Falso diagrama de la evolución humana

FALSO DIAGRAMA DE LA EVOLUCIÓN HUMANA

-Yoel Kesep 06/08/2021

 

Descarga PDF: https://www.mediafire.com/file/sefapegi6ljw8gd/DiagramaEvolucionHumana.pdf/file

1- INTRODUCCIÓN
2- DESDE DARWIN A LOS LIBROS
3- EL PROBLEMA VA MÁS ALLÁ
4- CONCLUSIÓN

 

1- INTRODUCCIÓN

Todos hemos visto la famosa representación de un primate antiguo pasando por varias etapas evolutivas hasta convertirse en un humano moderno.

Esa imagen es llamada “La marcha del progreso hacia el Homo Sapiens” [1]

Esa imagen inicia con el Pliopithecus (un primate) que pasa por varios tipos de especies cada vez más evolucionadas, hasta llegar a los humanos modernos (homo sapiens)

Esa imagen fue creada en el año 1965 para ilustrar un libro de un evolucionista llamado Clark Howell, el libro fue llamado: “El Hombre Antiguo” [2]

Desde entonces, ese dibujo ha sido omnipresente apareciendo en todos los libros de texto sobre la evolución.

Recientemente, un científico genetista llamado Dr. Adam Rutherford dijo que ese diagrama que representa la evolución humana es “erróneo” y “desinformativo” [3]

2- DESDE DARWIN A LOS LIBROS

Darwin fue un naturalista aficionado [4] que sintió simpatía por las antiguas ideas rechazadas acerca de la transformación de las especies.

50 años atrás el francés Lamarck había escrito un libro donde enseñó la evolución, Georges Cuvier el gran científico francés considerado el “El padre de la paleontología” [5] basado en pruebas científicas (fisiología y paleontología) demostró que las especies no evolucionan desarrollando diferentes tipos de nuevas especies.

Cuvier (paleontólogo) Sedgwick (geólogo) Buckland (geólogo) Owen (biólogo) y el científico Sir David refutaron las especulaciones evolutivas anti-científicas que había enseñado Lamarck. Como mencionó Paul Fleisher:

“Los científicos rechazaron las ideas de Lamarck” [6]

Tiempo después Darwin sacó del bote de la basura esa idea de la “evolución de las especies” y se dedicó a promover de nuevo el transformismo de las especies.

Cuando Darwin era joven conoció en Edimburgo a una persona que le habló sobre las ideas evolutivas de Lamarck. [7] Darwin comenzó a escribir en sus cuadernos historias evolutivas acerca de la evolución de las especies.

Fue así como en el año de 1859 Darwin público un libro titulado “El Origen De Las Especies”, en ese libro Darwin demostró que él era capaz estirar la imaginación sin límite alguno, Darwin escribió que era posible pensar que los peces pueden transformarse en aves verdaderas. [8]

Sin conformarse con ese disparate, Darwin fue aún más lejos y escribió que los osos podían evolucionar y convertirse en ballenas acuáticas. [9]

Darwin no se conformó en divagar su mente y fantasear con la evolución de los animales, tiempo después aplicó sus mismas ideas a los humanos, afirmando que los humanos evolucionaron de bestias inferiores.

En un libro publicado años más tarde titulado “El Descenso del Hombre”, Darwin imaginó que los humanos evolucionaron de los monos del Viejo Mundo, Darwin escribió:

“Los Simiadae se ramificaron entonces en dos grandes linajes, los monos del Nuevo Mundo y los del Viejo Mundo; y, a partir de estos últimos, en una época remota, el Hombre, maravilla y gloria del Universo, procedió” [10]

Esta infantil idea de Darwin fue bien recibida por los ateos, después de todo, ellos son capaces de aceptar cualquier fantasía sobre los orígenes naturalistas de la humanidad con tal de negar que los humanos fueron creados por Dios.

El ateo Charles Smith fue presidente de la “Asociación Americana para el Avance del Ateísmo”, en el año 1929 él dijo:

“Al principio era la materia, que engendró a la ameba, que engendró al gusano, que engendró al pez, que engendró al anfibio, que engendró al reptil, que engendró al mamífero inferior, que engendró al lémur, que engendró al mono, que engendró al hombre, que imaginó a Dios. Esta es la genealogía del hombre” [11]

Los neo-darwinistas continuaron enseñando que los humanos no fueron creados, ellos enseñaron que los humanos y simios evolucionaron desde un ancestro común.

Esa idea fue promovida en el sistema educativo, afirmando que los humanos son producto de un proceso evolutivo que se remonta hasta un antiguo ancestro común. Para ilustrar esa idea en los libros de textos, los neo-darwinista siempre han usado la imagen de “La marcha del progreso hacía el homo sapiens”

Dicha imagen obtuvo gran popularidad ya que fue usada en calcomanías, apareció en documentales, en películas y en muchos programas de televisión.

Esa imagen es omnipresente ya que aparece en todos los libros de biología evolutiva, década tras década se ha usado esa imagen en los libros para enseñarle a los niños que los humanos son “producto de la evolución”

Pero esa imagen está mal, recientemente un científico llamado Dr. Adam Rutherford expresó sus quejas, en una entrevista él mencionó que esa imagen es errónea porque representa la idea que la evolución es lineal y dirigida a una dirección (cuando la evolución si es aleatoria produce especies en direcciones ramificadas y no en una única dirección lineal, además, la evolución no está dirigida a un fin particular)

Un periódico británico transcribió las declaraciones del científico Adam Rutherford, el periódico publicó un artículo titulado:

“Teoría del error: el famoso diagrama que muestra la idea del ascenso del hombre es ”tan erróneo” que envía al principal genetista de monos” [12]

El científico Adam Rutherford es el principal genetista de monos, el criticó la imagen que supuestamente representa la evolución humana, el periódico británico sobre sus declaraciones informó:

“El Dr. Adam Rutherford dijo que un diagrama de la evolución humana es “mal informativo”, refuerza la idea de que la evolución conduce a la mejora, lo que no es necesariamente el caso. La famosa descripción de la historia de la evolución del hombre debería “borrarse de todo el registro”, según un experto. El Dr. Adam Rutherford, genetista del University College de Londres, dijo que el diagrama muestra “cosas más equivocadas sobre la evolución que cualquier otra cosa”. Y sostiene que debería eliminarse de los libros de biología. Y agregó: [esa imagen] “Implica una sofisticación e inteligencia direccional. Es de un libro de texto de 1965, y si tuviera un deseo, lo borraría de todo el registro” [13]

3- EL PROBLEMA VA MÁS ALLÁ

El científico Adam Rutherford señaló que la imagen está mal, pero el continua aceptando la idea de que los humanos evolucionaron, su rechazó a ese diagrama de la evolución no significa que él rechace la evolución per se, él personalmente continua creyendo que la evolución humana es real, pero no como se representa en esa popular imagen.

Pero el problema va más allá de solo confesar que esa imagen sobre la evolución humana es incorrecta, así como existen problemas obvios en esa imagen, existen problemas en la idea de que los humanos son producto de “la evolución”.

La supuesta evolución de los humanos desde un ancestro común es algo que ha sido criticado por puras razones científicas, en primer lugar, dicho ancestro común representa a una población de bestias antiguas silvestres y no bípedas.

Pero se deben lograr muchos cambios para que desde ese tipo de bestias se logre evolucionar hasta seres humanos, algunos de los tantos cambios necesarios son:

Una nueva estructura bípeda erguida y caderas con motricidad fina que posibilite el caminar, correr, cazar, y hacer recolecta. Los humanos poseen piernas más largas, brazos más cortos, pelvis y caja torácica diferentes, músculos refinados para los dedos, los labios y la mandíbula, sin ellos, nuestra destreza como artistas o artesanos, nuestra capacidad para conversar fueran imposibles. Estructuras cerebrales más grandes, una cabeza que se asienta directamente sobre la columna vertebral y una columna vertebral que posibilita el caminar y correr erguidos.

Los evolucionistas dicen que esos y demás cambios necesarios se lograron por mutaciones genéticas, pero las mutaciones son errores de copia del ADN que ocurren al azar.

Las mutaciones pueden ser: duplicación, deleción, inversión, translocación. Esos diferentes tipos de errores mutacionales ocurren al azar (pueden ser de un tipo u otro, las mutaciones no están determinadas)

Las investigaciones sobre mutaciones azarosas que casualmente lleguen a otorgar un resultado beneficioso han demostrado que se requiere de millones de años para que se den. Lograr que de tantas mutaciones al azar dos de ellas actúen de manera coordinada y confieran un beneficio útil, es algo con bajas probabilidades y por ello se requiere miles de miles de años para que fortuitamente se logre dar un solo par de mutaciones coordinadas.

Según los evolucionistas, los humanos y los chimpancés se separaron del imaginario ancestro común aproximadamente unos 9 millones de años atrás, pero para que se dé un solo par de mutaciones que aporten un beneficio se requiere muchísimo más tiempo que el lapso de tiempo disponible para la evolución humana.

Como demuestra la genética de poblaciones, la estadística matemática, en una población humana para que surja una mutación inactivante y otra activante, se requiere 100 millones de años.

Las investigaciones de los científicos Rick Durrett y Deena Schmidt, concluyeron que para que se dé un par de mutaciones coordinadas que aporten un beneficio (una inactivante y otra activante) es algo que requiere de 100 millones de años. [14]

Nótese, que se dé un par de mutaciones funcionales es algo que requiere 100 millones de años, y se supone que el lapso de tiempo disponible para la evolución humana a partir de un ancestro común es de unos 9 millones de años, pero todos los cambios necesarios (nuevos órganos y nuevas estructuras anatómicas) para que desde un ancestro común se desarrolle un humano requieren cientos y cientos de mutaciones coordinadas que posibiliten los nuevos cambios fisiológicos y morfológicos, y si solo un par de mutaciones requieren 100 millones de años, para el resto de mutaciones necesarias se necesitaría miles de millones de años más.

La genética demuestra que en poco tiempo geológico (9 millones de años como límite para la evolución humana) no se pueden dar las mutaciones necesarias para que desde bestias no bípedas evolucionen los humanos.

Desde un punto de vista genético (aparición de mutaciones coordinadas que otorguen un beneficio) y el registro fósil (aparición humana) existe muy poco tiempo para que se den todos los cambios morfológicos y fisiológicos necesarios para que homínidos antiguos hayan evolucionado en humanos, esto limita la posibilidad de la supuesta evolución. La científica Ann Gauger de la Universidad de Washington [15] sobre este punto escribió:

“Ahora bien, pasar de homínidos a humanos requiere muchos cambios, la mayoría de ellos en los patrones de expresión genética… Todas estas mutaciones deben trabajar juntas y ser beneficiosas para el organismo en evolución. La ventana de tiempo disponible según el registro fósil y las estimaciones filogenéticas es demasiado corta” [16]

Otro problema para el mito evolutivo es el siguiente, si los humanos evolucionaron gradualmente desde bestias no bípedas, debería haber pruebas de ese proceso lento y gradual en el registro fósil.

El registro fósil se divide en fósiles de bestias homínidas no bípedas, y en fósiles de humanos antiguos, hay una gran brecha entre ellos, no existen fósiles de transición que demuestren que animales cuadrúpedos evolucionaron gradualmente en especies homínidas, y luego que esas especies homínidas evolucionaron gradualmente hasta formar a los humanos.

Como señaló el paleontólogo y biólogo alemán Gunter Bechly, si la evolución humana fuera real, debería de existir un árbol bien establecido de fósiles que reflejara una jerarquía anidada, pero no hay evidencia para tal cosa, Bechly dijo:

“No existe un árbol de fósiles humanos bien establecido….. El patrón de caracteres no se alinea bien con una jerarquía anidada” [17]

Las teorías acerca de la evolución humana que han inventado los evolucionistas no son compatibles con el registro fósil, este año se publicó un artículo que mencionaba los problemas de fósiles en relación a las teorías sobre la evolución humana, El comunicado de prensa del “Museo Americano de Historia Natural” informó:

“La mayoría de las historias de orígenes humanos no son compatibles con fósiles conocidos… El número de especies en el árbol genealógico humano se ha disparado, pero también lo ha hecho el nivel de disputa sobre la evolución humana temprana… Sin embargo, muchos de estos fósiles muestran combinaciones de mosaico de características que no coinciden con las expectativas para los antiguos representantes de los modernos linajes de simios y humanos. Como consecuencia, no existe un consenso científico sobre el papel evolutivo desempeñado por estos simios fósiles… En general, los investigadores encontraron que la mayoría de las historias sobre los orígenes humanos no son compatibles con los fósiles que tenemos hoy” [18]

4- CONCLUSIÓN

La idea de que los humanos evolucionaron a partir de animales inferiores solo es una hipótesis esquelética que carece de carne empírica, es decir, solo son especulaciones imaginarias que no tienen evidencia de respaldo, por esa razón muchos evolucionistas han renunciado a la idea de que los humanos son producto de la evolución.

Por ejemplo, el Dr. Gary Parker es un profesor de biología americano autor de 5 libros de ciencia [19] y miembro de la Sociedad Estadounidense de Zoólogos [20] Parker renunció a la evolución y se convirtió en creacionista. [21]

Parker señaló como los supuestos ancestros evolutivos del hombre resultaron no serlo, por ejemplo:

Los evolucionistas habían dicho que un fósil descubierto en 1856 era una especie distinta y ancestral de los humanos modernos y lo llamaron “El hombre de neandertal”. El célebre científico Rudolf Virchow el cual fue un biólogo y antropólogo examinó dicho fósil, con la investigación concluyó que ese fósil no había sido una forma primitiva de pre-humanos, ese fósil era de un ser humano que, a juzgar por la forma de su cráneo, había sido herido y deformado, y desde el estudio de sus huesos, se podía inferir que esa persona había sido artrítica, raquítica y débil. [22]

Otra supuesta prueba en favor de la evolución humana fue conocida como “El hombre de Nebraska”. En el año de 1922 se encontró un diente y basado en eso se comenzaron hacer dibujos de hombres salvajes los cuales supuestamente eran los ancestros evolutivos de los humanos. Pero tiempo después el científico Gregory King en la revista científica “Science” publicó un artículo donde demostró que ese diente fosilizado pertenecía un pecarí lo cual es un tipo de cerdo salvaje que se encuentra en las Américas. [23] Ese diente fosilizado no era prueba de un ancestro evolutivo de los humanos, solo era el diente de un cerdo.

El fósil del Ramapiteco que una vez se promocionó como ancestro de los humanos, se demostró posteriormente que solo era una especie de simios extintos y fue eliminado de la lista de los ancestros del homo sapiens. [24]

El fósil llamado “Lucy” promocionado como ancestro evolutivo de los humanos ha sido rechazado por varios científicos como un ancestro de los homo sapiens, científicos al estudiar los fósiles de la especie a la que pertenecía Lucy han señalado que la estructura del oído interno no era capaz de brindar el equilibrio necesario para el bipedalismo, Lucy no caminaba erguida. Solo era parte de una especie de primates antiguos no relacionada con los humanos.

Por esa razón una revista científica de Francia llamada “Science et Vie” (Ciencia y Vida) publicó un artículo titulado: “Adieu Lucy” (Adiós Lucy) en donde le decían adiós a la idea de que Lucy fue un ancestro evolutivo de los humanos modernos. [25]

Ante la falta de evidencia fósil para la evolución humana incluso los evolucionistas han perpetrado fraudes, tal es el caso del famoso “Hombre de Piltdown” el cual fue usado como prueba de un ancestro evolutivo de los humanos, pero posteriormente se demostró que ese fósil era un descarado fraude. Los investigadores descubrieron que ese fósil era un fraude que había sido armado con partes de diferentes especies (la mandíbula pertenecía a un orangután, el diente a un mono y el cráneo a un humano) [26]

El ex-evolucionista Parker renunció a la idea de que los humanos son producto de la evolución, Parker escribió:

“En realidad, con monótona regularidad los descubrimientos de fósiles han hecho añicos la creencia de la evolución humana. Cada uno [de los supuestos antepasados de los humanos] que en su día fue aclamado como “prueba científica” de que los seres humanos evolucionaron a partir de animales, sin embargo, todos los candidatos propuestos una vez como nuestros ancestros evolutivos han sido eliminados de la lista. Es triste que la evolución humana todavía se enseñe como un hecho a los escolares, estudiantes universitarios y el público en general, cuando los descubrimientos importantes han desacreditado la supuesta evidencia y han refutado la teoría.” [27]

Los humanos no son producto de una evolución naturalista (atea) ni de una evolución teísta (ordenada por Dios) tal suposición implica que los humanos solo son una continuación animal, una gradación posterior de animales inferiores.

Pero los humanos no solo son una continuación gradada de animales, existe un abismo que separa a los humanos de los animales, ya que muchas características únicas de los humanos nos hacen diferir de las bestias (tener razonamiento y capacidad de pensamiento abstracto, altas habilidades cognitivas que nos permiten el lenguaje para comunicar pensamientos internos, los humanos tenemos reflexión y autoconciencia, somos capaces de contemplación espiritual)

Además, los humanos aparecen en el registro fósil sin precursores evolutivos que demuestren su aparición gradual, evidenciando que los humanos no son un subproducto evolutivo de animales inferiores. Por esa razón el científico Hugh Ross el cual es un ex-ateo [28] rechazó la idea de que los humanos sean producto de la evolución, ya sea evolución naturalista o evolución teísta, Hugh Ross escribió:

“Dios intervino directamente para crear a los primeros humanos… Génesis 1 y 2 usa verbos hebreos (bara, asa, yatsar) para el origen de Adán y Eva que no dejan otra opción que la de que Dios intervino directa y milagrosamente para producir el origen de Adán y Eva… La evidencia científica de que los humanos no somos el producto de la evolución naturalista se encuentra en los muchos atributos únicos que poseemos entre la vida de la Tierra. Los humanos somos verdaderamente excepcionales. Nosotros, entre las criaturas de la Tierra, somos los únicos seres espirituales. Solo nosotros inventamos y usamos símbolos para comunicaciones complejas. Solo nosotros tenemos la destreza y la coordinación ojo-mano para fabricar herramientas complejas. Solo nosotros exhibimos avances tecnológicos. Solo nosotros reflexionamos sobre los misterios del universo y lo que existe más allá del universo” [29]

 

Yoel Kesep 06/08/2021 

Notas:

[1] Jorge Contreras, Estudios en historia y filosofía de la biología – Volumen 1 – 1999 p. 450

[2] Randy Moore, Dinosaurs by the Decades: A Chronology of the Dinosaur in Science and Popular Culture, 2014 p. 250

[3] Theory of errorlution: Famous diagram showing ascent of man idea is ‘so wrong’ it sends leading geneticist ape, Daily Mail, 21 June 2021

[4] Darwin no fue científico profesional con formación en biología, Darwin en su juventud estaba estudiando medicina en la Universidad de Edimburgo pero abandonó la carrera, luego su padre lo mandó a la Universidad de Cambridge a estudiar teología, luego de eso, Darwin se dedicó de manera aficionada a escribir sobre temas de la naturaleza.

Darwin toda su vida fue un naturalista aficionado, y de hecho, los científicos profesionales de la época (como Pierre de la Academia Francesa de Ciencias y Agassiz de la Universidad de Harvard) señalaron y refutaron los errores de Darwin, como señala Vance Ferrell:

«Darwin no era un científico profesional sino un aficionado, y uno que realizó un trabajo de peor calidad que el de la mayoría de su tiempo»

— Vance Ferrell, The Evolution Handbook, Edition 1996 p. 113

[5] Ángela Delgado Buscalioni, Rutas por museos y colecciones de paleontología: La Rioja, Volumen 3, 2007 p. 48

[6] Paul Fleisher, Evolution, 2013 p. 9

[7] Curtis N. Johnson, Darwin’s Historical Sketch: An Examination of the ‘Preface’ to the Origin of Species, 2019 p. 102

[8] Existen peces que tienen aletas largas y con ellas pueden propulsarse fuera del agua, brevemente saltan en el aire y luego vuelven a zambullirse bajo agua, a esos peces se les llama pez volador.

Darwin estiraba la imaginación y le daba rienda suelta sin límite alguno que incluso llegó a escribir la ridiculez que era concebible pensar que ese tipo de pez podía convertirse en verdaderas aves voladoras, en su divertido y fantasioso libro titulado «El origen de las especies» Darwin escribió:

«Es concebible que los peces voladores, que ahora se deslizan por el aire, ligeramente subiendo y bajando con la ayuda de sus aletas revoloteando, podrían haber sido modificados en animales perfectamente alados»

— Darwin, On the Origin of Species by Means of Natural Selection, 1860 p. 163

[9] Para más información sobre Darwin y su escrito sobre osos que se transforman en ballenas, y una crítica a la supuesta evolución de las ballenas a partir de mamíferos terrestres, ver la siguiente publicación:

https://apologeticaparaateos.wordpress.com/2021/04/11/ballenas-andantes/

[10] Darwin si enseñó que los humanos habían evolucionado de los monos, los evolucionistas modernos tratan de negar eso, para más detalle sobre este tema, ver:

Darwin: Los humanos evolucionaron de los monos:

https://apologeticaparaateos.wordpress.com/2020/12/10/darwin-los-humanos-evolucionaron-de-los-monos/

[11] Charles Smith, Third Annual Report of the American Association for the Advancement of Atheism, (1929)

[12] Theory of errorlution: Famous diagram showing ascent of man idea is ‘so wrong’ it sends leading geneticist ape, Daily Mail, 21 June 2021

[13] Ibíd.

[14] Rick Durrett and Deena Schmidt, “Waiting for Two Mutations: With Applications to Regulatory Sequence Evolution and the Limits of Darwinian Evolution,” Genetics, 180:1501-1509 (2008)

[15] https://www.crossway.org/authors/ann-gauger/

[16] Ann Gauger, Human Evolution: A Facebook Dialog, Evolution News, November 12, 2012

[17] David Klinghoffer, Paleontologist Günter Bechly: “No Well-Established Tree of Fossil Humans”, Evolution News, May 2, 2019

[18] Para la fuente de la cita del comunicado del Museo Americano de Historia Natural, así como la discusión sobre el artículo que informó que las teorías sobre la evolución humana no son compatibles con el registro fósil, ver la siguiente publicación:

Yoel Kesep, Evolución humana no compatible con el registro fósil, 17/05/2021

https://apologeticaparaateos.wordpress.com/2021/05/17/evolucion-humana-no-compatible-con-el-registro-fosil/

[19] El Dr. Gary Parker ha escrito varios libros de ciencia, entre ellos:

Gary Parker, The Structure and Function of the Cell:

https://books.google.hn/books?id=QogFkAEACAAJ&dq=gary+parker+The+Structure+and+Function+of+the+Cell&hl=es&sa=X&redir_esc=y

Gary Parker, DNA: The Key to Life:

https://books.google.hn/books?id=IzZlnQEACAAJ&dq=gary+parker+DNA:+The+Key+to+Life&hl=es&sa=X&redir_esc=y

Gary Parker, Mitosis and Meiosis:

https://books.google.hn/books?id=5vGxzQEACAAJ&dq=gary+parker+Mitosis+and+Meiosis&hl=es&sa=X&redir_esc=y

Gary Parker, Heredity:

https://books.google.hn/books?id=wrmVBITwBWQC&q=gary+parker+Heredity&dq=gary+parker+Heredity&hl=es&sa=X&redir_esc=y

Gary Parker, Life’s Basis: Biomolecules:

https://books.google.hn/books?id=f6QoAQAAMAAJ&q=gary+parker+Life%27s+Basis:+Biomolecules&dq=gary+parker+Life%27s+Basis:+Biomolecules&hl=es&sa=X&ved=2ahUKEwiS79WH6pryAhUyMX0KHWnGDDUQ6AF6BAgIEAM

[20] Kenneth G. Reddington, Following the Truth, Wherever It Leads: An Investigation of What Is Reality (and How It Affects Our Lives), 2015 p. 114

[21] Selva Sugunendran, Creation, Evolution & Science: A Collection of 30 Scientific Articles Answering Frequently Asked Questions During Debates on Creation Vs Evolution, 2016

[22] Adam Kupler, The Chosen Primate, Harvard University Press, 1996 p. 38

[23] Gregory King, «Hesperopithecus aparentemente no es un mono ni un hombre», Science 66:579-581, 1927

[24] David Pilbeam, «Humans Lose an Early Ancestor», Science, April 1982, pp. 6-7

[25] «Adieu Lucy,» Science et Vie, May 1999, No. 980, pp. 52-62

[26] Para más información ver: Fraudes, mentiras y evolución:

https://apologeticaparaateos.wordpress.com/2020/12/17/fraudes-mentiras-y-evolucion/

[27] Dr. Gary Parker, Human Beings: The Fossil Evidence, 28 March 2016

[28] El científico Hugh Ross es un físico y astrónomo, él era un ateo pero la evidencia hizo que se convirtiera en cristiano, para ver su historia completa, leer la siguiente publicación:

https://apologeticaparaateos.wordpress.com/2021/07/27/hugh-ross-ex-ateo/

[29] Hugh Ross, ¿Dios nos creó o evolucionamos de un antepasado común con los simios? 7 de mayo de 2021

Comments are closed.