Éxodo ¿mito o historia?

ÉXODO ¿MITO O HISTORIA?

-Yoel kesep 26/09/2020

Descarga PDF: http://www.mediafire.com/file/iq4v2judws5s8zm/ExodoMitoHistoria.pdf/file

1- INTRODUCCIÓN
2- ATEOS: PIDIENDO PRUEBAS EQUIVOCADAS
3- CONTEXTO HISTÓRICO DEL ANTIGUO EGIPTO Y LA BIBLIA
4- EL PENTATEUCO Y SU CONEXIÓN CON EGIPTO
5- ¿ES POSIBLE LA PARTE MILAGROSA DEL ÉXODO?
6- CONCLUSIÓN

 

1- INTRODUCCIÓN

La biblia narra que el pueblo de los hebreos eran esclavos en Egipto, luego con ayuda de Dios alcanzaron la libertad y salieron del territorio del Faraón hacia una tierra que Dios les había prometido, a ese suceso se le conoce como «El Éxodo».

Éxodo es una palabra griega que significa «salida» o «partida» [1] así que por esa razón un libro bíblico fue nombrado de esa manera ya que narra la salida y partida de los hebreos de la tierra de Egipto.

Durante siglos la historicidad del Éxodo era creída sin objeciones, pero con el paso del tiempo el Éxodo comenzó a ponerse en duda, sobre todo, cuando escritores materialistas ateos se tornaron más militantes y escribían diatribas contra la religión cristiana.

El ateo Arthur George escribió:

«La historia del éxodo no se sostiene bajo la evidencia… No hay evidencia egipcia de que algún grupo de hebreos haya estado presente en Egipto» [2]

El ateo M. Murdock escribió:

«Evidencia directa de la estancia israelita en Egipto y el Éxodo no se puede extraer de la arqueología» [3]

El comediante Richard Dawkins en su último libro titulado «Superando a Dios: una guía para principiantes sobre el ateísmo» [4] también repitió lo mismo, que no hay evidencia de la esclavitud de todo el pueblo hebreo y su posterior migración fuera de Egipto como se registra en el libro del Éxodo. Por lo tanto, Dawkins afirma que la Biblia es históricamente inexacta. [5]

Como sabemos, los ateos para tildar la biblia de falsa, para despreciarla, para luego terminar rechazando la religión, convenientemente piden evidencia directa en la que los propios egipcios hayan registrado su derrota a manos de los hebreos, y como no la hay, terminan diciendo que el Éxodo nunca existió. Pero los ateos simplemente piden evidencia equivocada, un tipo de evidencia que no es de esperar que haya sido dejada por los egipcios.

2- ATEOS: PIDIENDO PRUEBAS EQUIVOCADAS

Los ateos siempre usan una frase la cual reza de la siguiente forma: «Si el Éxodo fue real deberían haber inscripciones en Egipto acerca de ello». Pero este tipo de pensamiento es erróneo.

Los egipcios eran personas orgullosas y vanidosas, ellos siempre se esforzaban por tener los mejores resultados en todo y despreciaban las derrotas, los egipcios no registraban sus pérdidas y derrotas, pero si llenaban y atestaban sus templos de inscripciones donde conmemoraban sus logros y victorias.

Toda persona con un mínimo conocimiento sobre el antiguo Egipto sabe que a los egipcios no les gustaba registrar sus derrotas, así que ellos jamás hubieran escrito que un grupo de esclavos hebreos obtuvieron la victoria sobre su imperio y luego salieron del dominio del Faraón, eso sería vergonzoso para ellos.

Incluso si el Éxodo fue real, los egipcios no hubieran puesto por escrito tal vergonzosa derrota, como dice un artículo de National Geographic:

«En cualquier caso, de haberse producido, probablemente los egipcios no habrían dejado constancia de ello, pues los habitantes del País del Nilo no eran amigos de recordar sus derrotas y humillaciones» [6]

Matthew Cserhati también señala:

«Los templos egipcios se dedicaron únicamente a glorificar a sus dioses y sus faraones… A los ojos de su gente, los faraones no podían perder o estar equivocados, especialmente si vivían encarnaciones de sus dioses… Por lo tanto, no sería una sorpresa si los egipcios no dejaran registros del pueblo judío, que eran sus esclavos, particularmente en los templos (que es principalmente lo que queda de este período de la historia egipcia) Entonces, uno ni siquiera esperaría ver un registro de la derrota egipcia durante el Éxodo en sus templos» [7]

Jeffery Sheler también escribió:

«Los registros e inscripciones oficiales en el antiguo Cercano Oriente a menudo se escribieron para impresionar a dioses y enemigos potenciales, sería bastante sorprendente encontrar una cuenta de la destrucción del ejército del faraón inmortalizado en las paredes de un templo egipcio» [8]

Si los egipcios hubieran registrado su derrota ante los hebreos eso sería evidencia directa, pero ellos jamás hubieran registrado tal derrota, así que no hay porque esperar evidencia directa, pero hay que recordar que no solo la evidencia directa sirve para corroborar hechos, también sirve la evidencia indirecta.

La energía oscura es la responsable de la expansión del universo [9] sabemos de la existencia de dicha energía pero solamente por evidencia indirecta, jamás se ha observado de forma directa la energía oscura y eso debido a que no emite ni absorbe ni refleja luz [10] por ende, no puede ser observada directamente.

Si una persona se niega a creer en la energía oscura solo porque no existe evidencia directa de ella, tal persona seria irracional, eso debido a que las pruebas indirectas sobre la energía oscura son suficientes para creer en su existencia fuera de toda duda, y eso mismo sucede con el Éxodo, aunque no hay evidencia directa de dicho evento, si hay evidencia indirecta que demuestra su historicidad.

Así que pedir como evidencia del Éxodo inscripciones egipcias donde se relata tal suceso es pedir evidencia inadecuada, ya que si el Éxodo fue un hecho real los egipcios jamás hubieran registrado tal cosa, por lo tanto, debemos buscar evidencia indirecta la cual verifique lo que la biblia enseña sobre los hebreos y su estadía en Egipto.

3- CONTEXTO HISTÓRICO DEL ANTIGUO EGIPTO Y LA BIBLIA

Se le llama pentateuco a los primeros cinco libros que componen la Biblia [11] en esos libros se relata como los hebreos llegaron a Egipto, como fueron esclavizados, y como estos posteriormente escaparon de Egipto.

Aquí llegamos a un punto sumamente importante, si los relatos del Éxodo son reales, la forma de probarlo no es pidiendo inscripciones egipcias que mencionen el triunfo de los hebreos (porque eso jamás lo habrían escrito los egipcios) sino que debemos de ver si los relatos de la historia del Éxodo son consistentes con el contexto histórico del antiguo Egipto.

Primero, la biblia menciona que José fue vendido como esclavo a los Egipcios, los arqueólogos saben que el precio de los esclavos no era estático, el precio cambiaba a medida que transcurría la historia, los esclavos tenían precios diferentes en la época de Hammurabi el babilonio, en la época de Tutmosis el egipcio, en la época de los persas etc., pero el precio por el cual fue vendido José según la biblia, corresponde al precio que realmente tenían los esclavos en la época egipcia.

Kenneth Kitchen es un célebre egiptólogo el cual es profesor emérito de egiptología en la Universidad de Liverpool [12] Kitchen en un artículo mencionó la evidencia antigua sobre el precio de esclavos y luego concluyó que los relatos sobre la venta de José son correctos históricamente:

«Estos datos proporcionan una evidencia sólida que podemos comparar con las cifras de la Biblia, en las que se menciona el precio de los esclavos en varias ocasiones… La primera ocurre en las narrativas patriarcales: José se vende por 20 shekels de plata… En cada caso, el precio bíblico de los esclavos se ajusta al período general al que se refiere» [13]

La biblia señala que José señaló una estrategia a los egipcios para sobrevivir a un periodo de terrible hambruna que iba a durar muchos años, existen varias inscripciones egipcias que señalan que Egipto varias veces sufría de hambrunas terribles en las cuales sus habitantes morirían por falta de alimento.

La «Famine Stela» es una inscripción escrita en jeroglíficos egipcios ubicados en el Nilo, donde se menciona una sequía y hambruna que duró más de cinco años. [14] En la antigua ciudad egipcia de Tebas se encontró un documento donde se habla de una terrible hambruna en la que se dice que «Toda la tierra está muerta de hambre»[15] Egipto en varias ocasiones fue sacudido por este tipo de eventos desastrosos, como escribió B. Mason:

«Incluso los poderosos constructores de pirámides del antiguo Egipto fueron impotentes ante la hambruna» [16]

La Biblia nos dice que José era el mayordomo de Potifar (Génesis 39: 4). El título que se le dio a José fue el «Sobre su casa» El Papiro Brooklyn 53.1446 se refiere a un jefe de esclavos y le da su título propio como el que estaba «Sobre su casa»[17] Vemos que la Biblia usó la expresión exacta que los egipcios antiguos usaban para el capataz de los sirvientes y esclavos.

En las tumbas egipcias de Beni Hasan hay dibujos e inscripciones egipcias que demuestran a un grupo de extranjeros entrando a la tierra de Egipto, la biblia menciona que Jacob y su familia eran extranjeros que entraron a vivir a Egipto, la permisibilidad de extranjeros a ingresar a territorio egipcio es algo comprobado por medio de los dibujos egipcios en las tumbas de Beni Hasan. [18]

Cuando Jacob murió, el pentateuco señala que este fue embalsamado, esta es una costumbre 100% egipcia donde los cuerpos de los muertos se embalsamaban y eran puestos en sarcófagos, como señala Earl D. Radmacher:

«José determinó que su padre fuera embalsamado… El acto de embalsamar es una práctica nacida en Egipto, el proceso era el siguiente: los órganos vitales eran removidos y puestos en un pocillo para ser sepultado junto a la momia, mientras que los cadáveres se llenaban de sal, soda, especias y pegamento para hacer efectivo el proceso de secado y preservación, luego el cuerpo eran envueltos en varias capas de lino» [19]

El pentateuco señala que el pueblo hebreo descendiente de la familia de Jacob estaba viviendo en Egipto, pero luego fueron utilizados como esclavos para hacer ladrillos de barro y paja, críticos bíblicos decían que los egipcios no hacían ladrillos con esos materiales, pero la evidencia demostró que los críticos estaban equivocados.

Gracias a rollos y papiros antiguos, sabemos que los egipcios tenían trabajadores para hacer ladrillos, un rollo menciona que cada persona tenía que cumplir una cuota de 2,000 ladrillos. [20] También se menciona a un oficial egipcio que se quejó porque no había paja para hacer ladrillos. [21]

El relato sobre los hebreos cautivos en Egipto menciona que los israelitas fueron obligados por los egipcios a fabricar ladrillos con paja, esto concuerda con la forma histórica en que los antiguos egipcios fabricaban sus ladrillos. Solo en Egipto se fabricaron ladrillos de barro y paja. [22] La arcilla mezclada con paja da como resultado ladrillos que son tres veces más fuertes que aquellos hechos sin paja porque los fluidos en la paja liberan ácido húmico y endurecen los ladrillos.

El erudito Joseph Angus de la Universidad de Edimburgo [23] y Samuel Green de la Universidad de Londres [24] en 1985 escribieron un excelente libro sobre los estudios del Tanaj Yahudim (Antiguo Testamento Judío) titulado «Los libros de la biblia del Antiguo Testamento» ellos mencionaron que muchos relatos que la biblia hace sobre Egipto y sus costumbres están respaldadas por la evidencia, ellos escribieron:

«Que los Egipcios se afeitaban (Génesis 41:14) que llevaban las cargas no sobre los hombros sino sobre la cabeza (Génesis 40:16) que los pastores eran tratados con gran desprecio, siendo el blanco de chistes burlones; que existían las castas; que para naturalizar a los extranjeros se les vestía de ropas hechas con el celebrado lino egipcio (Génesis 41:42) son hechos confirmados por las antiguas esculturas y relieves, o expresamente mencionados por Heródoto como peculiares de Egipto» [25]

La persona que escribió el pentateuco estaba versado en las costumbres y cultura del Egipto antiguo, como señalaron Angus y Green:

«La materia contenida en el pentateuco reúne todas las condiciones que podían razonablemente esperarse en una obra escrita por Moisés, fueron escritos por un hebreo que conocía bien el Egipto y la Arabia, sus costumbres y su cultura» [26]

Como podemos ver, el contexto histórico del antiguo Egipto nos permite saber que los relatos bíblicos si tienen un núcleo histórico en el fondo, no son meras fabricaciones ficticias de escribas alejadas de la realidad, de hecho, los relatos sobre la estadía de hebreos en Egipto concuerdan con el contexto histórico del antiguo Egipto.

4- EL PENTATEUCO Y SU CONEXIÓN CON EGIPTO

Varios estudios textuales han demostrado que el pentateuco fue influenciado fuertemente por el idioma egipcio y utiliza una gran cantidad de palabras específicamente egipcias.

El pentateuco (Génesis 37:36) nos dice que el amo de esclavos de José tenía el nombre de Potifar. Más tarde nos dice que el nombre de la esposa de José era Asenath (Génesis 41:45). De hecho, estos eran nombres usados en Egipto durante la época antigua. [27]

Existen muchísimos casos donde el pentateuco usa palabras egipcias, el erudito Lambdin para la «American Oriental Society» escribió un artículo titulado: «Palabras de préstamo egipcias en el Antiguo Testamento» [28]

Yoshiyuki para la Universidad de Liverpool escribió un artículo donde detalló las palabras y nombres egipcios usados por los judíos semíticos en sus textos escritos, el artículo fue titulado: «Nombres propios egipcios y préstamos en los semitas del noroeste» [29]

En todo el Antiguo Testamento, en ninguna parte se usa palabras egipcias, excepto en el pentateuco, Travis Campbell es un erudito del Westminster Theological Seminary de Philadelphia, él es profesor de historia en Deerfield-Windsor School en Albania Georgia. [30] Campbell acerca de este punto mencionó:

«De hecho, ningún autor del Antiguo Testamento utilizó palabras de préstamo egipcias más que el escritor del Pentateuco» [31]

Sobre datos geográficos acerca de las zonas egipcias de la época Ramesidas (época en que los hebreos habitaron en Egipto) la biblia da detalles con precisión, el egiptólogo Mr. Reginald Stuart Poole escribió que las referencias hechas en el Génesis y el Éxodo a Egipto:

«A las ciudades de la frontera, a la composición del ejército, son exactas acerca del tiempo de los Ramesidas» [32]

Las rutas mencionadas en Éxodo, Números y Deuteronomio han sido exactas, El libro de Éxodo mencionada el nombre «Sucot» que es la forma hebreo del egipcio «Tjkw» Pitón es la forma hebrea del egipcio «Pr-Itm» ambas están en el papiro egipcio Anastasi.

El pentateuco en el cual están contenidas las historias de la vida Moisés, la estadía de los hebreos en Egipto y el Éxodo, tiene muchas palabras de origen egipcio, mucha información correcta sobre la costumbre y cultura egipcia, también contiene información geográfica correcta, así que el escritor del pentateuco era alguien familiarizado con Egipto y conocía su escritura.

El pentateuco no pudo ser escrito por una generación de hebreos en una época tardía en la cual muchas de las costumbres del egipcio antiguo habían cambiado, muchos nombres egipcios quedaron en desuso, y el precio de los esclavos cambió, por ende, fue un hebreo de época antigua que debió escribir el pentateuco, como señaló Travis Campbell un profesor de historia antigua:

«Si el autor y los lectores del Pentateuco eran hebreos que conocían a fondo todas las cosas egipcias, debemos preguntarnos: ¿qué generación de hebreos se ajusta a esta descripción? La única respuesta, por supuesto, es Moisés y la generación del Éxodo» [33]

El erudito Gleason L. Archer mencionó:

«Moisés habría adquirido un conocimiento personal del clima, la agricultura y la geografía de Egipto y la península del Sinaí, lo que se evidencia en los libros bíblicos que escribió» [34]

El respetado investigador Garrow Duncan, el cual es arqueólogo e historiador [35] sobre este punto señaló:

«Por lo tanto, no podemos dejar de admitir que el escritor de estas dos narraciones [Las narraciones de José y del Éxodo] estaba completamente familiarizado con el idioma egipcio, las costumbres, las creencias, la vida de la corte, la etiqueta y el oficio; y no solo eso, sino que los lectores deben haber estado tan familiarizados con las cosas egipcias» [36]

Como podemos ver, el pentateuco hace uso de varias palabras que son egipcias, los relatos que se describen en el pentateuco están en armonía con las costumbres de los egipcios, así que quien escribió el pentateuco fue alguien que tenía conocimiento real de los territorios egipcios, de su lengua, de sus costumbres etc.

Los relatos del Éxodo están respaldados por datos del antiguo Egipto que demuestran que lo escrito en el pentateuco calza perfectamente con el contexto cultural del antiguo Egipto, por lo tanto, la biblia si tiene un núcleo histórico sobre el Éxodo y Egipto y no son meras fabricaciones fantasiosas carentes de elementos históricos.

5- ¿ES POSIBLE LA PARTE MILAGROSA DEL ÉXODO?

Por evidencia disponible que demuestra un núcleo histórico del pentateuco podemos llegar a aceptar que los hebreos sí estuvieron en Egipto y luego partieron fuera de allí, pero ¿Y la parte milagrosa narrada en la historia del Éxodo es posible?

Bueno, si el materialismo es cierto pues los milagros son imposibles y todo informe sobre milagros debe ser correctamente rechazado y desechado.

El materialismo filosófico (ontología monista) es una posición la cual sostiene que solo existe la materia y las fuerzas que actúan sobre ella [37] no existe nada que sea inmaterial (Dios, el alma etc., son cosas que no existen) desde el materialismo el universo ha existido por siempre ya que se considera que la materia es eterna.

Si el materialismo es cierto, los eventos en la naturaleza son una cadena causal ininterrumpida por lo cual todo acontece de forma uniforme, lo uniforme es que los mares fluyan y no que se dividan (como menciona el Éxodo) lo uniforme es que los muertos permanezcan muertos y no que resuciten etc., afirmar algo distinto a ello es hacer declaraciones que irían contra la uniformidad de la naturaleza, ergo, los milagros son imposibles en un universo puramente material.

Pero el materialismo ha sido demostrado falso por la ciencia moderna, hoy por los datos científicos sabemos que el universo material es finito, tuvo un inicio, como dijo el físico Andrei Linde de la Universidad de Stanford, antes de la singularidad del Big Bang no existía el espacio-tiempo. [38]

— Materia es aquello que ocupa un lugar en el espacio.

— Sin espacio y tiempo no puede existir la materia.

 

Científicamente sabemos que la materia no existía antes de la singularidad, la materia tuvo un inicio, el científico Richard Gott junto con otro grupo de científicos para la prestigiosa revista «Scientific American» señalaron:

«El universo comenzó a partir de un estado de densidad infinita hace aproximadamente un tiempo del Hubble. El espacio y el tiempo se crearon en ese evento y también toda la materia del universo» [39]

Dado que la materia no es eterna porque tuvo un inicio, eso significa que debe existir una causa que creó el espacio-tiempo y la materia, los datos científicos a eso nos llevan, y dicha causa es una causa no-material, el científico Lindner de la Universidad alemana de Karlsruhe escribió:

«Es necesario aceptar una causa anterior al mundo material» [40]

Los datos científicos nos empujan a aceptar la existencia de una causa anterior al universo, dicha causa tiene las mismas características del Dios cristiano: Es inmaterial (porque existía antes de la materia) es atemporal (porque existía antes del tiempo) es poderosa (porque tuvo el poder para crear nuestro inmenso universo material) es trascendente al universo (porque está fuera de el) y debe ser una causa personal ya que por voluntad decidió crear el universo.

Es una consecuencia lógica que si existe un Dios que tuvo el poder para crear el universo dicho Dios también tiene el poder para actuar dentro del universo cuando Él lo desee (a dichas intervenciones se les denomina milagros) los filósofos han sostenido esto, que un Dios creador del universo causal puede también intervenir dentro de los eventos causales, de esta manera un milagro que desde una cosmovisión materialista es imposible, desde el teísmo es perfectamente posible.

Los filósofos teístas y los apologetas han señalado que la existencia de Dios por consecuencia hace posible los milagros, esto se puede expresar mediante un silogismo en modus ponendo ponens [41] el cual va de la siguiente manera:

 

P1 Si Dios existe los milagros son posibles.

P2 Dios existe.

 Los milagros son posibles.

 

Como lo señaló el apologista Frank Turek:

«El milagro más grande en la Biblia se registra en el primer verso: «En el principio Dios creó los cielos y la tierra». Si ese milagro es cierto, entonces cada milagro en la Biblia es posible… Si Dios creó el universo, entonces Él puede hacer lo que quiera dentro de él» [42]

Si el teísmo cristiano es cierto, los milagros relatados en el libro de Éxodo no solo son lógicamente posibles, fueron hechos reales, y tenemos buenas razones para aceptar el teísmo cristiano como cierto.

Existen muchas líneas de evidencia científicas que apuntan a un Creador, tenemos muchos argumentos filosóficos para demostrar de forma lógica la existencia de Dios (apologética clásica) y existe mucha evidencia arqueológica e histórica en favor del cristianismo (apologética evidencionalista)

Así que hay caso acumulativo muy fuerte que demuestra que el teísmo cristiano es verdadero, por lo tanto, los milagros relatados en las escrituras fueron hechos reales.

6- CONCLUSIÓN

Como podemos ver, estos relatos contenidos en la biblia si tienen un núcleo histórico, muchos teólogos e historiadores cristianos han escrito diversas defensas del Éxodo y los ateos hacen mal en rechazarlos a priori simplemente por el desprecio que tienen contra el cristianismo, muchos ateos en realidad no quieren evidencia, ellos desean que evidencia para Dios y la biblia no exista para así seguir alejados de la religión.

Los relatos sobre Egipto y el Éxodo mencionados en la biblia si tienen respaldo histórico y encajan perfectamente en el contexto del antiguo Egipto.

El pueblo de los hebreos estuvo cautivo en Egipto y luego salieron de ese territorio, las historias sobre ese suceso quedaron escritas en el pentateuco (el cual está plagado de información exacta sobre el antiguo Egipto) esos hechos históricos fueron perpetuados generación tras generación por los hebreos, y por ende, eso fue algo que en la antigüedad no fue puesto en duda, incluso los griegos aceptaron que los hebreos estuvieron en Egipto y luego escaparon, por ejemplo, Diodoro Sículo fue un historiador griego que escribió:

«En la antigüedad, ocurrió una gran plaga en Egipto y muchos atribuyeron la causa a los dioses, Por lo tanto, los habitantes nativos concluyeron que, a menos que todos los extranjeros fueran expulsados, nunca serían libres de sus miserias… El líder de esta colonia era un tal Moisés, un hombre muy sabio y valiente… Moisés instituyó los santos ritos y ceremonias con los que adoran a Dios; e hizo leyes para el gobierno metódico del estado. También dividió al pueblo en doce tribus… Moisés no hizo ninguna representación o imagen de dioses, porque consideró que nada de la forma humana era aplicable a Dios» [43]

Cerrare citando al rabino Nissan Dovid Dubov que de forma correcta respondió a los críticos de la historicidad del Éxodo:

«En un tribunal de justicia, la prueba más contundente de que algo sucedió o existió es la declaración de un testigo. Ver es creer. No se puede comparar algo visto con algo escuchado. Cualquier hecho histórico es probado por aquellos que presenciaron y registraron el evento. De ello se deduce que cuantos más testigos de ese evento, más auténtico será el hecho.

Una de las fiestas más celebradas en el calendario judío es la Pascua. En la noche del Seder, judíos de todo el mundo se reúnen en grupos familiares para recordar el éxodo de Egipto.

Pregúntele a cualquier judío cuántas plagas hubo en Egipto y su respuesta sería 10… Esto se sabe, no solo porque un libro (la Torá) nos lo dice, sino simplemente por tradición, por el hecho de que generación tras generación de judíos han transmitido esta historia, y que se basa en la experiencia real de una nación entera. Por lo tanto, sigue siendo un hecho histórico indiscutible. Los judíos que salieron de Egipto fueron testigos de las Diez Plagas, el Éxodo y la revelación en el Sinaí, y transmitieron estos eventos de generación en generación.

En el Sinaí, 600,000 hombres entre las edades de 20 y 60 años, más mujeres y niños (y hombres menores de 20 años y mayores de 60), un total de aproximadamente tres millones de personas, escucharon los Diez Mandamientos de Di-s mismo… Este evento, registrado en la Torá, es, al mismo tiempo, un evento testigo de la historia, y por lo tanto, un hecho histórico indiscutible. Desacreditarlo es altamente anticientífico.

Nuestros antepasados fueron testigos de esta revelación y transmitieron el hecho como una tradición oral y escrita. Puede ser por esta razón que en el primer mandamiento Di-s dice: «Yo soy el Señor tu Di-s que te sacó de la tierra de Egipto». La gente no necesitaba ninguna prueba filosófica. Sus propios ojos vieron y sus propios oídos oyeron. Eran testigos en el Sinaí» [44]

 

Yoel Kesep 26/09/2020

Notas:

[1] Paul N. Benware, Panorama del Antiguo Testamento, 1994 p. 48

[2] Arthur George, The Mythology of Eden, 2014 p. 28

[3] M. Murdock, Did Moses Exist?: The Myth of the Israelite Lawgiver, 2014 p. 75

[4] https://www.amazon.com/-/es/Richard-Dawkins/dp/1787631214

[5] Richard Dawkins, Outgrowing God: A Beginner’s Guide Atheism, 2019 pp. 50-52

[6] ¿Tuvo lugar realmente el Éxodo de los Judíos? National Geographic, 2 Marzo 2018

[7] Matthew Cserhati, More of Dawkins’ same old tired rhetoric: Review of Outgrowing God by Richard Dawkins, 24 September 2019

[8] Jeffery Sheler, Is the Bible True? US News & World Report, 1999 p. 78

[9] New Scientist, 2007 p. 21

[10] Octavio Miramontes, Fronteras de la Física en el Siglo XXI, 2013 p. 96

[11] Una introducción teológica al pentateuco, ver:

https://bible.org/article/una-introducción-al-pentateuco

[12] Ver biografía: https://www.ees.ac.uk/faqs/kenneth-kitchen

[13] Kenneth A. Kitchen, The Patriarchal Age: Myth or History? BAR 21:02, Mar-Apr 1995.

[14] The Journal of the Ancient Near Eastern Society, 1999 p. 125

[15] Peter F. Dorman, Egypt and the Ancient Near East, 1987 p. 26

[16] B. Mason, How Egypt was felled by famine – in 2180 BC, New Scientist, Magazine issue 2327, 26 January 2002

[17] J.K. Hoffmeier, Israel in Egypt, London: Oxford University Press, 1997 p. 84

[18] Para más detalles ver:

https://www.ebglobal.org/articulos-biblicos/la-inscripcion-de-la-tumba-de-beni-hasan-y-el-periodo-patriarcal

[19] Earl D. Radmacher, Nuevo comentario ilustrado de la Biblia, 2011 p. 85

[20] Ver más: http://cojs.org/leather_scroll-_quota_for_brick-making-_1274_bce/

[21] Richard A. Caminos, Late-Egyptian Miscellanies, London: Oxford University Press, 1954 p. 188

[22] Gerald Vardaman describe esto en Archaeology and the Living Word, 1966, p. 37, y Baruch Halpern escribe sobre los materiales de construcción mesopotámicos y cananeos en «El éxodo de Egipto: ¿mito o realidad?» El ascenso del antiguo Israel, Sociedad de Arqueología, Washington DC, pp 99-100

[23] ANGUS, JOSEPH (1816-1902)

https://www.iglesiapueblonuevo.es/index.php?codigo=bio_angus

[24] GREEN, SAMUEL GOSNELL (1822-1905)

https://www.iglesiapueblonuevo.es/index.php?codigo=bio_greens

[25] Joseph Angus & Samuel Green, Los libros de la biblia del Antiguo Testamento, 1985 p. 33

[26] Ibid, p. 20

[27] J.F. Free, Archaeology and Bible History, 1992 p. 72

[28] Thomas O. Lambdin,»Egyptian loan words in the Old Testament.» Journal of the American Oriental Society 73.3 (1953): 145-155

[29] Yoshiyuki Muchiki, Egyptian proper names and loanwords in North-West Semitic. Diss. University of Liverpool, 1990

[30] Ver biografía: https://reasons.org/about/travis-campbell

[31] Travis Campbell, Did Moses Write the Torah? A Brief Positive Case for Mosaic Authorship, Part 1, December 27, 2019

[32] Mr. Reginald Poole en: Joseph Angus & Samuel Green, Los libros de la biblia del Antiguo Testamento, 1985 p. 33

[33] Travis Campbell, Did Moses Write the Torah? A Brief Positive Case for Mosaic Authorship, Part 1, December 27, 2019

[34] Gleason L. Archer, Encyclopedia of Bible Difficulties, 1982 p. 51

[35] Ver biografía: https://reading.academia.edu/DuncanGarrow

[36] J. Garrow Duncan, New Light on Hebrew Origins (Londres: Macmillan, 1936), 176; citado en Archer, Survey, 95-96 (n. 14)

[37] «Materialismo: Un sistema filosófico que considera la materia como la única realidad en el mundo… niega la existencia de Dios y el alma»

— Constantin Gutberlet, «Materialism» in: Catholic Encyclopedia, 1911

[38] Andrei Linde, quoted in the article The Awesome Universe; What the Big Bang Explains—What It Doesn’t, in the Awake! Magazine, January 22, 1996

[39] J. Richard Gott, James E. Gunn, David N. Schramm and Beatrice M. Tinsley, «Scientific American», March 1976, p. 65

[40] Lindner, Facing Reality, III, 1, 2. Ed. Lindner Verlag. Karlsruhe. 1997

[41] https://www.lifeder.com/modus-ponendo-ponens/

[42] Frank Turek, Stealing from God: Why Atheists Need God to Make Their Case, Edition 2014 p. 187

[43] Diodoro Sículo, Bibliotheca Historica, 40.3

[44] Nissan D. Dubov, Prueba de la existencia de Di-s, Chabad

https://www.chabad.org/library/article_cdo/aid/108386/jewish/Proof-of-Gds-Existence.htm

Comments are closed.