Georges Lemaitre – El padre del Big Bang

GEORGES LEMAÎTRE: PADRE DEL BIG BANG

– Yoel Kesep 17/07/2021

 

Descarga PDF: https://www.mediafire.com/file/k796dhsavapxgat/LemaitreBigBang.pdf/file 

1- INTRODUCCIÓN
2- BIOGRAFÍA
3- EL BIG BANG
4- ARGUMENTO KALAM Y DIOS
5- CONCLUSIÓN
6- APÉNDICE: ATEOS QUE CREYERON EN DIOS

 

«No hay conflicto entre ciencia y religión»
— Lemaître [1]

«Ésta es la explicación más hermosa y satisfactoria de la creación que jamás haya escuchado»
— Einstein [2]

1- INTRODUCCIÓN

Georges Lemaître nació un día como hoy, 17 de julio de 1894, en Charleroi, Bélgica.

Lemaître fue un prestigioso sacerdote, físico, matemático y astrónomo.

Lemaître hizo contribuciones fundamentales a la ciencia de la estructura cósmica y los orígenes del universo.

Él fue el primer cosmólogo teórico nominado en 1954 al Premio Nobel de Física por su predicción de la expansión del universo. [3]

Por ser pionero de la teoría de «La gran explosión» referente al origen del universo, Lemaître es llamado: «El padre del Big Bang»

2- BIOGRAFÍA

El pequeño Lemaître desde los 9 años escogió una doble vocación, Lemaître dijo que sería un sacerdote y científico. [4] Dominique Lambert en su biografía acerca de Lemaître, escribió:

«Georges Lemaître había sentido una primera llamada a la vida sacerdotal a la edad de nueve años, en el mismo momento en que decidió, según sus más íntimos deseos, dedicarse a la carrera científica» [5]

De joven siguió los dos caminos: el de la ciencia y el de la teología. [6] Lemaître asistía a la Iglesia y comenzó a estudiar ingeniería, pero la Primera Guerra Mundial interrumpió sus estudios, Lemaître fue testigo del primer ataque con gas venenoso de la historia.

Al finalizar la Guerra Mundial, Lemaître retomó sus estudios y comenzó un bachillerato en filosofía tomista en el Instituto Superior de Filosofía de la Universidad de Lovaina.

Lemaître comenzó a estudiar matemáticas y física, obtuvo su doctorado en el año de 1920. Desde joven demostró una gran habilidad para la física, él escribió un artículo titulado: «Physique d’Einstein»

Lemaître cumplió su sueño de ser ordenado como ministro en la iglesia, fue ordenado como sacerdote el 22 de septiembre 1923. [7]

Después, Lemaître se dirigió a Cambridge para continuar sus estudios, ahí estudió astronomía con el distinguido astrónomo inglés Sir Arthur Eddington.

Sir Arthir Eddington sobre el brillante Lemaître, dijo:

«Es un estudiante muy brillante, maravillosamente rápido y lúcido, y de gran habilidad matemática» [8]

Luego de estudiar en Cambridge con Sir Eddington, Lemaître partió a los Estados Unidos al Observatorio del «Harvard College» dirigido por Harlow Shapley, también se matriculó en el prestigioso Instituto MIT (Massachussets Institute of Technology) allí obtuvo su doctorado en física.

De regreso a Bélgica, en octubre de 1925, recibió el encargo de impartir cursos de mecánica cuántica y astronomía en la Facultad de Ciencias de la Universidad Católica de Lovaina.

Lemaître usó sus habilidades matemáticas para realizar aportes a diversas ramas de la ciencia, en química, por ejemplo; junto con un químico de Princeton llamado Hugh S. Taylor, contribuyó al cálculo del valor de los modos de vibración de la molécula de monodeuteroetileno. [9]

Lemaître fue invitado a los mayores centros universitarios y recibió prestigiosos premios, entre ellos; la Medalla Mendel en 1934, el Premio Francqui en 1934, un Doctorado Honorario de la Universidad McGill de Montreal, en 1935. Fue elegido miembro de la Clase de Ciencias de la Real Academia de Bélgica en 1933.

3- EL BIG BANG

Los astrónomos Europeos habían adoptado la idea griega sobre «La eternidad del universo», ellos promovían un modelo astronómico de un universo eterno y estático.

Este modelo les caía como anillo al dedo a los ateos, después de todo, si el universo es eterno significa que siempre ha existido y, si el universo siempre ha existido; el universo no necesita de un Autor que haya creado el universo.

El ateo francés, Marques de Sade, dijo:

«No hay Dios, la naturaleza es suficiente para sí misma; de ninguna manera necesita de un Autor» [10]

Ese modelo astronómico era tan popular que hasta el mismísimo Albert Einstein lo defendía. Aquí sucedió algo interesante, los sesgos personales de Einstein hicieron que él rechazara las conclusiones a las cuales llevaban su propia teoría científica. La propia teoría de la relatividad desarrollada por Einstein demostraba que el universo no podía ser estático, la masa de la materia juntaría las galaxias y contraería el universo.

Einstein para apoyar su idea preconcebida de un universo estático se inventó la «Constante Cosmológica», eso era una fuerza anti-gravitatoria repulsiva que se oponía a la gravedad, creando así un equilibrio que permitía que el universo fuera estático. [11]

Lemaître tenía una gran preparación en matemáticas, física y astronomía, eso le permitió demostrar que nuestro universo no es eterno ni estático.

Lemaître usó la relatividad de Einstein para estudiar todo el universo en conjunto, Lemaître descubrió que el universo no puede ser estático, llegó a una solución matemática la cual dictaba que las galaxias deben alejarse las unas de las otras mientras el universo se expande.

Ahora bien, dado que el universo está en expansión, si nosotros viéramos la historia del universo en retroceso, veríamos como toda la materia se va juntando cada vez más, veríamos como todo se va uniendo hasta un punto más pequeño.

Toda la materia y energía llegaría hasta su punto de inicio, sin espacio y tiempo. Eso sería el inicio de todo, el inicio del espacio-tiempo y la materia.

Lemaître en un artículo científico, usando la relatividad y la teoría cuántica, sobre el inicio del universo, escribió:

«Si retrocedemos en el transcurso del tiempo, debemos encontrar cada vez menos cuantos, hasta que encontremos toda la energía del universo empaquetada en unos pocos o incluso en un único cuanto […] Si el mundo ha comenzado con un solo cuanto, las nociones de espacio y tiempo no tendrían ningún significado al principio; […] Podríamos concebir el comienzo del universo en forma de un único átomo» [12]

Lemaître en un artículo para la revista Nature en mayo de 1931, escribió:

«Si el mundo ha comenzado con un solo cuanto, las nociones de espacio y tiempo no tendrían ningún significado al principio; sólo comenzarían a tener un significado sensible cuando el cuanto original se hubiera dividido en un número suficiente de cuantos. Si esta sugerencia es correcta, el comienzo del mundo ocurrió un poco antes del comienzo del espacio y el tiempo»

Los ateos temblaron ante esta teoría que enseñaba que el universo no existía, y que comenzó a existir desde un momento determinado y luego comenzó a expandirse permitiendo la formación de galaxias y planetas.

Los ateos vieron esta teoría como una especie de versión científica del libro de Génesis. Un respetado físico y astrónomo llamado Fred Hoyle era un ateo que se opuso con todas sus fuerzas a la teoría de Lemaître.

Fred Hoyle burlándose de la teoría de Lemaître la cual implicaba que desde un punto hubo una explosión de energía que dio origen a la materia, la llamó «Big Bang» Hoyle en un programa de la cadena BBC, dijo:

«Esta teoría está basada en la hipótesis de que toda la materia en el universo fue creada en un Big Bang en un tiempo particular del remoto pasado» [13]

En la Edad Medieval, el filósofo Santo Tomás Aquino, como doctrina teológica había enseñado que toda la materia había sido creada por Dios quien es la Causa Universal, esa doctrina se conoce como «Creation Ex Nihilo», Aquino escribió:

«Es necesario decir que también la materia primaria es creada por la Causa Universal de todas las cosas» [14]

Lemaître era parte de la Iglesia y decía que el Big Bang respaldaba la doctrina de la «Creation Ex Nihilo» de Aquino.

Hannes Alfvén fue un físico ganador de Premio Nobel, Alfvén era ateo y en una reunión escuchó a Lemaître decir que el Big Bang respaldaba la doctrina de la Creación enseñada por Aquino.

El ateo Alfvén se opuso al Big Bang ya que no le gustaba la idea de que el universo haya tenía un inicio, la Universidad de St. Andrews en un artículo transcribió las palabras dichas por Alfvén, Alfvén dijo:

«Estuve allí cuando el abad Georges Lemaître propuso por primera vez esta teoría [del Big Bang]» [15]

El artículo también informa:

«Escuchó a Lemaître (que en ese momento era tanto un miembro de la jerarquía católica como un científico consumado) decir en privado que esta teoría era una forma de reconciliar la ciencia con el dictamen teológico de santo Tomás de Aquino de creation ex nihilo, creación de la nada» [16]

Alfvén continuó enseñando que el universo era eterno y que la teoría de Lemaître era falsa y solo un «mito», un periódico de Washington publicó las declaraciones del Nobel ateo Alfvén el cual dijo:

«Estuve allí cuando el Abad Georges Lemaître propuso por primera vez esta teoría [del Big Bang]… No hay ninguna razón racional para dudar de que el universo haya existido indefinidamente, durante un tiempo infinito… [El Big Bang] es solo un mito el que intenta decir cómo llegó a existir el universo, ya sea hace cuatro mil o veinte mil millones de años» [17]

Einstein que en un principio no le parecía muy bien la teoría de Lemaître, después la aceptó, en una ocasión, después de que Lemaître dio una conferencia explicando su teoría, Einstein se puso de pie y dijo:

«Es la explicación más hermosa y satisfactoria de la creación que jamás haya escuchado» [18]

Pero los ateos continuaron atacando el Big Bang, se negaron a aceptar dicha teoría, una tríada de ateos compuesta por los físicos Thomas Gold, Hermann Bondi y Fred Hoyle, propusieron un modelo alternativo llamado «Estado Estacionario»

Esa teoría enseñaba un universo eterno en expansión, según esos tres científicos ateos, el universo es eterno y, cuando se expande, se crea nueva materia.

Los ateos se pegaron al modelo del Estado Estacionario para explicar la expansión del universo, aceptando la expansión pero negando que haya habido un inicio para el universo.

Muchas culturas antiguas enseñaban que el universo es eterno, pero los cristianos basados en las escrituras judeocristianas enseñaban que el universo no es eterno, que el universo tuvo un inicio cuando Dios lo creo. La ciencia estaba del lado de los cristianos, el Big Bang enseñaba un inicio para el universo, por esa razón los ateos despreciaban y negaban el Big Bang. El científico americano Austin Hughes escribió:

«Aquí ha surgido una curiosa consistencia entre los hallazgos de la cosmología moderna y algunos entendimientos tradicionales de la creación del universo. Por ejemplo, los teístas han señalado que el modelo conocido como Big Bang tiene cierta coherencia con la noción judeocristiana de la creación ex nihilo, una consistencia no vista en otras cosmologías que postulaban un universo eternamente existente. (De hecho, cuando el astrónomo-sacerdote Lemaître postuló por primera vez la teoría, se encontró con tal escepticismo por los defensores de un universo eterno que el nombre «Big Bang» fue acuñado por sus oponentes, como un término de ridiculización)» [19]

Pero posteriormente, los científicos Penzias y Wilson descubrieron «El Fondo Cósmico de Microondas» esa «radiación fósil» es la evidencia de la explosión primitiva provocada por el Big Bang.

Esta prueba dejó en banca rota al modelo estacionario y, fue evidencia en favor del Big Bang. Dominique Lambert menciona:

«Las ideas de Lemaître fueron ignoradas y criticadas por la mayoría de los científicos entre 1945 y 1960, sólo salieron a la luz con el descubrimiento de Penzias y Wilson, a principios de la década de 1960, que puso de relieve la existencia de una «radiación térmica de fondo» [20]

Los dos descubridores de la radiación cósmica recibieron Premio Nobel, un libro de ciencias dedicado a los Premios Nobel, hablando sobre este hallazgo, informa:

«Este descubrimiento resulta de la clarificación de la identidad del calor fósil; con él los dos científicos agregaron evidencia significativa para confirmar la teoría de la creación del universo por la «Gran Explosión» [21]

Varias pruebas se acumularon y demostraron que el Big Bang es correcto, por esa razón, el Big Bang se convirtió en el modelo estándar y es apoyado por la mayoría de científicos en la comunidad científica.

4- ARGUMENTO KALAM Y DIOS

La teoría del Big Bang ha servido para corroborar una premisa de un Argumento filosófico a favor de la existencia de Dios, ese Argumento es el llamado: «El Argumento Kalam»

Un filósofo cristiano llamado Juan Filópono que vivió por el siglo 6, se opuso a la física aristotélica la cual enseñaba que el universo es eterno.

Juan demostró que un universo eterno implica un número infinito de eventos pasados, pero el infinito actual no es posible (lo cual demostró con argumentos filosóficos), ergo; el universo no es eterno. [22]

El universo no es eterno así que tuvo un inicio y, si tuvo un inicio, el universo tuvo una causa que lo creó y lo trajo a la existencia. Este argumento de Juan fue promovido siglos después por los filósofos árabes de la tradición Kalam.

Un filósofo americano llamado William Lane Craig revivió ese viejo argumento y en el año de 1979 escribió un libro titulado: «El Argumento Cosmológico Kalām»

William Lane Craig expresó el argumento Kalam por medio de un silogismo que va de la siguiente manera:

P1- Todo lo que tiene inicio tiene una causa.
P2- El universo tiene un inicio.
C- El universo tiene una causa.

William Lane Craig para demostrar la validez de la segunda premisa (el universo tuvo un inicio) usó la teoría del Big Bang.

Evidentemente, todo lo que inicia necesita una causa, el universo tuvo un inicio, ergo, el universo tuvo una causa.

La Causa que creó el universo es poderosa (tuvo un gran poder para crear el universo), es amaterial (existe antes de la materia), es trascendente (está por encima del universo), es una causa personal ya que por voluntad propia decidió crear el universo.

Todas esas características de la Causa Creadora (poder, amaterialidad, trascendencia, personalidad) son los atributos de Dios.

Como podemos ver, el Big Bang aportó evidencia científica para respaldar unos de los argumentos en favor de la existencia de Dios, por esa razón muchos científicos se convirtieron en creyentes, el físico Paul Davies escribió:

«Cuando la teoría del Big Bang se hizo popular en la década de 1950, muchas personas la usaron para apoyar la creencia de que el universo fue creado por Dios en algún momento específico del pasado, y algunos todavía consideran el Big Bang como «La Creación» [23]

5- CONCLUSIÓN

Lemaître fue un gran científico con una exquisita habilidad matemática, para resolver problemas científicos incluso inventó nuevas herramientas matemáticas, Dominique Lambert escribió:

«Lemaître no dudaba en inventar técnicas numéricas completamente nuevas» [24]

Fue un físico tan brillante que incluso anticipó las conclusiones hechas en tiempos modernos por los científicos Penrose y Hawking, ambos científicos usando la relatividad desarrollaron teoremas que demostraban que es inevitable una singularidad en el inicio de los tiempos, pero Lemaître ya había anticipado eso y había demostrado esa conclusión, como menciona Dominique Lambert:

«Lemaître demostró que la singularidad inicial era inevitable, con este trabajo se anticipó a los teoremas de Penrose y Hawking» [25]

Lemaître fue un gran hombre de ciencia y también un gran hombre de fe, Lemaître siempre agradecía a Dios por habernos dado una mente capaz de hacer ciencia para estudiar el universo y conocer la verdad, Lemaître en su escrito sobre «El Átomo Primordial» dijo lo siguiente:

«No podemos terminar esta rápida revisión que hemos hecho juntos del más magnífico tema que la mente humana puede verse tentada a explorar sin sentirnos orgullosos de estos espléndidos esfuerzos de la Ciencia en la conquista de la Tierra, y también sin expresar nuestra gratitud a Aquel que ha dicho: «Yo Soy la Verdad», Uno que nos ha dado la mente para comprenderlo y reconocer un destello de su gloria en nuestro universo que tan maravillosamente ha ajustado al poder mental con el que nos ha dotado» [26]

En el año 1933 el periódico «The New York Times» publicó un artículo titulado:

«LEMAITRE SIGUE DOS CAMINOS A LA VERDAD; El famoso físico, que también es un sacerdote, explica por qué no encuentra ningún conflicto entre la ciencia y la religión» [27]

Lemaître dijo:

«Yo me interesaba por la verdad desde el punto de vista de la salvación y desde el punto de vista de la certeza científica. Me parecía que los dos caminos conducen a la verdad, y decidí seguir ambos. Nada en mi vida profesional, ni en lo que he encontrado en la ciencia y en la religión, me ha inducido jamás a cambiar de opinión»

Los intereses religiosos de Lemaître siguieron siendo tan importantes para él como la ciencia a lo largo de toda su vida, tuvo el honor de ser el presidente de la Academia Pontificia de Ciencias desde 1960 hasta su muerte en 1966.

6- APÉNDICE: ATEOS QUE CREYERON EN DIOS

La teoría del Big Bang ha hecho que muchos científicos ateos reconozcan la existencia de Dios. Esos científicos se han arrepentido de sus pecados y han pasado de las tinieblas a la luz.

Hugh Ross es un astrónomo y astrofísico que era ateo, pero el Big Bang le hizo comprender que el universo tuvo un inicio.

El universo no pudo iniciar de la nada sin causa (de la nada nada sale) tampoco se pudo crear a sí mismo (es absurdo pensar que lo que no existía creó su propia existencia antes de existir) por lo tanto, el universo necesitó de un Principiante poderoso que causó el principio del universo.

Por esta razón el astrofísico Hugh Ross aceptó la existencia de un Dios, Hugh Ross dijo:

«Vi que el Big Bang estaba emergiendo como la explicación más plausible de la historia del universo, y dado que el Big Bang implica un comienzo cósmico, también implica un Principiante, un Agente Causal fuera o más allá del universo» [28]

Hugh Ross luego de reconocer la existencia del Creador, decidió seguir a Jesús, Ross dijo:

«Entendí que Dios creó todo y fue entonces cuando entregué mi vida a Jesucristo»

Frank Tipler es un físico, profesor de física matemática en una universidad de New Orleans. Tipler era un ateo.

Frank Tipler gracias al Big Bang abandonó el ateísmo y se convirtió en cristiano.

El periódico «Shreveeport Times» entrevistó a Tipler y la entrevista se publicó en un artículo titulado «Ex ateo dice Dios está detrás del Big Bang», en la entrevista el físico Tipler dijo:

«Hay un Dios allá afuera que creó todo lo que es» «Me di cuenta de que las leyes de la física no me daban más remedio que ser cristiano» [29]

Esta teoría que al inicio fue rechazada por los ateos, la evidencia demostró que era correcta y, posteriormente hizo que muchos ateos cambiaran de bando y se conviertan en teístas (teísta: persona que cree en Dios), como escribió Anthony Walsh:

«Al principio, muchos científicos se opusieron al Big Bang por su parecido «espeluznante» con el Génesis, pero con el tiempo se estableció como una ciencia comprobada y llevó a muchos científicos que antes eran ateos al campo teísta» [30]

 

Yoel Kesep 17/07/2021

Notas:

[1] Lemaître en: New York Times, 19 de febrero de 1933

[2] Einstein en: The New Encyclopaedia Britannica, 1998 p. 157

[3] Helge Kragh, The Oxford Handbook of the History of Modern Cosmology, ‎2019 p. 155

[4] The McGraw-Hill Encyclopedia of World Biography: An International Reference Work, Volume 6, 1973 p. 417

[5] Dominique Lambert, «Lemaître, Georges Edouard (1894 – 1966)», 2002

[6] Gary Haitel, Origins and Grand Finale, 2014 p. 8

[7] Lambert, «Mons. Georges Lemaître et les «Amis de Jésus». Revue Théologique de Louvain, 1996 pp. 309-343

[8] Rodney D. Holder, Georges Lemaître: Life, Science and Legacy, ‎2013 p. 24

[9] Dominique Lambert, Ibíd.

[10] Para la fuente de la cita del ateo Marqués de Sade, y una refutación de sus argumentos ateos, ver la siguiente publicación:

Yoel Kesep, Marqués de Sade – El ateo pervertido, 06/03/2022

https://apologeticaparaateos.wordpress.com/2022/03/07/marques-de-sade-el-ateo-pervertido-2/

[11] Para más información sobre Einstein y el universo estático, ver:

Yoel Kesep, Dios y el Big Bang, 06/10/2020

https://apologeticaparaateos.wordpress.com/2020/10/07/dios-y-el-big-bang/

[12] Lemaître en: Nature, 1928 p. 706

[13] Fred Hoyle: An Online Exhibition

https://www.joh.cam.ac.uk/library/special_collections/hoyle/exhibition/radio

[14] Santo Tomás de Aquino, Tratado de la Creación.

[15] Ver: A quotation by Hannes Alfvén, en el portal web de University St Andrews:

https://mathshistory.st-andrews.ac.uk/Biographies/Alfven/quotations/

[16] Ibíd.

[17] Hannes Alfvén citado en: Anthony L. Peratt, ‘Decano de los Disidentes del Plasma’, Washington Times, mayo 1988

[18] Einstein citado en: Encyclopedia of Earth and Space Science (Edit. Timothy M. Kusky) 2010 p. 490

[19] Austin L. Hughes, The Folly of Scientism, The New Atlantis, A Journal of Technology & Society, 2012 pp. 32-50

[20] Dominique Lambert, Ibíd.

[21] Oscar Arias Sánchez, El Nobel: Historia, Análisis, Galardonados, 1992 p. 177

[22] Para más información sobre Juan Filópono y el desarrollo del argumento Kalam, ver la siguiente publicación:

Yoel Kesep, Juan Filópono: El hombre olvidado, 08/09/2020

https://apologeticaparaateos.wordpress.com/2020/06/20/juan-filopono-el-hombre-olvidado/

[23] Paul Davies, ¿Qué ha hecho COBE? Sky and Telescope, Enero 1993

[24] Dominique Lambert, Ibíd.

[25] Ibíd.

[26] Lemaître, El Átomo Primordial, 1950 p. 55

[27] Lemaitre Follows Two Paths To Truth, New York Times:

https://www.nytimes.com/1933/02/19/archives/lemaitre-follows-two-paths-to-truth-the-famous-physicist-who-is.html

[28] Para la fuente de la cita de Hugh Ross y, su historia completa sobre como abandonó el ateísmo y se convirtió en cristiano, ver la siguiente publicación:

Yoel Kesep, Hugh Ross – Científico Ex Ateo, 24/07/2021

https://apologeticaparaateos.wordpress.com/2022/07/24/hugh-ross-cientifico-ex-ateo/

[29] «Ex ateo dice Dios está detrás del Big Bang», Shreveeport Times, 18 de noviembre de 2014

[30] Anthony Walsh, Answering the New Atheists: How Science Points to God and to the Benefits of Christianity, 2019 p. ix

 

Comments are closed.