Behe, Jørn, y la complejidad irreducible

BEHE, JØRN, Y LA COMPLEJIDAD IRREDUCIBLE

-Yoel Kesep 17/09/2020

Descarga PDF: http://www.mediafire.com/file/6jt9wquyupxzfo8/BeheJornIrreducible.pdf/file

 

1- INTRODUCCIÓN
2- BEHE Y COMPLEJIDAD IRREDUCIBLE
3- JØRN Y COMPLEJIDAD IRREDUCIBLE
4- CONCLUSIÓN

 

1- INTRODUCCIÓN

El bioquímico americano Michael Behe es reconocido mundialmente por popularizar la «complejidad irreducible» en favor del diseño inteligente y en contra de la evolución no guiada, el naturalista inglés Charles Darwin vivió en una época donde la ciencia estaba muy limitada, Darwin incluso murió sin saber que existían cosas como el ADN o las mutaciones. [1]

Darwin pensaba que la célula era una cosa muy sencilla, una primitiva gota de protoplasma [2] Según Darwin solo bastaba que ciertas partículas se movieran de forma aleatoria y así se lograría formar una simple célula, la cual estaría lista para comenzar a evolucionar en formas de vida más complejas.

Pero el avance de la bioquímica demostró que Darwin estaba equivocado, una célula no solo es una gota de protoplasma, sino una entidad biológica compleja que consta de máquinas moleculares, cientos de genes, complejo código genético etc., como bien señala Jonathan Wells un biólogo celular y molecular de la Universidad de Berkeler, California:

«Las células vivas, que Darwin pensó que eran meras gotas de protoplasma, en realidad consisten en innumerables máquinas moleculares» [3]

Existen muchos sistemas bioquímicos que requieren de múltiples partes bien emparejadas y que estén presentes simultáneamente para poder funcionar, y la eliminación de cualquiera de sus partes eliminaría la capacidad funcional del sistema, por eso Behe concluyó que ese tipo de sistema funcionales no pueden haber surgido por medio de procesos evolutivos.

Los procesos evolutivos se supone que trabajan gradualmente, pero un proceso gradual que trabaja lentamente paso a paso solo sería capaz de formar las primeras partes las cuales al no contar con las demás partes necesarias entonces carecerían de función, sin haber función no tendrían ninguna ventaja evolutiva por lo cual la selección natural no podría hacer nada con ellas, siendo así imposible que gradualmente llegaran a formar un sistema bioquímico funcional que requiere de todas sus partes simultáneamente. A eso Behe llamó «complejidad irreducible»

De dichos sistemas que son complejos irreduciblemente podemos llegar a concluir que fueron diseñados, y eso por medio del «Principio de uniformidad»

En ciencia existe algo llamado «El principio de uniformidad» dicho principio dicta que «El tipo de causas que produce efectos en el presente es el tipo de causas que produjo efectos en el pasado» la geología por ejemplo usa mucho ese principio, como no estuvimos en el pasado para ver cómo se desarrollaron ciertas formaciones geológicas, nosotros sabemos que ciertos tipos de causas en el presente producen ciertos tipos de efectos geológicos, así que podemos saber qué tipo de causas fueron las que produjeron en el pasado los efectos que desarrollaron ciertas formaciones geológicas.

Basados en el principio de uniformidad sabemos que en el presente solo causas inteligentes pueden producir sistemas bioquímicos funcionales que consten de un número concreto de partes que deben estar simultáneamente presentes para que el sistema sea funcional, así que en el pasado una Causa Inteligente debió producir esos sistemas bioquímicos los cuales al faltar una pieza y no ser funcionales no tendrían ninguna ventaja evolutiva y por lo tanto no pudieron surgir por medio de procesos evolutivos.

Este argumento del Dr. Behe está basado en la ciencia empírica y experimental, en principios usados en la ciencia como ser el principio de uniformidad, por ende, este argumento es válido, y dado las limitaciones de la evolución, todo científico objetivo sabe que el diseño inteligente es la mejor explicación para los sistemas bioquímicos que constan con complejidad irreducible, por eso el bioquímico Scott A. Minnich profesor de microbiología en la Universidad de Idaho aceptó el argumento del Dr. Behe y mencionó:

«El argumento positivo es que sabemos cuándo encontramos sistemas irreducibles – complejos irreduciblemente – o sistemas de almacenamiento y procesamiento de información, a partir de nuestra propia experiencia de causa y efecto, que hay una inteligencia asociada con ellos. Y por lo tanto, es lógico asumir, cuando encontramos estos sistemas en una célula – y nosotros si podemos – si el flagelo es irreduciblemente complejo, entonces, sí hay una inteligencia detrás de él. Esa es una deducción de uniformidad de causa y efecto que sabemos por nuestra experiencia diaria» [4]

El Dr. Behe por medio de sus estudios científicos identificó sistemas irreducibles que apuntan a un diseño en lugar de evolución no guiada, pero no solo Behe llegó a esa conclusión, el prestigioso científico europeo Jørn Dyerberg también llegó al mismo punto que Behe de manera independiente.

2- BEHE Y COMPLEJIDAD IRREDUCIBLE

El Dr. Michael Behe es un bioquímico americano, es profesor de bioquímica en la Universidad de Lehigh. [5] El Dr. Behe ha investigado la enfermedad de células falciformes, también realizó trabajos sobre la estructura del ADN en los Institutos Nacionales de Salud. [6]

El Dr. Behe ha realizado investigaciones científicas para su Universidad, sus investigaciones las ha publicado en más de 70 artículos y ha sido citado más de 2,840 veces [7] El paleontólogo alemán Gunter Bechly en honor al bioquímico Michael Behe nombró a un fósil antiguo del período Jurásico Temprano «Chrismooreia michaelbehei» [8]

El Dr. Behe aceptaba por completo la evolución, pero después de leer el libro de un genetista que criticaba la evolución [9] Behe comenzó a ser escéptico de la evolución y así fue como se percató de que la evolución en realidad adolece de muchos problemas y dificultades.

Behe desde su rama de la bioquímica comenzó a identificar sistemas bioquímicos que no pueden ser producto de una evolución no guiada como tanto alegan los fanáticos del lobby pro-Darwin, sus investigaciones lo llevaron a comprender que hay sistemas bioquímicos que no pueden emerger por medio de evolución aleatoria y selección natural, fue así como después de investigaciones y estudios Behe publicó en el año de 1996 su libro titulado «La caja negra de Darwin: El reto de la bioquímica a la evolución» [10]

En ese libro Behe promovió el concepto de «La complejidad irreducible» lo cual se entiende correctamente como «Una propiedad de un sistema a la que contribuyen múltiples subpartes, la eliminación de una de las cuales hace que el sistema general deje de realizar su trabajo de manera efectiva». La complejidad irreducible describe cualquier sistema que requiere que todas sus partes estén presentes para poder ser funcional, y donde la eliminación o alteración de cualquier parte impediría que el sistema realizara su función.

Para ilustrar mejor este punto, pongamos por ejemplo, una laptop:

Una laptop necesita que todas sus partes estén presentes simultáneamente para ser funcional, ¿De qué sirve una laptop sin disco duro? ¿De qué sirve una laptop sin memoria RAM? tú puedes tener una laptop con todas sus partes excepto su pantalla, pero esta al carecer de esa parte no podrá cumplir con su función. Una laptop está formada de diversas partes y todas deben estar presentes y trabajar a la vez las unas con las otras para ser funcional.

De la misma manera, muchos sistemas bioquímicos requieren que todos sus componentes estén presentes al mismo tiempo, en la configuración correcta, para que el sistema funcione, el Dr. Behe sobre su definición de complejidad irreducible escribió:

«Por complejidad irreducible me refiero a un único sistema compuesto por varias partes interactivas bien emparejadas que contribuyen a la función básica, en el que la eliminación de cualquiera de las partes hace que el sistema efectivamente deje de funcionar» [11]

La complejidad irreducible refleja que algunos sistemas biológicos no pudieron surgir por medio de evolución mas la selección natural, un sistema con complejidad irreducible necesita un número exacto de partes que deben existir simultáneamente para que el sistema tenga función, si se quita una parte de ese sistema dejaría de funcionar (análogo a sacar el motor de una avión) el sistema al no servir y ser inútil entonces no tiene ningún nivel de funcionalidad y no habría ningún tipo de ventaja evolutiva que sirva de materia prima para que la selección natural tenga algo sobre lo cual trabajar, así que tal sistema que es irreducible no puede surgir gradualmente parte por parte hasta llegar a tener algún tipo de función. El Dr. Behe escribió:

«Un sistema único que se compone de varias partes que interactúan y que contribuyen a la función básica, y donde la remoción de cualquiera de las partes hace que el sistema efectivamente deje de funcionar. Un sistema irreduciblemente complejo no puede producirse gradualmente mediante ligeras modificaciones sucesivas de un sistema precursor, ya que cualquier precursor de un sistema irreductiblemente complejo es, por definición, no funcional. Dado que la selección natural requiere una función para seleccionar, un sistema biológico irreduciblemente complejo, tendría que surgir repentinamente como una unidad integrada para que la selección natural tenga algo sobre lo que actuar. Se admite casi universalmente que un evento tan repentino sería irreconciliable con el gradualismo de Darwin» [12]

Nótese que un sistema complejo que sea irreducible no puede surgir por evolución gradual, no es lo mismo que surja una parte bioquímica, y luego se le una otra parte, y así gradualmente surja un sistema que vaya reuniendo funcionalidad, eso sería «complejidad acumulada» pero aquí se está discutiendo otra cosa lo cual es «complejidad irreducible» dado que un sistema irreducible al faltarle una parte no es funcional este ya no presenta ninguna ventaja evolutiva, así que no cuenta con ningún precursor útil que pueda ser seleccionado por la selección natural, un sistema irreducible es un sistema integrado completo que no puede surgir por acumulación de pasos no-funcionales, el filósofo y matemático W.A. Dembski sobre este punto escribió:

«La complejidad irreducible» debe de contrastarse con la «complejidad acumulada». Un sistema es acumulativamente complejo si los componentes del sistema se pueden organizar secuencialmente de modo que una eliminación sucesiva de componentes no conduzca a una pérdida completa de la función» [13]

Mientras una complejidad acumulada si puede surgir por medio de evolución (teóricamente es posible) la complejidad irreducible no, un sistema irreducible no puede surgir por medio evolución gradual acumulativa, es aquí donde la bioquímica representa una piedra de tropiezo para el darwinismo.

El Dr. Behe entre los ejemplos de sistemas con complejidad irreducible señaló: El flagelo bacteriano, la cascada de coagulación sanguínea, los cilios, El sistema inmunológico adaptativo.

Los fanáticos evolucionistas se enfurecieron contra el Dr. Behe por haber escrito un libro contra la evolución y en favor del diseño inteligente, las falacias de hombre de paja, los Ad Hominem, la burla, y toda clase de juego sucio estuvieron al orden del día. Los evolucionistas en especial se concentraron en tratar de refutar a Behe sobre la complejidad irreducible del Flagelo.

Muchos evolucionistas han pretendido refutar al Dr. Behe, pero no han hecho otra cosa que presentar sofismas, en primer lugar, los evolucionistas nunca han demostrado por medio de experimentación como un sistema que necesite de un número concreto de partes simultaneas para ser funcional pueda formarse de forma progresiva, en un ascenso gradual de parte por parte, si se demostrara eso en el laboratorio, tuviéramos evidencia en tiempo real que un sistema funcional de complejidad irreducible realmente puede formarse evolutivamente de sistemas con menos partes no funcionales.

Los evolucionistas no han hecho eso, el mismo Dr. Behe escribió contra sus oponentes:

«De hecho, mi argumento a favor del diseño inteligente está abierto a la refutación experimental directa. Aquí hay un experimento que aclara el punto. En la caja negra de Darwin (Behe 1996) afirmé que el flagelo bacteriano era irreduciblemente complejo y por lo tanto requería un diseño inteligente deliberado. La otra cara de esta afirmación es que el flagelo no puede ser producido por la selección natural que actúa sobre una mutación aleatoria o cualquier otro proceso no inteligente. Para falsificar tal afirmación, un científico podría ir al laboratorio, colocar una especie bacteriana que carece de flagelo bajo cierta presión selectiva (por movilidad, por ejemplo), cultivarla durante diez mil generaciones y ver si un flagelo, o cualquier otro sistema igualmente complejo – es producido. Si eso sucediera, mis afirmaciones quedarían claramente refutadas» [14]

Además, los evolucionistas no han presentado evidencia empírica que demuestren que un organismo actual que es irreduciblemente complejo es el producto de un proceso evolutivo que se remonta a una cadena de sistemas antiguos y menos complejos que provengan de un ancestro común arcaico.

Los evolucionistas contra el Dr. Behe solo han brindado suposiciones, los evolucionistas solo han imaginado como un sistema complejo irreduciblemente puede evolucionar de un sistema más básico paso por paso, pero eso solo es suposición, de la misma manera que Darwin ridículamente escribió que era posible que los peces se transformaran en aves [15] pero una cosa es suponer algo y escribirlo sobre el papel, otra cosa es demostrar que eso es real, y nadie ha demostrado de forma real y fuera de toda duda razonable que diversos sistemas irreduciblemente complejos pueden ser producidos por medio de evolución gradual.

Nótese el carácter especulativo de los evolucionistas que han criticado al Dr. Behe, dos científicos evolucionistas (R.H. Thornhill y D.W. Ussery) escribieron un artículo para defender la idea de que sistemas complejos irreducibles han emergido por evolución no guiada, el articulo lleva por nombre «Una clasificación de posibles rutas de evolución darwiniana» [16]

Nótese el título «Posibles rutas evolutivas», muchos evolucionistas contra Behe han escrito artículos defendiendo hipotéticos escenarios evolutivos que den paso a sistemas complejos irreducibles y en sus artículos abundan las palabras «puede ser» «quizás» «tal vez» «posiblemente», mucha palabrería y suposiciones darwinianas pero ni una tan sola prueba que sirva para enterrar bajo tumba y de una vez por todas la complejidad irreducible defendida por los teóricos del diseño inteligente.

Aparte, muchos evolucionistas señalan flagelos más simples de otras bacterias y los representan como «precursores» de flagelos más complejos como el estudiado por Behe, pero esos sistemas pertenecen a especies distintas, muchas de esas especies no son precursoras de las especies con flagelo estudiadas por Behe, así que desde esos sistemas más simples imaginar que pueden ser precursores evolutivos de otros sistemas más complejos es algo que esta desconectado evolutivamente de manera lineal-ancestral de la especie en cuestión.

Al examinar un flagelo en particular, es irrelevante que existan otros flagelos que carecen de algunas de las proteínas u otros componentes que son parte de lo que se considera irreduciblemente complejo del flagelo en cuestión, por lo cual, lo que hacen esos evolucionistas es desviarse del tema principal, así terminan argumentando y comienzan a introducir «suposiciones» que al fin y al cabo no afecta en nada el argumento flagelar de Behe.

Además, los evolucionistas se confunden y no atacan el argumento principal, muchos evolucionistas teorizan imaginativamente como sistemas más simples pueden formar otros más complejos por medio de evolución gradual, eso viene siendo «complejidad acumulativa» pero eso nada tiene que ver con «complejidad irreducible» que es el verdadero argumento de Behe (esta diferencia la señale más arriba)

Todas las críticas hechas por evolucionistas a la complejidad irreducible están fueran de lugar, muchas de ellas no están respaldadas de evidencia empírica sino de especulaciones imaginativas, hasta falacias de hombre de paja han cometido muchos críticos evolucionistas.

Todas las críticas a la complejidad irreducible están fuera de lugar, por esa razón el mismo bioquímico Dr. Behe personalmente ha puesto en su lugar a esos evolucionistas y ha escrito replicas señalando los errores de sus críticos, refutando sus escenarios hipotéticos imaginativos, Behe ha escrito muchos artículos refutando las críticas que evolucionistas han hecho a la complejidad irreducible. [17] [18] [19] [20] [21] [22] [23] [24] [25] [26] [27] [28] [29] [30] [31] [32] [33] [34] [35]

3- JØRN Y COMPLEJIDAD IRREDUCIBLE

El Dr. Behe fue reconocido mundialmente por notar la complejidad irreducible de varios sistemas, pero no solo el Dr. Behe ha concluido que existen sistemas irreduciblemente complejos que no pueden ser producto de la evolución sino que debieron ser diseñados, el científico Jørn Dyerberg también llegó a esa conclusión de forma independiente.

El Dr. Jørn Dyerberg es un biólogo profesor emérito en la Universidad de Copenhague [36] él es reconocido por ser el descubridor de la importancia de los ácidos omega-3 [37] La Unión Internacional de Científicos lo honró con el premio «Leyenda Viviente» [38]

El Dr. Jørn Dyerberg en la década de 1970 estudió el ciclo de Krebs, Dyerberg notó que todas las enzimas de ese complejo químico deben estar presentes al mismo tiempo para que así haya una función biológica relevante, el ciclo Krebs necesita de todas las enzimas para ser funcional, de lo contrario no serviría para nada, no habría función útil.

El Dr. Dyerberg reconoció que la complejidad en el ciclo de Krebs, un proceso compartido por las células de toda las formas de vida aeróbica, consta de un numero de partes que deben estar presentes al mismo tiempo para ser funcional, no pueden surgir de forma gradual poco a poco ya que el sistema no serviría para nada y no tuviera ninguna ventaja evolutiva, tal sistema está limitado a un número concreto de partes que deben estar todas presentes para ser funcional, así fue como el Dr. Dyerberg sostuvo que el ciclo de Krebs no pudo haber surgido por evolución no guiada sino que se debe a un diseño inteligente. [39]

El Dr. Dyerberg llegó de forma independiente al concepto de «complejidad irreducible» antes que el Dr. Behe, de hecho, años después cuando Dyerberg leyó el libro «La caja negra de Darwin» se percató que lo que promovía Behe era la misma conclusión a la cual él ya había llegado años atrás. [40]

4- CONCLUSIÓN

La complejidad irreducible es algo que sabemos gracias a la investigación científica, fue el estudio empírico de estructuras bioquímicas que llevaron a personas como el Dr. Behe y el Dr. Jørn a esa conclusión, razón por la cual ambos científicos ahora defienden el diseño inteligente.

Pero la complejidad irreducible no es algo que solo sea enseñado por científicos que son parte del diseño inteligente, de hecho, muchos científicos seculares han sostenido que existen sistemas bioquímicos que son complejamente irreducibles, y que al faltar una sola pieza tales sistemas perderían toda su función, por ejemplo, un biólogo teórico llamado Michael J. Katz escribió un libro que fue publicado por «Cambridge U Press» en el cual señaló:

«En el mundo natural, existen muchos sistemas de ensamblaje de patrones para los que no existe una explicación simple… Los patrones finales que producen son tan heterogéneos que efectivamente NO PUEDEN REDUCIRSE a componentes predecesores más pequeños o menos intrincados. Como argumentaré en los capítulos 7 y 8, estos patrones son, en un sentido fundamental, irreductiblemente complejos… Para algunos fenómenos naturales, simplemente no hay reducción a predecesores más pequeños» [41]

Un equipo de investigadores publicaron sus hallazgos en la revista científica «Science» [42] sobre una estructura de una maquina molecular que habían estudiado, los científicos dijeron sobre esta máquina que:

«La estructura de esta máquina biológica es conceptualmente similar al plano de un ingeniero, y explica cómo cada una de las partes de este complejo se ensambla en un complejo funcional que identifica eficientemente el ADN viral cuando ingresa a la célula», [investigador Blake] Wiedenheft [en Universidad Estatal de Montana] dijo. «Esta máquina consta de 12 partes diferentes y cada parte de la máquina tiene un trabajo distinto. Si NOS FALTA UNA PARTE de la máquina, NO FUNCIONA» [43]

La complejidad irreducible es un hecho de muchos sistemas bioquímicos y de muchas maquinas moleculares, dichos sistemas al ser irreducibles no pueden surgir por evolución gradual, y por el principio de uniformidad podemos concluir lógicamente que fueron diseñadas, La genetista molecular Georgia Purdom de la Universidad de Ohio [44] es una científica critica de la evolución, señalando como la evolución no puede hacer surgir sistemas complejos irreduciblemente escribió:

«Las máquinas moleculares se consideran irreduciblemente complejas. Una máquina irreduciblemente compleja está hecha de una serie de partes esenciales, y todas estas partes deben estar presentes para que funcione correctamente. Si incluso una de estas piezas falta, la máquina no funciona. La evolución, que supuestamente funciona de manera escalonada durante largos períodos de tiempo, no puede formar estas complejas máquinas. La evolución no está orientada a objetivos; no puede trabajar hacia un resultado específico. Si una parte de la máquina se formara por mutación aleatoria al azar pero las otras partes de la máquina no se formaron al mismo tiempo, entonces el organismo que contiene esa parte individual (por sí misma no funcional) no tendría una ventaja de supervivencia particular y no sería seleccionado. Dado que la pieza no ofrece ninguna ventaja al organismo, es probable que se pierda de la población y la evolución vuelva al punto de partida en la formación de las piezas de la máquina. Esencialmente, no hay forma de recolectar las partes a lo largo del tiempo porque las partes individuales no tienen una función (sin las otras partes) y no le dan al organismo una ventaja de supervivencia. Recuerde, todas las piezas necesarias deben estar presentes para que la máquina sea funcional y transmita una ventaja de supervivencia que podría ser seleccionada» [45]

Yoel Kesep 17/09/2020

Notas:

[1] La palabra mutación fue introducida en genética por el científico Hugo De Vries tiempo después que se redescubrieron los trabajos de Gregor Mendel, Darwin incluso murió sin saber la explicación científica correcta para la transmisión de la herencia.

[2] Frank Turek, Stealing from God: Why Atheists Need God to Make Their Case, 2014 p. 73

[3] Jonathan Wells, La guía políticamente incorrecta del darwinismo y el diseño inteligente, 2006

[4] El bioquímico Scott Minnich citado en: Sarah Chaffee, Ten Myths About Dover: #1, «Judge Jones Addressed the Actual Theory of ID, Not a Straw Man» Evolution News, December 20, 2015

[5] https://www.lehigh.edu/~inbios/Faculty/Behe.html

[6] William A. Dembski & ‎Michael Ruse, Debating Design: From Darwin to DNA, 2004 p. 7

[7] https://www.researchgate.net/profile/Michael_Behe

[8] Fossil dragonfly named in Mike Behe’s honor has implications for ID, Uncommon Descent, April 28, 2018

https://uncommondescent.com/evolution/fossil-dragonfly-named-in-mike-behes-honor-has-implications-for-id/

[9] James P. Gills & ‎Tom Woodward, Darwinism Under the Microscope: How Recent Scientific Evidence Points to Divine Design, 2002 p. 123

[10] Darwin’s Black Box: The Biochemical Challenge to Evolution

https://www.amazon.com/-/es/Michael-J-Behe/dp/0743290313

[11] Behe, Darwin’s Black Box: The Biochemical Challenge to Evolution, 1996 p. 39

[12] Behe, Ibid., pp. 39-40

[13] W.A. Dembski, Science And Design, October 1998

https://www.firstthings.com/article/1998/10/001-science-and-design

[14] Behe, Michael, Objeciones filosóficas al diseño inteligente: respuesta a las críticas, 31 de julio de 2000

[15] Existen peces que tienen aletas largas y con ellas pueden propulsarse fuera del agua, brevemente saltan en el aire y luego vuelven a zambullirse bajo agua, a esos peces se les llama pez volador.

Darwin estiraba la imaginación y le daba rienda suelta sin límite alguno que incluso llegó a escribir la ridiculez que era concebible pensar que ese tipo de pez podía convertirse en verdaderas aves voladoras, en su divertido y fantasioso libro titulado «El origen de las especies» Darwin escribió:

«Es concebible que los peces voladores, que ahora se deslizan por el aire, ligeramente subiendo y bajando con la ayuda de sus aletas revoloteando, podrían haber sido modificados en animales perfectamente alados»

— Darwin, On the Origin of Species by Means of Natural Selection, 1860 p. 163

[16] Thornhill, R.H., Ussery, D.W. 2000. «A classification of possible routes of Darwinian evolution.» J. Theor. Bio. 203: 111-116

[17] https://evolutionnews.org/2011/03/michael_behes_critics_make_dar/

[18] http://arn.org/docs/behe/mb_lamestattempt.htm

[19] http://arn.org/docs/behe/mb_responsetokmiller0101.htm

[20] http://arn.org/docs/behe/mb_selforganizationreplytoshanksandjoplin.htm

[21] http://arn.org/docs/behe/mb_correspondencewithsciencejournals.htm

[22] http://arn.org/docs/behe/mb_philosophicalobjectionsresponse.htm

[23] http://arn.org/docs/behe/mb_trueacidtest.htm

[24] http://arn.org/docs/behe/mb_indefenseofbloodclottingcascade.htm

[25] http://arn.org/docs/behe/mb_evolutionaryliterature.htm

[26] http://arn.org/docs/behe/mb_mousetrapdefended.htm

[27] http://arn.org/docs/behe/mb_toresp.htm

[28] https://evolutionnews.org/2009/09/reducible_versus_irreducible_s/

[29] https://www.researchgate.net/publication/2539372_A_Response_to_Critics_of_Darwin’s_Black_Box

[30] https://link.springer.com/article/10.1023/A:1012268700496

[31] https://www.discovery.org/a/1831/

[32] https://www.discovery.org/a/443/

[33] https://www.discovery.org/a/465/

[34] https://www.discovery.org/a/441/

[35] https://www.discovery.org/a/579/

[36] Ver: Jørn Dyerberg y el diseño inteligente, acceder al siguiente enlace:

https://refutandoelateismo.blogspot.com/2020/09/jrn-dyerberg-y-el-diseno-inteligente.html

[37] Ibid

[38] Ibid

[39] Ibid

[40] Leif Jensen, Professor Jørn Dyerberg, KU, støtter intelligent design, Intelligent Design DK 10/9/2020

[41] Michael J. Katz, To Templets and the explanation of complex patterns, 1986 pp. 26-27, 90

[42] http://www.sciencemag.org/content/early/2014/08/06/science.1256328.full.pdf

[43] Structure of molecular machine that targets viral DNA for destruction determined

http://www.sciencedaily.com/releases/2014/08/140807154143.htm

[44] Record of Proceedings of the Board of Trustees of the Ohio State University, 1999 p. 1029

[45] Dr. Georgia Purdom ¿El fin de la complejidad irreducible? 6 de octubre de 2009

Comments are closed.