Escrituras y arqueología

LAS ESCRITURAS Y ARQUEOLOGÍA

-Yoel Kesep 24/09/2020

1- INTRODUCCIÓN
2- CAÍDA DE LOS ESCÉPTICOS
3- ANTIGUO Y NUEVO TESTAMENTO
4- UN PUNTO IMPORTANTE
5- CONCLUSIÓN

 

1- INTRODUCCIÓN

Arqueología proviene de la palabra griega archaios ἀρχαῖος (antiguo) y la palabra griega logia λογία (estudio) [1] arqueología significa «El estudio de lo antiguo», su primer uso conocido fue en el año 1837. [2]

La arqueología estudia las inscripciones y artefactos antiguos, toma los datos e información recuperada para así poder conocer el pasado de culturas y civilizaciones, la arqueología es considerada una ciencia social [3] un Diccionario dice:

«Arqueología: El estudio científico de los pueblos históricos o prehistóricos y sus culturas mediante el análisis de sus artefactos, inscripciones, monumentos y otros restos, especialmente aquellos que han sido excavados» [4]

Como todos sabemos, se han realizado muchos excavaciones arqueológicas en territorios mencionados en la biblia, así que surge la pregunta ¿Los hallazgos arqueológicos favorecen o desfavorecen la biblia? días atrás estaba leyendo un artículo escrito por el español Antonio Cruz, Cruz es un científico de la Universidad de Barcelona [5] Cruz es un reconocido apologista de la fe cristiana, su artículo fue titulado:

«La arqueología, ¿amiga o enemiga de la Biblia?» [6]

Es interesante la interrogante hecha por Cruz ¿La arqueología está a favor o en contra de la biblia?

2- CAÍDA DE LOS ESCÉPTICOS

En siglos pasados en la Edad Media los sacerdotes tomaban la biblia y recitaban los versos contenidos en ella, pero ¿Eran realmente históricos esos contenidos de la biblia? las personas podían preguntarse eso, habían personas con espíritu anti-cristiano que como respuesta decían que no, ellos decían que la biblia no era fiable históricamente.

Esos escépticos afirmaban que la biblia podía estar en un estante junto con la Teogonía de Hesíodo, ellos consideraban a la biblia como fabulas y mitos sin valor histórico y la situaban en la misma categoría que las obras profanas escritas en la antigüedad. En Alemania surgió un grupo de críticos bíblicos los cuales atacaron la biblia como un documento sin valor histórico alguno, esos críticos alemanes perpetraron muchos ataques a la fe.

El inglés Paul Johnson es un historiador de la Universidad de Oxford. [7] Johnson escribió que los críticos alemanes desecharon el Antiguo Testamento como registro histórico y lo clasificaron como mito religioso, un conjunto de escritos basados en leyendas imaginarias transmitidas oralmente, se trató a la biblia como fantasías inventadas al igual que Hércules, Perseo, Príamo y Agamenón. [8]

Pero la arqueología desenterró material que vendría a causar malestar a ese tipo de personas cristianofóbicas, ya que dicho material demostró que la Biblia era un documento histórico válido. Los arqueólogos descubrieron ciertos lugares que se describen en la biblia y que los críticos alegaban que no existían, también se descubrió documentos de pueblos antiguos que demostraban que ciertas prácticas patriarcales narradas en el Antiguo Testamento no eran inventos tardíos de escribas post-exílicos sino costumbres que en realidad se practicaban en épocas antiquísimas.

A. Parrot excavó la antigua ciudad de Mari y descubrió un depósito de 20.000 tablillas, también se descubrieron tablillas de arcillas con inscripciones en la antigua Nuzi, también se descubrieron 14.000 tablillas en Ebla. Todas estas tablillas(Mari, Nuzi, Ebla)sirvieron para refutar los ataques hechos a la bíblica por parte de los críticos alemanes.

Los críticos sostenían que el pentateuco había sido escrito en una época tardía, pero si ese fuera realmente el caso, los textos bíblicos serían el reflejo del contexto histórico de esa época tardía, pero estos documentos antiguos descubiertos demostraron que los nombres patriarcales del Antiguo Testamento encajan con una época antigua, que las costumbres narradas en el Antiguo Testamento son propias de la era patriarcal y no del periodo post-exílico, el historiador Paul Johnson de la Universidad de Oxford sobre este punto mencionó:

«La investigación de antiguos lugares y la recuperación y traducción de un gran número de registros legales y administrativos han contribuido a restaurar en gran medida el valor histórico de las narraciones de los primeros libros bíblicos, sobre todo, las obras de W.F. Albright y Kathleen Kenyon nos han aportado renovada confianza en la existencia real de los hechos y los lugares descritos en los primeros libros del Antiguo Testamento» [9]

Johnson continúa:

«Así, tanto las tablillas de Ebla como las de Mari contienen documentos administrativos y legales referidos a personas con nombres de estilo patriarcal, como Abram, Jacob, Lía, Labán e Ismael; también hay muchas expresiones que llaman a la reflexión, caso como prestamos lingüísticos del hebreo… El desesperado plan de Abraham, dirigido a convertir en heredero a un miembro de su entorno por falta de hijos propios, y su propuesta de adoptar a Eleazar como presunto heredero reflejan las prácticas de Nuzi… Nuzi también ofrece paralelismos precisos de las relaciones de Abraham con su esposa Sara y de su utilización de la doncella Hagar como concubina autorizada en vista de la incapacidad de Sara para darle un hijo… Una tablilla de Nuzi atestigua la venta de derecho de primogenitura de un hermano mayor a otro menor a cambio de tres ovejas, exactamente como Esaú transfirió los suyos a Jacob por un plato de lentejas… Las tablillas de Nuzi demuestran que los dioses de la familia eran como títulos de propiedad, dotados de valor legal simbólico: ahora comprendemos que Raquel robara los terafim de Labán para corregir lo que ella consideraba una clausula legal injusta. Las tablillas de Mari también proporcionan ejemplos del rito legal de confirmar un acuerdo sacrificando un animal, igual que Abraham confirmó su acuerdo en Génesis 15:9-10… De este modo, podemos comenzar a situar a Abraham y sus descendientes en su auténtico contexto histórico. Hacia el fin del III milenio A.C.» [10]

De esta forma se pudo comprobar que el Antiguo Testamento encaja perfectamente en el contexto histórico antiguo, quien escribió esos documentos debió redactarlos en una época anterior al exilio babilónico, los documentos del Antiguo Testamento no pueden ser un invento post-exílico ya que los escritores tardíos ya no tuvieran conocimiento de los nombres y costumbres antiguas que eran usuales en siglos pasados pero que por el desuso habían caído en el olvido, fue así como la antigua crítica perpetrada contra la biblia por parte de los liberales alemanes se derrumbó y se vino abajo.

3- ANTIGUO Y NUEVO TESTAMENTO

Con el paso del tiempo, la biblia fue aún más vindicada por evidencia que demostraba que lo narrado en sus páginas fueron hechos reales y no inventos ficticios fabricados por escribas. Por ejemplo, en cuanto al Antiguo testamento:

La biblia menciona a Sargón el Rey de Asiria, pero no había prueba alguna de ese Rey fuera de lo que decía la biblia, pero las excavaciones encontraron su palacio y muchas inscripciones, la arqueología demostró la existencia de ese personaje mencionado en la biblia él cual los críticos decían que no existía y que había sido inventado por los escribas. [11]

La biblia menciona también a los Hititas, nada se sabía de ellos aparte de la biblia (motivo por el cual la biblia fue atacada) pero los arqueólogos descubrieron esa antigua civilización e incluso su capital llamada Hattusa. [12]

Se descubrió el «Portal Bubastite» que verificó la campaña de Shishaq I en contra de Israel descrita en 1 de Reyes 14:25-28 y 2 de Crónicas 12:2-12. También se descubrió «El Obelisco negro de Shalmaneser III» donde se menciona a Omri, hijo de Jehu, un Rey de Israel. (1 Reyes 16:16-28)

También se han encontrado inscripciones de ciudades y personas mencionadas en el Antiguo Testamento [13] también se han descubierto sellos de reyes judíos mencionados en las escrituras etc. [14]

En cuanto el Nuevo Testamento, se descubrió una inscripción en latín con el nombre de Pilato [15] monedas con la inscripción del nombre de Herodes [16] y mucha otra evidencia que demuestran el valor histórico de los evangelios, El erudito Craig L. Blomberg de la Universidad de Aberdeen escribió:

«Donde los datos de los evangelios pueden ser probados, siempre han demostrado ser notablemente precisos, especialmente Juan. Los arqueólogos han desenterrado los cinco pórticos del estanque de Bethesda junto a la puerta de las ovejas (Juan 5:2) el estanque de Siloé (9:1-7) el pozo de Jacob en Sicar (4:5) el Pavimento donde Pilato juzgó a Jesús (19:13) y el pórtico de Salomón en los recintos del Templo (10:22-23). Tan recientemente como en 1961 una inscripción fue descubierta en Cesárea, proporcionando corroboración extrabíblica de Pilato como el prefecto de Judea durante el tiempo de Cristo… Estos y muchos otros detalles crean una impresión favorable de la confiablidad de los Evangelios en las áreas en las cuales pueden ser probados» [17]

4- UN PUNTO IMPORTANTE

Un punto importante que siempre debemos de tener en cuenta es que es erróneo pensar que la arqueología deba probar la biblia arrojando una cantidad del 100% de evidencia de absolutamente todo lo que dice la biblia, eso es imposible debido a los límites inherentes de la sobrevivencia de la información histórica antigua, el arqueólogo Edwin Yamauchi señaló los límites de la ciencia arqueológica en los siguientes puntos:

1.- Poco de lo que se hizo o escribió en la antigüedad sobrevive hasta nuestros días.

2.- Pocos de los sitios antiguos han sido inspeccionados y algunos ni siquiera han sido encontrados.

3.- Probablemente menos del 2 por ciento de los sitios conocidos han sido excavados significativamente.

4.- Pocos de estos han sido más que rayados; y

5.- Solo una fracción de la fracción que se ha excavado se ha publicado y los datos están disponibles para el mundo académico. [18]

No todo hecho histórico fue registrado, y de lo que fue registrado no todo será recuperado, pero en cuanto a la biblia, el material arqueológico recuperado ha servido para demostrar con la fuerza suficiente que tanto el Antiguo Testamento como el Nuevo Testamento hablan de personas y lugares concretos que existieron realmente dentro del espacio-tiempo, también se ha verificado que muchos eventos narrados en la biblia en verdad acontecieron.

Sobre este punto señala el científico y apologista español Antonio Cruz:

«Pero, ¿qué ocurre con aquellos otros personajes o lugares bíblicos que no son hallados por los arqueólogos? ¿Debemos pensar, por ello, que la Biblia está equivocada? Existen demasiadas evidencias que demuestran la autenticidad de las Escrituras como para dudar de ella porque la arqueología no haya encontrado momentáneamente pruebas externas» [19]

5- CONCLUSIÓN

Como podemos ver, la arqueología ha venido a ser una amiga de la biblia, los hallazgos arqueológicos al estar en armonía con la biblia incluso ha permitido el desarrollo de la Apologética Evidencionalista.

Existen diversos tipos de apologética, como la apologética clásica, la apologética presuposicionalista etc., pero la apologética evidencionalista es la que usa evidencias empíricas (como ser hallazgos arqueológicos) para demostrar la veracidad de la biblia y el cristianismo.

Josh McDowell fue un agnóstico que precisamente la evidencia hizo que se convirtiera al cristianismo, Josh McDowell posteriormente incluso se convirtió en un apologista y escribió una obra titulada «Evidencia Que Exige un Veredicto». Si alguien está interesado en la evidencia arqueológica del cristianismo (entre otro tipo de evidencias) le recomiendo leer dicho libro.

 

Yoel Kesep 24/09/2020

Notas:

[1] Luis Alberto López Wario, Arqueólogos a través del espejo, 2010 p. 80

[2] https://www.merriam-webster.com/dictionary/archaeology

[3] Cuauhtemoc Anda, Introducción a las ciencias sociales, 2002 p. 195

[4] https://www.dictionary.com/browse/archaeology

[5] https://www.clie.es/autor/antonio-cruz-suarez-v2

[6] Antonio Cruz, La arqueología, ¿amiga o enemiga de la Biblia? 15 Febrero 2020

[7] New Oxford Review – Volume 75 – 2008 p. 30

[8] Paul Johnson, A History of the Jews, traducción Anibla Leal, 2010 pp. 18-19

[9] Paul Johnson, Ibid 20-21

[10] Paul Johnson, Ibid pp. 28-30

[11] Para más, ver: http://apologeticspress.org/article/852

[12] Para más, ver: https://www.allaboutarchaeology.org/hittite-faq.htm

[13] Christopher Eames, Proof: Archaeology Proves the Bible: Archaeology unearths historical fact and proves the biblical record at the same time, 13 May 2019

[14] Muchos antiguos gobernantes de Israel mencionados en el Antiguo Testamento tienen evidencia provenientes de sellos, inscripciones, cartas etc. Para más ver: Gerard Gertoux, 80 Old Testament Characters of World History: Chronological, Historical and Archaeological Evidence, 2016 p. 325

[15] Emil Schürer, Historia del pueblo judío en tiempos de Jesús, Tomo I, 1985 p. 119

[16] J. I. Packer, Usos y costumbres de la Biblia, 2012 p. 532

[17] Craig L. Blomberg, Where do we star studying Jesus? In Jesus under fire, Zondervan Publishing, 1995 p. 40

[18] Edwin Yamauchi, Las piedras y las escrituras, 1972: capítulo 4

[19] Antonio Cruz, Ibíd.

Comments are closed.