Ateos y sus millones de dioses

ATEOS Y MILLONES DE DIOSES

-Yoel Kesep 29/09/2020

Descarga PDF: http://www.mediafire.com/file/kvfers0u886ueve/AteosMillonesDioses.pdf/file

 

1- INTRODUCCIÓN
2- SOBRE DIOS
3- MATERIALISMO Y ATEOS
4- CONCLUSIÓN

 

1- INTRODUCCIÓN

En filosofía a todo lo que necesita de otras causas para poder existir se le define como «contingente», nosotros somos contingentes porque necesitamos de otros para llegar a existir (nuestros padres fueron la causa que permitieron nuestra existencia)

Pero Dios es lo contrario a lo contingente, los teístas han enseñado que Dios no depende de otras causas para existir, la existencia de Dios es parte de sí mismo y no necesita de otras causas externas a Él [1] por lo tanto, Dios no es contingente sino necesario.

Pero en Europa después de la era de la ilustración hubo muchos ateos que rechazaron la existencia de un Dios necesario, esos ateos trajeron de vuelta el vetusto materialismo griego, los ateos con dicho materialismo pretendían sostener que el universo existía por sí mismo y que no hacía falta ningún Dios para la existencia del Cosmos, pero como escribió un antiguo apologista francés llamado Nicolas Sylvestre Bergier, los ateos en su afán de negar la existencia de un Dios, terminaron sosteniendo una posición que daba a luz millones de dioses.

2- SOBRE DIOS

En la naturaleza vemos que cosas que no existen comienzan a existir, nacen y mueren, son producidas y son destruidas, pero todo lo que lleva la posibilidad de comenzar a existir en un momento no existió, y necesitó de otras causas que le permitieran cobrar existencia, a todo lo que depende de causas externas para comenzar a existir se le llama contingente.

En el universo las cosas son contingentes, dado a la naturaleza de lo contingente, las cosas dentro del universo en un momento no eran ni existían, pero si toda la realidad fuera contingente entonces hoy no existiría nada, eso debido a que hubo un tiempo en que todo lo contingente no fue, por lo tanto, nada debería existir hoy porque lo que no existe no empieza a existir sino en virtud de lo que existe; y si nada existió, ahora no habría nada.

Pero dado que vemos cosas que existen, debe existir una Causa que su existencia no es contingente, dicha Causa no recibió la existencia de otros sino que más bien todo lo demás recibió la existencia de Él.

La existencia de esa Causa no depende de otros (no es contingente) la existencia esta en Él mismo (es Necesario) así por la razón podemos llegar a comprender que existe un Ser necesario, todo lo contingente necesita de ese Ser para llegar a existir pero ese Ser no necesita de otros para su existencia, ese Ser necesario es lo que llamamos: Dios. [2]

Dado que Dios tiene existencia en sí mismo no depende de otros, como Dios no sufre de dependencia externa entonces Dios no es un Ser limitado, Dios al no tener limitaciones es un Ser perfecto. Como señalaron muchos filósofos antiguos, he aquí la primera perfección de Dios, su existencia eterna (existencia necesaria)

La esencia de Dios es eterna por ello Él existe eternamente, la existencia necesaria es la primer perfección de Dios de la cual siguen otras perfecciones, Dios es bondad pero su bondad es máximamente perfecta, Dios es sabio pero su sabiduría es máximamente perfecta etc., como bien lo dijo Frayssinous un antiguo Obispo y escritor [3] que escribió una defensa de la religión cristiana:

«De modo que si hay una cosa demostrada en metafísica, es que el Ser necesario tiene todas las perfecciones, la inteligencia, la sabiduría, la bondad, la libertad y la justicia» [4]

3- MATERIALISMO Y ATEOS

El universo está formado por la materia, los antiguos griegos sostenían que la materia era eterna y que por siempre había existido por sí misma, de esta manera, al ser la materia eterna entonces el universo también era eterno, esta creencia de la eternidad de la materia fue sostenida por muchos griegos, entre ellos, el gran Aristóteles, como señala William Thomas:

«Algunos suponían que el mundo existió desde la eternidad bajo su forma real. Aristóteles abrazó esta doctrina; y concibió el universo existente como el efecto eterno de una causa eterna, sostuvo que no solo los cielos y la tierra, sino todos los seres animados e inanimados no tienen principio» [5]

Esto se conoció como la «filosofía materialista» y de forma generalizada se extendió entre los griegos, esto incluso llegó a ser visto como un axioma entre esos filósofos, como mencionó Julián Monge:

«La filosofía materialista de la antigua Grecia, se basa en la idea de que el universo es eterno: siempre ha existido y siempre existirá» [6]

Dicha suposición de la eternidad del universo material alberga muchos problemas, uno de ellos es; La contradicción que se da al sostener que el universo es infinito cuando en realidad el infinito real es imposible. Un filósofo llamado Juan Filópono que vivió en la época del imperio romano escribió extensamente demostrando que el materialismo griego era erróneo, y que el universo no puede ser eterno. [7]

Los argumentos de Juan Filópono dieron paso al argumento cosmológico, así la mayoría de personas intelectuales abrazaron el teísmo y defendían la existencia de un Creador, científicos como Copérnico, Kepler, John Ray etc., mencionaron constantemente a Dios en sus escritos científicos.

Pero posteriormente llegó una época en Europa donde surgieron ateos que comenzaron a combatir el teísmo negando la existencia de Dios, esos ateos europeos querían sepultar la creencia en Dios y secularizar la sociedad, para realizar tal labor esos ateos trajeron de vuelta la idea de la materia eterna que tiempos atrás habían creído los griegos.

Helvétius fue filósofo francés, Helvétius fue un ateo que usaba el antiguo materialismo griego en favor del ateísmo, enseñaba que la materia eterna está formada por pequeños átomos.

Helvétius sostenía que los átomos de la materia tenían diversas combinaciones al azar y como resultado se daba la producción de los seres vivos, Helvétius escribió:

«La materia es eterna, pero sus formas y combinaciones son transitorias. Es probable que en un período particular de nuestro globo, según las variaciones de la diferencia de clima, hayan sido producido los hombres y mujeres, y cuando las condiciones cambien, la especie humana deberá dar paso a nuevos seres, capaces de incorporarse a las nuevas cualidades que el mundo poseerá» [8]

El Barón de Holbach fue un filósofo ateo franco-alemán [9] él escribió un libro llamado «Sistema de la naturaleza» el cual fue considerado «La biblia atea» [10] Holbach también promovía el materialismo, según Holbach la materia y sus elementos eran eternos, por ende, la naturaleza siempre ha existido y todo dentro de ella surgió por combinaciones de átomos que se juntaron al azar, Holbach escribió:

«No podemos dudar del poder de la Naturaleza. Ella Produce todos los animales que existen con la ayuda de las combinaciones de la materia… La naturaleza existió siempre por sí misma… Elementos eternos, increados, indestructibles, siempre en movimiento, combinándose de diferentes modos, hacen nacer todos los seres y los fenómenos que vemos» [11]

Aquí tenemos la posición de los ateos, según ellos, la materia es eterna, pero si es eterna entonces la materia sería necesaria (lo contrario a lo contingente) como la materia es necesaria entonces lo debe ser también cada una de sus partes, cada átomo de la materia debería ser necesario.

Pero cada uno de los millones de átomos que componen la materia al ser necesario significa que tienen la máxima de las perfecciones la cual es existir por sí mismo, y seguido de esa perfección le seguirían cada una de las demás perfecciones (bondad, inteligencia etc.) así que cada uno de los átomos terminaría siendo un Dios, dado que necesidad y omniperfección son las cosas que definen a Dios como Dios.

He ahí la ironía que surgió con esos ateos, tratando de librarse de un Dios necesario el cual por su existencia necesaria está lleno de perfecciones, los ateos hicieron de cada átomo un ente necesario al cual le deben de seguir todas las perfecciones características de un Dios, ¡Lejos de eliminar a un Dios esos ateos inundaron el universo de millones de dioses¡

4- CONCLUSIÓN

Nicolas Sylvestre Bergier (1718-1790) fue respetado teólogo, filósofo y apologista francés, fue miembro de la Academia de las Ciencias y dos veces fue laureado por la Academia de Besançon. [12]

Bergier es recordado por su obra «Diccionario Enciclopédico de Teología» el cual constaba de diversos tomos, también por escribir una obra donde refutó por completo un libro del ateo Holbach [13] Bergier sobre los ateos materialistas que por querer librarse de Dios terminaron defendiendo un sistema el cual terminó plagando el universo de dioses escribió:

«Si la materia no es obra de Dios, es preciso decir que existe por sí misma, que es eterna de toda eternidad, que por su naturaleza debe existir necesariamente; de modo que la materia es lo que los metafísicos llaman necesario… Si la materia existe necesariamente, cada una de sus partículas tiene también una existencia necesaria… Luego este átomo existe necesariamente; y lo que digo de uno lo diré de todos… observo también que la suprema perfección consiste en existir por sí mismo, y tener de este modo todas las perfecciones por su propia esencia… Si hay una cosa demostrada en metafísica es que el Ser necesario tiene todas las perfecciones, la inteligencia, la sabiduría, la bondad, la libertad y la justicia: Luego si el Ser necesario fuese la materia, a ella sería preciso concederle todas estas perfecciones… Como cada una de las partículas de la materia existiría necesariamente, cada una de ellas sería soberanamente perfecta, seria Dios; y he aquí como, desechando al verdadero Dios, el ateo poblaría de dioses el universo entero» [14]

 

Yoel Kesep 29/09/2020

Notas:

[1] Para más, ver los argumentos de Aquino sobre contingencia y la existencia necesaria de Dios, en;

Gerardo Aste, Dando razones de nuestra esperanza: 1. La respuesta acerca del mal, 2014 p. 343

[2] Como escribió el filósofo Tomás de Aquino:

«Lo que no existe solo comienza a existir por algo que ya existe. Por lo tanto, si alguna vez no existe nada, podría haber sido imposible que algo hubiera podido existir; y así, incluso ahora, nada existiría, lo cual es absurdo. Por lo tanto, no todos los seres son simplemente posibles, pero debe existir algo cuya existencia sea necesaria. Pero cada cosa necesaria tiene su necesidad causada por otra… Ahora, es imposible pasar al infinito en las cosas necesarias… Por lo tanto, no puede dejar de postular la existencia de un ser que tiene por sí mismo su propia necesidad y no lo recibe de otro, sino que más bien causa en otros su necesidad»

— Tomás de Aquino, Summa Theologica, I.2-4

[3] https://fr.m.wikipedia.org/wiki/Denis_Frayssinous

[4] Frayssinous citado en: Nicolas Sylvestre Bergier, Diccionario de teología, Tomo 1, 1845 p. 184

[5] William Thomas, A Dictionary of Science, Literature, & Art, Volume 1, 1867 p. 567

[6] Julián Munge, El ser humano en su entorno, 2007 p. 13

[7] Juan Filópono y el argumento cosmológico Kalam, leer online:

https://refutandoelateismo.blogspot.com/2020/06/juan-filopono-el-hombre-olvidado.html

[8] Helvétius, The True Meaning of the System of Nature, 1852 p. 19

[9] Para más información ver la biografía de Holbach:

https://www.biografiasyvidas.com/biografia/h/holbach.htm

[10] Rogelio Blanco Martínez, La Ilustración en Europa y en España, 1999 p. 97

[11] Holbach, Sistema de la naturaleza, Parte II capítulo V p. 159

[12] https://fracademic.com/dic.nsf/frwiki/1231981

[13] Nicolas Sylvestre Bergier, Examen del materialismo: refutación del sistema de la naturaleza, versión en francés:

https://archive.org/details/examendumatria01berg

[14] Nicolas Sylvestre Bergier, Diccionario de teología, Tomo 1, 1845 p. 184

Comments are closed.