Tomás Aquino y la mujer

TOMÁS AQUINO Y LA MUJER

-Yoel Kesep 27/11/2020

 

Descarga PDF: http://www.mediafire.com/file/lqg4d35e2b8utib/AquinoYlaMujer.pdf/file

1- INTRODUCCIÓN
2- ARISTÓTELES Y LA MUJER
3- TOMÁS DE AQUINO
4- CONCLUSIÓN

 

1- INTRODUCCIÓN

Tomas de Aquino es uno de los filósofos y teólogos cristianos más prominentes de la historia, Aquino es recordado por haber realizado una síntesis entre la filosofía aristotélica y la teología cristiana. [1] Como señala un artículo filosófico:

“Hablar de Tomás de Aquino es hacerlo de uno de los grandes pensadores de la historia, su filosofía fue una de las más influyentes que han existido, principalmente por lograr aglutinar el pensamiento de Aristóteles con la religión cristiana. Auténtico titán de la historia del pensamiento, Tomás de Aquino se convirtió en el máximo representante de la teología de su época, y con el paso del tiempo, de toda la escolástica. Elaboró la influyente doctrina filosófica del «tomismo» que tomaba las ideas platónicas que había adoptado el cristianismo anteriormente y las fundió con las tesis de Aristóteles, dando lugar a un pensamiento que marcaría el futuro de la historia” [2]

Aquino fue un autor prolífico, escribió muchas obras de filosofía y teología [3] pero sin duda alguna, su obra más famosa es “La summa theologica”. Es ahí, entre las páginas de esa obra que aparece incrustada la siguiente frase escrita por Aquino que dice:

“La mujer es defectuosa y mal formada”

Producto de eso los anti-religiosos comenzaron a acusar a Aquino de ser un machista, misógino del demonio, H.H. Harriman escribió:

“Tomás de Aquino dijo que la mujer es defectuosa y mal engendrada” [4]

En la Edad Media reinaba el machismo, pero muchos culpan a Aquino de hacer las cosas aún más peores para la mujer, ya que no solo las veía como inferiores, sino también como mal formadas, G.G. Scorgie escribió:

“Aquino empeoró las cosas al sugerir que la mujer era extremadamente defectuosa” [5]

Los ateos han aprovechado esto para atacar a la Iglesia, según ellos, la Iglesia es un vientre que solo sabe parir machistas, tal como el caso del “malévolo” Aquino el cual retrató a las mujeres como “defectuosas y mal formadas”

Pero surge una pregunta ¿En realidad Aquino pensaba y enseñaba esas cosas acerca de las mujeres?

En realidad, Aquino nunca sostuvo esa visión sobre las mujeres, los ateos lo que han hecho (como de costumbre) es citar a Tomas de Aquino fuera de contexto.

En la época de Tomas de Aquino el aristotelismo era muy famoso y eran muchos los que se guiaban por el pensamiento de Aristóteles, pues resulta que Aristóteles enseñaba que el hombre tenía mayor perfección y que el esperma tenía como función principal producir más hombres, pero cuando el esperma sufría defectos entonces ya no producía hombres sino mujeres, por lo tanto, para Aristóteles, la mujer era una deformidad de lo más perfecto (el hombre).

Aquino lo que en realidad hizo fue demostrar que la opinión de Aristóteles estaba errada.

2- ARISTÓTELES Y LA MUJER

Aristóteles fue un filósofo griego, discípulo de Platón en la Academia. [6] Tiempo después Aristóteles fundó el Liceo y dio paso a la escuela filosófica de los peripatéticos. [7]

Aristóteles era de la opinión que las mujeres eran inferiores al hombre, Aristóteles escribió:

“Una vez más, el varón es por naturaleza superior y la hembra inferior, uno gobierna y la otra es gobernada” [8]

Aristóteles escribió una obra titulada “Sobre La Generación De Los Animales”, en esa obra Aristóteles escribió su idea de que la mujer era un defecto y mal formada.

Según Aristóteles, la fuerza activa en el esperma tiende a producir una semejanza perfecta, es decir, un hombre, solo cuando hay causas que estropean el esperma, es que ese esperma defectuoso tendía a producir algo defectuoso, a saber, una mujer.

Para Aristóteles, el calor natural mantenía el esperma en buen estado y por esa razón nacían hombres, si faltaba el calor natural el esperma era defectuoso y por eso nacía una mujer, la mujer por ende era el producto de un defecto.

Aristóteles escribió:

“Un esperma líquido provoca esto más que un esperma más espeso; ahora, todas estas características provienen de la deficiencia de calor natural” [9]

Como vemos, para Aristóteles los hombres con un estado de cuerpo más húmedo (deficiencia de calor natural) eran propensos a engendrar mujeres porque su esperma era defectuoso al ser líquido y no espeso, según Aristóteles para tener tal deficiencia de calor natural influían cosas como: los vientos del sur. [10]

3- TOMÁS DE AQUINO

Tomas Aquino escribió una obra titulada “Summa Theologica” donde trataba las doctrinas cristianas partiendo con objeciones, luego Aquino ofrecía respuestas a las objeciones.

En cuanto a la naturaleza física de la mujer, Aquino comenzó enumerando objeciones, y una de las objeciones era precisamente los argumentos de Aristóteles, dichos argumentos eran los que sostenían que físicamente la mujer era mal nacida y deformada, Aquino escribió:

“Objeciones 1: Parece que la mujer no debería haber sido creada en la primera producción de las cosas. Porque el Filósofo [Aristóteles] dice que: “La mujer es un macho defectuoso”. (Aristóteles, De Gener. II, 3) Nada mal nacido o defectuoso debería haber estado en la primera producción de las cosas. Por lo tanto, la mujer no debería haberse hecho en esa primera producción” [11]

Luego Aquino cita de nuevo las enseñanzas de Aristóteles sobre la mujer, Aquino escribió:

“En cuanto a la naturaleza individual, la mujer es defectuosa y mal engendrada, ya que la fuerza activa en el esperma masculino tiende a producir una semejanza perfecta en el sexo masculino; mientras que la producción de la mujer proviene del defecto en la fuerza activa o de alguna indisposición material, o incluso de alguna influencia externa; como el de un viento del sur, que es húmedo, como observa el filósofo [Aristóteles] en (De Gener. Animal. IV, 2)” [12]

Luego Aquino procede y señala que la mujer no es un engendro errónea y defectuosa, Dios creó una buena naturaleza, y Dios creó a la mujer como parte de la naturaleza, por ende, la mujer no era un defecto, Aquino contradiciendo a Aristóteles escribió:

“En lo que respecta a la naturaleza humana en general, la mujer no es mal engendrada, sino que está incluida en la intención de la naturaleza según lo dirigido al trabajo de generación. Ahora, la intención general de la naturaleza depende de Dios, quien es el Autor universal de la naturaleza. Por lo tanto, al producir la naturaleza, Dios formó no solo al hombre sino también a la mujer” [13]

Aquino incluso señaló que la imagen de Dios no solo está en el hombre, sino también en la mujer.

Dios creó animales y bestias, pero todas ellas se guían por el instinto y no tienen una capacidad elevada de raciocinio, Dios es un Ser racional, y esa capacidad de pensamiento y racionamiento Dios la puso también en el hombre, pero no solo en el hombre, sino también en la mujer.

Hay una igualdad en el hombre y la mujer, esa es que ambos están hechos a la imagen y semejanza de un Dios racional, Aquino escribió:

“La imagen de Dios, en su significado principal, es decir, la naturaleza intelectual, se encuentra tanto en el hombre como en la mujer” [14]

4- CONCLUSIÓN

Como podemos ver, la idea de que la mujer era un defecto “mal engendrada” era de Aristóteles, y no una afirmación de Aquino, más bien Aquino Ad Lítteram dejó plasmado en sus escritos que:

“La mujer no es mal engendrada”

Cuando los ateos acusan a Tomas de Aquino de haber enseñado que la mujer era un defecto y ser mal engendradas, ellos sacan de contexto a Tomas de Aquino, Aquino no enseñó eso, más bien lo negó oponiéndose así al griego Aristóteles.

Michael Nolan es profesor emérito en la University College de Dublín, Nolan escribió un artículo titulado “Lo que Tomas de Aquino nunca dijo sobre las mujeres” Nolan en su artículo señaló:

“Si la primera víctima de la guerra es la verdad no deseada, la primera herramienta de los descontentos es darle la bienvenida a la mentira. Tales mentiras se agrupan libremente en torno a Tomás de Aquino. Aquí quiero abordar dos que se encuentran con frecuencia: que él afirma que las mujeres son hombres defectuosos… Aquino no sólo no lo afirma, sino que lo niega no menos de seis veces… Aristóteles, quien, en su descripción de la reproducción, escribe que “la hembra es como un macho defectuoso”. Aquino cree que Dios personalmente produjo a la primera mujer. Por tanto, no puede tener defectos. Sin embargo, el nombre de Aristóteles en la Edad Media evocaba todo el asombro que el de Einstein provoca en el nuestro. Lo que dijo sobre la mujer, o cualquier otra cosa, sería tomado muy en serio en las universidades medievales. Por lo tanto, Santo Tomás de Aquino intenta diplomáticamente situar la máxima de Aristóteles en su contexto y mostrar que tiene una aplicación estrictamente limitada que no implica que las mujeres sean defectuosas” [15]

Gloria K. Fiero, sobre este asunto, concluyó:

“Sin embargo, de manera significativa, Aquino niega la afirmación de Aristóteles de que la mujer es un hombre defectuoso y, en otras partes de la Summa, sostiene que las mujeres deben conservar los derechos de propiedad y sus propios ingresos” [16]

 

Yoel Kesep 27/11/2020

Notas:

[1] Carlos Rojas Osorio, La filosofía: sus transformaciones en el tiempo, 2006 p. 181

[2] Filosofia&Co: Tomás de Aquino: la independencia de la razón, leer online:

https://www.filco.es/tomas-de-aquino-independencia-razon/

[3] Lista de obras de Tomas de Aquino:

https://www.webdianoia.com/medieval/aquinate/aquino_obras.htm

[4] H.H. Harriman, Women in the Western Heritage, 1995 p. 152

[5] G.G. Scorgie, El viaje de vuelta al Edén, Edición 2009 p. 174

[6] Compendio de la historia universal, 1871 p. 66

[7] Charles Jourdain, Nociones de filosofía, 1870 p. 300

[8] Aristóteles, Política, Libro I, capítulo V

[9] Aristotle, On the Generation of Animals, IV:2

[10] Ibíd.

[11] Aquino, Summa Theologiae, Q.92, A.1, O.1

[12] Ibíd.

[13] Ibíd.

[14] Basic Writings of St. Thomas Aquinas (Volume 1) 1997 p. 890

[15] Michael Nolan, What Aquinas Never Said About Women, First Things, November de 1998

[16] Gloria K. Fiero, The Humanistic Tradition: Medieval Europe and the World Beyond, 2001 p. 115

Comments are closed.