La Mujer Si Puede Predicar

LA MUJER SI PUEDE PREDICAR

1- INTRODUCCION

Existen algunos pastores que no permiten que las mujeres enseñen ni prediquen y para encontrar «apoyo» a su posición se respaldan de un verso de la biblia el cual es 1 de Timoteo 2:12-15 el cual dice:

«Porque no permito a la mujer enseñar, ni ejercer dominio sobre el hombre, sino estar en silencio, Porque Adán fue formado primero, después Eva; y Adán no fue engañado, sino que la mujer, siendo engañada incurrió en transgresión. Pero se salvará engendrando hijos, si permaneciere en fe, amor y santificación con modestia»

Lo primero que hay que notar es que la biblia no dice «porque Dios no permite a la mujer enseñar» la biblia lo que si dice era la postura de Pablo el cual dijo «Porque no permito» no era Dios el que no permitía si no Pablo

Otro punto importante es que el apóstol Pablo no escribió eso como una regla universal si no que solo era en su época que él no estaba permitiendo que mujeres enseñaran, el nuevo testamento originalmente fue escrito en idioma griego [1] y nuestras biblias al español han traducido «porque no permito a la mujer enseñar» pero en la gramática griega ese versículo no está en imperativo (por lo cual no es un mandamiento) ese pasaje esta en presente por lo cual la correcta traducción es «no estoy permitiendo»

Pablo en su época no estaba permitiendo que las mujeres enseñaran y eso era debido por una herejía que surgió en el primer siglo que utilizaba a las mujeres para engañarlas y por medio de ellas predicar un evangelio herético y lleno de errores, por lo tanto para entender bien a lo que se refería el apóstol Pablo debemos interpretar ese pasaje en el contexto histórico en el cual fue escrito y no solo basado en una lectura superficial lo cual nos llevaría a malas interpretaciones

El teólogo europeo José Daniel Espinosa Masterado en Teología Dogmática por el Centro de Investigaciones Bíblicas (CEIBI) correctamente señalo:

«La interpretación literal de un texto bíblico sin tener en cuenta otras consideraciones, ha llevado a muchos a hacer interpretaciones equivocadas y, por tanto, dañinas para aquellos o aquellas a los cuales se les pretendía aplicar» [2]

También añadió:

«En primer lugar, he de recordar que es imposible realizar una buena, seria y correcta exégesis sin tener en cuenta el contexto (socio-cultural, religioso, histórico, teológico, etc.) del texto en cuestión. Sería un error injustificable intentar dar un veredicto sobre estos textos. sacando las palabras de su contexto e imponiéndolas como regla universal. Por eso, no se debería ser tan dogmático cuando, previamente, no se ha hecho un estudio sobre el contexto social y las circunstancias a las que Pablo se enfrenta y motivan a escribir sus cartas» [3]

Así que a continuación veremos el pasaje de 1 de Timoteo 2:12-15 en su debido contexto

2- CONTEXTO HISTORICO DE 1 DE TIMOTEO

Pablo fue un maestro judio el cual Jesus lo escojio para ser apóstol (del griego apóstolos: misionero) Pablo como misionero se dedicó a visitar diversos lugares para predicar el evangelio de Jesucristo y fundar nuevas iglesias

El apóstol Pablo escribió muchas cartas y epístolas las cuales forman parte del nuevo testamento, Pablo le escribió una carta a su discípulo Timoteo, según los estudios la primer carta a Timoteo fue escrita por Pablo entre los años 62 y el 64 D.C. desde Macedonia [4]

En esa época la iglesia primitiva sufrió un brote de una herejía, esos herejes decían que la salvación no era por el sacrificio de Jesús si no que las personas serian salvas por aprender una «secreta ciencia» esa palabra «ciencia» en griego se escribe «gnosis» y de ahí que esos herejes fueran llamados «los gnósticos»

Pablo en 1 Timoteo 6:20 le escribió sobre esas herejías y dijo: «Oh Timoteo, guarda lo que se te ha encomendado evitando las profanas y vanas discusiones y los argumentos de la falsamente llamada ciencia (gnosis)» Pablo también le encomendó que mandara a los demás a predicar un evangelio puro y no contaminado con doctrinas extrañas, en la misma epístola Pablo escribió: «que mandases a algunos que no enseñen diferente doctrina»

Los gnósticos engañaban a las mujeres para que estas fueran parte de sus sectas y asi utilizarlas, los gnósticos enseñaban que Eva había sido creada antes que Adam y así le daban prominencia a la mujer para que ellas se sintieran especiales y una vez que habían sido engañadas las utilizaban para por medio de ellas promover sus herejías

Los gnósticos decían que para ser salvo era por medio de una ciencia y conocimiento (gnosis) secreto el cual solo era aprendido una vez que alguien entraba y formaba parte de esa secta, además los gnósticos decían que la materia era mala y por eso prohibían a las mujeres tener hijos, para los gnósticos tener hijos era encarcelar espíritus en cuerpos materiales lo cual era malo, eso fue enseñando desde los primeros siglos hasta el tiempo del gnóstico Marcion e incluso tiempo después de el:

«La actitud (de los gnósticos) ante la sexualidad era opuesta a la ética judía y cristiana. Casi todos, al ejemplo de Marción, condenaban toda relación sexual que desembocase en la procreación, es decir, en el aprisionamiento de nuevas almas dentro de la materia» [5]

Pablo en su carta a Timoteo repudio los errores enseñados por los gnósticos, el erudito Randal S. Chase en su obra «Guía de estudio del Nuevo Testamento» señalo:

«El problema son las herejías gnósticas que son psuedo-cristianas. los gnósticos de los días de pablo ya estaban predicando en su contra» [6]

Los gnósticos engañaban a las mujeres para hacerlas parte de su grupo y las usaban como predicadoras para que promovieran un falso evangelio, el teólogo Jose Daniel escribió:

«Para los gnósticos, Eva era considerada una figura redentora y mediadora. Además enseñaban que Eva era anterior a Adán, y que el hombre vino a existencia gracias a la mujer. También, porque Eva fue la primera en comer del Árbol del Conocimiento, ella era portadora de un conocimiento (gnosis) especial. Debido a estas circunstancias, los que aceptaban la herejía gnóstica preferían el liderazgo de las mujeres sobre los hombres» [7]

Muñiz Aguilar señala:

«Aunque exaltaban el principio femenino como figura divina, sin embargo, tenían una visión muy negativa de la sexualidad femenina y sentían repugnancia por el proceso del nacimiento, ya que lo veían como una reproducción de la materia, que era algo negativo. Las mujeres no podían alcanzar la vida eterna si no renunciaban a su sexualidad y a tener hijos» [8]

Con todo lo visto hasta ahora podemos saber que:

A- Pablo cuando le escribió a Timoteo le dijo que se cuidará de la falso ciencia (falsa gnosis) refiriéndose a esa secta.
B- Era a las mujeres gnósticas que Pablo no dejaba predicar por eso le dijo a Timoteo que no le permitía enseñar a la mujer.
C- También señaló el error gnóstico aclarando que Adam fue creado primero y no Eva.
D- Y por último señaló que estaba bien que las mujeres tuvieran hijos y que así se podían salvar cosa que los gnósticos decían que estaba mal ya que para ellos era pecado tener hijos.

El texto de 1 Timoteo no es una prohibición universal a las mujeres para que no prediquen si no que es más bien una refutación a las herejías gnósticas, como bien resumió Muñiz Aguilar:

«Sus doctrinas (los gnósticos) se basaban en complicadas interpretaciones alegóricas, y en sus comunidades las mujeres desempeñaban un papel muy destacado, ya que consideraban que Eva era la mediadora que había traído el verdadero conocimiento a la raza humana. En la zona de Asia Menor, lo femenino era considerado como la fuente de la vida. La Gran Madre recibía diferentes nombres, uno de ellos era Artemisa. Los romanos la conocían como Diana de los Efesios cuyo templo era una de las siete maravillas del mundo. A veces se la identificaba también con Eva, a quien los mitos gnósticos consideraban como la que había traído la vida y el conocimiento a Adán. Por eso el versículo 13 puede entenderse como una refutación de dicha enseñanza. Se prohíbe a las mujeres que enseñen que la actividad femenina dio la vida al hombre, porque, de acuerdo a las Escrituras Adán fue creado primero. Por otra parte, Eva no trajo el conocimiento (gnosis) sin que, siendo engañada, cayó en transgresión. Por tanto, los versículos 13 y 14 no son la razón por la cual las mujeres no pueden ejercer el liderazgo, sino que se trata más bien de la refutación de una herejía ampliamente difundida en la zona por los mitos gnósticos o protognósticos que glorificaba a Eva. Esta interpretación, por otra parte, armoniza con otros ejemplos en los que Pablo primero indica la herejía y después la refuta: 1ªCo. 15.12-57; 1ªTi. 4.3-5; 2ªTi. 2.17-19; Ro. 3.8. 31» [9]

Existen libros académicos donde en base a documentación histórica y fuentes antiguas se explica con una exegesis correcta los escritos griegos de pablo, un libro de ellos es por ejemplo el de Richard Kroeger y Catherine Clark Kroeger los cuales escribieron una obra titulada «I Suffer Not a Woman» donde en base al contexto histórico, el pensamiento del mundo antiguo etc presentan con evidencia que Pablo no prohibió de forma general que las mujeres predicaran si no que lo prohibió de forma específica y eso por lo relacionado a las herejías gnósticas de su época, el libro puede adquirirse aquí:

https://www.amazon.es/Suffer-Not-Woman-Rethink…/…/0801052505

3- LAS MUJERES Y EL NUEVO TESTAMENTO

El nuevo testamento señala el papel importante de las mujeres en la obra de Dios, desde una mujer profeta llamada Ana que le profetizo a Jesús cuando él era bebe, las mujeres que acompañaban a Jesús en su ministerio, hasta mujeres que estaban en servicio activo en las iglesias despues de la resurreccion de Jesús.

El nuevo testamento menciona que Felipe tenía cuatro hijas las cuales eran profetas, en la iglesia de Corinto mujeres eran profetas y comunicaban el mensaje de Dios, mujeres servian como diaconisas en las iglesias etc.

La biblia también enseña que entre los apóstoles había una mujer, en Romanos 16:7 leemos:

«Saludad a Andrónico y a Junias, mis parientes y mis compañeros de prisiones, los cuales son muy estimados entre los APÓSTOLES, y que también fueron antes de mí en Cristo» Junias es un nombre femenino y es denominada en este texto entre los «αποστολοις» (apóstoles) El teólogo y padre de la iglesia Crisóstomo el cual vivió en los primeros siglos y tenía un gran conocimiento de las doctrinas apostólicas y además una comprensión profunda de la historia temprana de la iglesia escribió:

«¡Oh, cuán grande es la devoción de esta mujer para que sea considerada digna de la denominación de apóstol!» [10]

Como señala el teólogo José Daniel, tanto Crisóstomo, Lutero, Calvino, Bengel, Olshausen, Tholuck, Alford, Jowett afirmaban que Junias era una mujer

En la iglesia primitiva las cristianas también servían como diaconisas, por ejemplo el apóstol pablo escribió en Romanos 16:1:

«Os recomiendo a nuestra hermana Febe, diaconisa de la iglesia en Cencrea»

El erudito de cristianismo primitivo y de textos bíblicos G. Ladd señalo que en varios casos los diáconos también tenían la función de enseñar, por ende las diaconisas eran mujeres que también enseñaban y predicaban.

4- CONCLUSION

Existe este verso y otros que son mal interpretados y sacados de su debido contexto y son usados por algunos pastores para prohibir que la mujer enseñe y predique y eso es erróneo, eso significa utilizar una eisegesis y el resultado de esa mala interpretación para luego utilizarlo como una regla para ser aplicada en la iglesia y eso está muy mal, como bien señalo el teólogo y comentarista Barclay:

«No cabe duda que sería un error injustificable el sacar estas palabras de su contexto e imponerlas como una regla universal para la iglesia»

La idea arcaica y absurda que un libre vale más que un esclavo o que un hombre es más que una mujer lo cual fue típico de machistas como los griegos y los romanos es algo absurdo, filosóficamente desde el punto ontológico todos los seres humanos ya seamos hombres o mujeres somos iguales ante Dios el que nos creó, como escribió Pablo en Gálatas 3:28:

«Ya no hay judío ni griego; no hay esclavo ni libre; no hay varón ni mujer; porque todos vosotros sois uno en Cristo Jesús»

Cerrare citando al conocido teólogo y erudito bíblico N.T. Wright el cual señalo:

«Las mujeres que fueron primero a la tumba son las primeras en ver al Jesús resucitado y las primeras en ser confiadas con la noticia de que él había resucitado de entre los muertos. Esto tiene un significado incalculable. María Magdalena y las demás son las apóstoles de los apóstoles. No debemos sorprendernos de que Pablo llame apóstol a una mujer llamada Junia en Romanos 16.7. Si un apóstol es un testigo de la resurrección, había mujeres que merecían ese título antes que cualquiera de los hombres. . . Esta promoción de la mujer tampoco es algo totalmente nuevo con la resurrección. Como en muchos otros aspectos, lo que sucedió luego recogió indicios y puntos de referencia de la carrera pública de Jesús. Pienso en particular en la mujer que ungió a Jesús (sin entrar aquí en la pregunta de quién era y si sucedió más de una vez); como algunos han señalado, esta fue una acción sacerdotal que Jesús aceptó como tal» [11]

Notas:

[1] Jerónimo Perles Moreno, Te cuento la Biblia: El Nuevo Testamento p 11

[2] Jose Daniel Espinosa, Serie: ¿Las mujeres callen en la iglesia? (Parte 3) 1 Timoteo 2:11-15, 16 febrero, 2015

[3] Jose Daniel Espinosa, ¿La mujer calle en la Iglesia? (FINAL) Sobre 1 Timoteo 2:11-14, 17 febrero, 2015

[4] Bonnet Patricia, Compendio Manual Portavoz p 796

[5] http://www.kendo-andorra.org/csn/12gnostic.htm

[6] Randal S. Chase, Guía de estudio del Nuevo Testamento, parte 3: Las Epístolas y el libro de Apocalipsis p 267

[7] Jose Daniel Espinosa, ¿La mujer calle en la Iglesia? (FINAL) Sobre 1 Timoteo 2:11-14, 17 febrero, 2015

[8] Piñero. Cristianismo primitivo y religiones mistéricas. 1995, p.204. -Citado por Muñiz Aguilar (2000, 115, 121)

[9] Ibid

[10] Crisóstomo, Homilía sobre Romanos 16, en Philip Schaff, ed, Una biblioteca selecta de los padres de Nicene y Post-Nicene de la Iglesia cristiana, vol. II Grand Rapids: Wm. B. Eerdmans Pub. Co., 1956, p. 555

[11] N.T. Wright, Women’s Service in the Church: The Biblical Basis”, a conference paper for the Symposium, Men, Women and the Church, St John’s College, Durham, 4 September 2004

Comments are closed.