 p. 92

[77] Robert Boyle, Some Considerations Touching the Usefulnesse of Experimental Natural Philosophy, 1664 p. 2

[78] Robert Boyle en: Natural Philosophy: An Essay, with Selections from His Writings, 1965 p. 147

[79] Ibíd.

[80] Robert Boyle, Occasional Reflections Upon Several Subjects: With a Discourse about Such Kind of Thoughts, 1848 p. 308

[81] Boyle citado en: Matteo Dellanoce, «Robert Boyle» en: Documentazione Interdisciplinare di Scienza e Fede

Comments are closed.