Casiodoro de Reina perseguido por los Calvinistas

CASIODORO DE REINA PERSEGUIDO POR LOS CALVINISTAS

– Yoel Kesep 30/09/2022

 

Descarga PDF: https://www.mediafire.com/file/blgo9tdzm9rzw32/CasiodoroDeReina.pdf/file

1- INTRODUCCIÓN
2- SOBRE JUAN CALVINO
3- SOBRE SERVET
4- SOBRE CASIODORO DE REINA
5- SOBRE GINEBRA
6- CONCLUSIÓN

 

1- INTRODUCCIÓN

Estamos en el mes de septiembre en el cual se celebra «El Mes de la Biblia», fue en septiembre del año 1569 [1] cuando se publicó la traducción de la biblia al idioma español, esa traducción fue hecha por el erudito Casiodoro de Reina, dicha versión bíblica se conoció como: «La Biblia del Oso»

Cipriano de Valera fue quien hizo la primera revisión de esa biblia española en el año 1602 [2] por esa razón a esta versión bíblica la cual es la más popular entre los hispanohablantes se le llama: La Biblia Reina-Valera.

Pues bien, en estos días muchos de la secta calvinista han usado la figura de estos grandes traductores para hacer proselitismo de su secta, Reina y Valera fueron protestantes que vivieron durante un tiempo en la Ginebra Calvinista.

Un pastor llamado Enior Josué, el cual es un reconocido fanático obcecado calvinista, publicó un post hablando de Casiodoro y Cipriano solo con la intención del ensalzar el calvinismo, Enior Josué escribió lo siguiente:

«Su nombre, Cipriano de Valera. Todos lo conocemos como el editor principal de la biblia en español más vendida que lleva su nombre: la Reina-Valera. Pero muy pocos saben cuál fue la última gran obra que el gran reformado español tradujo: el magnum opus de Juan Calvino, la Institución de la Religión Cristiana» [3]

Cipriano durante un tiempo estuvo viendo en Ginebra, el pastor Enior Josue para ensalzar la Ginebra calvinista, citó a un antiguo fanático protestante llamado John Knox, el pastor Enior escribió:

«La Ginebra de Calvino, en Suiza. El mismo refugio seguro al que huyó el reformador escocés John Knox, y en su estancia allí, lo llamó, «la más perfecta Escuela de Cristo que jamás haya existido en la tierra desde los días de los Apóstoles» [4]

El pastor Enior como punto final, en un comentario, dijo:

«Si mis queridos hermanos, todos ustedes que usan la traducción Reina-Valera, usan la traducción de un propio calvinista» [5]

Ahora bien, lo que el pastor Enior Josue no dice es que, Casiodoro de Reina se molestó porque los brutales calvinistas asesinaron a un teólogo llamado Miguel Servet, también consideraba que los anabaptistas eran hermanos y no herejes, Casiodoro enseñó que no había que perseguir y torturar a los anabaptistas por sus puntos de vista religiosos, por esa razón; la banda salvaje de los calvinistas comenzaron a perseguir a Casiodoro Reina.

El pastor Enior también se olvida de contar que Ginebra se convirtió en un territorio donde se llevó a cabo violentas carnicerías de seres humanos, los calvinistas de Ginebra incluso llegaron al punto de descuartizar a personas acusadas de herejía.

Veamos pues, como esos calvinistas ginebrinos a los cuales tanto alaba el pastor Enior Josue, eran unos violentos intolerantes que en nada se diferencian de los talibanes.

2- SOBRE JUAN CALVINO

Juan Calvino fue un joven proveniente de una familia católica, su padre lo envió a estudiar Derecho a la Universidad, el joven Calvino estuvo expuesto a predicaciones de protestantes, Calvino fue persuadido y abandonó el catolicismo y se unió a las filas de los protestantes.

El joven Calvino no estudió teología de manera formal, sediento de obtener fama dentro de los pasillos de la teología, Calvino siendo un jovenzuelo novato comenzó a escribir una obra de teología a la cual tituló: «Institutos de la Religión Cristiana»

Calvino solo era un joven sin experiencia, no tuvo entrenamiento formal en materia de teología, el libro Institutos de Calvino fue un panfleto lleno de errores producto de ser la escritura de un joven novato con gran falta de preparación académica en el área de teología, bien lo dijo S.J.L. Franca cuando escribió:

«Calvino a los 26 años, sin ninguna formación teológica seria, publicó sus «Institutos De La Religión Cristiana» en los que pretendía explicar toda la doctrina necesaria para la salvación. En él expuso su pensamiento sobre las cuestiones más elevadas e intrincadas del dogma y la moral para orientar su acción como reformador improvisado. Según este joven, todos se habían equivocado completamente en la interpretación del Evangelio. Solo él, durante sus tres años de apresurados estudios privados, comprendió el significado genuino de las verdades que el mundo entero había pasado por alto. Él es el faro brillante que brilla solo en la oscuridad universal» [6]

El apologista y escritor Dave Hunt, mencionó:

«Calvino estaba lejos de ser maduro en la fe cristiana… Sin lugar a dudas, su libro «Institutos De La Religión» no podría provenir de una comprensión evangélica profunda y completamente desarrollada de las Escrituras. En su lugar, provenían del entusiasmo enérgico de un recién graduado en derecho… Al momento de escribir sus «Institutos», Calvino, lejos de ser un apóstol como Pablo, era un converso nuevo a la fe que apenas había comenzado a caminar con el Señor. Por lo tanto, no pudo haber sido la madurez espiritual bajo la guía del Espíritu Santo lo que produjo los Institutos» [7]

Calvino no logró converse a muchas personas, muchos teólogos se opusieron a sus enseñanzas, como Calvino era una persona lleno de odio y de intolerancia, Calvino se pasaba insultando a los demás teólogos, por ejemplo:

Calvino negó el libre albedrio libertario (doctrina que enseña que las personas pueden elegir dos cosas: el bien y el mal) en su lugar Calvino enseñó que las personas solo pueden elegir el mal.

Un teólogo llamado Pighius escribió una defensa del libre albedrio libertario, demostró como esta doctrina está respaldada por textos del Antiguo y Nuevo Testamento, todos los padres de la iglesia del siglo I, II y III enseñaron esta doctrina. Fue tardíamente en el siglo IV que un obispo católico llamado San Agustín se apartó de la ortodoxia de la iglesia, San Agustín cayó en heterodoxia y negó el libre albedrio libertario, por lo tanto: Calvino no estaba enseñando la ortodoxia, Calvino fue un hereje que cayó en heterodoxia enseñando lo contrario de lo que enseña la biblia y contrario a lo que enseñaron los más antiguos padres de la Iglesia.

Calvino estaba enojado contra Pighius y lo insultó llamándolo: Perro muerto. [8]

Un teólogo llamado Sebastián Castellio no creía en la doctrina calvinista de la doble predestinación, Calvino escribió un panfleto por medio del cual escupió insulto tras insulto contra Castellio, el teólogo Castellio le escribió lo siguiente al propio Calvino:

«Eres muy fecundo en insultos y tus labios hablan desde el fondo de tu corazón. En tu libelo latino me llamas sucesivamente blasfemo, calumniador, malhechor, perro ladrador, ser descarado lleno de ignorancia y bestialidad, corruptor, loco, persona desvergonzada, de nuevo perro sucio, espíritu sinuoso y pervertido, vagabundo y mal sujeto. Ocho veces me calificas de canalla, toda esa malevolencia la despachas con gusto a lo largo de dos pliegos y titulas tu libro como «calumnias de un canalla» la última frase dice así: «¡Que Dios te aniquile satanás!» El resto es del mismo estilo. [Calvino] ¿Esos son los modales de un hombre de fervor apostólico, de cristiana mansedumbre? Ay del pueblo al que diriges si se deja inspirar por semejantes sentimientos, y caso de que se demuestre que tus discípulos son como su maestro, un día resucitará la verdad crucificada, y tú, Calvino, tendrás que rendir cuentas ante Dios por los improperios con los que has cubierto a alguien por quien Cristo también murió. En verdad ¿no sientes ninguna vergüenza? ¿Ni en tu alma las siguientes palabras de Cristo? «Quien se enfurezca contra su hermano será juzgado» o «Quien califique a su hermano de mala persona será arrojado a las tinieblas» [9]

Calvino insultaba a los otros cristianos y los llamaba: idiotas, perros, cerdos etc., Calvino no tenía nada de modales ni se comportaba de manera mansa como deben hacerlo los verdaderos cristianos, Dave Hunt dijo:

«Una de las características tristes de los Institutos de Calvino es el lenguaje degradante que emplea continuamente (como Lutero) para insultar a todos los que no están de acuerdo con él» [10]

Calvino estaba a favor de matar cristianos cuando estos se apartaran de las doctrinas que el dogmáticamente enseñaba como «doctrinas correctas», Calvino llamaba a ese tipo de cristianos herejes y autorizó que los mataran.

La escritura en ninguna parte menciona que si alguien incurre en herejía hay que matarlo en una hoguera, más sin embargo, esa odiosa practica Calvino la atribuyó a una orden de Dios para la iglesia, Calvino incluso enseñó que si una persona se oponía al asesinato de herejes, las personas eran culpables junto con los herejes, Calvino escribió:

«Quienquiera que ahora sostenga que es injusto matar a herejes y blasfemos, incurrirá en su culpa a sabiendas y de buena gana. No es la autoridad humana la que habla, es Dios quien habla y prescribe una regla perpetua para su Iglesia» [11]

3- SOBRE SERVET

Miguel Servet fue un gran intelectual, fue teólogo, científico y médico español. Servet rechazó 3 doctrinas que creían los calvinistas, a saber: él no creía en la doble predestinación, no creía en el bautismo de niños, ni en la trinidad. [12]

Esta diferencia de opiniones hizo que el dogmático Calvino se enfureciera contra Servet.

Servet no era cualquier persona, Servet fue un respetado médico, también un gran científico (él fue quien descubrió la circulación pulmonar) también había adquirido una gran influencia como filósofo y teólogo.

Calvino sabía que si hacía cambiar de opinión a Servet, se ganaría a una persona con gran influencia, Calvino realmente se hubiera beneficiado de hacer a Servet uno de los suyos. Fue por esa razón que Calvino le envió a Servet una copia de su libro, para tratar de convencerlo. Émile G. Léonard en su libro “Una Historia del Protestantismo” escribió:

«Calvino, de hecho, trató hasta el final de convencer a Servet» [13]

Calvino había escrito un libro titulado “Institutos de la Religión Cristiana” donde había expuesto sus interpretaciones del evangelio. Calvino le mandó una copia de su libro a Servet, Como menciona el historiador Will Durant, Calvino:

«Le envió una copia de su libro “Institutos” a Servet» [14]

Servet leyó el libro de Calvino, pero en lugar de ser convencido, Servet escribió notas al margen para refutar las afirmaciones de Calvino, una revista de historia menciona:

«Servet se lo devolvió [el libro Institutos] a Juan Calvino, hacia el año 1546, lleno de notas marginales» [15]

En las notas marginales, Servet le escribió a Calvino que el bautismo debe ser realizado por personas adultas que han decidido seguir a Cristo, no por niños, Servet escribió que la doble predestinación es falsa, porque Dios no predestinó personas al infierno etc.

El intolerante de Calvino se enfureció al ver las opiniones contrarias que Servet había escrito en los márgenes de su libro. Calvino estaba enfurecido contra Servet y deseaba su muerte, eso se puede ver en las cartas escritas por Calvino.

Calvino le escribió una carta a su amigo Farel (un reformador protestante) Calvino le dijo que si Servet iba a Ginebra iba a usar su autoridad para no dejar que Servet saliera vivo de Ginebra, Calvino escribió:

«Porque si él viene aquí, si mi autoridad vale algo, nunca permitiré que se vaya con vida» [16]

El deseo asesino de Calvino por exterminar a Servet se ve reflejado en varias cartas, como menciona Fernando Garrido:

«Se ve por estas cartas que Calvino había tomado muy bien todas sus medidas para asegurar su venganza» [17]

En una ocasión Servet iba hacia Italia [18] pero decidió pasar por Ginebra, Servet fue a la iglesia de Ginebra y Calvino lo identificó. Calvino llamó a las autoridades fiscales y estas detuvieron a Servet, Calvino sobre ese suceso escribió:

«Finalmente, en un mal momento, llegó a este lugar cuando, a instancias mías, uno de los fiscales ordenó que lo llevaran a prisión» [19]

Calvino había dicho en una carta a Farel que si Servet iba a Ginebra, no lo iba a dejar ir con vida, y esa amenaza se hizo realidad. Calvino luego de pedir que arrestaran a Servet por herejía, escribió más de 30 acusaciones contra él. El historiador Philip Schaff escribió:

«El juicio de Servet duró más de dos meses y el propio Calvino redactó un documento de treinta y ocho acusaciones contra Servet» [20]

Servet fue tirado a un calabozo, ahí pasó días entre excrementos, en malas condiciones y soportando sufrimiento. Calvino escribió acusaciones contra Servet y las entregó al Concilio de Ginebra para que estos decretaran que Servet era culpable.

El Concilio de Ginebra por las acusaciones hechas por Calvino, declaró culpable a Servet y lo sentenciaron a muerte, como escribió Miner Searle Bates:

«Denunciado por Calvino, Servet fué sentenciado por el Concilio Municipal de Ginebra» [21]

Los salvajes calvinistas de Ginebra amarraron a Servet a la hoguera, le pusieron leña verde, encendieron fuego y Servet sintió como las llamas cubrían todo su cuerpo. Servet sintió minuto tras minuto como el fuego carbonizaba su cuerpo mientras lentamente perdía la vida, en medio de tanto dolor, las últimas palabras de Servet fueron:

«Jesús, ten piedad de mí» [22]

4- SOBRE CASIODORO DE REINA

Casiodoro de Reina fue un religioso brillante, experto en idiomas y en teología sagrada, era un erudito que realizaba grandes labores literarias en el Monasterio de San Isidoro del Campo. Casiodoro de Reina comenzó a discrepar con doctrinas católicas, para evitar la inquisición católica, Casiodoro junto con otras personas, huyó del Monasterio católico español, el sociólogo Carlos Martínez García menciona:

«En 1557, junto con otros monjes del Monasterio de San Isidoro del Campo – en Sevilla – huyó para evitar la inminente acción inquisitorial en su contra» [23]

Casiodoro huyó de España para escapar de los inquisidores católicos, pero al llegar a la Ginebra de Calvino se encontró con más de lo mismo, en Ginebra los calvinistas se pasaban pendientes de las opiniones de los teólogos ya que, si uno se desviaba de las enseñanzas de San Calvino, era acusado de hereje y lo rostizaban en un hoguera. El teólogo y filósofo Alfonso Ropero, escribió:

«Huido a la Ginebra de Calvino, Casiodoro pronto advirtió que aquella tampoco era su tierra prometida. Espíritu libre y sensible, Casiodoro tuvo que pasar por innumerables trances para sobrevivir en aquel mundo de sospecha constante, de desconfianza generalizada del otro por cuestiones doctrinales» [24]

Como vemos, la estancia de Casiodoro de Reina en tierras ginebrinas no fue muy grata ya que, debido a que allí no existía la libertad religiosa, tenía que estar pendiente de todos sus movimientos teológicos para evitar así que los brutales calvinistas le dieran pena capital.

Casiodoro comenzó a incomodar a los calvinistas ya que, Casiodoro estaba en contra de matar a cristianos que eran acusados de herejía, El teólogo y filósofo Alfonso Ropero, escribió:

«Casiodoro es ejemplo de unos de esos espíritus nobles, de ningún modo estaba de acuerdo con el castigo capital del «hereje» o disidente religioso» [25]

Casiodoro también lamentó la brutal muerte que los calvinistas ginebrinos propinaron a Servet, Casiodoro lloraba cada vez que pasaba cerca del lugar en el cual ejecutaron a Servet ya que, le traía a la memoria el brutal asesinato que perpetraron los calvinistas. Alfonso Ropero menciona:

«Se dice que lloraba cada vez que pasaba cerca de la colina de Champel porque le traía a la memoria la terrible muerte en la hoguera sufrida allí por su compatriota Miguel Servet… Esta simpatía hizo que algunos calvinistas lo sometieran a vigilancia» [26]

Los calvinistas andaban de caza matando a los anabaptistas, los anabaptistas eran un grupo de cristianos que negaban el bautismo infantil, ellos decían que solo un adulto que había conocido el credo cristiano y había decidido ser discípulo de Cristo, debía bautizarse.

Los calvinistas enseñaban como dogma el bautismo infantil y consideraban herejes a los anabaptistas, pero Casiodoro de Reina enseñó que había que tratar a los anabaptistas como hermanos, el teólogo y filósofo Alfonso Ropero informa:

«Casiodoro expresó con valentía su opinión que “también a los anabautistas se les debía considerar como hermanos» [27]

Casiodoro de Reina fue visto como sospechoso de no creer en el bautismo infantil y de abrazar las doctrinas de los anabaptistas, los calvinistas lo acusaron de comenzar a desviarse del credo de los reformados y de comenzar a convertirse en hereje, Alfonso Ropero mencionó:

«También en doctrina Casiodoro fue sospechoso ante las autoridades de la ciudad… El grupo calvinista criticaba sus creencias, hasta el punto de ver en él un hereje potencial» [28]

Un teólogo protestante llamado Castellion estaba enfadado porque Calvino aprobó que mataran al teólogo Servet, Castellion escribió un folleto condenando la brutalidad de los calvinistas, San Juan Calvino se enfureció contra Castellion y escribió usando múltiples insultos contra Castellion.

Pues resulta que Casiodoro de Reina daba copias del folleto de Castellion, esto los calvinistas lo vieron como una traición y Casiodoro se metió en más problemas, Alfonso Ropero informa:

«Por si fuera poco, Casiodoro propagó entre los refugiados españoles el libro de Castellion donde defiende que no se deben quemar los herejes, y afirma que Miguel Servet había sido quemado injustamente» [29]

Casiodoro también mencionó que las predicas de los calvinistas no eran edificantes, en lugar de predicar sermones que motivaran a las personas a abandonar los pecados y llevar vidas puras, los calvinistas solo se pasaban hablando contra el Papa y se pasaban discutiendo por cuestiones doctrinales en su afán de demostrar que ellos supuestamente «tenían la razón», el propio Casiodoro se decepcionó del calvinismo al ver que:

«Nada de sermones edificantes que ayudaran a los fieles a creer en la piedad y la devoción personal, tampoco sermones que motivaran al cultivo de los dones espirituales y la experiencia interior de la fe. En los pulpitos ginebrinos solo se hablaba del Papa… ¿No era mejor predicar para la edificación más que para la destrucción?» [30]

Como vemos, Casiodoro Reina fue puesto bajo la mira, los calvinistas hasta querían evitar que Casiodoro continuara en su ministerio de predicación, se comenzó a montar un proceso inquisitorial contra Reina, el sociólogo Carlos Martínez García escribió:

«Se conjuntaron agentes inquisitoriales y algunos pastores y líderes, sobre todo calvinistas, para perseguir a Reina y evitar así que prosiguiera con su ministerio» [31]

Casiodoro de Reina se ganó muchos enemigos, fue acusado falsamente de sodomía (practicar el homosexualismo) los calvinistas lo acusaron de ser gay algo que estaba bajo pena de muerte en esa época, lo único que le esperaba a Casiodoro era ser juzgado por los calvinistas y luego ser asesinado, ante este inminente final, Casiodoro abandonó la ciudad de Ginebra la cual era un régimen tirano gobernado por los brutales calvinistas, el teólogo Alfonso Ropero escribió:

«Fue acusado del delito de sodomía. Los acusadores hicieron correr la versión de que Reina antes de su matrimonio había mantenido relaciones homosexuales con un mozo llamado Jean de Bayonne. Fue acusado formalmente por los pastores calvinistas» [32]

Casiodoro se fue a Inglaterra y luego vivió en otros países, pero, la sombra de la persecución calvinista lo perseguía a todo lugar que iba, por más de 10 años fue acusado de ser homosexual y servetista (apoyar las doctrinas de Servet), el teólogo y sociólogo Carlos García, informa:

«Durante quince años y en distintos lugares algunos calvinistas hicieron señalamientos de servetista y sodomita contra Reina» [33]

5- SOBRE GINEBRA

El «reformador» Juan Calvino logró obtener influencia en Ginebra, Calvino implementó una severa reforma religiosa en esa ciudad. Si una persona no se alineaba a los dictados de los calvinistas, en el mejor de los casos lo desterraban a la fuerza fuera de la ciudad, en el peor de los casos, lo mataban bajo pena capital.

En 5 años los calvinistas ya habían matado a más de 50 personas y habían desterrado a más de 70 personas. El historiador Will Durant ganador del Premio Pulitzer, escribió:

«Entre los años 1542 y 1546 hubo 76 destierros y 58 ejecuciones en Ginebra» [34]

El historiador Galiffé, sobre los detalles esas 58 muertes perpetradas por los calvinistas, escribió:

«Se cuentan 30 ejecuciones de hombres y 28 de mujeres, subdivididas por el método de muerte: 13 personas ahorcadas, 10 decapitadas, 5 descuartizadas, 30 quemadas vivas después de haber sido torturadas» [35]

Hasta los mismos protestantes en esa época repudiaron la violencia de los calvinistas de Ginebra, un protestante llamado Sebastián Castellio, escribió:

«Si Cristo mismo viniera a Ginebra, sería crucificado. Porque Ginebra no es un lugar de libertad cristiana. Está gobernado por un nuevo Papa, pero uno que quema vivos a los hombres» [36]

Como vemos, Ginebra fue una ciudad sanguinaria, John Knox llamó a la Ginebra de Calvino «la escuela de Cristo más perfecta desde los tiempos de Cristo» por la sencilla razón que él era un ciego fanático que respaldaba la violencia y brutalidad de Calvino.

Como podemos ver, Ginebra estaba lejos de ser la más perfecta escuela de Cristo, fue más bien la más perfecta escuela del infierno, el gran traductor bíblico Casiodoro de Reina vivió en carne propia los horrores de la ciudad de Ginebra, los calvinistas incluso iniciaron un juicio contra Casiodoro en el cual seguramente el veredicto final sería matarlo debido a las acusaciones que habían hecho contra él, el teólogo y filósofo Alfonso Ropero, mencionó:

«Bien pronto se inició el juicio, primero por cuestiones doctrinales, después por el susodicho cargo de sodomía. Sospechando que la decisión ya estaba tomada en su contra, Casiodoro Reina huyó a Inglaterra» [37]

Ginebra era el último lugar en el cual un erudito bíblico desearía vivir, el teólogo Luis Jovel, sobre el escape de Casiodoro de esa infernal ciudad, escribió:

«Casiodoro salió de Ginebra decepcionado, y aprisa» [38]

6- CONCLUSIÓN

Juan Calvino fue un déspota, sus seguidores eran unos sanguinarios que les gustaba investigar las opiniones religiosas de otras personas para encontrarlos culpables de herejía y posteriormente matarlos en la hoguera.

Los calvinistas tanto que alaban la sanguinaria ciudad de Ginebra, pero, el gran traductor bíblico Casiodoro de Reina más bien se desilusionó de haber estado allí, el sociólogo Carlos Martínez García escribió:

«El exilio en Ginebra fue decepcionante para Casiodoro Reina… Casiodoro de Reina llegó a la conclusión que era pertinente salir de Ginebra, lo que hizo a fines de 1558, con rumbo a Inglaterra» [39]

Casiodoro de Reina no tenía pelos en la lengua, dijo que los protestantes de Ginebra eran igual de intolerantes que los católicos de Roma, el sociólogo Carlos Martínez García escribió:

«Casiodoro de Reina llegó a ejercer en Ginebra cierta influencia perturbadora entre el grupo de refugiados españoles, diciendo que Ginebra era la segunda Roma… Casiodoro abandonó el territorio ginebrino convencido de que «se había convertido en una nueva Roma» [40]

Ahí tenéis a San Juan Calvino, a sus santos seguidores y a su santa ciudad de Ginebra.

 

Yoel Kesep 30/09/2022

Notas:

[1] James Dixon Douglas, Diccionario Bíblico Mundo Hispano, 1997 p. 145

[2] Luis A. Portillo, Historia de la Biblia, 2014 p. 47

[3] Publicación del Pastor Enior Josue:

https://www.facebook.com/PastorEniorJosue/photos/a.101792665266996/431831308929795/

[4] Ibíd.

[5] Ibíd.

[6] S.J.L. Franca, La iglesia: Reforma y Civilización, 1928 pp. 201-202

[7] Dave Hunt, ¿Que Amor es Este? La Tergiversación de Dios del Calvinismo, 2002 pp. 38, 39, 40

[8] Bruce Gordon, Calvin, 2009 p. 162

[9] Para la fuente de la cita de Castellio, ver la siguiente publicación:

Yoel Kesep, Los insultos de Calvino, 23/10/2020

https://apologeticaparaateos.wordpress.com/2020/08/08/los-insultos-de-calvino/

[10] Dave Hunt, What Love Is This? Calvinism’s Misrepresentation of God, 2004 p. 233

[11] The Life of John Calvin: Compiled from authentic sources and particularly from his correspondences. With a portrait, 1850 p. 354

[12] William Lindner, John Calvin, 1998 p. 138

[13] Émile G. Léonard, A History of Protestantism: The Reformation, 1968 p. 305

[14] Will Durant, The Reformation: The Story of Civilization, Volume VI, Edition 2011

[15] Historia 16 – Números 273-276 – 1999 p. 102

[16] The Life of John Calvin, 1850 p. 259

[17] Fernando Garrido, Historia de las persecuciones políticas y religiosas ocurridas en Europa desde la Edad Media hasta nuestros días: obra única en su género, Volumen 2, 1864 p. 393

[18] Enciclopedia Universal Ilustrada Europeo-Americana, 1927 p. 637

[19] Calvino citado en Philip Schaff, History, vol. 8, p. 765

[20] Schaff, History, vol. 8, p. 769

[21] Miner Searle Bates, Libertad Religiosa: Estudio histórico-crítico-filosófico, 1948 p. 177

[22] Julio P. Arribas Salaberri, Miguel Servet, concejal: con una síntesis biográfica, 1974 p. 114

[23] Carlos Martínez García, Casiodoro de Reina: traductor bajo persecución de la Biblia y amigo de reformadores radicales, Protestante Digital, 12 agosto 2018

[24] Alfonso Ropero, Casiodoro de Reina, heterodoxo impenitente, amante de la libertad, 18/12/2017

[25] Alfonso Ropero, Ibíd.

[26] Alfonso Ropero, Ibíd.

[27] Alfonso Ropero, Ibíd.

[28] Alfonso Ropero, Ibíd.

[29] Alfonso Ropero, Ibíd.

[30] Casiodoro de Reina, Libertad y tolerancia en la Europa del siglo XVI, Centro de Estudios Andaluces, p. 84

[31] Carlos Martínez García, Casiodoro de Reina: traductor bajo persecución de la Biblia y amigo de reformadores radicales, Protestante Digital, 12 agosto 2018

[32] Alfonso Ropero, Ibíd.

[33] Carlos García, Casiodoro de Reina: traductor bajo persecución (III), 8 diciembre 2019

[34] Will Durant, The Story Of Civilization: The Reformation, 1957 p. 474

[35] Galiffé en: Te Overland Monthy – Volume 18 – 1891 p. 531

[36] Castellion citado en: The Life and Times of John Calvin, 1852 p. 240

[37] Alfonso Ropero, Ibíd.

[38] Luis Jovel, Casiodoro de Reina y la intolerancia Calvinista. ¿Persiguieron los Calvinistas al Reformador?, 28 octubre 2021

[39] Carlos Martínez García, Ibíd.

[40] Ibíd.