Alcide d’Orbigny – Científico Creyente

ALCIDE D’ORBIGNY – CIENTÍFICO CREYENTE

-Yoel Kesep 6/09/2021

 

Descarga PDF: https://www.mediafire.com/file/xs5t7zh8p499p0y/Alcided’Orbigny.pdf/file

1- INTRODUCCIÓN
2- BIOGRAFÍA
3- CREACIONES CONTINUAS
4- CONCLUSIÓN

 

1- INTRODUCCIÓN

Alcide d’Orbigny nació un día como hoy, 6 de septiembre de 1802, en Francia. [1]

D’Orbigny fue un preeminente científico y una de las mentes más brillantes de Europa, él fue biólogo, paleontólogo, geólogo, botánico, zoólogo, malacólogo (estudio de los moluscos) arqueólogo y explorador.

En la época de d’Orbigny se enseñaba la evolución lamarckiana, Lamarck fue un naturalista que promovió la infantil idea de que las especies pueden «transformarse» en especies diferentes.

Esa disparatada «alquimia biológica» fue refutada por Cuvier «El padre de la paleontología y anatomía comparada» por medio de la ciencia de la Fisiología y la Paleontología.

D’Orbigny fue el heredero de Cuvier y continuó demostrando científicamente la falsedad de la evolución.

Como menciona la Enciclopedia Británica, D’Orbigny era un creyente en los actos especiales de creación. [2]

2- BIOGRAFÍA

D’Orbigny nació en una familia de médicos que eran expertos en ciencias naturales, eso permitió que D’Orbigny desde su infancia conociera el mundo de la ciencia, como menciona un artículo:

«El niño d’Orbigny creció en un ambiente propicio a la investigación científica: su padre y su hermano eran médicos; su hermano Carlos escribió un Diccionario de Historia Natural» [3]

D’Orbigny desde su niñez estudió ciencias naturales, cuando era apenas un adolescente fue a París y se convirtió en discípulo del geólogo Pierre Louis Antoine Cordier.

El joven D’Orbigny se convirtió en un gran científico, antes de los 20 años de edad D’Orbigny ya era reconocido como un naturalista de gran prestigio.

El joven D’Orbigny escribió trabajos científicos de gran calidad, tanto así que el famoso Cuvier citaba los escritos de D’Orbigny en sus monumentales obras científicas. [4]

D’Orbigny era un gran naturalista y por esa razón el «Museo de Historia Natural» de París envió a D’Orbigny a una exploración científica a Sudamérica, todos los datos recopilados (sus investigaciones en Uruguay, Brasil, Paraguay, Argentina, Chile, Perú y Bolivia) los plasmó en una monumental obra.

D’Orbigny en Sudamérica descubrió muchas especies de vegetales y de animales que eran totalmente desconocidas.

Darwin fue un naturalista que también viajó a Suramérica, pero lo hizo después del viaje de D’Orbigny, cuando Darwin llegó a Suramérica los estudios más importantes ya los había hecho D’Orbigny.

D’Orbigny se adelantó a Darwin, Darwin se quejó y en una carta enviada a Henslow, Darwin dijo que D’Orbigny había recogido «la flor y nata de todas las cosas buenas» en Sudamérica. [5]

Como mencionó Michon Scott:

«Cuando Charles Darwin navegó en el Beagle a principios de la década de 1830, era dolorosamente consciente de quién lo había precedido en América del Sur: Alcide d’Orbigny. Darwin le escribió a Henslow sobre su preocupación de que el francés [d’Orbigny] encontrara primero las mejores cosas. De hecho, al llegar primero al continente (en 1826), d’Orbigny vio muchas cosas antes de Darwin, incluido el gran pájaro no volador que todavía se conoce en algunos círculos como ñandú de Darwin. D’Orbigny fue quien realmente lo nombró» [6]

D’Orbigny realizó estudios sobre los «foraminíferos» los cuales son unos seres unicelulares marinos que no miden más de un milímetro. Por estos estudios, como informa la Enciclopedia Británica, D’Orbigny es considerado el fundador de la micropaleontología. [7]

D’Orbigny describió más de mil especies de foraminíferos, sentando las bases sobre las que aún están establecidas las clasificaciones micropaleontológicas.

La labor científica de D’Orbigny fue impresionante, estudió más de 160 mamíferos, 860 pájaros, 115 reptiles, 170 peces, 5.000 insectos y crustáceos, 3.000 plantas, y realizó numerosísimos trabajos geológicos, paleontológicos y etnográficos.

En 1840, d’Orbigny inició la descripción metódica de los fósiles franceses y publicó «La Paléontologie Française» (8 volúmenes). En 1849 publicó «Pródromo de Paléontologie Stratigraphique» en el que describió casi 18.000 especies, y con comparaciones bioestratigráficas erigió etapas geológicas.

En 1853 se convirtió en profesor de paleontología en el «Museo Nacional de Historia Natural de Francia», La cátedra de paleontología fue creada especialmente en su honor.

En geología, describió las escalas de tiempo geológico y definió numerosos estratos geológicos todavía utilizados hoy como referencia cronoestratigráfica, como ser: toarciano, calloviano, oxfordiano, kimmeridgiano, apciano, albiano y cenomaniano.

D’Orbigny se convirtió en el Presidente de Sociedad Geológica de Francia. Fue miembro de la «Sociedad Linneana», la «Academia de Ciencias de Turín», y la «Academia de Letras, Ciencias y Artes de La Rochelle».

A d’Orbigny se le otorgó la «Gran medalla de oro de las exploraciones y viajes de descubrimiento», por parte de la «Société de Géographie» de París. [8]

3- CREACIONES CONTINUAS

El legendario científico Cuvier fue el fundador de la anatomía comparada y el padre de la paleontología. [9]

Cuvier enseñó que el origen de las especies no se debe a la generación espontánea (aparición de organismos desde la materia inerte) ya que el científico Redi por medio de experimentos demostró que la generación espontánea es falsa.

Cuvier también enseñó que el origen de las especies no se debe a la evolución como afirmaba el naturalista Lamarck, ya que eso no es apoyado por el registro fósil.

Cuvier mencionó que no existen fósiles de transición que demuestren que cada una de las ramas taxonómicas surgieron paso a paso de forma gradual por medio de procesos evolutivos donde un tipo de ser vivo iba dando paso a la generación de nuevos y distintos tipos de seres vivos.

Además, Cuvier usó fósiles de gran antigüedad para mostrar que especies en miles y miles de años no han sufrido cambios, las especies permanecieron igual hasta el momento de su extinción. Esos datos refutan la idea de evolución biológica gradual y continúa sobre el tiempo.

Cuvier mencionó que las plantas y seres vivos son estructuras bien organizadas, unidades compuestas de múltiples partes, cada parte en la posición y secuencia correcta, ese orden es el que permite la existencia  de plantas y animales.

Por experiencia empírica uniforme sabemos que el orden solo es producido por un Organizador Inteligente, el orden no sale de la nada, no se produce al azar, no se produce por fuerzas impersonales, el orden solo es producto de una Inteligencia.

Así Cuvier concluyó que las plantas y animales al poseer estructuras organizadas, son producto de un Creador Inteligente que organizó las estructuras de las plantas y animales.

Cuvier también notó que en la historia de la tierra han existido diferentes tipos de especies y plantas, la flora y fauna que aparece en una capa superior, es diferente a la flora y fauna de capas inferiores que se extinguieron.

Existen varias capas geológicas, con diferentes formas de plantas y especies en cada capa.

Cuvier enseñó que Dios creó en el principio plantas y animales, pero por extinciones muchas plantas y animales quedaron eliminadas, entonces Dios creó nuevas formas de plantas y especies para repoblar los lugares vacíos, cuando ocurrieron nuevos terremotos, inundaciones y otras catástrofes que provocaron más extinciones, Dios después creó más formas de especies y plantas nuevas, esto se conoció como: «La teoría de las creaciones continuas» [10]

D’Orbigny por medio de sus investigaciones concluyó que Cuvier tenía razón, por ejemplo, en el pasado muchas especies quedaron extintas y fueron reemplazadas por otras especies diferentes, D’Orbigny escribió:

«Una primera generación de Crinoideos desapareció por completo, para ser reemplazada, más tarde, por otra especie, totalmente muy diferente» [11]

D’Orbigny escribió sobre como el registro fósil demuestra que faunas enteras quedaron extintas, y luego fueron reemplazadas por un nuevo y diferente tipo de fauna, D’Orbigny escribió:

«Hubo una catástrofe geológica a la que debe atribuirse la aniquilación de la fauna anterior. Una nueva creación habría venido a repoblar los mares con seres bastante diferentes a los de la primera» [12]

D’Orbigny también mencionó que las especies que aparecieron después de las extinciones, no eran producto de la evolución, de ser así, debería haber una sucesión gradual de fósiles de especies que demuestren que las especies antiguas por medio de descendencia con modificación dieron paso a las especies posteriores.

Pero el registro fósil demuestra que las especies de una capa geológica antigua son diferentes a las especies de la capa geológica posterior, y que no hay enlaces evolutivos de transición entre ellos, D’Orbigny escribió:

«Las especies no muestran ninguna transición específica entre ellas, claro que hubo una sucesión de especies en la superficie del globo, pero no fue por modificación [evolutiva] sino por la extinción de las razas existentes y la creación sucesiva de especies en cada época geológica» [13]

D’Orbigny sobre como la geología y paleontología demuestra extinciones y nuevas creaciones de especies, escribió:

«Entre el final del período Jurásico y el comienzo de las tierras del Cretácico hubo, obviamente, una gran catástrofe terrestre que destruyó la fauna existente, y luego siguió una creación completamente nueva»

D’Orbigny prosiguió:

«Ya he dejado demostrado, a partir de las consideraciones geológicas de mis investigaciones, la sucesión de especies que se han reemplazado entre sí en distintos momentos de la dislocación de las capas de la tierra. Así, por ejemplo, durante la era primaria, causas que provocaron dislocaciones de la corteza terrestre aniquilaron a todos los seres de la fauna silúrica. Una fauna distinta apareció dentro de los mares del Devónico, pero esas especies se extinguieron a su vez, y la fauna devónica desapareció de la superficie del globo. Después de un largo período de esta rica fauna siguió una aún más rica en el Carbonífero. Estas especies volvieron a ser destruidas. Y así sucesivamente pasó a lo largo de la historia geológica. Después, al final del Terciario, se produce una nueva catástrofe; la fauna marina ha sido exterminada. Después de esta catástrofe, el globo pudo haber permanecido inanimado mucho antes de que el poder creativo lo cubriera nuevamente con las plantas y animales que lo habitan hoy» [14]

Las datos demuestran extinciones seguidas de aparición de nuevas formas de vida que son diferentes, por eso D’Orbigny apoyó la teoría de las creaciones continuas.

D’Orbigny atacó la idea de la evolución llamándola «creencia errónea», el registro fósil muestra que en diferentes épocas geológicas vivieron especies muy distintas que no están unidas por vínculos evolutivos, además, existen fósiles de especies de miles y miles de años que son iguales a sus descendientes vivos, demostrando así, que en miles de años las especies se mantienen sin cambios.

El registro fósil demuestra que especies se mantienen sin cambios hasta su extinción, y que no hay fósiles de transición que demuestren que un tipo de especie puede evolucionar y por medio de modificación dar paso a especies nuevas y distintas.

D’Orbigny contra la evolución escribió que es una:

«Creencia errónea. Algunos autores han pensado que las especies al principio eran muy simples, y que con el paso del tiempo se han ido perfeccionando sucesivamente a través de las edades, hasta la aparición del hombre. Todos los hechos científicos, sin excepción, han venido a destruir esta hipótesis, y a probar, por el contrario, que los seres enterrados en las capas terrestres, no ofrecen rastro de paso, ni de transformación de uno a otro, sino creaciones sucesivas, divididas por eras geológicas» [15]

D’Orbigny apoyó la teoría cuveriana de creaciones continuas, como menciona Bernard Pelletier, D’Orbigny toda su vida siguió la teoría de Cuvier y se opuso a la evolución. [16]

4- CONCLUSIÓN

Además de fundar la micropaleontología, d’Orbigny dejó a través de su obra un inmenso corpus de conocimiento científico en varios campos. [17]

A través de la micropaleontología aplicada a los foraminíferos, proporcionó información importante sobre el cambio climático en la Tierra en tiempos prehistóricos.

D’Orbigny fue un precursor de la biogeografía y formuló las primeras hipótesis geológicas de la época. En sus viajes clasificó más de 100.000 especies.

Con sus observaciones en los campos de la estratigrafía y la micropaleontología contribuyó tanto a la técnica de la investigación petrolera como a la construcción del Túnel del Canal. Finalmente, las obras escritas en América del Sur son ricas en indicaciones antropológicas y etnológicas.

Decenas de géneros, subgéneros y especies de animales y plantas vivos o fósiles han sido nombrados en honor a Alcide d’Orbigny.

 

Yoel Kesep 6/09/2021

Notas:

[1] ‎Charles Knight, The English Cyclopædia, 1872 p. 961

[2] The New Encyclopaedia Britannica – Volume 8 – 2003 p. 982

[3] ARZE AGUIRRE, René D. (dir.). El naturalista francés Alcide Dessaline d’Orbigny en la visión de los bolivianos. Nueva edición [en línea]. Lima: Institut français d’études andines, 2002 (generado el 07 septembre 2021). Disponible en Internet: <http://books.openedition.org/ifea/3851>. ISBN: 9782821844728. DOI: https://doi.org/10.4000/books.ifea.3851.

[4] Carlos Antonio Carrasco, El naturalista francés Alcide Dessaline d’Orbigny en la visión de los bolivianos, 2015

[5] K. Thalia Grant, Darwin in Galápagos: Footsteps to a New World, 2009 p. 63

[6] Michon Scott, Alcide d’Orbigny, Strange Science, 13 May 2018

[7] The New Encyclopaedia Britannica – Volume 8 – 2003 p. 982

[8] «Grande Médaille d’or des Explorations et Voyages de Découverte» (en francés). Société de géographie:

https://web.archive.org/web/20141206004240/http://www.socgeo.org/grande-medaille-dor-des-explorations-et-voyages-de-decouverte/

[9] Randy Moore, Dinosaurs by the Decades: A Chronology of the Dinosaur in Science and Popular Culture: A Chronology of the Dinosaur in Science and Popular Culture, 2014 p. 11

[10] Para más información detallada sobre Cuvier y su teoría de las creaciones continuas, ver la siguiente publicación:

https://apologeticaparaateos.wordpress.com/2021/08/12/cuvier-y-la-teoria-de-las-creaciones-continuas/

[11] A. d’Orbigny, Histoire naturelle générale et particulière des Crinoïdes vivants et fossiles (1840)

[12] A. d’Orbigny, Paleontología francesa, tierras cretáceas, 3 (1843-1847) p. 808

[13] A. d’Orbigny, Curso elemental de paleontología y geología estratigráfica, Vol. I, 1849  p. 299

[14] A. d’Orbigny en: Bulletin de la Société géologique de France, 1843 p. 342

[15] A. d’Orbigny, «Notas» al Ministro de Instrucción Pública y Culta, mayo de 1853; Archivo Nacional, París, F17 13566, cátedras del Muséum de Paris.

[16] Bernard Pelletier, Empire Biota: Taxonomy and Evolution, 2nd Edition, 2012 p. 277

[17] Quaderno 03 Amato chonca lybrorum, [PDF]

http://www.verderealta.it/malachia/Quaderno%252003%2520Amato%2520chonca%2520lybrorum%2520auctores.pdf

Comments are closed.