Christoph Grienberger – Astrónomo Creyente

CHRISTOPH GRIENBERGER

– Yoel Kesep 02/07/2021

 

Descarga PDF: https://www.mediafire.com/file/8ans6dsd4wsfuef/CGrienberger.pdf/file

1- INTRODUCCIÓN
2- BIOGRAFÍA
3- ARISTÓTELES Y GALILEO
4- CONCLUSIÓN

 

1- INTRODUCCIÓN

Christoph Grienberger nació un día como hoy, 2 de julio de 1561, en Hall in Tirol, Austria. [1]

Grienberger fue un sacerdote que también se dedicó a la astronomía y las matemáticas. [2]

Él enseño matemáticas en su país natal y también en Roma. Fue autor de trabajos matemáticos y astronómicos. [3]

Su obra destacada fue un catálogo de las coordenadas astronómicas de las estrellas fijas, llevó por título: «Catalogus veteres affixarum stellarum longitudines et latitudines cum novis stellis collatas continens»

Christoph Grienberger es recordado por aceptar la tesis de Galileo Galilei, respaldó la hipótesis del heliocentrismo (doctrina que afirma que el Sol está en el centro y que la tierra recorre su órbita a su alrededor)

2- BIOGRAFÍA

Grienberger desde su juventud tenía un doble interés, aprender sobre religión y estudiar ciencias, por ese motivo ingresó a la Compañía de Jesús, y también estudió en centros educativos de Praga y Viena.

En 1580 ingresó en la orden de los jesuitas, también comenzó a estudiar retórica y filosofía en Praga, después estudió matemáticas en Viena. Luego obtuvo sus conocimientos astronómicos en Roma estudiando en el: «Collegium Romanum» [4]

El joven Grienberger era un intelectual muy hábil, incluso sustituyó a su maestro ya que se convirtió en el nuevo profesor de matemáticas. [5]

Grienberger inició su carrera como astrónomo, hacía observaciones estelares y también se dedicó a evaluar y analizar los trabajos astronómicos realizados por otros científicos, un papel similar al de un editor en una revista científica en tiempos modernos.

Grienberger brindó muchas conferencias astronómicas, también enseñó, educó y adiestró a muchos jesuitas en las ciencias astronómicas.

Grienberger también hizo trabajos en física, especialmente, en el área de la óptica.

Grienberger conoció personalmente al legendario astrónomo Kepler. [6]

Grienberger desarrolló un «Heliotropo» lo cual es un instrumento usado para la observación de manchas solares, junto con su hermano publicó el libro «Rosa Ursina sive Sol», que posibilitó la exploración del sistema planetario.

Entre los libros escritos por Grienberger, están:

• Un Catálogo de Longitudes y Anchuras, Reflejando las Nuevas Estrellas. (1612)
• Nuevas Imágenes de Prospectivas Celestes. (1612)
• Speculum Ustorium: La Verdad de Nuestra Forma Progenie Restituida. (1613)
• Cosas Necesarias sobre Matemáticas. (1624)
• Euclides: Primeros Seis Libros de Elementos y Geometría. (1629)

Los trabajos de Grienberger beneficiaron a otros matemáticos, por ejemplo, Mario Bettinus autor de la obra «Apiaria: Filosofía Universal de las Matemáticas», escribió:

«Me he beneficiado, de la mente y la industria de un hombre muy culto y extremadamente modesto: Grienberger» [7]

3- ARISTÓTELES Y GALILEO

El griego Aristóteles escribió muchos tratados sobre astronomía, pero Aristóteles enseñó que la tierra está en el centro del universo, y que todos los demás cuerpos celestes orbitan alrededor de la tierra.

Aristóteles incluso escribió argumentos refutando la posibilidad de que la tierra pueda estar en movimiento, Aristoteles aplicó un argumento basado en la regla de inferencia «modus tollens» para de forma lógica negar que la tierra pueda estar en movimiento. [8] Así pues, Aristóteles promovió la enseñanza de una tierra inmóvil.

Esta visión de Aristóteles fue seguida y popularizada por el célebre astrónomo romano Ptolomeo el cual escribió un libro llamado «Almagesto», ese libro fue el texto de autoridad usado por todos los astrónomos.

Fue así como el geocentrismo se perpetuó siglo tras siglo, en la Edad Media el geocentrismo se creía como axioma (verdad tan evidente que ni hace falta probarlo) la Iglesia en la Edad Media fundó múltiples universidades en toda Europa y, las universidades en las clases de astronomía enseñaban la teoría geocéntrica aristotélica.

Pero surgió un hábil filósofo y naturalista llamado Galileo Galilei, él construyó un telescopio y sus estudios astronómicos dieron indicios de que no todo se mueve alrededor de la tierra.

Galileo observó que había 4 satélites que orbitaban alrededor de Júpiter, las fases de Venus revelaban que Venus orbitaba alrededor del Sol. Fue así como Galileo comenzó a defender el sistema heliocéntrico y se opuso al sistema milenario geocéntrico de Aristóteles.

Pero los astrónomos aristotélicos se opusieron a Galileo ya que, las observaciones de Galileo no eran pruebas científicas irrefutables del heliocentrismo, esas observaciones hechas por Galileo no demostraban que la tierra se mueve, la razón es la siguiente:

Galileo observó 4 satélites orbitando Júpiter, también observó que Venus recorre el sol, pero la tierra podría seguir siendo el centro del sistema solar; la tierra podía seguir siendo el centro del sistema aunque Venus orbite alrededor del sol y aunque 4 satélites orbiten el planeta Júpiter.

Las observaciones telescópicas de Galileo solo demostraban que no todo gira alrededor de la tierra pero, no demostraban que la tierra estaba en movimiento.

Los astrónomos de la época seguían a Aristóteles y por eso se pusieron en contra de Galileo, Galileo estaba molesto y dijo:

«Como si el gran libro del Universo hubiera sido escrito para ser leído por nadie más que Aristóteles» [9]

Galileo comenzó disputas contra los filósofos aristotélicos, también contra la rama de la Iglesia dedicada a la ciencia (los jesuitas) por tanto alboroto causado, las autoridades de la Iglesia convocaron a Galileo ante la Inquisición, a Galileo se le dijo que podía enseñar el heliocentrismo como hipótesis, pero no como hecho ya que no tenía pruebas.

Pero Galileo desobedeció, escribió un nuevo libro y enseñó el heliocentrismo como hecho, Galileo insultaba a los demás astrónomos aristotélicos, ante el nuevo alboroto producido por Galileo, la Inquisición lo juzgó por segunda vez y para mantener la paz y acabar con las disputas, a Galileo le dieron arresto domiciliario.

Un mito promovido acerca de Galileo, es que la Inquisición lo torturó dentro de los calabozos, otros dicen que Galileo fue asesinado en una hoguera etc., pero históricamente esas acusaciones son falsísimas.

Galileo nunca pisó un calabozo, tampoco fue torturado ni castigado físicamente, tampoco hay evidencia que Galileo ante la Inquisición haya susurrado «Sin Embargo se Mueve», todos esos fueron mitos tardíos inventados por los ateos de la Ilustración que quisieron retratar a Galileo como un opositor de la Iglesia.

La Célebre Enciclopedia Británica, demostrando los mitos que fueron inventados alrededor de Galileo, informó:

«No hay evidencia de que Galileo en ese momento susurrara «Eppur si muove» («Y sin embargo se mueve»). Cabe señalar que Galileo nunca estuvo en un calabozo ni fue torturado; durante el proceso de la Inquisición se quedó principalmente en la casa del embajador de Toscana en el Vaticano y por un corto tiempo en un cómodo apartamento en el edificio de la Inquisición» [10]

A Galileo solo se le dio prisión domiciliaria y se le prohibió enseñar sobre heliocentrismo, pero Galileo pasó su vida tranquilamente en su casa escribiendo sobre ciencias. [11] De hecho, dejar de estar peleando con otros astrónomos le hizo bien a Galileo, Galileo estando tranquilo en su casa escribió su obra más importante, gracias a esa obra fue que tiempo después Newton pudo establecer la física moderna.

El astrónomo Grienberger personalmente apoyó las nuevas enseñanzas de Galileo y se opuso a las de Aristóteles, pero Grienberger fue sabio, manejó los nuevos estudios como hipótesis en lugar de hechos ya que, ciertamente aún faltaban más pruebas irrefutables para demostrar que el heliocentrismo era correcto.

En la actualidad gracias a la ciencia moderna contamos con múltiples evidencias de ello, pero en aquella época se estaba lejos de ese tipo de evidencia.

Grienberger señaló que Galileo hizo mal en enseñar sus ideas como hechos ya que, eso inevitablemente le iba a traer problemas ya que implicaba oponerse a la milenaria astronomía aristotélica la cual era enseñada por todas las universidades europeas, así como por todos los astrónomos respetados de la época.

Grienberger enseñó que si Galileo hubiera enseñado el heliocentrismo como hipótesis (tal como se le había dicho) Galileo hubiera tenido dos ventajas: 1.- No se hubiera metido en problemas con las autoridades 2.- Hubiera seguido tranquilamente escribiendo y reuniendo pruebas para su hipótesis.

La «Enciclopedia Biográfica de los Astrónomos» informa lo siguiente:

«Grienberger fue un firme partidario del sistema copernicano y corresponsal de Galileo, Grienberger ofrece un buen ejemplo del dilema de los científicos jesuitas. Estaba convencido de las correctas enseñanzas heliocéntricas de Galileo, así como de los errores en las doctrinas de Aristóteles sobre el movimiento. Pero debido al rígido decreto de su superior general jesuita, Claudio Aquaviva, que obligaba a los jesuitas a enseñar solo física aristotélica, no pudo enseñar abiertamente la teoría copernicana. Grienberger afirmó que si Galilei hubiera seguido el consejo de los jesuitas y propuesto sus enseñanzas como hipótesis, podría haber escrito sobre cualquier tema que quisiera, incluido sobre el movimiento de la Tierra» [12]

4- CONCLUSIÓN

Grienberger llevó una vida dedicada a Dios y a la ciencia, después de una gran vida llena de muchos logros y triunfos, Grienberger murió el 11 de Marzo de 1636.

El cráter lunar llamado «Grienberger» lleva este nombre en su memoria.

Grienberger es recordado por sus inventos, en especial uno, como menciona Christopher Graney:

«Grienberger fue un astrónomo jesuita en el Collegio Romano, y también es el astrónomo que inventó la montura del telescopio ecuatorial» [13]

 

Yoel Kesep 02/07/2021

Notas:

[1] H. Deutsch, Contribuciones a la Historia de la Astronomía, 2003 p. 34

[2] Jesuit Science and the Republic of Letters, 2003 p. 288

[3] P.F. Grendler, The Sphaera in Jesuit Education, 2022

[4] Biographical Encyclopedia of Astronomers, 2007 p. 442

[5] Hockey, Thomas (2009). La Enciclopedia Biográfica de Astrónomos

[6] Hammer, Franz, «Grienberger, Christoph» in: Neue Deutsche Biographie 7 (1966), S. 57 [Online-Version]; URL:

https://www.deutsche-biographie.de/pnd124941214.html#ndbcontent

[7] M. Feingold, The New Science and Jesuit Science: Seventeenth Century Perspectives, 2013

[8] Jorge Estrella, La filosofía y sus formas anómalas, 1993 p. 127

[9] Galileo citado en: Galileo at Work: His Scientific Biography (Edit. Stillman Drake) 2003 p. 200

[10] Encyclopaedia Britannica: Macropaedia Knowledge in Depth, 2003 p. 640

[11] Para una explicación detallada sobre lo que en realidad pasó entre Galileo y la Iglesia, ver la siguiente publicación:

Yoel Kesep, 15 de Febrero: Galileo Galilei, 15/02/2021

https://apologeticaparaateos.wordpress.com/2020/02/18/15-de-febrero-galileo-galilei-yoel-kesep/

[12] Biographical Encyclopedia of Astronomers, 2007 p. 442

[13] Mr. Christopher Graney, «Fr. Grienberger the Astronomer, and his Homemade Pi», 14 Mar 2020

Comments are closed.