Argentina y las cifras falsas sobre el aborto

ARGENTINA Y CIFRAS FALSAS SOBRE EL ABORTO

-Yoel Kesep 4/01/2022

 

Descarga PDF: https://www.mediafire.com/file/zds3l4vo9086wnr/FraudesAborto.pdf/file

1- INTRODUCCIÓN
2- ARGENTINA Y ABORTO
3- MENTIRAS QUE SE REPITEN
4- CONCLUSIÓN
5- APÉNDICE: INMORALIDAD DEL ABORTO

 

«El modo de cuantificar el aborto clandestino es la primera gran mentira para justificar el aborto». «Cuando se quiere legalizar el aborto en un país, se inflan las cifras de abortos clandestinos y se crea un problema desenfocado y en gran parte ficticio»
— Europa Press [1]

«La argumentación del aborto clandestino es perversa porque nos miente diciendo que el número de abortos crece de un modo alarmante, que la ley no puede ignorar esa realidad, y que en consecuencia, urge la legalización»
— José Antonio Retamar [2]

1- INTRODUCCIÓN

Durante décadas, grupos abortistas presionaron al gobierno argentino para que se legalizara esa práctica inhumana en la nación sudamericana. Después de muchos años de lucha, los grupos abortistas consiguieron lo que querían, el 29 de diciembre del 2020 se aprobó la I.V.E (interrupción voluntaria del embarazo) [3]

Este pasado 29 de diciembre del 2021 se cumplió un año de la legalización del aborto en la nación de Argentina.

Tras un año de aborto legal, se pudo observar los datos reales de abortos practicados durante todo un año, y los datos demostraron la mentira de los abortistas.

Los grupos pro-aborto argentinos usaron como argumento los abortos clandestinos, esos grupos afirmaron que en argentina se realizan 500 mil abortos clandestinos por año.

Según ellos, dado que en argentina se realizan 500 mil abortos clandestinos por año, y como los abortos realizados en la clandestinidad son efectuados en lugares que no tienen las condiciones necesarias para garantizar un buen procedimiento, eso significa que hay altas probabilidades de que las mujeres que abortan en la clandestinidad mueran. Por lo tanto; para evitar que mujeres mueran a consecuencia de abortos clandestinos, se debe legalizar el aborto para que las mujeres aborten en hospitales profesionales que ofrezcan buenas condiciones y en donde no peligre su salud.

Este falso argumento apela a una falacia ad misericordiam, lo que busca es manipular los sentimientos de la sociedad para luego convencerla, y una sociedad manipulada terminará aceptando el aborto.

Pero luego de un año de aborto legal, ahora podemos ver los datos de cuantos abortos se realizan por año en argentina, y resulta que la cifra es menor a la cifra usada por los pañuelos verdes como argumento en favor del aborto. En un año se realizaron cerca de 33 mil abortos y no medio millón como afirmaban los pro-abortistas.

La periodista argentina Claudia Peiró, publicó un artículo titulado:

«Al año de su legalización, la cifra real de abortos contrasta con las “proyecciones” de la campaña verde»

Ella informó:

«Los primeros datos oficiales exponen el descarado dibujo de los “500 mil abortos clandestinos por año”… De acuerdo a las organizaciones promotoras de la legalización de esta práctica, en la Argentina se realizaban entre medio millón de abortos por año. También morían “miles” de mujeres como consecuencia de abortar clandestinamente; otra mentira que aún hoy algunas siguen repitiendo contrariando las cifras oficiales, es decir las del sistema de estadísticas del Ministerio de Salud de la Nación… El objetivo era generar en la opinión pública el sentimiento de que una verdadera “emergencia” sanitaria obligaba a legalizar esa práctica de modo urgente» [4]

2- ARGENTINA Y ABORTO

Durante muchos años los pro-abortistas argentinos lucharon presionando al gobierno para que se legalizara esa práctica en la nación sudamericana, uno de los argumentos utilizados es que había una cantidad masiva de abortos que se realizaban en la clandestinidad.

La cadena de noticias BBC, en el año 2018 informó:

«Según los defensores, en Argentina hay medio millón de abortos clandestinos al año» [5]

Tal afirmación era una descarada mentira que incluso fue denunciada por los propios medios de noticias argentinas, el portal argentino de noticias llamado «Infobae» publicó un artículo donde informó que esas cifras eran inventadas, el artículo informó que esas falsas cifras eran:

«Una afirmación sin respaldo estadístico. El único modo de sostener esto es el inflado de las cifras de abortos clandestinos. Repiten hasta el cansancio que en Argentina se practica medio millón de abortos por año, una cifra descomunal, pergeñada… Si es necesario engañar para promover un proyecto es que algo anda mal. Sus promotores saben que no están respaldados ni justificados por la realidad, ni por la estadística» [6]

El escritor Pablo J. Ginés también denunció esas cifras falsas promovidas por los abortistas, en su artículo titulado: «Las cifras del aborto clandestino en Argentina son increíbles y absurdas: hagamos números sencillos», escribió:

«Hace ya bastantes años que los activistas proaborto insisten en decir que en los países hispanoamericanos, hay, supuestamente, unas enormes cantidades de abortos clandestinos y que deben legalizarse. Por supuesto, que algo sea frecuente, no es excusa para legalizarlo: la esclavitud infantil o la trata de mujeres puede ser muy frecuente y no por eso debe legalizarse. Pero, además, con unas sencillas matemáticas podemos mostrar que a los lobbies abortistas no les importa mentir una y otra vez descaradamente» [7]

Pablo J. Ginés en su artículo muestra datos y hace los cálculos, demostrando como los abortistas argentinos mentían descaradamente inflando las cifras de abortos clandestinos (ver su artículo para los detalles), Pablo J. Ginés concluyo:

«Y si mienten en las cifras tan exageradamente, cabe sospechar que mienten en muchas más cosas» [8]

Desde que se legalizó el aborto en Argentina en diciembre del año 2020, un mayor número de mujeres se podía realizar abortos, el aborto penalizado hace que muchas mujeres no aborten por temor a violar la ley y quedar presas, también, muchas mujeres al ver que la única opción es abortar clandestinamente prefieren no abortar para no correr peligros y poner en riesgo su salud etc., al legalizar el aborto estos obstáculos desaparecen y por ende es mayor el número de mujeres que pueden libremente y sin temor realizarse abortos.

El aborto legal presenta más posibilidades para abortar que los abortos clandestinos, si en Argentina supuestamente se practicaban medio millón de abortos cuando esta práctica era clandestina, con el aborto legal se abren nuevas posibilidades y es de esperar que el número de abortos en un año sea incluso superior que el medio millón, pero la realidad es otra.

En Argentina incluso con el aborto legal y más posibilidades de aborto, ¡Ni aun así las cifras de aborto realizados por un año llegan a la cifra de medio millón de abortos que decían los abortistas!

Ahora con datos en manos se pueden exponer las mentiras de los abortistas, y esto es justo lo que han hecho los medios, el portal argentino de noticias «Infobae» publicó un artículo titulado:

«Al año de su legalización, la cifra real de abortos contrasta con las “proyecciones” de la campaña verde»

El artículo informa:

«Los primeros datos oficiales exponen el descarado dibujo de los “500 mil abortos clandestinos por año”… De acuerdo a las organizaciones promotoras de la legalización de esta práctica, en la Argentina se realizaban entre medio millón de abortos por año. También morían “miles” de mujeres como consecuencia de abortar clandestinamente; otra mentira que aún hoy algunas siguen repitiendo contrariando las cifras oficiales, es decir las del sistema de estadísticas del Ministerio de Salud de la Nación… El objetivo era generar en la opinión pública el sentimiento de que una verdadera “emergencia” sanitaria obligaba a legalizar esa práctica de modo urgente» [9]

3- MENTIRAS QUE SE REPITEN

En los Estados Unidos el aborto estaba prohibido en toda la nación antes del año 1973, por esa razón nació una organización llamada NARAL la cual realizó intensas propagandas en busca de la despenalización del aborto.

Uno de los argumentos usados por la organización NARAL es que en los Estados Unidos se realizaban miles de abortos clandestinos por año, eso representaba un peligro para la salud de las mujeres y, por ende, el aborto debía ser legalizado para ofrecer a las mujeres mejores condiciones para abortar.

El médico Bernard Nathanson fue un obstetra/ginecólogo que estaba a favor del aborto, él fue uno de los fundadores de la organización abortista NARAL en el año 1969.

El abortista Bernard Nathanson lideró NARAL para hacer activismo y lograr que en los Estados Unidos se legalizara el aborto, su principal argumento es que al año se realizaban miles y miles de abortos clandestinos y que por eso el aborto debía ser legalizado.

Pero el avance de la ciencia médica hizo que Bernard Nathanson cambiara de opinión. Con el desarrollo de la ecografía en la década de 1970, tuvo la oportunidad de observar un aborto en tiempo real. Bernard Nathanson observó como un feto está vivo y durante el proceso de aborto se le mata.

Por esta razón el médico Bernard Nathanson cambio de posición, dejó de apoyar el aborto y se convirtió en pro-vida. Tiempo después Bernard Nathanson escribió un libro en donde confesó los inicios deshonestos del movimiento abortista NARAL, el confesó que usaban cifras falsas para mentir sobre la cantidad de abortos ilegales realizados por año.

Bernard Nathanson dijo:

«¿De cuántas muertes hablábamos cuando el aborto era ilegal? En NARAL, cuando hablábamos de estadísticas masivas siempre fue de 5,000 a 10,000 muertes al año. Confieso que sabía que las cifras eran totalmente falsas. Pero en la «moral» de nuestra revolución abortista, era una cifra útil, entonces ¿Por qué salirnos de nuestro camino para corregirla con estadísticas honestas? La principal preocupación era conseguir que se eliminaran las leyes anti-aborto, y cualquier cosa que tuviera que hacerse estaba permitido» [10]

Como vemos, a un abortista no le importa la moral correcta, con tal de lograr sus objetivos se vale de cualquier cosa que sea útil, incluyendo la mentira y el engaño.

Esta táctica fraudulenta y deshonesta de emplear cifras falsas fue repetida en España y en Uruguay para legalizar el aborto, fue usada también en Argentina, y este mismo método fraudulento es usado también en Colombia por grupos que buscan la legalización total del aborto.

Los grupos pro-aborto de Colombia dicen que en Colombia se practican 400 mil abortos clandestinos por año, usan estas cifras súper infladas solo para buscar la legalización del aborto.

Pero la verdad siempre brilla ante la mentira, el Docente investigador colombiano Mauricio Rubio publicó un artículo donde desmintió a esos abortistas sinvergüenzas que emplean la mentira para hacer su activismo, el artículo fue titulado:

«El mito de los 400 mil abortos en Colombia»

En el abstracto de su artículo se puede leer:

«Durante años se ha dicho que en Colombia se practican 400 mil abortos clandestinos anuales, sin ninguna justificación y contra toda evidencia. Este artículo contrasta la validez de esa cifra. Primero explora cuál pudo ser la fuente inicial y luego muestra que ese cálculo apresurado es inconsistente con un estudio riguroso realizado en 1992. Después revisa otras fuentes que contradicen esa cifra; expone las dificultades para estimar las actividades ilegales y critica uno de los métodos empleados. Por último, estima el rango de abortos anuales a partir de las encuestas nacionales de demografía y salud» [11]

4- CONCLUSIÓN

Cuando los pro-abortistas se arremangan del tema de «los abortos clandestinos» para utilizar eso como argumento en favor de la legalización del aborto, siempre emplean dos mentiras.

En primer lugar, los pro-abortistas dicen que el aborto clandestino produce muertes y que por eso se debe legalizar para que el aborto sea seguro, pero el aborto seguro no existe. Los abortos aun legalizados y realizados en centros donde existen las mejores condiciones están sujetos a complicaciones como desgarros, infecciones, y demás causas que conllevan a la muerte a mujeres que abortan, como menciona José Antonio Retamar:

«Nos alarman con las miles de mujeres que abortan en supuestas malas condiciones sanitarias, para promover el aborto legal ‘seguro’, una mentira más, porque el aborto nunca es seguro» [12]

En Uruguay y Argentina que son países que tienen legalizado el aborto, ha habido casos de féminas que han muerto por complicaciones derivadas después de haberse realizado abortos legales. [13] [14]

En segundo lugar, las cifras usadas por ellos no están basadas en una correcta metodología, sus errores son una puerta abierta por medio de la cual introducen números falsos para así concluir con cifras súper infladas las cuales no tienen correspondencia con la realidad.

Para finalizar, nada mejor que citar a la periodista Claudia Peiró la cual hablando sobre la deshonestidad intelectual empleada por los fraudulentos grupos abortistas, mencionó:

«De hecho, la misma mentira se usó en Uruguay, en España, y en todos los países donde se logró legalizar el aborto: agigantar la cifra de abortos clandestinos es parte del modus operandi de las organizaciones abortistas. Es el manual, el instructivo, que también incluye la despersonalización del feto -un “amasijo de células”, una “larva” y otras bestialidades que se han escuchado en el Congreso de la Nación-, rechazar todo contacto con la realidad: no mostrar el feto ni mucho menos la violencia que representa un aborto; minimizar los riesgos, hablar de “derecho”, usar eufemismos -como “interrupción”-, etcétera, etcétera» [15]

5- APÉNDICE: INMORALIDAD DEL ABORTO

Los humanos tienen una dignidad la cual es inherente a sí mismos, la dignidad es algo que no lo da el Estado (si el Estado te lo da, el Estado te lo puede quitar)

La dignidad humana es algo que se mantiene incluso aunque haya leyes que vayan contra ella (los judíos seguían teniendo dignidad humana incluso cuando los Nazis se las negó y por ley oficializaron matarlos)

La dignidad no te la dan ni te la quitan, es algo que te pertenece por el hecho de ser humano, sin importar el sexo, el color, la nacionalidad etc. La dignidad humana está enraizada en el Ser, como mencionó María Valent:

«La dignidad ontológica de las personas humanas se desprende del mero hecho de ser lo que somos: seres humanos; esta dignidad es la misma para todos, en todos los momentos y circunstancias de nuestra vida, no podemos ni perderla ni ganarla, incrementarla o disminuirla y, por supuesto, no está sujeta a las condiciones o la calidad de vida» [16]

La dignidad es la base de todos los derechos humanos, incluyendo el derecho a la vida, por lo tanto, si lo que se está gestando dentro del vientre de la madre es un Ser vivo humano, tal organismo por ser un Ser humano ya tiene dignidad y por consiguiente derecho a la vida y, por lo tanto, el aborto es una violación a su dignidad y derechos. La pregunta es:

¿Lo qué se está gestando dentro del vientre es un ser vivo humano? La respuesta la tenemos por medio de la biología, la embriología y la genética.

Por la biología sabemos que la célula es la unidad básica de vida, por la embriología sabemos que cuando se unen un gameto masculino (esperma) y un gameto femenino (óvulo) se forma una célula llamada: Cigoto.

Ese Cigoto está formado por cromosomas homo sapiens (especie humana), por lo tanto, esa célula viva llamada Cigoto es completamente humana.

Científicamente se ha demostrado el hecho de que la vida comienza en la concepción con el cigoto, los científicos Greenhill y Friedman escribieron:

«El término concepción se refiere a la unión de los elementos pronucleares masculino y femenino por el cual se desarrolla un nuevo ser vivo… El cigoto así formado representa el comienzo de una nueva vida» [17]

Dado que desde la concepción comienza una nueva vida humana, esa nueva vida tiene dignidad y por ley se debe proteger su derecho a la vida.

Por esa razón «La Convención Americana sobre Derechos Humanos» sentenció:

«Toda persona tiene derecho a que se respete su vida. Este derecho estará protegido por la ley y, en general, a partir del momento de la concepción. Nadie puede ser privado de la vida arbitrariamente» [18]

El aborto es, por lo tanto, asesinar a un ser vivo violando su derecho a la vida.

Michael Egnor es un científico americano y médico de la Universidad de Stony Brook. [19] Michael Egnor basado en la evidencia científica declaró que abortar es:

«Matar a un ser humano en el útero» [20]

Destruir vidas humanas es algo inmoral, abortar implica destruir una nueva vida humana, ergo; el aborto es inmoral.

Es una vergüenza que en una sociedad del siglo 21 haya personas que estén a favor de destruir vidas inocentes y llamen a tal acto violento un derecho. El vientre de la madre que debe ser el lugar más seguro para sus hijos quiere ser convertido en una tumba por parte de los pro-abortistas. Esta es nuestra sociedad en decadencia, en lugar de avanzar hacia una civilización más elevada, volvemos a la barbarie tolerando prácticas inhumanas como lo es el aborto.

 

Yoel Kesep 4/01/2022

Notas:

[1] Europapress: La Fundación Vida denuncia que se inflan las cifras de abortos clandestinos para legalizarlo 24/09/2007

https://www.europapress.es/internacional/noticia-iberoamerica-fundacion-vida-denuncia-inflan-cifras-abortos-clandestinos-legalizarlo-20070924181003.html

[2] José Antonio Retamar, La Fundación Vida denuncia que se inflan las cifras de abortos clandestinos para legalizarlo, Notimérica 24/09/2007

https://www.notimerica.com/sociedad/noticia-iberoamerica-fundacion-vida-denuncia-inflan-cifras-abortos-clandestinos-legalizarlo-20070924180305.html

[3] Para una crítica a la legalización del aborto en Argentina, ver la siguiente publicación:

Yoel Kesep, Argentina legaliza el aborto (Y por qué eso está mal), 30/12/2020

https://apologeticaparaateos.wordpress.com/2020/12/31/argentina-legaliza-el-aborto/

[4] Claudia Peiró, Al año de su legalización, la cifra real de abortos contrasta con las “proyecciones” de la campaña verde, 30 de Diciembre de 2021

[5] Aborto en Argentina: 4 claves que explican por qué ganó el rechazo a la nueva ley (y qué tendrán que hacer sus promotores para volverlo a plantear) BBC Mundo 9 agosto 2018

[6] Claudia Peiró, Las siete mentiras capitales del Gobierno para justificar su insistencia en legalizar el aborto, 3 de Diciembre de 2020

[7] Pablo J. Ginés Las cifras del aborto clandestino en Argentina son increíbles y absurdas: hagamos números sencillos 24 abril 2018

[8] Ibíd.

[9] Claudia Peiró, Al año de su legalización, la cifra real de abortos contrasta con las “proyecciones” de la campaña verde, 30 de Diciembre de 2021

[10] Bernard Nathanson en: Jack C. Willke, Abortion: Questions and Answers, 1985 p. 164

[11] Rubio, M. 2015. El mito de los 400 mil abortos en Colombia. Revista de Economía Institucional. 17, 33 (dic. 2015), 253–274

[12] José Antonio Retamar, La Fundación Vida denuncia que se inflan las cifras de abortos clandestinos para legalizarlo, EuropaPress, 24/09/2007

https://www.europapress.es/internacional/noticia-iberoamerica-fundacion-vida-denuncia-inflan-cifras-abortos-clandestinos-legalizarlo-20070924181003.html

[13] Yoel Kesep, Aborto legal y muertes, 23/01/2021

https://apologeticaparaateos.wordpress.com/2021/01/25/aborto-legal-y-muertes/

[14] Yoel Kesep, Argentina: muerte por aborto legal, 14/04/2021

https://apologeticaparaateos.wordpress.com/2021/04/15/argentina-muerte-por-aborto-legal/

[15] Claudia Peiró, Al año de su legalización, la cifra real de abortos contrasta con las “proyecciones” de la campaña verde, 30 de Diciembre de 2021

[16] María Valent, Eutanasia: el «suicidio asistido» de Occidente, 16 Septiembre 2004

[17] J.P. Greenhill & E.A. Friedman, Principios Biológicos y Práctica Moderna de la Obstetricia. Filadelfia: WB Saunders, 1974 pp. 17, 23

[18] Convención Americana sobre Derechos Humanos, Capitulo II: Derechos civiles y políticos, descargar PDF

https://www.oas.org/dil/esp/1969_Convención_Americana_sobre_Derechos_Humanos.pdf

[19] Sobre Michael Egnor:

https://www.stonybrook.edu/experts/profile/michael-egnor

[20] Michael Egnor, When Does Human Life Begin? February 25, 2020

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *