Jesús y dioses que nacieron el 25 de Diciembre

JESÚS Y DIOSES QUE NACIERON EL 25 DE DICIEMBRE

-Yoel Kesep 24/12/2021

 

Descarga PDF: https://www.mediafire.com/file/6wysjd6oe0labjh/Cristo25Diciembre.pdf/file  

1- INTRODUCCIÓN
2- JESÚS Y SU NACIMIENTO
3- HISTORICIDAD DE JESÚS
4- CRISTIANISMO PRIMITIVO
5- SINCRETISMO RELIGIOSO
6- CONCLUSIÓN

 

«La fecha del 25 de diciembre tradicionalmente asociada con el nacimiento de Jesús no tiene fundamento histórico (ni bíblico)»
— Gerard Gertoux [1]

 

1- INTRODUCCIÓN

Existe un grupo dentro del sector ateo que sostiene que Jesús no fue una persona real, según ellos, Jesús solo fue un personaje ficticio que los primeros cristianos inventaron basándose en mitos de dioses paganos.

Esos ateos dicen que a muchos dioses paganos se les celebraba su nacimiento el 25 de diciembre, y que los cristianos primitivos plagiaron eso para confeccionar así a su líder Jesús, Francisco Aguilar Piñal escribió:

«En su obra «Los misterios de Jesús» Timothy Freke y Meter Gandy, estudian las asombrosas coincidencias de la vida de Jesucristo con el mito básico de los dioses sacrificados, todos ellos nacen en fecha única (el 25 de diciembre)» [2]

Ahora bien, al ateo le podemos conceder que todos los dioses paganos nacieron el 25 de diciembre (a esos ídolos ni siquiera se les celebraba su nacimiento en esa fecha) y eso al fin ni importa, ya que Jesús realmente ni siquiera estuvo cerca de haber nacido en diciembre, y eso lo sabemos por dos datos que provienen de los evangelios.

2- JESÚS Y SU NACIMIENTO

De los evangelios tenemos dos datos por los cuales podemos determinar que Jesús no nació en el mes de diciembre. En primer lugar, cuando Jesús nació, un ángel le avisó a un grupo de pastores que cuidaban su rebaño en la noche, que el salvador había nacido, el Evangelio de Lucas narra:

«Había pastores en la misma región, que velaban y guardaban las vigilias de la noche sobre su rebaño. Y he aquí, se les presentó un ángel del Señor, y la gloria del Señor los rodeó de resplandor; y tuvieron gran temor. Pero el ángel les dijo: ‘No temáis; porque he aquí os doy nuevas de gran gozo, que será para todo el pueblo: que os ha nacido hoy, en la ciudad de David, un Salvador, que es Cristo el Señor» [3]

Este dato refleja que Jesús no nació en el mes de diciembre ya que en esa época muy fría los pastores no cuidaban los rebaños al aire libre durante la noche, al contrario, mantenían las ovejas encerradas, como escribe Gerardo Di Fazio:

«Si prestamos atención a este texto, podemos leer que los pastores «velaban y guardaban las vigilias de la noche sobre su rebaño». Bien, en diciembre no se llevaban las ovejas a pastar por lo pocos prados que había en Palestina. Muy al contrario, se guardaban en cuevas dado el frío y la nieve» [4]

Un artículo de 1948 también informa lo mismo:

«¡Jesús ni siquiera nació en temporada de invierno! Cuando nació el niño Jesús «Había en el mismo pueblo pastores que moraban en los campos, cuidando y velando sus rebaños por las noches» (Lucas). Esto nunca pudo haber ocurrido en Palestina en el mes de diciembre. Los pastores siempre acorralaban y traían sus rebaños de las montañas y campos para protegerlos de la temporada fría de esas fechas. Cualquier Enciclopedia, o cualquier otra Autoridad, le dirá que Cristo no fue nacido el 25 de diciembre» [5]

El erudito y gran comentarista bíblico, Adam Clarke, señaló como estos datos de los evangelios no hacen posible que Jesús haya nacido en diciembre, y que, por ende, debemos rechazar la idea de que la natividad ocurrió en ese mes, Clarke en 1837 escribió:

«La alimentación de los rebaños por la noche en los campos es un hecho cronológico… Era una antigua costumbre entre los judíos de aquellos días enviar sus ovejas a los campos y desiertos, y traerlas a casa al comienzo de la primera lluvia» [6]

Clarke prosigue:

«Como estos pastores aún no habían traído a casa sus rebaños, es un argumento presuntivo en consecuencia, que nuestro Señor Jesús no nació el 25 de diciembre, época en que no había rebaños en los campos… Por este mismo motivo, conviene renunciar a la natividad de diciembre» [7]

En segundo lugar, por otro de los datos registrados en los evangelios podemos aproximarnos y conocer el mes en la cual nació Jesús, el calendario judío consta de 12 meses los cuales son:

1- Nisán      – marzo-abril
2- Iyar         – abril-mayo
3- Siván       – mayo-junio
4- Tamuz    – junio-julio
5- Av            – julio-agosto
6- Elul         – agosto-septiembre
7- Tishrei    – septiembre-octubre
8- Jeshván  – octubre-noviembre
9- Kislev      – noviembre-diciembre
10- Tevet     – diciembre-enero
11- Shevat   – enero-febrero
12- Adar      – febrero-marzo [8]

Uno de los evangelios señala cuando fue la época en la cual Dios mandó a uno de sus ángeles para que le anunciara a María que ella había sido escogida para ser la madre del salvador, Lucas capítulo 1, desde el verso 26 en adelante dice:

«Al sexto mes, el ángel Gabriel fue enviado por Dios a una ciudad de Galilea llamada Nazaret, a una virgen desposada con un hombre llamado José, de la casa de David. Y el nombre de la virgen era María. Y se acercó a ella y le dijo: «¡Saludos, favorecida, el Señor está contigo!» Pero ella estaba muy preocupada por el dicho, y trató de discernir qué tipo de saludo podría ser este. Y el ángel le dijo: “María, no temas, porque has hallado gracia ante Dios. Y he aquí, concebirás en tu vientre y darás a luz un hijo, y llamarás su nombre Jesús. Él será grande y será llamado Hijo del Altísimo»

Como podemos ver, el Ángel fue a darle la noticia a María en el sexto mes, en el calendario judío el sexto mes es el mes llamado «Elul» que corresponde a agosto-septiembre.

Un embarazo dura 9 meses, así que, si María inició su embarazo en el sexto mes (fecha en la cual recibió la noticia del Ángel), María cumplió un mes de embarazo en el Tishrei, el segundo mes de embarazo en el mes de Jeshván etc.

Así pues, se completaron los 9 meses de embarazo y María dio a luz al niño Jesús en el Mes de Siván lo cual es mayo-junio.

Como podemos ver, Jesús nació en una fecha que dista mucho del mes de diciembre, Bodie Hodge sobre este punto señala:

«Si el Espíritu Santo vino a María en el sexto mes (Elul) alrededor de agosto/septiembre, como parece indicar la Escritura, entonces Jesús debería haber nacido unos nueve meses más tarde, lo que situaría su nacimiento alrededor de mayo/junio… El nacimiento de Cristo ni siquiera se acerca a la Navidad» [9]

3- HISTORICIDAD DE JESÚS

En los primeros siglos se sabía que Jesús era una persona real que fundó un movimiento de la misma manera que Aristóteles fundó la escuela de los peripatéticos, que Epicuro fundó la escuela de los epicúreos, y Zenón que fundó el movimiento de los estoicos.

Todos los romanos sabían que Jesús fue un hombre real que fundó el cristianismo y que fue asesinado por medio de la crucifixión que era la pena extrema usada por los romanos.

El historiador romano Tácito (55-120 D.C.) escribió lo siguiente sobre el fundador del cristianismo:

«Nerón se hizo cargo de la culpa e infligió las más exquisitas torturas a una clase odiada por sus abominaciones, llamada cristianos por la población. Cristo de quien se originó el nombre, sufrió la pena extrema durante el reinado de Tiberio a manos de uno de nuestros procuradores, Poncio Pilato, y una superstición muy traviesa, así verificada por el momento, estalló de nuevo no sólo en Judea, la primera fuente del mal, sino incluso en Roma» [10]

El escritor Luciano de Samosata (125–180 D.C.) sobre el fundador del cristianismo escribió:

«Los cristianos, ya sabes, adoran a un hombre hasta el día de hoy, el personaje distinguido que introdujo sus nuevos ritos y fue crucificado por ese motivo… Verás, estas criaturas comienzan con la convicción general de que son inmortales para siempre, lo que explica el desprecio por la muerte y la devoción voluntaria que es tan común entre ellos; y luego les fue inculcado por su legislador original que todos son hermanos, desde el momento en que se convierten, y niegan a los dioses de Grecia, y adoran al sofista crucificado y viven de acuerdo con sus leyes» [11]

En la literatura judaica también se menciona a la persona llamada Jesús el Nazareno, el Talmud Babilónico en el «Abodah Zarah», menciona:

«Uno de los discípulos de Jesús el Nazareno me encontró» [12]

Como podemos ver, en los primeros siglos Jesús era tratado como una persona real, el fundador de un movimiento religioso, nadie, ni siquiera los enemigos del cristianismo dudaron de su existencia histórica ya que se sabía que Jesús había sido un personaje real de la misma manera que los antiguos filósofos Carnéades y Demónax.

Diversos relatos independientes (fuentes romanas y judías) escribieron sobre Jesús, esas fuentes antiguas son testimonios de la existencia de Jesús de la misma manera que los escritos de Cicerón son testimonios de la existencia de un filósofo antiguo que vivó mucho tiempo antes que él llamado: Carnéades.

Fue en una época muy tardía (en el siglo 18) que personas comenzaron a negar que Jesús existió como una persona histórica, según ellos, Jesús solo fue un invento de la comunidad cristiana primitiva, un líder mitológico imaginario.

Esta idea se conoció como «El Cristo Mito», dicha idea es una idea absurda y sin fundamento, no hay motivos históricos ni motivos de peso para poner en duda la existencia de Jesús, la Enciclopedia Británica sobre este punto informó:

«Estos relatos independientes prueban que en la antigüedad incluso los oponentes del cristianismo nunca dudaron de la historicidad de Jesús, que fue disputada por primera vez y con bases inadecuadas a fines del siglo 18, durante el 19 y principios del siglo 20» [13]

Los eruditos expertos en la historia saben que la llamada «teoría del cristo mito» es un absurdo sin sentido, esa teoría ha sido demostrada falsa por la pluma de los más prestigiosos historiadores.

Michael Grant un historiador de Cambridge y autor de numerosos libros de historia antigua, señaló:

«En resumen, los métodos críticos modernos no respaldan la teoría del mito de Cristo. Ha sido respondido y aniquilado una y otra vez por eruditos de primer rango. En los últimos años, ningún erudito serio se ha aventurado a postular la no-historicidad de Jesús» [14]

Graeme Clarke, Profesor Emérito de Historia Antigua Clásica y Arqueología de la Universidad Nacional de Australia [15] dijo:

«Francamente, no conozco ningún historiador antiguo o historiador bíblico que tenga una pizca de duda sobre la existencia de un Jesucristo» [16]

Philip Jenkins, Distinguido Profesor de Historia de la Universidad de Baylor, mencionó:

«Lo que no se puede hacer, sin embargo, sin aventurarse en los lejanos pantanos de la locura extrema, es argumentar que Jesús nunca existió. La «Hipótesis de Cristo-Mito» no es una erudición y no se toma en serio en un respetable debate académico. Los fundamentos que se plantean para la «hipótesis» no tienen valor» [17]

Negar la existencia de Jesús es el extremo de la absurdidad, por esa razón los expertos tratan como maniacos a personas que niegan que Jesús haya existido. Edwyn Robert Bevan es un historiador y especialista en religiones comparadas que dijo:

«Un punto de vista extremo en esta línea es el que niega incluso la existencia histórica de Jesucristo, un punto de vista que, hay que admitir, no ha logrado establecerse entre los educados, fuera de un pequeño círculo de aficionados y maniáticos» [18]

Decir que Jesús no existió como una persona real y que solo fue un mito construido sobre los plagios de dioses paganos que nacieron el 25 de diciembre, es algo absurdo, absurdo porque es algo totalmente falso desde un punto histórico.

Ningún historiador profesional respalda semejante argumento carente de sentido, solo son los ateos de internet que carecen de conocimientos básicos en historia que promueven ese falso argumento. La historicidad de Jesús es un hecho real, motivo por el cual hasta los historiadores ateos aceptan que en el primer siglo vivió en Israel un judío llamado: Jesús.

4- CRISTIANISMO PRIMITIVO

Históricamente se sabe que la Iglesia primitiva no celebraba el nacimiento de Jesús, de hecho, los primeros cristianos no celebraban el nacimiento de ninguna persona.

Celebrar la fecha de nacimiento de las personas era algo que hacían los paganos romanos, por esa razón, los cristianos primitivos rechazaron y condenaron festejar los cumpleaños, en los escritos de los grandes teólogos como ser San Ireneo, Tertuliano, Orígenes etc., encontramos como condenaron las celebraciones de cumpleaños.

Por esta razón, los cristianos primitivos no celebraban ni sus cumpleaños ni tampoco celebraban el nacimiento de Jesús.

El erudito y experto en cristianismo antiguo Andrew McGowan es decano y presidente de la «Berkeley Divinity School» en la Universidad de Yale, también es profesor de Teología Histórica en la Escuela Teológica de Trinity dentro de la Divinity School, Andrew McGowan sobre este punto histórico señaló:

«No se mencionan las celebraciones del nacimiento en los escritos de los primeros escritores cristianos como Ireneo (c. 130-200) o Tertuliano (c. 160-225). Orígenes de Alejandría (c. 165-264) llega incluso a burlarse de las celebraciones romanas de aniversarios de nacimiento, descartándolas como prácticas «paganas», una fuerte indicación de que el nacimiento de Jesús no estuvo marcado con festividades similares en ese lugar y momento. Por lo que sabemos, la Navidad no se celebraba en absoluto en este momento» [19]

Los cristianos de los primeros siglos no celebraron navidad, los cristianos lo que hacían eran conmemorar la muerte de Jesús por medio de lo que se conoce como la Santa Cena, eso recuerda la sangre derramada de Jesús la cual nos salvó del pecado y la condenación.

Históricamente, los primeros cristianos en lugar de celebrar el nacimiento de Jesús más bien celebraban su muerte, la gran «The Encyclopedia Americana» informa:

«NAVIDAD: Esto de acuerdo con autoridades en historia, no fueron celebradas en los primeros siglos de la iglesia cristiana. En el cristiano general se celebraba la muerte de personas notables, en lugar de su nacimiento» (la «Cena del Señor», que es instituida por la autoridad de la Biblia del Nuevo Testamento, es un memorial de la Muerte de Cristo)» [20]

5- SINCRETISMO RELIGIOSO

Como podemos ver, la Iglesia Primitiva no celebró el nacimiento de Jesús ni nada parecido a la navidad, así que surge la pregunta ¿Cómo se originó la idea de celebrar el nacimiento de Jesús?, la respuesta es que, esa idea surgió tardíamente, se tomó una celebración pagana celebrada en diciembre por los romanos y se trató de darle un significado cristiano.

Entre los romanos, el 25 de diciembre estaba rodeado de celebraciones paganas, una de ellas el solsticio de invierno. [21]

Dado que los paganos tenían en diciembre muchas celebraciones donde el descontrol, el paganismo etc., se desbordaba excesivamente, los cristianos como táctica usaron esa fecha para celebrar el nacimiento de Jesús, así los ojos de las personas centrarían su visión en algo santo y divino (Jesús) mientras se desplazaban las fiestas paganas para hacerlas desaparecer.

Fue tardíamente que se enseñó que Jesús nació el 25 de diciembre, por ejemplo, un famoso teólogo católico romano llamado Hipólito de Roma en un comentario del libro de Daniel que data del tercer siglo, aseveró que Jesús había nacido el día 25 de diciembre. [22]

Luego de eso apareció un escrito en el año 336 D.C. donde se continuó afirmando que Jesús había nacido el 25 de diciembre. Posteriormente en una lista de obispos romanos, escrita en el año 354, aparecen estas palabras en latín: «25 Dec.: natus Christus in Betleem Judeae». Lo cual traducido significa: «25 de diciembre, nace Cristo en Belén, Judea» [23]

Como podemos ver, celebrar el nacimiento de Jesús el 25 de diciembre fue una implementación tardía, un secretismo donde se hizo una hibridación de temas cristianos con fiestas romanas como la fiesta del Sol Invictus, pero incluso hubo cristianos que se opusieron a ese sincretismo.

Los cristianos que celebraban el nacimiento de Jesús el 25 de diciembre tomaban vino en desmedida, tenían excesos y descontroles, por esa razón grandes grupos de cristianos protestaron en contra de la celebración de la navidad, incluso acusaron de paganismo e idolatría el celebrar el nacimiento de Jesús en una fecha que los romanos celebraban fiestas paganas.

La gran Enciclopedia sobre religiones llamada: «New Schaff-Herzog Encyclopedia of Religious Knowledge», publicada en el año 1969, informa lo siguiente:

«Las fiestas paganas estaban demasiado arraigadas en la costumbre popular… La fiesta pagana con sus alborotos y la juerga eran tan populares que los cristianos se alegraban de tener una excusa para continuar su celebración con pocos cambios de espíritu y de moda. Los predicadores cristianos de Occidente y Oriente Próximo protestaron contra la indecorosa frivolidad con la que se celebraba el cumpleaños de Cristo. Mientras que los cristianos de Mesopotamia acusaron a sus hermanos occidentales de idolatría y adoración al sol por adoptar como cristiana esta fiesta pagana» [24]

6- CONCLUSIÓN

Como podemos ver, Jesús no nació en el mes de diciembre, Jesús si fue una persona histórica y los ateos que promueven «la teoría del cristo mito» promueven una teoría absurda la cual no tiene base y fundamento, esa teoría ha sido demostrada falsa por los más prestigiosos historiadores.

En cuanto celebrar el nacimiento de Jesús en diciembre, eso no fue algo hecho por la Iglesia Primitiva y los antiguos cristianos, fue tardíamente que siglos después se mezcló la fecha de una celebración pagana con el nacimiento de Jesús, fue así como nació la errónea tradición de celebrar el nacimiento de Jesús los 25 de diciembre.

Incluso el portal Web Oficial del Vaticano recoge las palabras de una de sus máximas autoridades, el Papa Juan Pablo II, quien dijo:

«La fecha del 25 de diciembre, como sabéis, es convencional. En la antigüedad pagana se festejaba ese día el nacimiento del Sol invicto, y coincidía con el solsticio de invierno. A los cristianos les pareció lógico y natural sustituir esa fiesta con la celebración del único y verdadero Sol, Jesucristo» [25]

Como vemos, Jesús no nació en diciembre, y en cuanto sustituir una celebración pagana con su supuesto nacimiento para evitar excesos no sirvió para nada, en lugar de suprimirlos mas bien los multiplicó, todas las navidades siguen siendo lo mismo, dan la oportunidad para que se celebren fiestas, hay drogas, alcohol, perversión en exceso, así que, en realidad esta estrategia no sirvió para absolutamente nada.

 

Yoel Kesep 24/12/2021

Notas:

[1] Gerard Gertoux, Herod the Great and Jesus: Chronological, Historical and Archaeological Evidence, 2015 p. 51

[2] Francisco Aguilar Piñal, La quimera de los dioses: Ojos que no ven, corazón que no quiebra, Edición 2010 p. 441

[3] Lucas 2, 8-20

[4] Gerardo Di Fazio, La polémica por la fecha del nacimiento de Jesús y la fiesta del Sol Invicto, que celebraba Roma el 25 diciembre desde 200 años antes, 19 de Diciembre de 2020

[5] The Plain Truth: A Magazine of Understanding, Vol. XIII Number 6, December 1948 p. 4

[6] Adam Clarke, The Holy Bible: Containing the Old and New Testaments, the Text Carefully Printed from the Most Correct Copies of the Present Authorized Translation, Including the Marginal Readings and Parallel Texts. With a Commentary and Critical Notes Designed as a Help to a Better Understanding of the Sacred Writings, 1837 Vol. 5, p. 370

[7] Ibíd.

[8] Rifat Sonsino, «Vivir Como Judío: Historia, Religión, Cultura», 2012

[9] Bodie Hodge, Is Christmas a Pagan Holiday?, December 19, 2008

[10] Tácito: Anales XV, ver online:

https://www.thelatinlibrary.com/tacitus/tac.ann15.shtml

[11] Luciano de Samosata, Paso de Peregrinus (165 D.C) en:

Obras completas de Luciano – Volumen 2 – 1889

[12] Talmud Babilónico, Abodah Zarah 17a (Manuscritos: Munich 95, París 1377, Nueva York 15)

[13] The New Encyclopaedia Britannica – Macropaedia – 1995 p. 336

[14] Michael Grant, Jesus: An Historian’s Review of the Gospels, Nueva York: Scribner, 1995 p. 200

[15] Emeritus Professor Graeme Clarke AO:

https://slll.cass.anu.edu.au/people/emeritus-professor-graeme-clarke-ao

[16] John Dickson, «Facts and friction of Easter». Brisbane Times. March 21, 2008

[17] Jenkins, Phillip, «The Myth of the Mythical Jesus», April 18, 2016

[18] Edwyn Robert Bevan, Hellenism And Christianity (2nd ed.) Londres: G. Allen y Unwin, 1930, p. 256

[19] Andrew McGowan, How December 25 Became Christmas, December 18, 2020

[20] The Encyclopedia Americana – Volume 6 – 1965 p. 624

[21] Hale Bradt, Astronomy Methods, 2004 p. 69

[22] Richard M. Nardone, The Story of the Christian Year, 1991 p. 18

[23] The First Recorded Celebration of Christmas, Church History:

https://www.christianity.com/church/church-history/timeline/301-600/the-1st-recorded-celebration-of-christmas-11629658.html

[24] The New Schaff-Herzog Encyclopedia of Religious Knowledge: Embracing Biblical, Historical, Doctrinal, and Practical Theology and Biblical, Theological, and Ecclesiastical Biography from the Earliest Times to the Present Day – Volume 3 – 1969 p. 47

[25] Juan Pablo II, Audiencia General, Miércoles 22 de diciembre de 1993

http://web.archive.org/web/20211202063152/http://www.vatican.va/content/john-paul-ii/es/audiences/1993/documents/hf_jp-ii_aud_19931222.html

Comments are closed.