El Argumento de la conciencia y la existencia de Dios

EL ARGUMENTO DE LA CONCIENCIA Y LA EXISTENCIA DE DIOS
-Yoel Kesep 16/12/2019

1- INTRODUCCION

Existen diversos argumentos para la existencia de Dios desde los que son a priori (el ontológico) [1] como los basados en conocimiento adquirido a posteriori (el cosmológico) [2] existen argumentos analógicos como el argumento del diseño [3] argumentos morales [4] etc. Pero existe el argumento basado en la conciencia

Este argumento se basa en análisis acerca del origen de la conciencia y se deduce la existencia de una causa inteligente transcendente al universo como la mejor explicación, esa causa es lo que todos llaman: Dios

El filósofo John Locke el personaje que aparece en la imagen, él es considerado «el padre del empirismo» [5] él fue un defensor de este argumento [6] en tiempos modernos muchos filósofos han defendido este argumento por ejemplo Richard Swinburne, Robert M. Adams, Victor Reppert, Peter Kreeft. El filósofo JP Moreland de la universidad de california [7] escribió un libro titulado «La conciencia y la existencia de Dios: un argumento teísta» donde hace una presentación y defensa del argumento [8]

2- LA MATERIA NO ES LA CAUSA DE LA CONCIENCIA

El universo físico en el cual habitamos está formado de materia, la materia puede moverse dentro del espacio, el movimiento de la materia dentro del espacio puede ser computado por segundos, minutos, horas etc y a eso se le llama tiempo

Todo el universo en su parte física está compuesto de materia pero toda la materia es inconsciente e irreflexiva, la materia no tiene conciencia y no es pensante y por eso muchos filósofos han señalado que la conciencia no pudo ser causada por la materia ya que la materia es inconsciente, sabemos que una causa tiene en si la potencialidad de producir un efecto pero la materia no pudo ser la causa que originó la conciencia ya que como dijo el filósofo Santo Tomas Aquino el cual fue educado en las universidades de Nápoles y Paris [9] que: «todo efecto debe de estar como potencialidad en la causa»

La materia es per se inconsciente, totalmente no pensante, la conciencia y el pensamiento abstracto es inmaterial y no pudo ser causada por la materia, Michael Egnor es un neurocirujano americano [10] el es profesor en el Departamento de Cirugía Neurológica de la Universidad Stony Brook [11] él es un seguidor de la filosofía tomista y señalo:

«Las entidades inmateriales no pueden surgir de las cosas materiales, porque (parafraseando a Tomás de Aquino) el efecto de una causa debe, en cierto sentido, estar en la causa. Una causa en la naturaleza no puede dar lo que, en cierto sentido, no tiene.. La materia no puede dar lugar a la inmaterialidad» [12]

Como sabemos, todo el universo está compuesto de materia pero toda la materia del universo es inconsciente e irreflexiva, la materia no tiene conciencia y no puede pensar, la materia puede transformarse de un estado a otro pero no puede generar materia pensante, el filósofo John Locke escribió sobre ello y el resumen de sus puntos son expresados por el filósofo Garth Kemerling en su obra «Una guía para John Locke»

«Locke insistió en que la mera materia con sus cualidades primarias de solidez, masa y movimiento nunca podría por sí sola dar lugar a una actividad cognitiva de cualquier tipo. Aunque puede no ser estrictamente inerte la materia es definitivamente irreflexiva. El materialismo nunca puede explicar la aparición del pensamiento en un universo que solo contiene materia sin sentido» [13]

3- LA CONCIENCIA NO ES PRODUCTO DE LA EVOLUCION

La conciencia tampoco es producto de la evolución, un átomo no es consciente, si átomos se unen y formar elementos dichos elementos no son conscientes, si los elementos se unen y forman moléculas las moléculas no son conscientes, si las moléculas forman materia orgánica dicha materia orgánica seria inconsciente, la materia orgánica podría cada vez más irse desarrollando en formas más complejas de materia orgánica pero el resultado sería materia orgánica no pensante y sin conciencia

El Naturalista aficionado Charles Darwin [14] a través de una carta que le escribió a un amigo especuló sobre el origen de la vida, según Darwin reacciones químicas bajo un estanque de agua crearon la vida [15] esa especulación a priori fue seguida por los darwinistas y basado en ella los modelos hipotéticos estándar sobre el origen de la vida siguieron la misma idea acerca del génesis de la seres vivos, pero aun si fuera cierta esa especulación, eso no explica la conciencia, la evolución de materia no-pensante solo daría formas más evolucionadas de materia no-pensante, como señalaron Lyons y Butt

«El polvo no da paso a partículas de polvo organizadas que tienen «la capacidad de adquirir y aplicar conocimiento». El agua no piensa. El fango sin sentido que los evolucionistas sostienen dio paso a la vida inteligente en la Tierra no es más que una historia delirante sin el respaldo de todo lo que sabemos de la observación y la experiencia. Ni la materia inorgánica producen criaturas inteligentes» [16]

Desde el punto de vista puramente material en el cual se basa el evolucionismo, la conciencia o es física o es causada por una cosa física (epifenomenalismo) pero desde el evolucionismo ninguna de las dos opciones es cierta, el neurocirujano Egnor escribió una crítica a la idea que la conciencia evoluciono, parte de su escrito dice:

«¿cómo puede la selección natural actuar sobre algo que no es físico? La selección natural darwiniana, cualquiera que sea su valor como teoría científica, no puede explicar cómo emergen los atributos no físicos. Si la conciencia no es física, ¿cómo podría evolucionar? La selección natural darwiniana solo puede actuar sobre un atributo físico.

Hay otra posibilidad.. La conciencia es una propiedad epifenoménica del cerebro…. El problema con esta visión epifenoménica de la conciencia es que deja a la mente sin poder. Si la conciencia es meramente una propiedad del cerebro, no tiene agencia, ni poder para causar nada en sí misma. Las propiedades no pueden hacer nada…. esta visión epifenomenalista de la conciencia se refuta a sí misma. ¿Cómo se puede afirmar una proposición sin una mente capaz de agenciarse?» [17]

4- LA CAUSA DE LA CONCIENCIA

Los seres humanos son seres compuestos de materia pero que tienen conciencia y dado que la conciencia no pudo originarse de la materia inconsciente debe existir una causa independiente a la materia que doto de conciencia al ser humano material, la argumentación es la siguiente:

«La materia es completamente inteligente o completamente no-inteligente; si la materia fuera completamente inteligente no existiría materia sin inteligencia; pero la materia no puede ser completamente inteligente porque vemos en el universo la existencia de materia que no es inteligente, por lo tanto, la materia es completamente no-inteligente: pero hay inteligencia, por lo tanto, debe haber una causa para la inteligencia, la causa debe ser independiente de la materia; este debe ser un ser inteligente, es decir, Dios» [18]

El filósofo John Locke «padre del empirismo» en su obra «Ensayo sobre el entendimiento humano» [19] basado en ese argumento escribió que la materia no puede ser la causa de la conciencia por lo cual podemos comprender basados en la razón que existe una causa consciente que dotó de conciencia a los humanos los cuales son seres materiales, esa causa consciente no está en el universo material inconsciente si no que debe estar aparte de él (debe de ser transcendente) la causa que doto de consciencia a los humanos es lo que todos llamamos: Dios [20]

Voltaire fue un filósofo francés y también un escritor historiador y abogado, Voltaire fue un deísta [21] él fue un crítico del ateísmo ya que él consideraba al ateísmo una «abominable y repugnante doctrina» [22] él también señalo que la materia por sí misma no podía generar conciencia y que esta se debía al trabajo de Dios, el diccionario filosófico dice:

«La conciencia, según Voltaire, es una propiedad material inherente sólo a los cuerpos vivos; sin embargo, para demostrar esta tesis justa aduce un argumento teológico: la capacidad de pensar ha sido conferida a la materia por Dios» [23]

Norman Geisler fue un filósofo educado en William Tyndale College, en Wheaton College y en la Universidad Loyola [24] él escribió extensamente defendiendo el teísmo, como el universo tuvo un inicio por un análisis cuidadoso se sabe que fue creado por una causa eterna e infinita, como la conciencia no pudo emerger de la materia inconsciente entonces la causa infinita que creo el universo también es inteligente y nos dio la inteligencia a nosotros los humanos, Geisler escribió:

«Además, esta causa infinita de todo lo que existe debe ser omnisciente. Debe ser inteligente ya que existen seres inteligentes. Yo soy un ser inteligente, y yo lo sé… Pero una causa puede comunicar a su efecto solamente lo que tiene para comunicar. Si el efecto realmente posee alguna característica, entonces esta característica es atribuida correctamente a su causa. La causa no puede dar lo que no tiene para dar. Si mi mente y habilidad para conocer es recibida, entonces debe haber una Mente o Conocedor quien me lo dio. Lo intelectual no surge de lo no-intelectual; algo no puede surgir de nada» [25]

5- CONCLUSION

Nada sale de la nada, las cosas deben tener una causa y la consciencia debe tener una causa, vimos que la materia inconsciente no pudo generar la conciencia, la evolución de la materia tampoco puede originar conciencia, debe existir una causa consciente que nos dio conciencia a las humanos, esa causa es lo que llamamos Dios y es la mejor explicación racional para el origen de la conciencia, como bien señala un artículo:

«Por estas razones, la conciencia proporciona evidencia de la existencia de Dios y contra el naturalismo evolutivo» [26]

Es evidente que existe una inteligencia creadora y hay que ser necio y terco para negarlo, Como bien dijo el filósofo Voltaire:

«Luego la inteligencia de Newton provino de otra inteligencia.. Esto no obstante, conozco espíritus sediciosos y tercos que niegan la existencia de la inteligencia creadora» [27]

Notas:

[1] Jonathan Barnes, The Ontological Argument, 1972 p 22

[2] Kelly James Clark, Readings in the Philosophy of Religion, 2000 p 3

[3] Robert Harris Hurlbutt, Science and Theology, 1953 p 60

[4] Jeffrey J. Jordan, Philosophy of Religion: The Key Thinkers, 2011 p 76

[5] John Henry Wadley, Ethics Principles and Logic, 2009 p 71

[6] Owen Anderson, The Clarity of God’s Existence: The Ethics of Belief After the Enlightenment, 2008 p 31

[7] https://www.biola.edu/directory/people/jp-moreland

[8] https://www.amazon.com/-/…/J-P-Moreland-ebook/dp/B001QA4T5A/

[9] Eudaldo Forment, Tomas de Aquino Esencial, 2008 p 9

[10] Bob Koons, Evolution and Other Lies p 73

[11] https://www.stonybrook.edu/experts/profile/michael-egnor

[12] Michael Egnor, Abstract thoughts cannot arise from material things because a cause cannot give what it does not have, Mind Matters July 16, 2019

[13] Garth Kemerling, Una guía para John Locke: Ensayo sobre la comprensión humana, 2010 cpaitulo 7: Dios

[14] Darwin no fue científico, él estaba estudiando medicina en la universidad de Edimburgo pero abandono la carrera, Darwin toda su vida fue un naturalista aficionado y de hecho los científicos profesionales de la época (como Pierre de la academia francesa de ciencias y Agazzis de la universidad de Harvard) señalaron y refutaron los errores de Darwin, como señala Vance Ferrell:

«Darwin no era un científico profesional sino un aficionado, y uno que realizo un trabajo de peor calidad que el de la mayoría de su tiempo»

— Vance Ferrell, The Evolution Handbook, Edición 1996 p 113

[15] Una critica al origen de la vida por medio de procesos evolutivos es la de los cientificos David Catchpoole, Jonathan Sarfati y Don Batten en su articulo «La selección natural no puede explicar el origen de la vida» (12 de noviembre de 2009)

[16] Eric Lyons y Kyle Butt, 7 razones para creer en Dios, AP 2014

[17] Michael Egnor, Did Consciousness “Evolve”? September 25, 2019

[18] Ese tipo de argumentación era usual en los teístas de siglos pasados, estas ideas se recogen en los escritos del ateo Charles Bradlaugh, especialmente en su ensayo «Una súplica por el ateísmo»

[19] Locke, Ensayo sobre el conocimiento humano, ver online: https://oll.libertyfund.org/titles/locke-the-works-vol-1-an-essay-concerning-human-understanding-part-1/simple

[20] Garth Kemerling, Ibid

[21] Enciclopedia universal ilustrada europeo-americana, Espasa- Calpe p 1357

[22] Carlos Pujol, Voltaire, 1999 p 174

[23] Diccionario filosófico • 1965:484

[24] Douglas E. Potter, Developing a Christian Apologetics Educational Program, 2010 p 186

[25] Norman Geisler, Christian Apologetics, 1976 p 247

[26] Scriptorium, The Argument from Consciousness, April 28, 2008

[27] Voltaire, Diccionario filosófico, Edicion F. Sempere 1901, sección Ateísmo

Comments are closed.